Qué visitar en Lisboa en un fin de semana: lugares imprescindibles

Portugal es un país que tiene muchas ciudades de gran interés para conocer. Sin duda una de ellas es su capital, la cual está muy accesible para los españoles que queramos viajar al extranjero sin tener que recorrer grandes distancias. Es ideal para pasar unos días y ver los principales lugares. En este artículo vamos a hablar de qué ver en Lisboa en un fin de semana. Un recorrido por los puntos más bonitos e interesantes para conocer de la capital lusa.

Qué visitar en un fin de semana en Lisboa

Se trata de una ciudad que se puede conocer en unos días. Si aprovechamos bien el tiempo en un par de días bien completos podemos recorrer sus principales puntos. Pasar un fin de semana en Lisboa es una buena idea para  quienes deseen una escapada corta fuera de España.

Vamos a hablar bajo nuestra propia experiencia de qué ver en Lisboa en dos días. Un paseo por la zona centro, sus bonitas plazas, edificios más emblemáticos y también otros lugares algo más alejados pero que merecen la pena visitar.

¿Es suficiente un fin de semana en Lisboa? Esa quizás sea la pregunta que se hagan muchos viajeros. Lo cierto es que en nuestro caso hemos ido en varias ocasiones y siempre nos queda algo por ver. Si queremos visitar lo principal de Lisboa en dos días podemos decir que sí, que es suficiente. Si queremos ver más en profundidad esta bonita ciudad portuguesa y sus alrededores evidentemente vamos a necesitar más tiempo.

Día 1: zona centro de Lisboa

El primero de los dos días por Lisboa lo dedicamos a conocer la zona centro. Lugares como le Plaza del Comercio, la catedral, Plaza de Luís Camões o la Plaza del Rossio. Son visitas que podemos hacer perfectamente a pie si nos hospedamos por el centro de la capital lusa. Hay que mencionar que existe una buena red de metro para movernos por el centro y este de la ciudad. No ocurre lo mismo si vamos hacia el oeste más allá de la Plaza del Comercio, donde tendremos que utilizar tranvías o autobuses urbanos.

Sin duda si nos preguntamos qué ver en un fin de semana en Lisboa lo primero que hay que mencionar es la zona centro. Aquí tendremos la oportunidad no solo de ver lugares concretos como los que hemos mencionado, sino también recorrer sus calles, visitar barrios como el de Alfama o el Barrio Alto.

Plaza del Comercio

Vamos a coger la plaza del Comercio como punto de partida de una visita de dos días por Lisboa. Es sin duda uno de los puntos más turísticos de la capital portuguesa y lugar de visita obligada. Es una plaza abierta al río Tajo, con diferentes edificios de gran belleza a su alrededor.

La historia cambió para siempre en este lugar con el gran terremoto de 1755. A partir de ese fatídico momento importantes edificios y palacios que había aquí quedaron destruidos o prácticamente destruidos. Decidieron construir aquí una plaza. Por tanto podemos decir que este lugar data del siglo XVIII.

Plaza del Comercio, un lugar que ver en Lisboa en dos días
Plaza del Comercio, un lugar que ver en Lisboa en dos días

Si utilizamos transporte público por Lisboa lo más normal es que encontremos la línea que nos interesa en las inmediaciones de esta plaza. Por aquí, por los alrededores, salen muchos autobuses urbanos y tranvías.

Uno de los iconos más representativos de la Plaza del Comercio es el Arco Triunfal que vemos en su cara norte. Es la puerta de entrada a la bonita calle Augusta, donde veremos numerosas tiendas y siempre mucho movimiento. En este arco veremos esculturas de personajes muy importantes para la historia y cultura portuguesa como Vasco de Gama o el Marqués de Pombal, que además fue pieza clave en la reconstrucción de la ciudad tras el terremoto. Por cierto, es posible subir al Arco Triunfal y tener unas bonitas vistas.

Justo en el centro de esta bonita plaza está la estatua ecuestre de José I, el rey portugués durante la época del terremoto.

En la otra parte, en la cara sur de la plaza, podemos contemplar unas bonitas vistas del río Tajo.

Plaza de Luís de Camões, convento do Carmo y Plaza del Rossio

Sin alejarnos mucho de la Plaza del Comercio podemos subir hacia el Barrio Alto. Aquí se encuentran algunas de las plazas más importantes de la ciudad. Una de ellas es la Plaza de Luís de Camões, donde como no podía ser de otra forma en su parte central hay una estatua del famoso escritor portugués.

Esta plaza podemos decir que actúa de nexo entre la parte baja y alta de la ciudad. Aquí es donde da comienzo lo que se conoce como el Barrio Alto, una zona de muchos bares, comercios y también movimiento por la noche.

No muy lejos de aquí hay dos lugares que consideramos imprescindibles visitar en Lisboa en un fin de semana: el convento do Carmo y el elevador de Santa Justa. Sin duda el convento do Carmo es el mejor lugar que podemos ver hoy en día para comprender el terremoto de 1755. Era un importante templo gótico del que solo se puede ver el esqueleto en la actualidad. Hoy está convertido en un museo arqueológico.

Justo al lado del convento do Carmo se encuentra el elevador de Santa Justa. Hay muchos miradores en esta bonita ciudad portuguesa, pero sin duda el elevador de Santa Justa es uno de los más populares para los turistas en la zona centro. Cuesta dinero subir, pero es interesante para tener unas vistas curiosas de esta parte de la capital lusa.

La calle Augusta como dijimos anteriormente sale del Arco Triunfal de la Plaza del Comercio. Si seguimos toda esa calle dirección al norte llegamos hasta la Plaza del Rossio. Es otro de esos lugares que ver en el centro de Lisboa. Realmente su nombre oficial es Plaza de Dom Pedro IV, pero popularmente se le conoce como el Rossio.

Plaza del Rossio, en el centro de Lisboa
Plaza del Rossio, en el centro de Lisboa

Catedral de Lisboa, un lugar que ver en Lisboa en dos días

Volviendo dirección al sur, un lugar que ver en un fin de semana en Lisboa y que no puede faltar es su catedral. Se trata de un templo de estilo románico del siglo XII. Sobrevivió al fuerte terremoto. En su interior podemos visitar también el claustro (hay que pagar entrada).

La catedral, un lugar que ver en Lisboa en un fin de semana
Interior de la catedral, un lugar que ver en Lisboa en un fin de semana

Más allá de la catedral de Lisboa, es muy aconsejable pasear por las calles de esta zona. Se trata del barrio de Alfama, conocido por sus calles empinadas, rincones pintorescos y diferentes miradores.

Uno de los miradores más populares es el mirador de Santa Luzía. Nos ofrece unas vistas realmente bonitas de esta parte de la ciudad.

Vistas del mirador de Santa Luzía
Vistas desde el mirador de Santa Luzía

Castillo de San Jorge, iglesia de Gracia y Panteón Nacional

Si no nos importa caminar y subir y bajar varias veces calles empinadas, tres lugares muy interesantes para conocer en Lisboa son el castillo de San Jorge, la iglesia de Gracia y el Panteón Nacional.

El castillo de San Jorge es de origen árabe y data del siglo XII. Llegó a ser durante un tiempo palacio real y ha tenido un papel importancia en la historia de Portugal. Desapareció del mapa casi por completo tras el terremoto de 1755 y fue restaurado en el siglo XX. Desde aquí arriba podemos tener una panorámica muy bonita de la ciudad.

La iglesia de Nuestra Señora de Gracia se encuentra en una colina. Para llegar hasta aquí hay que subir una serie de callejuelas muy pintorescas. Tendremos un premio merecido al llegar arriba, ya que más allá de este templo religioso lo interesante realmente son las vistas. Lugar recomendable para conocer.

Desde allí podemos bajar hasta el Panteón Nacional. Hay unos 600 metros. Se trata de una antigua iglesia que en la actualidad actúa como panteón. Aquí, entre otros, se encuentra el cuerpo de Vasco de Gama.

El Panteón Nacional de Lisboa
El Panteón Nacional de Lisboa

Además de su terraza, desde donde tendremos unas bonitas vistas, también es interesante el mercadillo de Ladra que se celebra a los alrededores cada martes y sábado desde las 9 de la mañana. Aquí encontraremos artículos de antigüedades muy variados.

Con estas visitas podemos poner fin al primero del fin de semana por Lisboa. Un recorrido que podemos hacer perfectamente a pie. Lógicamente nos hemos dejado cosas en el tintero, pero al final hay que limitarse al tiempo que disponemos.

Día 2: Belém y Parque de las Naciones

La segunda jornada de los dos días por Lisboa podemos dedicarla a conocer lugares fuera del centro. En esta ocasión vamos a tener que coger transporte, ya que las distancias son más que considerables. Recomendamos visitar el barrio de Belém y también la zona moderna del Parque de las Naciones.

Torre de Belém, monasterio de los Jerónimos y monumento a los Descubrimientos

Siguiendo con nuestra ruta de qué ver en Lisboa en un fin de semana, la torre de Belém no puede faltar. Para llegar a este barrio podemos hacer uso del tranvía 15E o coger algún autobús urbano como el 728 que sale cerca de la Plaza del Comercio.

La torre de Belém es del siglo XVI y ha tenido diferentes usos. En un primer momento fue una fortaleza para proteger esta zona del río. Hay que diferenciar la torre del baluarte. Se accede a través de un pequeño puente, ya que cuando la marea está alta queda rodeada por agua. Sobre este hecho hay diferentes teorías, pero una de ellas dice que tras el terremoto de 1755 el curso del agua cambió y a partir de ese momento comenzó a inundar zonas que antes no quedaban cubiertas.

La torre de Belém, un icono de Lisboa
La torre de Belém, un icono de Lisboa

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es, en definitiva, un lugar que visitar en dos días en Lisboa.

Otro de los lugares que ver en el barrio de Belem es el monasterio de los Jerónimos. Junto a la torre de Belém está inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Fue fundado en el año 1501 y ha ido ampliándose con el paso de los siglos, hasta terminar en el siglo XX.

Tampoco puede faltar el monumento a los Descubrimientos. Está justo enfrente del monasterio, junto al río Tajo. Mide 52 metros de altura y es posible subir arriba. Fue construido en memoria de los descubrimientos de la época dorada de Portugal y a los diferentes navegantes y viajes durante el siglo XVI.

El monumento a los Descubrimientos de Portugal
El monumento a los Descubrimientos, con el puente 25 de Abril detrás

El Parque de las Naciones no puede faltar en dos días en Lisboa

Tras visitar el barrio de Belém podemos dar un cambio radical al rumbo e ir hasta el Parque de las Naciones. Está a unos 15km de Belém y para llegar allí podemos hacerlo en metro desde la zona centro de Lisboa.

El Parque de las Naciones es una zona moderna de Lisboa. Fue construido para la Exposición de 1998. Hoy en día esta zona tiene mucha vida. Hay un gran centro comercial, diferentes edificios culturales y mucha arquitectura contemporánea.

Parque de las Naciones, la zona moderna de Lisboa
Parque de las Naciones, la zona moderna de Lisboa

Entre otras cosas por aquí podemos ver el acuario de Lisboa, así como un funicular desde donde podemos tener vistas bonitas de esta zona.

En definitiva estos son bajo nuestra opinión y experiencia propia los lugares que no pueden faltar en un fin de semana por Lisboa. Lógicamente la ciudad tiene mucho más que ofrecer. Incluso podemos hacer alguna visita de medio día a algún lugar cercano como el Palacio de la Pena de Sintra. Os dejamos un mapa con todas las localizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.