El Templo del Cielo de Pekín y Mercado de las Perlas

En el viaje a China 2016, la primera toma de contacto con Pekin (o Beijing) fue visitando el Templo del Cielo y el Mercado de las Perlas. Llegamos a la capital de China a mediodía en tren desde Pingyao, así que aprovechamos la tarde para visitar ambos lugares.

Pekin sería la última ciudad del viaje. Después solo quedaba ir a Shanghai para coger el vuelo de vuelta.

templo del cielo pekin
Templo del Cielo en Pekin

Tren desde Pingyao a Pekin

Después de ver el día anterior Pingyao, teníamos pensado aprovechar la mañana siguiente para seguir viendo esta antigua ciudad china. Pero cambiamos de planes. Consideramos que teníamos más cosas para ver en Pekin y de Pingyao ya habíamos visto lo principal, es una ciudad rápida de ver, a no ser que queramos entrar en todos los sitios visitables. Así que cogimos un tren temprano hacia Pekin, que salía a las 8 y poco de la mañana, y al mediodía estaríamos en la capital.

El recorrido en tren desde Pingyao hasta Pekin son unas 4 horas en tren de alta velocidad. Para ir hasta la estación de tren de Pingyao cogimos un taxi desde el alojamiento. Lo dejamos hablado con el dueño la noche anterior para que nos esperasen por la mañana a la hora que le dijimos. Nos salió por 30 RMB (unos 4€).

Primer contacto con Pekin, llegada al hostal

Una vez llegamos a Pekin cogimos el metro para ir hacia el hostal. Nos alojamos las cuatro noches de Pekin en 365 Inn. Este hostal está bien situado, entre la Ciudad Prohibida y el Templo del Cielo. En su calle hay muchos sitios para comer, tiendas y ambiente. Además tiene un restaurante con una amplia carta, mezcla de comida china y occidental (pizzas por ejemplo), lo cual viene bien cuando apetece desconectar de tantos días seguidos de la misma comida.

365 inn hostel beijing
Hostal 365 Inn de Pekin, un lugar muy internacional

Una vez habíamos hecho el check-in y dejamos las mochilas, nos fuimos a aprovechar la tarde visitando el Templo del Cielo, que está relativamente cerca. De hecho fuimos andando, aunque fue un paseo bastante largo. En Pekin las distancias vistas en el mapa parecen cercanas pero te puedes llevar una sorpresa de varios kilómetros…

El Templo del Cielo, uno de los monumentos más bonitos de Pekin

El Templo del Cielo fue construido en el siglo XV y es un símbolo de Pekin. Era utilizado para adorar por las cosechas y dar gracias al cielo por los frutos. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1998.

Está situado en un recinto enorme con varios edificios. El más conocido y de mayor tamaño es el Templo de la Oración por la Buena Cosecha. Se trata de un edificio circular de color azul con un interior muy adornado y construido en madera. Tiene tres tejados redondos que le dan una forma característica.

templo oracion buena cosecha pekin
Templo de la Oración por la Buena Cosecha

Desde este Templo sale una pasarela cubierta, de madera, que recorrimos al final para salir por la puerta Este hacia el Mercado de las Perlas (una vez visitado todo el recinto del Templo del Cielo).

Por otra parte, siguiendo hacia el Sur, está el Altar Circular. Es una zona también circular donde se realizaban los sacrificios rituales. Tiene tres niveles de altura, cada uno con una muralla blanca decorada con motivos como dragones etc. Su diseño hace que se genere resonancia, lo cual se suponía que ayudaba a comunicar a los oradores con el cielo.

altar circular
Altar Circular

Entre el Templo de la Oración por la Buena Cosecha y el Altar Circular se encuentra la Bóveda Imperial del Cielo. Este edificio es parecido al primero pero solo tiene un tejado, en forma de bóveda.

boveda imperial del cielo
Boveda Imperial del Cielo
interior boveda imperial del cielo
Interior de la Bóveda Imperial del Cielo

Por último, el Palacio de la Abstinencia se sitúa en la parte Oeste del conjunto. Es el lugar donde el emperador pasaba la noche previa a los rituales.

Estuvimos viendo todo el conjunto antes de que nos cerraran, ya que habíamos llegado con poco tiempo, pero esto nos permitió verlo con poca gente. El recinto abre de 06:00 a 22:00 pero algunos de los edificios tienen un horario más reducido, de 08:00 a 17:00.

El precio de la entrada al Templo del Cielo es de 35 RMB (unos 4.50€), la mitad con carnet de estudiante como es habitual en China.

Es un lugar que me gustó mucho personalmente. Estaba menos masificado que otros de Pekin (aunque quizá influyó que fuimos a última hora) y los edificios son muy bonitos. Además todos los alrededores son parques donde siempre hay ciudadanos chinos jugando a las cartas, haciendo deporte, bailando…

Jugando la partida

El Mercado de las Perlas, un lugar para practicar el regateo

El Mercado de las Perlas, o Hongqiao Market, es un famoso mercado de Pekin situado al Este del Templo del Cielo.

Es el mayor distribuidor de perlas de China, pero aparte de perlas podemos comprar (casi) cualquier cosa. Muchas tiendas de souvenirs, ropa, maletas, relojes, teteras… y una lista sin fin.

Como en toda China aquí mandan las leyes del regateo. En cuanto nos acercamos a cualquier puesto viene el vendedor con una calculadora a decirnos cuanto cuestan las cosas y a esperar que le digamos nuestra contra-oferta. Te puedes tirar todo el tiempo que quieras regateando, incluso te pueden ofrecer una silla para que te pongas cómodo.

mercado perlas pekin
Mercado de las Perlas de Pekin

Personalmente odio el regateo. Hubo cosas que no compré por no perder tiempo regateando, aunque algunos souvenirs, como palillos chinos de porcelana, sí los quería de recuerdo y no quedaba otra. También, como era ya el final del viaje, habíamos ido comprando cosas por el camino, y teníamos una maleta facturada gratis, compré una. Me costó 250 RMB (unos 33€) aunque me había auto-impuesto el límite de 200 RMB antes de acercarme a la tienda, pero ya he dicho que regatear no es lo mío… Eso sí, la maleta es la que utilizo como equipaje de mano siempre que viajo y sigue igual que el primer día después de 3 años.

En definitiva, en este mercado te puedes tirar horas comprando si es lo que te gusta. Si no, merece al menos una visita corta para comprar algún souvenir.

Paseo nocturno por Wangjufing Street

Para terminar el día fuimos hacia la calle Wangfujing. Esta calle es una de las más comerciales de Pekin. Está repleta de tiendas y restaurantes. Es peatonal, así que es ideal para darse un paseo.

Por esta zona estuvimos buscando una calle cercana a Wangfujing donde supuestamente había un mercado de bichos (escorpiones, grillos, saltamontes…). Su nombre era Donghuamen Market. Pero nos enteramos allí mismo que había echado el cierre tres meses antes, en junio 2016. Por lo visto había quejas por suciedad y ruido y decidieron cerrarlo definitivamente. Al final nos comimos un helado que, con el calor que hacía, vino muy bien.

Con esto pusimos punto y final a este día. Volvimos al hostal a descansar. Al día siguiente tocaría uno de los platos fuertes del viaje: la Gran Muralla China.

Mapa de localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.