Las Barrancas de Castrejón y Calaña, en Burujón

Muy cerca de Toledo tenemos un paraje natural de gran belleza como son las Barrancas de Castrejón y Calaña, en el municipio de Burujón. Es un paisaje realmente bonito de ver en una zona sedimentada junto al río Tajo. Se trata de unas cárcavas arcillosas de color rojizo que se han ido formando con el paso de millones de años. Se les conoce también y más popularmente como las Barrancas de Burujón, por ser el municipio más cercano.

Las Barrancas de Castrejón y Calaña, el “Cañón del Colorado” manchego

Junto a las Barrancas de Burujón se encuentra el embalse de Castrejón. Esto le otorga una vistosidad mayor cuando nos acercamos a sus miradores a contemplar este bonito paisaje natural.

En el año 2010 fue declarado Monumento Natural. La verdad es que es un lugar bastante desconocido para los turistas que no son de la zona. De hecho yo no sabía de su existencia hasta hace relativamente poco, mientras preparaba una visita a Toledo.

La imagen más bonita de las Barrancas de Castrejón y Calaña es desde lo alto de alguno de los miradores, donde podemos contemplar las zonas escarpadas como si hubieran sido cortadas y al otro lado el embalse.

Vistas de las Barrancas de Burujón
Las Barrancas de Burujón, en Toledo

Se calcula que estas formaciones comenzaron a crearse hace unos 23 millones de años. Fueron formándose poco a poco con la erosión provocada por el agua y el viento. Al ser un terreno arcilloso ha hecho que se fuera moldeando con mayor facilidad.

Aquí veremos dos meandros: el meandro de las Barrancas de Burujón y el de las Barrancas de Calaña. Entre ambos podemos ver las diferentes cárcavas tan bonitas y curiosas de ver.

Una de las zonas más elevadas y visibles es el pico del Cambrón. Tiene más de 100 metros de altura. Es lo que podemos ver en la parte central de las imágenes, junto al agua, y que sobresale en altura.

Barrancas de Castrejón y Calaña
Vistas de las Barrancas de Castrejón y Calaña

Visitar las Barrancas de Burujón

Visitar las Barrancas de Burujón es totalmente gratuito y libre. Simplemente tenemos que caminar por los senderos que hay bien marcados y llegar a los miradores. Las zonas más interesantes para ver el Cañón del Colorado de Castilla-La Mancha son los miradores del Cambrón y el de los Enebros. Desde allí tendremos unas vistas espectaculares.

Hay que tener en cuenta que una vez pasamos el pueblo de Burujón o viniendo desde la carretera de Toledo, aparecerán señales indicando las Barrancas. Solo tenemos que seguirlas y es sencillo. Lo que sí hay que destacar es que una vez dejamos la carretera ya son caminos agrícolas. Hay una zona de aparcamiento abajo donde podemos dejar el vehículo y caminar poco más de 1 kilómetro hasta los miradores. También se puede continuar en coche pero únicamente hay habilitados aparcamientos para discapacitados.

Un momento de duda puede surgir cuando estamos iniciando el camino a pie y llegamos a una intersección donde nos indica Albarreal de Tajo y Toledo a la izquierda y hacia la derecha marca La Puebla de Montalbán y Malpica de Tajo. Para llegar a la mejor zona de miradores tenemos que ir hacia la derecha.

Senderos de rutas en las Barrancas de Toledo
Senderos para hacer rutas en las Barrancas de Toledo

No obstante, si tenemos tiempo de sobra lo ideal es hacer alguna de las rutas senderistas que hay marcadas. Podremos recorrer senderos y tener diferentes perspectivas de las Barrancas de Castrejón. Eso sí, en verano aquí hace mucho calor. Aconsejamos llevar agua, gorra y si es posible evitar las horas centrales del día.

Cómo llegar a las Barrancas de Burujón desde Toledo

Las Barrancas de Castrejón es un lugar perfecto para una escapada desde Toledo. Está a unos 30 kilómetros y hay una carretera que llega directo. No tiene mucha pérdida. Algo alternativo si queremos conocer un lugar muy interesante cerca de esta ciudad manchega.

También es un lugar al que podemos llegar desde otras partes. Ir de Madrid a las Barrancas de Burujón supone aproximadamente una hora en coche.

Para ir de Toledo a las Barrancas de Burujón tenemos que coger la carretera CM-4000 dirección a Talavera de la Reina. Una vez llevemos unos 28 kilómetros, a la altura del municipio de Burujón, veremos señales indicando hacia las Barrancas. Simplemente tenemos que dejar la carretera y entrar en un camino de tierra. Podemos continuar por allí hasta los miradores o dejar el coche aparcado en la zona habilitada para ello.

Por otra parte, quienes se pregunten cómo ir de Madrid a las Barrancas de Burujón simplemente tendrán que coger la Autovía A-42 dirección Toledo, una vez en las inmediaciones coger la A-40 y rodear la ciudad manchega por la CM-40 hasta ya enlazar con la CM-4000 dirección a Talavera de la Reina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.