Bulnes, el último pueblo de Asturias sin carretera al que se llega en funicular

Bulnes es uno de esos lugares peculiares que podemos ver en Asturias. Es el último enclave habitado de la región que no tiene acceso por carretera. Esta parroquia asturiana tiene censados unos 50 habitantes y se ha convertido en un espacio muy turístico en los últimos años, principalmente por la creación del funicular y por su cercanía a la ruta del Cares.

Bulnes, el último pueblo sin coches en Asturias

Hoy en día podemos decir que es prácticamente imposible encontrarnos un pueblo sin que haya coches, motos, autobuses… Pues uno de los pocos que quedan está en Asturias. En Bulnes, al no tener carretera de acceso, tampoco hay coches. De hecho sus ciudadanos los dejan abajo, junto a la entrada del funicular.

Este municipio de los Picos de Europa se encuentra en un lugar natural impresionante, rodeado de altas montañas y muchas rutas senderistas de gran belleza. Pertenece al concejo de Cabrales y está dividido en dos partes: Bulnes de Arriba (también conocido como El Castillo) y Bulnes de Abajo (también conocido como La Villa).

Lo más turístico, donde se queda la mayoría de turistas que llegan de fuera, es Bulnes de Abajo. Allí es donde encontramos todos los servicios como restaurantes, tienda, alojamientos… Es la parte con edificaciones más nuevas y donde podemos decir que se concentra todo el movimiento de este pueblo de Asturias sin coches.

Uno de los lugares que podemos ver a la izquierda, conforme vamos llegando desde el funicular o el camino, es la capilla de Nuestra Señora de las Nieves. Fue restaurada en el año 2014. Poco más adelante hay un puente muy fotogénico, a través del cual accedemos a lo que es el núcleo del municipio, donde se concentran los restaurantes.

Puente de Bulnes, en Asturias
Puente de Bulnes, un bonito pueblo de Asturias

Pero también está Bulnes de Arriba, que es la parte más antigua y donde se encuentra el viejo castillo. Aquí veremos las tradicionales construcciones de viviendas de piedra caliza y los tejados rojos. Algunas están algo más derruidas. Además, esta zona es más alta y podemos tener unas vistas impresionantes.

Bulnes de Arriba
Bulnes de Arriba

Para ir de Bulnes de Abajo a Bulnes de Arriba hay que tomar un sendero asfaltado. La ruta es de unos 500 metros en subida, aunque se hace muy bien. Es muy recomendable no quedarnos solo en la parte de abajo, que es donde muchos turistas llegan y se quedan sin ir a la parte de arriba. Sin duda es un lugar muy bonito y que aconsejo conocer. Lo incluí en mi viaje de una semana por Asturias.

Desde Bulnes podemos hacer dos rutas senderistas muy populares. Una de ellas es hasta el mirador de Bulnes, desde donde tendremos unas vistas impresionantes del Naranjo de Bulnes (Picu Urriellu). Es una ruta de unos 10 minutos, sin demasiada dificultad. La segunda ruta, esta sí más dura, es para llegar a los pies del famoso pico. En este caso la ruta es de algo más de una hora. Va hasta Pandébano y la ruta está marcada como GR-202 y también se la conoce como Ruta de la Reconquista.

Cómo subir a Bulnes

Para subir a Bulnes hasta el año 2001 solo había una opción: caminar por un sendero. Era esa la manera que tenían sus ciudadanos de llegar a su casa cuando necesitaban salir del pueblo. Algo que lógicamente no era lo más cómodo ni rápido.

Por suerte desde 2001 ya es posible llegar en funicular. Ese fue un momento clave para este pequeño pueblo de los Picos de Europa y posiblemente lo que haya permitido que no desaparezca.

Tenemos por tanto dos formas de subir a Bulnes: caminando por el sendero tradicional o coger el funicular que en unos minutos nos deja casi en la entrada del municipio.

Funicular de Bulnes

El funicular de Bulnes es sin duda una opción muy utilizada por los turistas. A fin de cuentas es la manera más cómoda y rápida de llegar. Especialmente para aquellos que realicen la ruta del Cares y al terminar quieran visitar este bonito pueblo aislado. Ese fue mi caso.

Fue un importante proyecto que empezó en los años 90 para unir Poncebos con la aldea de Bulnes a través de la montaña y poder salvar el gran desnivel que hay. Por fin en el año 2001 fue inaugurado y fue un punto muy marcado para los habitantes de este pueblo. A partir de ese momento ya podían subir y bajar sin necesidad de coger un camino de tierra durante más de una hora.

La frecuencia de este funicular es de cada media hora. Tarda en llegar 8 minutos exactos y recorre una distancia de algo más de 2 kilómetros. Eso sí, salva un desnivel de más de 400 metros, con una pendiente muy pronunciada. Es bastante pequeño y tiene una capacidad para 48 personas (20 de pie y 28 sentadas).

Funicular de Bulnes
Funicular de Bulnes
  • Horarios del funicular de Bulnes: en temporada alta, que sería del 1 de junio al 30 de septiembre, los puentes, Semana Santa y días festivos de importancia, el funicular de Bulnes funciona de 10:00 a 20:00h. Siempre con un trayecto cada 30 minutos. Además, de lunes a viernes hay un trayecto también a las 08:30h. El resto del año, que sería la temporada baja, funciona de 10:00 a 12:30h y de 14:00 a 18:00h.
  • Precios del funicular de Bulnes: para los habitantes del pueblo es totalmente gratuito. Pueden adquirir una tarjeta que les permite bajar y subir tantas veces como necesiten sin tener que pagar nada. Para los turistas, que en realidad representan la inmensa mayoría de quienes hacen uso de este servicio, tiene un coste de 17,61€ si cogemos el trayecto de solo ida o de 22,16€ si cogemos ida y vuelta. Además los niños de 4 a 12 años pagan solo 4,32 y 6,71€, según sea un trayecto o ida y vuelta.

ℹ El ticket para el funicular de Bulnes se compra en la taquilla. Está operado por la empresa Alsa.

Ruta senderista para subir a Bulnes

Otra opción para subir a Bulnes, la tradicional y que ha sido la única manera de llegar durante tanto tiempo, es a través de una ruta senderista. Es un camino de tierra que discurre desde Poncebos, donde también inicia la ruta del Cares.

Se trata de un trayecto de unos 4 kilómetros (8 ida y vuelta) que podemos hacer en una hora o poco más. No es complicado para nada, pero hay que tener en cuenta que hay un desnivel de 500 metros.

El camino es muy bonito. Es una opción muy interesante para quienes busquen hacer una ruta senderista por esta zona de Asturias y además recorrer el camino que hasta hace relativamente poco tenían que hacer los habitantes de Bulnes. Eso sí, si antes hemos hecho la ruta del Cares quizás sea algo duro meternos 8 kilómetros más.

Bulnes de Abajo
Bulnes de Abajo

Dónde aparcar el coche para visitar Bulnes

Quizás una de las dudas que tengan los viajeros cuando deciden visitar Bulnes es dónde aparcar el coche. Como hemos dicho es un pueblo donde solo se puede acceder por un sendero de tierra o por el funicular. Nada de vehículos de ningún tipo.

Justo en la entrada del funicular hay una zona de aparcamientos. Hay que tener en cuenta que allí aparca también la gente que va a iniciar la ruta del Cares, por lo que en temporada alta puede ser un problema y se llena fácil. Un buen consejo es ir temprano, cuanto antes mejor.

No obstante, en caso de que lleguemos y el aparcamiento está lleno, siempre podemos dejar el coche en otras zonas que hay tanto en Poncebos como también antes de llegar, junto a la carretera. Son espacios más aislados, pero donde podemos dejar el coche siempre que no estén llenos.

El aparcamiento es totalmente gratuito y libre. Solo hay una pequeña parte que veremos en la puerta del funicular que está disponible únicamente para los habitantes y trabajadores de Bulnes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.