Visita de un día en Pingyao, una bonita ciudad tradicional de China

Seguimos nuestra ruta por China y la siguiente parada fue Pingyao. Es una ciudad tradicional y muy turística, parada para muchos viajeros que van de Pekín a Xian, ya que cae a medio camino. Nosotros hicimos el trayecto en tren de Datong a Pingyao y pasamos aquí una noche. Tiene bastantes puntos interesantes para visitar, aunque está reducido a su centro histórico. Merece la pena conocer este lugar. Nosotros visitamos Pingyao en un día y se nos quedó algo corto.

Qué ver en una tarde en Pingyao

Poco después de las 7:30h de la mañana salimos del hostal con la intención de coger un taxi para ir a la estación de tren, ya que estaba bastante lejos. Nos salió el trayecto por 18 yuanes (poco más de 2 euros) con taxímetro sin problemas. Aunque los taxistas en China tienen mala fama, nosotros no tuvimos problemas en este sentido. Únicamente el primer día en Pekín que nos querían cobrar un precio abusivo que rechazamos.

El tren de Datong a Pingyao tarda unas 6 horas. Salimos a las 09:30h y llegamos sobre las 15:30h. Todos los trenes (salvo alguno de distancia corta) los cogimos previamente por Internet a través de una empresa. Para este trayecto tuvimos un problema y es que por algún motivo la empresa que lo gestionaba nos dijo que no había podido comprar el billete y ya estaban agotados todos los de asiento normal. Por tanto tuvimos que coger un asiento cama de estos que son literas de tres. Al menos pudimos probar también para ver cómo son estos compartimentos.

Tren de Datong a Pingyao
Tren de Datong a Pingyao

Pingyao fue seguramente la ciudad de todo el viaje en la que tuvimos el tiempo más justo para verla. Es cierto que es pequeña y que todo se concentra en una distancia corta. Sin embargo hay muchas cosas para ver. Muchos lugares interesantes. Es uno de los mejores ejemplos arquitectónicos de las dinastías Ming y Qing. Todo el casco antiguo está rodeado por una muralla y es dentro donde se concentra todo lo interesante.

El problema principal es el horario que tienen los sitios. Llegamos sobre las 15:30h y habíamos concertado traslado con el hostal. La estación está un poco lejos. Nos cobró 20 yuanes (unos 2,5€). Nos hospedamos en City Wall Old House Ji’s Residence. Fue de los mejores sitios donde nos hospedamos durante el viaje. Era una casa tradicional china, perfectamente modernizada pero que mantenía su esencia. Nos pareció curioso que en la habitación teníamos un teléfono móvil con una VPN instalada para poder utilizar Google, Facebook…

Patio del alojamiento tradicional en Pingyao
Patio del alojamiento tradicional donde nos hospedamos en Pingyao

Nada más llegar y dejar las cosas nos pusimos a ver Pingyao en un día. Básicamente teníamos por delante dos horas (todos los sitios abren de 08:00 a 18:00h) ese día y otra hora y algo a la mañana siguiente. Imposible para ver todo. Lo que hicimos fue priorizar. Llevábamos apuntados algunos lugares que queríamos ver sí o sí, y también añadimos otro que la mujer del hostal nos recomendó.

Lo primero que hicimos fue comprar el ticket para todos los lugares turísticos de Pingyao. Es un boleto que cuesta 125 yuanes (unos 16 euros, precio de abril de 2019) y que permite entrar en todos los atractivos turísticos. Al entrar lo escanean y listo. Son más de 20 sitios y es válido por tres días. Hay algunos que son gratuitos, pero son una minoría y todos los principales son de pago.

La ciudad de Pingyao se estima que tiene unos 2.800 años. Lo que vemos hoy en día son edificaciones de las dinastías Ming y Qing, como hemos mencionado. Una gran variedad de edificios, tiendas, murallas, calles antiguas… Todo de la época. Es considerada todo un museo abierto y una ciudad que preserva perfectamente la historia china.

Templo de Confucio, imprescindible para ver en Pingyao en un día

Uno de los lugares más bonitos e interesantes que ver en Pingyao en un día es el Templo de Confucio. Es bastante grande, ya que tiene muchas salas, parte de jardines y edificios muy bonitos.

Los inicios de este templo datan del siglo VI. Sin embargo con los años sufrió varias reconstrucciones y la principal tuvo lugar en el siglo XII. En esta época se formó el complejo básicamente como lo podemos ver ahora.

Templo de Confucio de Pingyao
Templo de Confucio, uno de los principales de Pingyao

A lo largo de la historia no siempre se ha conocido este lugar como el Templo de Confucio. También llegó a ser escuela durante muchos años. Hoy en día es uno de los sitios más bonitos para ver en Pingyao y forma parte del conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Entre otras cosas podemos ver numerosas estatuas de Confucio y sus discípulos. En total hay 87 en todo el templo. Uno de los espacios principales es el salón de Dacheng.

Salón Dacheng, del templo de Confucio
Salón Dacheng, en el templo de Confucio

Recomendamos subir a la torre de uno de los edificios del Templo de Confucio. Desde aquí hay unas bonitas vistas de la ciudad vieja.

Nuestra siguiente visita iba a ser el Templo Qing Xu, que teníamos apuntado como uno de los principales para ver. Sin embargo en esa época lo estaban restaurando, con andamios en la fachada, y no se podía visitar.

Templo Cheng Huang o Templo del Dios de la Ciudad

El Templo Cheng Huang, también conocido como Templo del Dios de la Ciudad, está justo enfrente del Templo de Confucio. Es otro de los lugares más bonitos y recomendables para visitar en Pingyao en un día. Es un templo taoísta y es considerado como uno de los mejor conservados de toda China de este tipo.

Templo Chuang Huang
Templo Chuang Huang

Nuevamente estamos ante un complejo bastante grande con varios edificios y espacios para visitar. Hay que dedicar tiempo para verlo todo bien. Una de las cosas que más llaman la atención son las estatuas. Hay diferentes estatuas al Dios de la Ciudad y otros.

Dentro del templo Cheng Huang hay varios templos más. Se llaman templo del Dios de la Ciudad, templo de Caishen y templo de Zaojun.

Interior del templo Chuang Huang
Interior del templo Chuang Huang

Una de estas estatuas es la del Dios del Norte, protector del aire y la lluvia. Está dentro del salón Zhenwu.

Para ese día queríamos visitar también el edificio del Antiguo Gobierno. Sin embargo el tiempo se echó encima y llegamos apenas unos minutos después de que cerraran. Por tanto tuvimos que dejarlo para la mañana siguiente.

Calle Ming-Qing y otros lugares de Pingyao

Lo que hicimos el resto del día para aprovechar la luz solar fue callejear. Sin duda una de las mejores cosas que podemos hacer en Pingyao es perdernos por sus calles. Son realmente bonitas. No solo hay que ver los puntos turísticos marcados, sino también calles secundarias. Nos encontramos con casas tradicionales, edificaciones antiguas y dignas de ver, algún parque a las afueras…

Visitamos la muralla de Pingyao, a la cual se puede subir. Eso lo dejamos para la mañana siguiente, pero nos acercamos a la parte sur para verla también ese día.

La calle Ming-Qing de Pingyao es la principal de la ciudad. Aquí se concentra una gran cantidad de turistas, tiendas de todo tipo, restaurantes… La verdad que toda esta zona está muy hecha para el turismo. Eso sí, más bien lo que vimos fueron turistas locales. Los precios lógicamente son más caros que en otras partes del país que visitamos, pero para nada caros.

Calle Ming-Qing, uno de los lugares que ver en Pingyao en un día
Calle Ming-Qing, uno de los lugares que ver en Pingyao en un día

Para cenar ese día intentamos ir a un sitio que nos había recomendado la mujer del hostal. El problema es que nos lo apuntó en un mapa de papel y aunque fuimos a la calle y más o menos donde estaba el punto, no supimos dónde estaba. Así que tuvimos que ir a cualquiera de los muchos que hay por allí. Un plato de noodles normales costó 64 yuanes (unos 8 euros). Más caro que en Pekín o Datong, por ejemplo. Sin duda esta ciudad es bastante más turística y los precios también suben.

Plano de noodles en China
Plato de noodles para la cena

Y sin mucho más así pusimos fin a ese día. Aprovechamos lo máximo que pudimos el poco tiempo que teníamos antes de que cerraran los lugares turísticos. Está claro que es difícil ver Pingyao en un día. Dejamos varios sitios que queríamos ver para el día siguiente, antes de coger el tren a nuestro siguiente destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.