Ruta de dos semanas por Cuba: organización y datos

Sin duda uno de los destinos únicos para conocer. Los propios cubanos lo dicen: “Cuba no existe en el mundo”. Esta ruta de dos semanas por Cuba ha sido un viaje muy enriquecedor. Se trata de un país muy diverso, con zonas naturales de enorme belleza, pueblos y ciudades que bien merecen la pena recorrer, gente con muchas historias que contar y una forma de vida única. Esta isla caribeña ofrece mucho más que playas paradisíacas a sus visitantes.

Qué ver en Cuba en dos semanas

En nuestro caso tuvimos la oportunidad de visitar Cuba en dos semanas. Nos hubiera gustado estar más tiempo, como suele pasar. Lógicamente nos quedamos cosas en el tintero, algo que ocurrirá en una visita de 15 días a Cuba o aunque estemos mucho más. Sin embargo hicimos un recorrido muy bonito por los lugares que consideramos imprescindibles y que queríamos conocer.

Todo el recorrido lo organizamos por nuestra cuenta. Quisimos visitar pueblos y ciudades que teníamos marcados como imprescindibles, así como realizar algunas excursiones para conocer lugares naturales increíbles.

Esta ruta de 15 días por Cuba tuvo una mezcla de todo: ciudades principales, pueblos menos turísticos, playas de gran belleza, lugares naturales únicos, traslados en colectivos, autobuses, dormir en casas particulares y también en hoteles y, sobre todo, conocer los dos puntos de vista de parte de los locales sobre la situación peculiar que vive su país.

Si nos preguntamos qué visitar en cuba en dos semanas, aquí pueden aparecer muchas respuestas. Dependerá un poco de qué tipo de viaje queramos. Puede ser más tranquilo, dedicando varios días a pocas ciudades, tal vez pasando mucho tiempo en zonas de playas o, como fue nuestro caso, buscar el punto de equilibrio para conocer lo máximo posible, aunque para ello tuviéramos que calcular muy bien el tiempo.

Así pues, en nuestro viaje de dos semanas por Cuba teníamos claro que La Habana era punto de partida y final, queríamos visitar Santiago de Cuba como lugar más lejano a la capital y entre medias incluir todo lo que fuera posible. Incluimos otros pueblos y ciudades como Viñales (desde donde hicimos una excursión a Cayo Jutías), Cienfuegos, Trinidad (con excursión al parque natural El Nicho), Camagüey y, después de Santiago de Cuba, pusimos rumbo a Varadero.

Cayo Jutías, un lugar que ver en Cuba en dos semanas
Cayo Jutías fue una de las visitas en Cuba en dos semanas

Cómo viajar a Cuba por libre

Viajar por libre a Cuba es algo más sencillo de lo que pueda parecer en un principio. Lo difícil realmente es elegir qué visitar según el tiempo que tengamos. No es complicado moverse entre las principales ciudades, así como realizar excursiones a lugares más o menos turísticos. Eso sí, hay que tener en cuenta que este país tiene ciertas peculiaridades que no encontramos en otros lugares.

En nuestro para preparar nuestro viaje por libre a Cuba durante 15 días fue desarrollar el itinerario que queríamos hacer. Como siempre nos nutrimos de mucha información a través de Internet, blogs de viajes y recopilamos todo tipo de datos. De esta forma vimos qué ciudades merecían más la pena, qué sitios naturales, cómo movernos para aprovechar más el tiempo, etc.

Vuelo de Madrid a La Habana

Lógicamente uno de los primeros pasos en cualquier viaje de este tipo es comprar el vuelo. Por suerte volar de Madrid a Cuba es relativamente económico si lo comparamos con otros países que están a la misma distancia. Tenemos varias compañías a nuestra disposición, como son Iberia y Air Europa, por ejemplo. Unen la capital española con la cubana en vuelos directos.

En nuestro caso volamos con Iberia ya que el precio era ligeramente mejor que Air Europa. Pero esto no siempre es así, ya que unos días después Iberia subió de precio y era más barato con la otra compañía. Lo mejor es cogerlo con tiempo y comparar precios. Es interesante observar cómo suelen fluctuar estos vuelos y así cogerlo en el mejor momento.

También es posible volar hacia Cuba con escala. A veces sale algo más económico si vamos previamente a ciudades como Toronto. El problema es que como podemos imaginar el tiempo se alarga bastante.

Un dato importante es que hay que evitar los vuelos con escala en Estados Unidos. Es posible ir con escala en Miami pero hay que tener en cuenta que tienen una tasa que aplican a los turistas que llegan desde Estados Unidos y es de más de 100€, por lo que seguramente no salga a cuenta.

Cómo moverse por Cuba por libre

Una de las cuestiones más importantes una vez estemos en el país es cómo moverse por Cuba. No es un país donde las infraestructuras y opciones abunden y eso hay que tenerlo en cuenta. Además, trayectos que en otras partes del mundo haríamos en poco tiempo allí puede durar bastante más.

En una ruta de dos semanas por Cuba vamos a tener que movernos bastante. Especialmente si se realiza un viaje como el nuestro, donde quisimos ver todo lo posible en este espacio de tiempo.

Cuba es un país peculiar en cuanto al transporte. Los trenes son prácticamente inexistentes y muy rara vez son utilizados por los turistas. Los vuelos no debemos tenerlos muy en cuenta, ya que aunque podemos volar de La Habana a Santiago de Cuba, no los hay todos los días y parece ser que es bastante frecuente que se cancelen los vuelos.

Sí es sencillo y cómodo moverse en autobús. Eso sí, hay que tener en cuenta que los extranjeros no podemos utilizar los autobuses para locales. Por ejemplo la compañía Ómnibus, que es la que utilizan los cubanos para moverse, no la podemos utilizar. Nos “obligan” a utilizar otra compañía que se llama Viazul y que lógicamente es mucho más cara, pero con precios razonables para los estándares europeos.

Nosotros nos movimos principalmente en autobús con la compañía Viazul, salgo en un par de ocasiones por diferentes motivos. Son relativamente puntuales, cómodos y por supuesto seguros. Por ejemplo el equipaje lleva un ticket atado y hasta que no llega su dueño no lo sacan del maletero.

Viazul, una forma de cómo moverse por Cuba
Viazul es una manera ideal de moverse por Cuba

Todos los billetes de bus los reservamos con antelación desde su página web. Es aconsejable que si tenemos los trayectos seguros, que nuestra ruta vaya a ser fija, los compremos por Internet. De esta forma nos aseguramos que no se agotan (es bastante frecuente que se agoten, especialmente en temporada alta) y también ganamos en comodidad de no tener que ir a la estación a comprar nada.

También nos movimos en colectivos. En dos trayectos no pudimos utilizar Viazul y nos movimos en camiones. Si el destino que queremos hacer es frecuentado por turistas no tendremos problemas. Lo más normal es que en el propio alojamiento nos puedan gestionar un traslado o simplemente con ir a las estaciones nos ofrecerán muchos.

Si el trayecto que vamos a realizar no es muy frecuentado por turistas ahí sí podemos tener más problemas. Siempre acabaremos encontrando un colectivo que nos lleve, pero es bastante probable que tengamos que esperar horas hasta que tenga un número mínimo de gente. También hay que tener en cuenta que el regateo aquí entra en juego.

Lo normal es que los colectivos salgan más caros que el mismo trayecto con Viazul, pero en ocasiones podemos conseguirlo por lo mismo o incluso por algo menos (sobre todo en trayectos muy populares y que siempre van a ir llenos). Son bastante menos cómodos. Incluso algunos pueden ser realmente incómodos, ya que son asientos súper estrechos.

Para tener una idea de los precios, un trayecto con Viazul de La Habana a Viñales de 3 horas y media cuesta 12 dólares. Otro trayecto de Camagüey a Santiago de Cuba, que son unas 7 horas, cuesta 18 dólares.

En cuanto al transporte dentro de las ciudades prácticamente no lo utilizamos, ya que fuimos a pie a casi todo. Solo cogimos un taxi para ir de la estación de bus de Camagüey al hostal (5 dólares un trayecto de unos 4km), que estaba bastante lejos, y poco más. Aquí lo aconsejable es siempre ir a los taxis amarillos, que son los oficiales. En La Habana llegamos a coger en una ocasión un almendrón, que son los coches clásicos antiguos y que actúan como taxis. Los llaman también “máquinas” y tienen unas rutas preestablecidas y van de un punto a otro y la gente se monta para que les dejen en algún lugar por el camino. Nos costó 1 CUC por cabeza (1 dólar).

Dónde alojarse en Cuba

Otra de las preguntas que más se hacen los viajeros al ir es dónde dormir en Cuba. Aquí la verdad es que el tema no tiene nada que ver con otros países. Existen hoteles, sí, pero muy escasos, son caros y principalmente en zonas muy turísticas. No esperemos encontrar hostales y hoteles económicos básicos como en la mayoría de países del mundo.

Gran parte de las opciones que tenemos es alojarnos en casas de particulares. Casi en todos los casos vamos a dormir en la misma vivienda donde están los dueños. Lógicamente tenemos habitación independiente, baño propio, etc. Esto es así ya que el gobierno cubano les permite habilitar su domicilio particular para alojar huéspedes extranjeros. Una manera de generar riqueza entre la población y además bastante, ya que alguien que se dedique a esto lo normal es que gane mucho más que un médico o profesor.

Ahora bien, ¿cómo encontrar alojamiento para Cuba? En este país todo lo relacionado con Internet es prácticamente nulo. Muchos viajeros optan por reservar una vez llegan al país. Incluso al estar en una casa particular allí mismo les recomiendan sitios para el siguiente destino y les ponen en contacto con los dueños. Otra opción es reservar por Internet previamente.

Nosotros optamos por esta opción. Preferimos llevar todo cogido desde casa a través de Booking. Consideramos que era lo mejor ya que así no teníamos que perder tiempo en buscar un sitio que se adaptara a lo que queríamos. Sin embargo el tema de Booking no es fácil en Cuba. Por lo que nos dijeron Airbnb ahora está bloqueado y tienen problemas para utilizarlo.

Nuestra experiencia reservando con Booking fue bastante mala en general. No porque los sitios estuvieran mal, sino porque es un poco caos incluso para los propios cubanos. Allí Booking no funciona (no pueden acceder a su propia página) y tienen que gestionar las cosas a través de un intermediario. Es quien organiza las reservas, quienes luego le dan el dinero, etc.

¿Qué ocurre? Muchas veces esos intermediarios no ponen bien las cosas en Booking, no avisan con antelación de que van a recibir clientes, etc. Esto provoca que igual tenemos reservada una habitación en La Habana desde hace 3 meses, pero han ido turistas 4 días antes y han reservado en persona para una semana entera. El dueño aún no sabe que otro grupo ha reservado habitación para días después. Entonces en muchas ocasiones tienen que llevar a los clientes a otras casas de vecinos, familiares, amigos… La verdad es que es un poco lío y tuvimos bastantes casos así durante nuestro viaje.

Trinidad es un lugar que visitar en Cuba en dos semanas
Trinidad fue de los pueblos más bonitos de Cuba en dos semanas

Cómo hacer excursiones en Cuba

Si hacemos un viaje de dos semanas a Cuba lo normal es que realicemos algunas excursiones. En nuestro caso principalmente visitamos lugares naturales que estaban cerca de ciudades donde nos alojábamos. En este sentido todo lo hicimos allí.

Aunque hay excursiones organizadas, lo cierto es que no es algo que esté muy extendido. Lo normal es que los turistas busquen la manera de llegar a un sitio de forma independiente a través de taxis o colectivos.

Nosotros realizamos una excursión a Cayo Jutías desde Viñales. Allí estuvimos casi todo el día y fuimos en un colectivo. En ese caso no tuvimos ningún problema ya que Viñales es una zona muy turística y tanto en la casa donde nos alojábamos como incluso en los bares, nos ofrecieron bastantes cosas. Al final cogimos un colectivo que nos gestionó el dueño de un bar y nos salía bastante económico.

En otra ocasión realizamos una excursión al parque natural El Nicho, entre Cienfuegos y Trinidad, y allí no tuvimos más remedio que pillar un taxi. En este caso tuvimos que negociar el precio, ya que de primeras todos los daban un coste bastante elevado. Lo mismo tuvimos que hacer para una excursión a un par de lugares cercanos a Varadero.

Parque natural El Nicho
Una de las cascadas del parque natural El Nicho

En definitiva, para realizar excursiones en Cuba vamos a tener que organizar todo sobre la marcha. Salvo que viajemos con todo organizado por una agencia o similar, vamos a tener que gestionar el transporte a los lugares allí. No es complicado, especialmente si vamos a sitios muy frecuentados por turistas.

Papeles y documentos para viajar a Cuba

Para viajar a Cuba es muy importante saber que necesitamos varias cosas imprescindibles. Lo primero es que tenemos que ir con visado. Por suerte es muy sencillo de solicitar. Podemos hacerlo tanto en la embajada o consulado (para quienes vivan en Madrid, Sevilla, Santiago de Compostela, Las Palmas de Gran Canaria o Barcelona puede ser interesante) o bien hacerlo por Internet.

El problema de hacerlo por Internet es que nos cobran los gastos de envío. Se hace a través de una agencia autorizada y el precio del visado en sí es lo mismo que nos cobrarían en la embajada: 22€. Hay que agregar 9€ de gastos de envío, por lo que se queda en 31€.

En nuestro caso solicitamos el visado para Cuba por Internet por la página de la agencia Onlinetours. Fue muy sencillo. Simplemente hay que rellenar los datos personales, dirección y lo típico. A partir de ahí en cuestión de 2 o 3 días lo tenemos en casa. Ese visado es lo que nos permite entrar en Cuba y no es más que un papel con datos básicos y que nos sellan al entrar y hay que devolver al salir del país. Debemos tener un pasaporte con una vigencia mínima de 6 meses.

También es muy importante saber que Cuba exige un seguro de viajes que cubra posibles gastos médicos. Es obligatorio y además tiene que ser una compañía que reconozcan como aseguradora en Cuba. Es decir, podría no valer si tenemos el típico seguro que viene con ciertas tarjetas de crédito y similares.

En este sentido nosotros nos sacamos el seguro de viajes con IATI. Es la compañía que siempre utilizamos cuando salimos de la Unión Europea, ya que está especializada en viajes, es reconocida en todo el mundo y además tiene muy buen precio. Tenemos que llevar el seguro médico impreso por si nos lo pidieran al entrar para corroborar que realmente lo tenemos.

Os dejamos un descuento del 5% en IATI para el seguro para viajar a Cuba.

Ruta de 15 días por Cuba

Hemos explicado todo lo necesario para un viaje de 15 días a Cuba. Todo lo relacionado con el transporte, alojamiento, documentación para poder viajar… Ahora vamos a detallar nuestro itinerario, con todas las noches en cada sitio.

Nuestro viaje empezó y terminó en La Habana. Llegamos a la capital en avión y nos volvimos a España desde el mismo sitio. En La Habana pasamos las dos primeras noches del viaje. Aprovechamos este tiempo para ver lo principal de la capital cubana, todo su centro histórico, el malecón, el castillo de los Tres Reyes del Morro, etc.

Desde aquí fuimos en autobús hasta Viñales, que está al oeste de la capital. Es una zona increíble en cuanto a naturaleza. Muy, muy recomendable. Viñales, donde se suelen hospedar los turistas, es un pequeño pueblo que vive del turismo. Está lleno de restaurantes, casas donde alojarnos y es muy fácil encontrar transporte y hacer excursiones. Aquí pasamos dos noches (lo ideal, una vez hecho el viaje, es estar tres). Desde aquí hicimos una excursión a Cayo Jutías, una playa preciosa donde pudimos ver una barrera de coral.

Una vez pasaron las dos noches pusimos rumbo a Cienfuegos. En esta ocasión viajamos en un colectivo, ya que para esa fecha no había ya sitio en el bus que queríamos. En Cienfuegos pasamos una noche. Es tiempo más que suficiente para ver la ciudad, salvo que queramos hacer excursiones a otros lugares en los alrededores.

Tras Cienfuegos fuimos en autobús hacia Trinidad, sin duda una ciudad imprescindible en una ruta de dos semanas por Cuba. Es muy bonita. No es muy grande y se recorre perfectamente a pie. Es una ciudad colonial con edificios muy llamativos. Allí pasamos dos noches y uno de los días lo aprovechamos para hacer una excursión al parque natural El Nicho, una zona de cascadas, pozas de agua y muchísima vegetación. Lo recomendable es ir a este parque natural desde Cienfuegos, pero en nuestro caso nos cuadraba mejor así.

Después de estos dos días en Trinidad volvimos a hacer uso del autobús para llegar hasta Camagüey. Aquí ya se empieza a notar mucho menos turismo, algo que se incrementará mientras más al este vayamos. Es una ciudad tranquila, con lugares muy bonitos para conocer y que se recorre bien a pie. Pasamos una noche y es suficiente si aprovechamos bien el tiempo.

El siguiente destino fue Santiago de Cuba, que fue el punto más al este en el que estuvimos. Pasamos únicamente una noche pero se puede decir que estuvimos casi dos días completos, ya que el siguiente bus lo cogimos por la noche. Esta ciudad es grande y tiene bastantes cosas. Quizás dos noches sería lo aconsejable para lo que es la ciudad.

Plaza de la Revolución, en Santiago
Plaza de la Revolución, un icono de Santiago de Cuba

Salimos de Santiago de Cuba en un bus nocturno hacia Varadero de 16 horas. Fue sin duda el trayecto más largo que hicimos. La verdad es que no se hizo pesado porque fue por la noche y pudimos dormir bien. En Varadero pasamos tres noches y realizamos excursiones para visitar la cueva de Saturno, donde nos pudimos bañar, así como la playa de Coral, donde según nos dijeron se encuentra la segunda barrera de coral más grande del mundo y pudimos hacer snorkel.

Cerramos el viaje en La Habana. Una vez más cogimos un autobús de Varadero a La Habana para pasar allí la última noche del viaje. Cogimos el vuelo de regreso por la noche al día siguiente, por lo que tuvimos aún un día casi completo para recorrer la capital cubana.

Esta fue, a modo resumen, nuestra ruta de 15 días por Cuba. Sin duda un viaje muy interesante, donde visitamos lugares de gran belleza natural, así como pueblos y ciudades que bien merecen la pena conocer.

Como siempre ocurre, en este viaje de dos semanas por Cuba tuvimos que descartar cosas que nos hubiera gustado conocer. Siempre hay que seleccionar lo que consideremos imprescindible o que más nos guste visitar.

Mapa con el itinerario por Cuba de dos semanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.