Qué ver en Suzhou en un día, una bonita ciudad cerca de Shanghái

Cuando organizamos nuestro viaje por China, y más concretamente los días por Shanghái, decidimos hacer una visita de un día a Suzhou. Es una ciudad que guarda muchos puntos interesantes y bonitos para conocer. Ir de Shanghái a Suzhou en tren es muy sencillo y rápido. Es perfecto para una excursión de una jornada y ver lugares como su torre inclinada o el jardín de Lingering.

Cómo ir de Shanghái a Suzhou

Decidimos hacer una excursión de un día desde Shanghái a Suzhou después de tantear varias opciones más. Hay diferentes ciudades muy bonitas en los alrededores. Sin embargo por tiempo y también por lo que tiene para ofrecer, lo que más nos interesó fue este destino.

Salimos muy temprano del hostal hacia la estación de tren de Shanghái. Fue uno de los pocos trenes de toda nuestra visita de tres semanas a China que no teníamos comprado de antemano por Internet. Sin embargo fue muy sencillo. Ya teníamos visto los horarios que nos interesaban.

Tengo que recomendar que si es posible comprar el billete con algún día de antelación mucho mejor. Incluso ese mismo día coger el de vuelta cuando compremos la ida. Para el tren de Shanghái a Suzhou no tuvimos problemas y cogimos el horario que queríamos. Sin embargo el tren de vuelta por la tarde fuimos a comprarlo y nos dijeron que ya estaba lleno. Tuvimos que esperar al siguiente.

Se puede ir de Shanghái a Suzhou desde varias estaciones y hacia un par de estaciones. En nuestro caso fuimos desde la estación principal de Shanghái hasta la de Suzhou. Cuidado porque hay otra estación que es Suzhou Norte y donde llegan también trenes. No cojáis esta estación ya que está muy lejos de la ciudad.

En la estación de Shanghái hay que ir a la derecha conforme se sale del metro, donde indica tickets en grande. Es un edificio independiente de lo que es la estación. Allí hay varias taquillas. Simplemente vamos a cualquiera que esté libre o hacemos cola y le decimos que queremos comprar un billete para ir a Suzhou.

Como consejo es bueno llevar todo esto escrito en un papel o en el móvil. El destino al que queremos ir, el horario, la fecha… En China poca gente habla inglés y en estos casos puede ser un poco complicado entenderse.

El billete de tren de Shanghái a Suzhou nos costó 39,5 yuanes cada trayecto (5€ clavados). Tarda en llegar 32-34 minutos, salvo que cojamos algún tren puntual que sale de otras estaciones y que tarda algo más de una hora. Es, por tanto, un recorrido corto. Son trenes de alta velocidad.

Canales cerca de la colina del tigre, algo que ver en Suzhou
Canales cerca de la colina del tigre, algo que ver en Suzhou

Qué ver en Suzhou en un día

Teníamos en mente que Suzhou era un pueblo o pequeña ciudad a las afueras de Shanghái. Pensábamos que no era muy grande y que se podía recorrer a pie perfectamente. Estábamos muy equivocados. Para que nos hagamos una idea, esta ciudad tiene algo más del doble de habitantes que Madrid. Tiene metro, por ejemplo.

El hecho de ser una ciudad muy grande y poblada no le quita encanto. Lo cierto es que ha sabido preservar sus zonas históricas y podemos recorrerlas como si de verdad estuviéramos dentro de un pequeño pueblo. Hay quien dice que Suzhou es la Venecia de China.

Cuando llegamos a la estación de tren y salimos nos dimos cuenta de que esa ciudad era realmente grande. Para ir al primer destino turístico que teníamos marcado estuvimos viendo si ir en metro. El problema es que en Maps.me aparecía que había una estación de metro al lado de donde queríamos ir. Sin embargo al comprar el billete en la máquina esa estación no existía. Luego nos dimos cuenta que muchas estaciones de metro están aún en construcción.

Por tanto al ver que no podíamos ir en metro decidimos ir caminando. Estaba bastante lejos y tuvimos que recorrer algo más de 3km. Sin embargo era temprano y así también veíamos un poco la zona más del norte de la ciudad. La primera visita fue a la colina del tigre y su torre inclinada.

La colina del tigre y la torre inclinada

Este lugar está alejado de lo que podríamos considerar el centro de la ciudad. Sin duda la colina del tigre y la torre inclinada es un lugar que ver en Suzhou en un día. Lo considero un imprescindible.

La colina del tigre tiene 25 siglos de historia. Fue fundada durante la época del rey He Lu allá por el año 420 antes de Cristo para servir de lugar para su tumba. Cuenta con una zona muy amplia de jardines y zonas verdes. Podemos ver bonsáis, árboles de todo tipo, pequeños puentes que salvan los desniveles y también diferentes pabellones imperiales.

Colina del tigre
Zonas verdes en el interior de la colina del tigre

Es un sitio muy turístico. Mi consejo es ir aquí lo antes posible. Tiene que ser la primera visita que hagamos en esta ciudad, ya que conforme pasan las horas van llegando más y más turistas y tours.

La torre inclinada de Suzhou, o propiamente dicho la pagoda de Yunyan, tiene 7 niveles y casi 50 metros de altura. No es casualidad, ya que en el budismo se cree que al llegar al nivel 7 es como llegar a la cima de sus aspiraciones.

Torre inclinada de Suzhou
La torre inclinada de Suzhou

Es un lugar curioso especialmente por su inclinación. De hecho en sus alrededores podemos ver que está hermanada con otras torres similares como la de Pisa. También le dicen la torre inclinada de China al ser la única del país con esta condición. Según parece se inclina ya que parte de su base es de piedra mientras que la otra es de tierra. Entonces este último trozo al ser más blando permite que poco a poco se vaya hundiendo.

La entrada a la colina del tigre y la torre inclinada de Suzhou cuesta 80 yuanes (según pudimos informarnos de noviembre a febrero cuesta 60). Con carnet de estudiante se paga la mitad. Abre todos los días de 07:30 a 17:30h.

Para llegar a la colina del tigre podemos coger las líneas 1 y 2 de buses. Son líneas populares para los turistas al pasar por varios puntos de interés. Apenas cuesta 1 yuan y la parada está unas decenas de metros antes de la entrada. Hay como una pequeña estación de autobuses.

Jardín de Liu Yuan

Precisamente el bus número 1 cogimos para ir hasta el jardín de Liu Yuan. En Suzhou hay una serie de jardines clásicos (9 en total) que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997 (algunos en el año 2000). Todos estos jardines tienen más de 500 años y se consideran que mantienen su aspecto clásico. Nosotros por tiempo y porque preferíamos ver otros sitios también, únicamente visitamos el jardín Liu Yuan. También se le conoce como jardín Lingering.

Jardín de Liu Yuan, uno que ver en Suzhou
Jardín de Liu Yuan, uno de los que hay que ver en Suzhou

Es realmente espectacular. Es muy amplio, cuenta con zonas de pequeños lagos, mucha vegetación, pequeños edificios antiguos e incluso un jardín de bonsáis. Hay más de 200 bonsáis de diferentes tamaños y perfectamente cuidados.

Zona de bonsáis en el jardín Liu Yuan
Zona de bonsáis dentro del jardín Liu Yuan

Después de recorrer este jardín clásico de Suzhou y cuando íbamos hacia la salida vimos que había una actuación un rato después. La cuestión es que aún faltaba más de media hora. Hablamos con la mujer que estaba en la puerta para pedir las entradas y le preguntamos si podíamos salir fuera y entrar nuevamente en un rato. Nos dijo que no había problema. Así pues salimos y aprovechamos esa media hora para comer en un restaurante que tenía buena pinta y bastante local que vimos justo enfrente. Comimos por 15 yuanes (2 euros).

No puedo opinar de los otros jardines ya que no los visitamos. Sin embargo según información que he recopilado de otros viajeros, además del jardín de Liu Yuan, merece la pena ser visitados el jardín de los Leones y el del Administrador Humilde.

La entrada al jardín Liu Yuan cuesta 55 yuanes y la mitad si se dispone de carnet de estudiante.

Parque Panmen, un lugar que ver en Suzhou en un día

Esta vez decidimos coger el metro para salir en un punto aleatorio al sur de la ciudad, junto a los canales. La verdad que tenemos que decir que este lugar no lo llevábamos marcado y fue todo un descubrimiento. Tras ver un poco los canales de esta zona decidimos andar por un paseo muy bonito hasta que nos topamos con una puerta amurallada que desconocíamos realmente qué era. Resulta que llegamos al parque Panmen, uno de los sitios que ver en Suzhou en un día y que, en nuestra opinión, no puede faltar.

Puerta de Pan Men
Puerta de Pan Men

Era la puerta Pan Men lo que teníamos delante de nosotros. Es uno de los iconos de esta zona de Suzhou. Se trata de un bonito parque donde hay templos, zonas ajardinadas, una pagoda muy  bonita y también conserva parte de la muralla de la ciudad. En concreto hay unos 2km de los casi 15 que tenía antiguamente.

Dentro podemos ver diferentes templos y un lago muy bonito. Hay varios pabellones y también una torre del tambor y torre de la campana. Es un lugar muy interesante para recorrer.

Llegamos a la pagoda Riuguang. Es uno de los puntos más destacados del parque Panmen. De hecho todo el recorrido que hicimos hasta ese momento prácticamente no vimos turistas. Sin embargo alrededor de la pagoda sí que vimos algunos grupos y tours organizados.

Pagoda Riuguang
Pagoda Riuguang, dentro del parqeu Panmen

En definitiva, el parque Panmen fue una grata sorpresa que nos llevamos de esta bonita ciudad china. No lo teníamos apuntado y realmente es uno de los lugares imprescindibles. Se nota que de esta ciudad no llevábamos mucho visto e improvisamos bastante, algo que a veces es bueno también.

Parque Panmen, un lugar que ver en Suzhou en un día
Parque Panmen, un lugar que ver en Suzhou en un día

La entrada al parque Panmen cuesta 40 yuanes y hacen descuento del 50% con carnet de estudiante.

La histórica calle Pingjiang y los canales de Suzhou

Nuevamente nos pusimos a caminar varios kilómetros hasta llegar a la zona de la calle Pingjiang. Es sin duda otro de esos lugares que visitar en Suzhou en un día. Muy turística y llena de gente, eso sí. Se trata de una de las zonas más históricas y donde podemos ver algunos de los famosos canales.

La calle Pingjiang mide algo más de 1,5km de largo y tiene 8 siglos de historia. Podemos ver edificios históricos de residencias de personajes importantes, así como varios puentes muy pintorescos que salvan el cauce del río que nos acompaña durante todo el camino. Uno de ellos es el puente Si Po.

Calle Pingjiang y los canales de Suzhou
Calle Pingjiang y los canales de Suzhou

Por aquí veremos mucha gente. Quizá demasiada en momentos puntuales que hacen que sea un poco difícil andar. Es lo que tiene un lugar tan turístico y a la vez estrecho. Sin embargo esto no quita esencia a lo que vemos. Muchas tiendas también, donde podemos probar algunos productos tradicionales de la zona.

Todo lo que vemos alrededor de la calle Pingjiang son casas y edificios tradicionales. Un paseo bonito y entretenido. Fue nuestro último lugar turístico antes de volver a Shanghái.

Con la visita de un día a Suzhou pusimos fin a nuestra estancia en Shanghái. Al día siguiente muy temprano tocaba coger un vuelo para nuestro siguiente destino del viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.