Norte de Islandia: cascadas Dettifoss y Selfoss, cañón de Asbyrgi y Krafla

En el sur de Islandia hay lugares como el Círculo Dorado, el lago glaciar Jokulsarlon o el Blue Lagoon que seguro que has visto en mil fotos. Son sitios impresionantes que hay que visitar sí o sí. En cambio, el norte de la isla posee maravillas que a veces se quedan fuera del recorrido habitual por su lejanía de la capital Reykjavik. Allí encontrarás menos viajeros y podrás disfrutar de la naturaleza más salvaje. En este artículo te cuento el recorrido que hicimos el primer día por el norte de Islandia, por la parte más cercana a los fiordos del Este, que habíamos visitado el día anterior.

Si estás dando la vuelta a Islandia, te aconsejo mucho visitar los lugares de los que hablo en este artículo. Si tuviera que volver, personalmente pasaría más de largo los fiordos del Este para dedicar más tiempo a esta zona. Fue uno de los días, junto con Landmannalaugar, que más me asombré de ver cosas nuevas que no había visto nunca, con el añadido del factor sorpresa que a veces se pierde en los tan conocidos lugares del sur.

Cascada Dettifoss y cascada Selfoss

Comenzamos el día en el guesthouse cerca de Egilsstaðir, un punto de referencia en los fiordos del Este ya que es el municipio más grande de la zona. Fuimos conduciendo del tirón hasta la cascada Dettifoss, que fue la primera parada del día. Al lado de Dettifoss está la cascada Selfoss así que puedes ver las dos caminando entre una y otra.

cascada dettifoss en el norte de islandia
Cascada Dettifoss en Islandia, desde la parte Este. Para obtener mejores vistas de la cascada de frente es mejor ir a la parte Oeste.

Cómo llegar a la cascada Dettifoss y Selfoss

Las cascadas Dettifoss y Selfoss están en el río Jökulsá á Fjöllum, uno de los más largos de Islandia. Este río nace en el glaciar Vatnajokull, a muchos kilómetros de distancia, y cruza todo Islandia hacia el norte hasta desembocar en el océano.

Podemos ver ambas cascadas desde las dos orillas del río: la Este y la Oeste. Hay una carretera por cada lado del mismo que nacen en la carretera 1 y terminan arriba en la carretera 85. Nosotros lo que hicimos fue subir por la carretera 864, que va por el Este, y bajar por la 862, que va por el lado Oeste del río. Además en el pequeño trayecto por la carretera 85 que une ambas se encuentra el Cañón Asbyrgi, un lugar increíble del que hablo más abajo.

Todo esto podéis verlo más claro en el mapa de localización abajo del todo del post.

Las carreteras 864 y 862 son pistas de gravilla por las que se conduce bastante lento, sobre todo si ha llovido y está lleno de charcos. Hay una parte de la 862 que está asfaltada para quienes quieran visitar las cascadas de forma cómoda sin dar la vuelta completa. En invierno será probablemente la única opción de verlas si coincide que esté abierta. La 864 suele estar abierta solo en verano. Consulta siempre la web oficial de estado de carreteras de Islandia.

ℹ️ Consejo: Si quieres ver Dettifoss y Selfoss y no vas con 4×4, la mejor opción es subir por la carretera 862 ya que está todo asfaltado hasta el parking. A la vuelta, deshacer el mismo camino hecho. Además desde el lado Oeste se obtienen las mejores vistas.

Dettifoss, la cascada más potente de Europa

Dettifoss es, según algunas fuentes, la cascada más potente de Europa. Con unos caudales medios de 200 metros cúbicos por segundo y con picos máximos de 500. Su anchura es de 100 metros y la altura de caída del agua es de 44 metros.

Quizá no sea tan bonita como otras cascadas como Svartifoss o Skogafoss, pero impresiona mucho la cantidad de agua que cae produciendo una nube de vapor de agua en los alrededores, que te puede duchar dependiendo la dirección del viento.

Desde Dettifoss fuimos caminando hasta Selfoss, otra cascada que está a poco más de 1 kilómetro. El tiempo estaba lluvioso y, sobre todo, hacía mucho viento. Terminamos empapados pero mereció la pena.

Selfoss es una cascada muy distinta a Dettifoss. Mientras esta última concentra la caída de agua en un solo punto, Selfoss se extiende por un área más amplia. El agua va cayendo por muchas pequeñas cascadas a lo largo de la roca.

cascada selfoss islandia
Caminando hacia la cascada Selfoss, en el norte de Islandia. En la foto se ve parte de la cascada, que se extiende por una zona amplia.

Cañón Asbyrgi, otro lugar sorprendente en el norte de Islandia

El cañón Asbyrgi es un lugar asombroso. Lo visitamos por casualidad y resultó ser uno de los sitios que más me sorprendieron y me gustaron de la ruta de 12 días por Islandia.

Se trata de un cañón con forma de herradura de más de 3 kilómetros de longitud y 1 km de ancho. En el medio del cañón hay una formación rocosa a la cual se puede subir y hacer una pequeña ruta obteniendo unas vistas panorámicas de todo el cañón. También se pueden hacer rutas por encima de los acantilados que envuelven el cañón, pero habría que dedicar más tiempo. Incluso una ruta muy conocida, que debe ser una experiencia increíble, es caminar desde la cascada Dettifoss hasta aquí (o al revés) siguiendo todo el curso del río (unos 30km).

vista panorámica cañón asbyrgi norte de islandia
Vista panorámica del Cañón Asbyrgi desde la formación rocosa central

El interior de Asbyrgi está lleno de zonas con árboles, siendo algo llamativo en Islandia donde no suele haber vegetación de mucha altura. Según Wikipedia, entre los años 50 y 80 se plantaron algunas especies de árboles extranjeras como abetos o pinos.

Para visitar el interior de Asbyrgi hay una carretera que se adentra casi hasta el final, donde podemos aparcar en un parking. Desde ahí, tras una breve caminata, se llega a un lago muy bonito rodeado de las paredes verticales de roca de 100 metros de altura.

Por otra parte, para hacer la ruta sobre gran roca central y ver las vistas panorámicas, podemos aparcar en el parking de un camping que hay dentro del cañón (lo dejo marcado en el mapa).

Cómo llegar al cañón Asbyrgi

Para llegar hasta Asbyrgi, la forma más cómoda sería por la carretera 85, que está completamente asfaltada, aunque es un rodeo bastante grande a no ser que vengamos desde Husavik. Si no otra opción es subir por la 864 que aunque es una pista de gravilla no está mal. La 862 tenía partes en muy mal estado, al menos en septiembre 2017, aunque estaban haciendo muchas obras por la zona, quizá hoy en día esté mejor.

lago cañón asbyrgi
Lago en la parte más interior del Cañón Asbyrgi

Hljóðaklettar y Rauðhólar, dos joyas escondidas en el norte de Islandia

Desde el cañón Asbyrgi cogimos la carretera 862 hacia el sur, dirección carretera 1. Por el camino cogimos un desvío un poco aleatorio, ya que teníamos tiempo y por ver qué encontrábamos. Llegamos a un parking donde comienza una ruta que fue muy sorprendente para bien, sobre todo al topar con ello sin ningún tipo de expectativas. Se trataba de Hljodaklettar y Raudholar.

formaciones columnas basalto Hljodaklettar
Formaciones de columnas de basalto en Hljodaklettar

Hljodaklettar es una zona de formaciones rocosas muy peculiares. Típicas columnas de basalto hexagonales y otras formas similares. Por otra parte, un poco más arriba está Raudholar (traducido sería algo así como Las Colinas Rojas). En este caso hablamos de unas montañas con forma de cráteres, de colores muy vivos, rojizos y oscuros, que te harán imaginar que estás caminando por Marte.

Desde el parking hay una ruta circular marcada (aunque siempre recomendamos llevar instalada la app maps.me con los mapas offline descargados). La que hicimos fue algo muy parecido a esta ruta en Wikiloc. Tardamos en recorrer esto sobre 1:30h.

paisaje Hljodaklettar
Paisaje de Hljodaklettar desde las colinas de Raudholar
paisaje colinas rojizas raudholar
Bonito paisaje de colinas coloridas en Raudholar, norte de Islandia

Área volcánica de Krafla

Después de la ruta por Hljodaklettar y Raudholar volvimos a la carretera 1, completando la vuelta completa a la 864 y 862, y continuamos hacia el Oeste. La siguiente parada fue el área volcánica de Krafla, otro lugar que merece mucho la pena ver en el norte de Islandia.

Krafla es una caldera volcánica en la región de Myvatn donde encontramos larguísimos campos de lava, un cráter volcánico con un lago verde en su interior, fumarolas, volcanes de lodo, solfataras… Hay registradas 29 erupciones aquí, la última en 1984. En el mapa de abajo se puede apreciar claramente una gran mancha negra que es el reguero de lava que han ido dejando las erupciones.

fumarolas área volcánica krafla islandia
Rodeado de fumarolas en el área volcánica de Krafla

Es una zona de gran actividad geotérmica, de hecho nada más llegar verás la planta de energía geotérmica de Krafla, con enormes tuberías que cruzan la carretera, que genera energía suficiente para gran parte del consumo energético de Islandia.

Nos quedaban pocas horas de luz así que vimos bastante rápido el cráter volcánico Viti, que tiene su propio parking, y a continuación fuimos al parking que da acceso al área de los campos de lava, fumarolas, etc. Desde el parking hay que caminar un poco pero se llega enseguida, además el paisaje es de lo más pintoresco.

El camino está bastante delimitado para que no te salgas de él y los visitantes no tengan algún accidente al pisar las fumarola o lagos de azufre. Luego más adelante puedes perderte un poco más libremente y descubrir todo el área. A nosotros se nos hizo de noche así que volvimos al coche pronto.

lago azufre krafla
Lago de azufre en Krafla. El olor era bastante desagradable pero es increíble de ver

La ducha de agua caliente infinita en Krafla

En mitad de camino de la carretera que va desde la carretera 1 hasta Krafla hay una cosa de lo más curiosa. Una ducha en mitad de la nada echando agua caliente sin parar. Como lo lees. Es otra muestra de la cantidad de energía que hay en el subsuelo de Krafla. No sé la historia, pero la conectarían a alguna corriente subterránea de agua caliente natural y ahí se ha quedado para el disfrute de los visitantes.

Al lado de la ducha hay un lavabo pero simplemente decorativo, sin grifo ni nada.

En el mapa de localización de abajo dejo marcado el punto exacto donde está la ducha, aunque si vas atento mientras conduces la ves seguro, ya que está cerca de la carretera.

ducha agua caliente infinita krafla islandia
Ducha de agua caliente infinita, en Krafla, Islandia

El área de Krafla fue la última visita del día. Ya se había puesto el sol y aún nos quedaba un rato conduciendo hasta el alojamiento donde nos quedábamos esa noche. Era un guesthouse en mitad de la nada pero que estuvo muy bien, como todos los alojamientos en general en este país. Dejo el link de Booking por si queréis echarle un vistazo -> Guesthouse Hraunbaer.

Estaba un poco alejado y al día siguiente nos obligaría a deshacer camino para visitar el lago y los baños Myvatn, pero así aprovechábamos para avanzar porque antes de eso íbamos a despertarnos temprano para ir a Husavik, el mejor sitio de Islandia para avistamiento de ballenas, y para eso sí caía más cerca.

Mapa de localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.