Visitando los fiordos del Este de Islandia

En la parte más oriental de Islandia se encuentran varios fiordos con pequeños pueblos de pescadores. Es un área de transición entre el sur, la zona más visitada y conocida turísticamente, y el norte, una zona más remota pero con lugares igualmente increíbles. Te contamos nuestro recorrido por los fiordos del Este de Islandia.

En esta parte de Islandia con rincones tan remotos ocurre lo mismo que en el resto de la isla: puedes estar días y días recorriendo cada pueblo, cada fiordo, haciendo rutas de senderismo, viendo cascadas… Dependiendo el tiempo que tengas y tus intereses podrás dedicarle más tiempo o pasar un poco de largo hacia el norte.

Qué ver en los fiordos del Este de Islandia

En nuestro caso, veníamos de varias jornadas bastante intensas en el roadtrip que hicimos en 12 días por Islandia. Habíamos hecho varias rutas por el sur de la isla y este día queríamos tomárnoslo con más calma. Además el tiempo no acompañaba, de vez en cuando caía alguna llovizna y se notaba el viento. Incluso nos cayó la única «nevada» del viaje, que en verdad fue una mezcla entre nieve y granizo.

Así que nos dedicamos a conducir tranquilamente, observar el paisaje desde el coche y hacer algunas paradas.

Djúpivogur, el pueblo que da inicio a los fiordos del este de Islandia

Este pueblo es muy pequeño, tiene unas pocas casas aisladas unas de otras. El día anterior llegamos por la noche totalmente a oscuras y al despertarnos y abrir la ventana del hostal nos asombramos de lo bonito del paisaje. La entrada del fiordo, las casas de colores, el campo verde, la montaña al fondo y hasta un arcoiris. Así sí se puede empezar bien el día.

paisaje djupivogur pueblo que da inicio a fiordos este islandia
Paisaje en Djupivogur, un bonito pueblo que da inicio a los fiordos del Este de Islandia

En Djupivogur no hay mucho que ver, la verdad, pero hay un par de cosas que destacan.

En uno de los paseos que dan al mar podemos encontrar la calle de los huevos, en islandés Eggin í Gleðivík. Se trata de una curiosa escultura a lo largo de la costa con huevos de piedra de diferentes tamaños. Representan los huevos de cada tipo de ave que habita en esta zona de Islandia.

Un poco antes de llegar a la calle de los huevos nos encontramos con una tienda muy peculiar. No sé el nombre real, en Google Maps está marcado como Collection nature art craft. Es básicamente la casa de un hombre, junto con algunas cabañas adyacentes, en la que va guardando huesos de animales y pequeñas esculturas que hace con madera. Según nos contó, sale al mar junto con su perro a buscar huesos de peces, ballenas, etc. que luego expone allí. Tiene muchas cosas a la venta para usarlas de adorno. Sin duda, un souvenir original. Además, detrás de la casa hay una pequeña colina que tiene decorada con piedras de colores y artilugios varios.

calle huevos djupivogur islandia
Calle de los huevos en Djupivogur, Islandia
esqueleto ballena djupivogur
Esqueleto de una ballena en Djupivogur

Dejamos Djupivogur atrás y fuimos conduciendo por todo el fiordo Berufjördur, siguiendo la carretera nacional 1 que en esta parte de la isla sigue casi todo el litoral. La siguiente parada fue para tomar un café en Breiðdalsvík, otro pueblo con cuatro casas y un puerto muy pequeño.

Seguimos hasta Stöðvarfjörður, donde hicimos otra pausa en el camino. Más de lo mismo, algunas casas y un puerto con pequeñas embarcaciones. Vimos que en Stöðvarfjörður había una especie de museo de piedras de una señora que se pasó toda su vida recogiéndolas. La mujer murió y quien sigue viviendo allí mantiene el lugar cobrando entrada por visitarlo. No nos llamaba mucho la atención pero ya que estábamos allí decidimos entrar.

El lugar se llama Petra’s Stone Collection. La casa está llena de estanterías con muchos tipos de piedras, animales disecados, etc. En los exteriores tiene más piedras, aparte de otras cosas hechas artesanalmente. La verdad es que está todo muy ordenado y el jardín muy cuidado.

petra's stone collection islandia
Petra’s Stone Collection, un museo que puedes visitar en los fiordos del este de Islandia

Carretera 955 y 92 de Islandia

Después de visitar la Colección de Piedras de Petra, seguimos conduciendo por la nacional 1 pero tomamos el desvío a la carretera 955 antes de llegar a Faskrudsfjordur. Teníamos tiempo y así recorríamos toda la costa.

Si tienes pensado ir por esta carretera 955, tienes que tener en cuenta que tiene tramos sin asfaltar, siendo el firme de gravilla. Era septiembre y se podía circular sin problemas, en otras épocas del año viene bien consultar la web de estado de las carreteras de Islandia y reducir la velocidad, sobre todo si no vas con un 4×4.

carretera gravilla islandia
Carreteras de gravilla en los fiordos de Islandia

En la mitad de esta carretera, al llegar a la punta donde terminan el fiordo, paramos para observar los acantilados de Vattarnes y los islotes que están en el mar justo enfrente.

Una vez que llegamos a la carretera 1 de nuevo, continuamos por ahí por poco tiempo para coger el desvío por la carretera 92 hasta el pueblo Neskaupstadur. Llegamos hasta él bajo una intensa lluvia y tampoco había mucho que hacer, así que dimos la vuelta para, ahora sí, coger la carretera 1.

Me llamó la atención lo remoto de este municipio. Para llegar allí hay que cruzar una montaña considerable, por lo que la carretera pasa a través de un túnel. Teniendo en cuenta que era septiembre y cómo estaba el clima por allí, no me quiero imaginar en pleno invierno. Seguro que muchos días quedan aislados porque solo tienen esa carretera para salir.

Cruzando el paso de la carretera 950 junto a Eskifjordur. Un paisaje impresionante.
reydarfjordur islandia
Otro paisaje muy bonito en Reydarfjordur

Terminando el día en Seydisfjordur, el pueblo más bonito de los fiordos del Este

La carretera 1 llega a Fljótsdalshérad. Teniendo en cuenta el tamaño de los pueblos que habíamos visto durante el día, este era mucho más grande. De hecho es el que tiene más habitantes de todo el área, con 2300 personas viviendo allí.

Fuimos al supermercado Bonus a comprar provisiones para cenar y para el día siguiente y pusimos rumbo a la última visita del día: Seyðisfjörður. Durante el trayecto empezó a caer una mezcla entre nieve y granizo, ya que la carretera va por encima de la montaña, llegando a más de 600 metros de altitud cuando de repente baja hasta el nivel del mar donde está el pueblo. Fue la única vez en los 12 días que nos cayó algo parecido a nieve.

Seydisfjordur es una localidad también muy remota, de apenas 600 habitantes, pero con encanto. Está al principio del fiordo, rodeada de montañas y con bonitas casas de colores. También tiene una iglesia azul muy fotogénica.

En este sitio aprovechamos para comer algo decente, ya que habíamos ido picando snacks durante el día pero poca cosa. Vimos un restaurante, que en realidad por dentro tiene más aspecto de pub, que tenía muy buenas críticas así que entramos allí. Se llama Kaffi Lára El Grillo Bar, está en la misma calle de la iglesia. Había bastante gente comiendo y bebiendo. Probamos el bacalao y estaba exquisito, lo envuelven en papel de aluminio y lo cocinan en una barbacoa, junto con patata y ensalada.

iglesia de sydisfjordur islandia
Iglesia de Seydisfjordur en Islandia

Durmiendo en un antiguo colegio en Eidar

Volvimos por la carretera dirección Fljótsdalshérad para coger el desvío de la carretera 94 hacia la derecha. Esta noche teníamos reserva para dormir en un alojamiento llamado Eidar Guesthouse. Llegamos y vimos que era un antiguo colegio reconvertido en guesthouse. Lo que antes eran aulas ahora eran habitaciones. Estuvo bien, y el desayuno del día siguiente bastante bueno.

Según veo en Booking, ya no es posible hacer reservas en este alojamiento. No sé si habrá cerrado o simplemente han quitado las reservas a través de Booking. De todas formas por esta zona hay bastante oferta de alojamiento, guesthouses etc. Es un punto por el que pasa toda la gente que da la vuelta completa a Islandia.

Descansamos para seguir el roadtrip al día siguiente hacia el norte de Islandia.

Mapa de localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.