Día completo visitando Shanghái: Yuyuan, mercado de matrimonios o el túnel de luces del Bund

Un día más de nuestro viaje por China y primero completo en Shanghái. Aprovechamos para visitar algunos de los lugares más interesantes. Sitios curiosos, parques, restaurantes locales y, sobre todo, caminar muchos kilómetros. Fuimos a conocer zonas como el jardín de Yuyuan, el Parque del Pueblo y su mercado de matrimonios, la calle comercial Nanjing o el túnel de luces del Bund.

Completo día visitando Shanghái

Templo de Confucio de Shanghái

La primera visita que hicimos este día fue al templo de Confucio de Shanghái que estaba a apenas 400 metros del hostal. Está situado al sur de la zona de Yuyuan, pero se puede ir andando perfectamente. Se trata de un templo que fue construido a finales del siglo XIII.

El edificio actual es de 1855, ya que ha recibido diversas reformas a lo largo de los siglos.

Templo de Confucio de Shanghái
Edificio principal del templo de Confucio de Shanghái

Aunque desconocíamos este hecho, cada domingo hay un mercadillo de libros dentro del templo. Se le conoce como mercado Wen Miao y dicen que es uno de los más importantes de la ciudad para libros. La verdad es que fue bastante interesante y había muchísimos libros que se veían muy antiguos. Fue una grata sorpresa. Es un lugar de intercambio y venta de ejemplares peculiares y que no se encuentran en otras partes.

Durante nuestra visita el día estaba algo mal. Aunque no llovía muy fuerte, sí que estaban cayendo gotas constantemente. De ahí que todas las mesas con libros tuvieran toldos y sombrillas para evitar el agua.

Mercado Wen Miao
Mercado Wen Miao

La entrada al templo de Confucio de Shanghái cuesta 10 yuanes (1,30€ más o menos) y abre de 09:00 a 17:00h cada día.

Jardín y mercado de Yuyuan

Tras visitar el templo de Confucio de Shanghái fuimos a uno de los lugares estrellas de la ciudad: el jardín y mercado de Yuyuan. Hay que mencionar que este es uno de los lugares más turísticos. Cuando llegamos nosotros aún era temprano, pero poco a poco fue llegando bastante gente. Más aún (suponemos) al ser domingo.

El jardín de Yuyuan es un lugar muy bonito, con diferentes pabellones tradicionales, pequeños lagos y rincones curiosos. La entrada cuesta 40 yuanes (unos 5€) y con carnet de estudiante cuesta 20 yuanes.

Jardín de Yuyuan
Jardín de Yuyuan

Este jardín fue construido a finales del siglo XVI, aunque el actual data de principios del XVIII tras quedar en desuso el anterior. Para llegar aquí hay que cruzar el típico puente en zigzag que veremos en muchos lugares de China. Los construían así ya que la creencia china dice que de esta forma no pueden cruzar los malos espíritus, ya que caminan en línea recta. Dentro del jardín veremos diferentes pabellones y lugares interesantes.

Puente en zigzag de Yuyuan
Puente en zigzag de Yuyuan

La zona del mercado de Yuyuan es muy bonita. Aquí podemos ver edificios de arquitectura tradicional y una gran cantidad de tiendas. Eso sí, aquí los precios serán más elevados que en cualquier otra zona, ya que es un lugar muy turístico. Resulta interesante pasear por aquí y encontrarnos algunas curiosidades.

Por aquí cerca también veremos el templo del Dios de la Ciudad. Al menos durante visita estaba muy concurrida de gente toda esta zona, especialmente conforme el tiempo avanzaba.

Templo del Dios de la Ciudad
Templo del Dios de la Ciudad

Parque del Pueblo y el mercado de matrimonios de Shanghái

Caminando llegamos hasta la plaza y el parque del Pueblo, una de las zonas que recomendamos visitar en Shanghái. Desde Yuyuan hay unos 2km, por lo que se puede ir caminando sin problemas.

En la plaza del Pueblo hay diferentes museos y un teatro. Pero sobre todo lo que destacan son sus zonas verdes y de paseo. Por aquí vimos muchos locales jugando a juegos de mesa así similares a las damas o ajedrez. Es una manera muy interesante de aprender un poco más sobre la cultura y vida local.

En el parque del pueblo es donde tiene lugar el mercado de matrimonios de Shanghái. Es sin duda un lugar muy peculiar y que solo hemos visto en China. Básicamente es eso, un mercado donde se negocian matrimonios. Van los padres o abuelos de chinos y chinas jóvenes que no están casados y le buscan pareja.

El mercado de matrimonios de Shanghái
El mercado de matrimonios de Shanghái

Siempre vemos un papel con el currículum de la persona. Ponen datos como sus estudios, trabajo, salario, el signo del zodiaco, incluso su peso y altura. Pero también es común ver fotografías de las personas. Además también incluyen datos de los padres, tradiciones familiares, si tienen vivienda en propiedad… Todo esto influye a la hora de negociar y encontrar la pareja ideal para sus hijos.

Según parece esto lo hacen los padres o abuelos a espaldas de los familiares a quienes les buscan matrimonio. Ellos no saben lo que está ocurriendo. Además, para los padres esto es una vergüenza y es una alternativa muy dolorosa que tienen que tomar. Está mal visto que llegada una edad no estén casados.

Este mercado de matrimonios en China se caracteriza por los paraguas. Los vemos por todas partes y es encima de ellos donde suelen poner toda la información. No es algo que solo hagan unos cuantos, sino que hay decenas y decenas.

Aquí por respeto y también porque lógicamente no les gusta, no se toman fotografías ni vídeos. Hice alguna en plan general para poder publicar aquí. Desconocemos si este mercado de matrimonios de Shanghái es exclusivo de esta ciudad china o también lo hay en otras partes. Nosotros solo lo vimos aquí.

Según pudimos informarnos este mercado de matrimonios existe en Shanghái desde 2004 en la plaza del Pueblo. Es todos los días, pero parece ser que son los sábados y domingos desde el mediodía hasta las 17:00h cuando hay más gente. Sin duda uno de estos lugares que te da la oportunidad de conocer el viajar.

Calle Nanjing

Después de una mañana completa y donde anduvimos bastantes kilómetros tocaba comer algo. Fuimos a los alrededores de la calle Nanjing a ver qué encontrábamos. Había bastantes sitios locales, que es lo que buscábamos, pero la mayoría estaban bastante llenos. Al final entramos en uno y comimos uno noodles con ternera fina (y bastante seca, la verdad) y un plato de sopa que ponían con cualquier cosa que pidieras. Nos costó 20 yuanes (apenas 2,50€).

Comida china en un restaurante cerca de la calle Nanjing
Comida china en un restaurante cerca de la calle Nanjing

La calle Nanjing es la más comercial de Shanghái. Por aquí podemos ver numerosas marcas internacionales de todo tipo. Siempre hay mucho movimiento de gente. También edificios muy bonitos y que merecen la pena conocer.

Este lugar es un poco la muestra de cómo este país ha cambiado mucho en los últimos años, está cambiando y cambiará próximamente.

Calle Nanjing de Shanghái
Calle Nanjing, la más comercial de Shanghái

Tras pasear un rato por esta calle pusimos rumbo hacia la zona de rascacielos. Ya visitamos el día anterior el Bund de noche y ahora queríamos verlo también de día. Pero además de eso teníamos en mente cruzar al otro lado del río y subir a la torre de Shanghái.

Túnel de luces de Shanghái

Para cruzar hasta allí tenemos varias opciones, lógicamente. Nosotros optamos por una muy peculiar. Fuimos a través del famoso túnel de luces de Shanghái. Son como pequeños vagones con vistas panorámica. El recorrido apenas dura 5 minutos.

Lo peculiar de esto es que van apareciendo una serie de luces que simulan objetos en 3D y cosas así. Más bien es una atracción para niños. Quisimos probarlo por la curiosidad, pero la verdad que no es algo que realmente merezca la pena.

La entrada al túnel de luces del Bund cuesta 50 yuanes (unos 6,40€). Bastante caro, más aún si lo comparamos con que con ese dinero podemos comer y cenar un día en buenos sitios locales. Pero bueno, al final hay que probar de todo y a veces nos topamos con cosas que no merecen tanto la pena.

Quizás recomendaría esta atracción, por decirlo de alguna manera, a quienes vayan con niños. En ese caso seguramente sí sería interesante.

Túnel de luces de Shanghái
Túnel de luces de Shanghái (la foto no es la mejor)

Visita a la zona de rascacielos y subida fallida a la torre de Shanghái

Cuando preparamos las visitas que queríamos hacer por Shanghái, una de las cosas que teníamos en mente era subir a alguno de los rascacielos. Son varios a los que se puede acceder. Nosotros optamos por la torre de Shanghái, que es el edificio más alto y además tiene el mirador más alto del mundo.

El problema es que el día no acompañaba. Por la mañana incluso llegó a lloviznar en alguna ocasión, pero por la tarde lo que había es niebla y la visibilidad por tanto era nula. Aun así quisimos acercarnos al edificio por probar.

Cuando fuimos a preguntar por cuánto costaba la entrada, la mujer que nos atendió nos dijo que no merecía la pena subir ese día porque había mucha niebla y desde allí no veríamos nada. La verdad que fue honrada y eso nos empujó definitivamente a no subir, ya que lo teníamos casi descartado precisamente por eso.

Los rascacielos de Shanghái en un día de niebla
Los rascacielos de Shanghái en un día de niebla

Así pues nos quedamos recorriendo un poco las calles que hay por toda esta zona. Edificios famosos más allá de la torre de Shanghái son la Perla de Oriente y el conocido como “Abrelatas”, el Shanghái World Financial Center.

Ese día no hicimos mucho más. Volvimos a la zona del hostal en metro y el tiempo no acompañaba demasiado. Decidimos pasar la tarde en la terraza del hostal y comprar algo para cenar en un combini cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.