Ruinas romanas de Augustóbriga, lo único que queda de una ciudad sumergida

Extremadura cuenta con muchos lugares que guardan el legado romano de la región. Podemos ver el teatro romano de Mérida, la ciudad de Cáparra o el puente de Alcántara como algunos de sus mejores ejemplos. Sin embargo son muchos más los lugares que podemos encontrarnos por la región extremeña. Es el caso por ejemplo de las ruinas romanas de Augustóbriga, con el templo de los Mármoles como espacio más visible hoy en día. Tras de sí, además de su evidente importancia histórica, guarda como curiosidad el hecho de haber sido rescatado de una muerte definitiva y de pasar al olvido.

Las ruinas romanas de Augustóbriga, en Extremadura

Los restos romanos de Augustóbriga están en el norte de Extremadura, en la comarca de Campo Arañuelo, en el término municipal de Bohonal de Ibor. Está muy cerca de Navalmoral de la Mata, en el pantano de Valdecañas.

Precisamente el embalse de Valdecañas cambió por completo el destino de las ruinas romanas de Augustóbriga y el templo de los Mármoles, su icono más representativo. Las aguas de este pantano construido en la década de 1960 inundaron la antigua ciudad romana de Augustóbriga. Pudo pasar al olvido por completo y que nadie, salvo los textos y pocas fotografías que hubiera en esos años, supiera de su existencia.

Por suerte tanto el templo de los Mármoles, que es el principal, como el templo de la Cilla, fueron declarados 30 años antes Monumentos Histórico-Artísticos. Concretamente fue en 1931. Este hecho provocó que, en tiempos de dictadura y en los que no importaba demasiado lo que hubiera en el lugar donde construyeran un embalse, estos dos templos estuvieran protegidos. Fueron trasladados piedra a piedra hasta un lugar seguro, fuera de quedar inundados, junto al embalse de Valdecañas.

Toda la antigua ciudad romana de Augustóbriga, a excepción del templo de Mármol y el templo de la Cilla, quedó bajo el agua. En la Edad Media esta antigua villa pasó a llamarse Talavera la Vieja. Este municipio llegó a contar con 2000 habitantes en 1963, año del desalojo. Todos tuvieron que emigrar a otros pueblos extremeños o incluso fuera de la región. Recuerda al caso del pueblo fantasma de Granadilla.

Ruinas romanas de Augustóbriga
Las ruinas romanas de Augustóbriga, con el embalse de Valdecañas detrás

Historia de Augustóbriga

La villa romana de Augustóbriga era un lugar de paso muy importante hace dos milenios. Concretamente estaba más o menos a medio camino entre Emérita Augusta, la actual Mérida, y Caesarbriga, actual Talavera de la Reina. Esto provocó que aquí hubiera una villa de cierta importancia.

Esta ciudad estaba construida junto a la calzada romana. Contaba con un recinto amurallado. Entre otros espacios, destacaban el templo de los Mármoles y el templo de la Cilla. Los que hayáis estado en Mérida seguro que encontráis parecido entre el primero y el templo de Diana. Guarda similitudes, pero se trata de un templo de Curia, el único que se conserva en todo el mundo.

El nombre viene de la unión de Augusto y Briga. Son dos palabras que podemos encontrar en muchas otras ciudades romanas en España. La palabra Augusto viene del emperador romano y la palabra Briga significa refugio o población y es de origen Celta.

Al templo de los Mármoles realmente se le denominaba templo de Curia. Sin embargo los habitantes del antiguo municipio de Talavera la Vieja, ahora bajo las aguas del pantano, lo conocían así.

Muchos siglos después de ser fundada esta villa, volvió a tener pobladores de manera estable y pasó a llamarse Talavera la Vieja o Talaverilla, como también la conocían. Debajo de las aguas murió un pueblo entero. Incluso derribaron su iglesia principal para que la torre no se viera en épocas de sequía.

Los templos romanos de Augustóbriga salvados del agua

Por desgracia toda la ciudad romana de Augustóbriga quedó bajo las aguas del embalse de Valdecañas. Pero por suerte lograron salvar estos dos templos romanos cercanos a Navalmoral de la Mata. Hoy pueden ser visitados por muchos turistas que pasan por aquí, ya que la autovía A-5 que va hacia Madrid está cerca.

Son el templo romano de los Mármoles, el que podemos ver en la mayoría de fotos, y también el templo de la Cilla. Este último recibe este nombre ya que fue utilizado para almacenar granos. Eso sí, se conserva mucho menos; solamente las bases de tres columnas.

Templo romano de los Mármoles, en Augustóbriga
Templo romano de los Mármoles

El pórtico romano de los Mármoles tiene en total 6 columnas y conserva parte de su base. 4 de estas columnas están en el centro y 1 más a cada lado. Sostienen un dintel y en el centro vemos un arco. Mucho menos se conserva del otro templo. Parece ser que no pudieron desmontarlo entero salvo estas tres columnas que podemos ver ahora aisladas. Todo lo demás quedó bajo el agua.

Templo de la Cilla
Los tres pilares que se conservan del templo de la Cilla

Los dos templos fueron trasladados algo más de 6km desde su lugar original. Están en una zona elevada, desde donde hay unas bonitas vistas del pantano. De hecho, una de las imágenes más típicas de esta antigua ciudad romana del norte de Extremadura es la del templo romano de los Mármoles con el agua de fondo.

Junto a los templos romanos de Augustóbriga podemos encontrar paneles informativos muy interesantes. Nos explican la historia del lugar, pero también podemos ver imágenes antiguas de antes del traslado. Así podemos hacernos una idea real de cómo era Talavera la Vieja y cómo estaban los templos en medio del pueblo. Ambos están a unos metros de distancia.

Cómo llegar a las ruinas romanas de Augustóbriga

Las ruinas romanas de Augustóbriga se encuentran situadas junto a la carretera que une Navalmoral de la Mata con Guadalupe, la EX 118. En la mayoría de casos los viajeros llegarán a través de Navalmoral de la Mata, desde la autovía A-5. Esto es así para los visitantes que vengan desde Madrid, por ejemplo. También los que vengan desde el sur, desde ciudades como Mérida o Sevilla.

Quienes lleguen desde Plasencia o desde Castilla y León tendrán que coger la autovía EX A1 desde Plasencia hasta Navalmoral de la Mata.

Una vez en la A-5 en Navalmoral de la Mata hay que tomar la salida 178 y acceder a la carretera EX 118 dirección Peraleda de la Mata, municipio que hay que atravesar, y posteriormente cruzar el puente sobre el embalse de Valdecañas. Los templos quedan justo después del puente, a la izquierda. No tiene pérdida, pues lo veremos sin problemas.

Aquellos viajeros que lleguen desde Guadalupe o algún municipio de las Villuercas, tendrán que coger la carretera EX 118 dirección Navalmoral de la Mata.

Hay una zona habilitada para aparcar el coche. Simplemente hay que caminar por un sendero de unas decenas de metros y llegamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.