Qué visitar en Navarra en 5 días

Naturaleza diversa, pueblos con encanto, historia, cultura… Esta región española tiene mucho que ofrecer a los visitantes. Vamos a explicar qué ver en Navarra en cinco días. Una ruta por los principales destinos que recomendamos incluir. Ciudades como Pamplona o Tudela, parajes naturales como las Bardenas Reales o el nacedero del Urederra, castillos, monasterios…

Qué visitar en Navarra

Cuando organizamos cualquier viaje es importante hacer un itinerario y calcular cuánto tiempo necesitamos para poder ver lo que nos interesa. En nuestro caso hicimos un viaje de 5 días por Navarra en coche. Hicimos base en la capital y desde allí nos movimos por los diferentes puntos turísticos, ya que están repartidos por toda la región.

Lo que hicimos fue dividir la región en varias zonas. Básicamente dedicamos un día a cada una de ellas: zona norte, sur, este y oeste. También, otro día, para visitar Pamplona. Desde la capital las distancias no son grandes, por lo que ir en vehículo propio es un plus para poder hacer un itinerario por Navarra.

En una ruta por Navarra vas a poder hacer rutas senderistas, visitar paisajes naturales muy diferentes, conocer pueblos con mucha historia y lugares únicos. Verás que a una corta distancia en coche cambia todo radicalmente, como por ejemplo lo que verás en las Bárdenas Reales a lo que puedes ver en la selva de Irati.

Ruta de 5 días por Navarra

Dividimos los cinco días en diferentes zonas para aprovechar mejor el tiempo. De esta forma, uno de los días lo dedicamos íntegramente a Pamplona, que tiene bastante para ver, mientras que los otros cuatro fuimos a la zona norte, sur, este y oeste. Resumidamente, la ruta de cinco días por Navarra fue así:

Día 1: Pamplona

Día 2: Norte de Navarra

Día 3: Este de Navarra

Día 4: Sur de Navarra

Día 5: Oeste de Navarra

Vamos a explicar cada uno de los días, las visitas principales, cómo llegar a algunos lugares y, en definitiva, consejos para organizar un viaje por Navarra y qué hacer. Es una ruta de cinco días, pero puede servir como base también para los que vayáis menos tiempo o incluso una semana o más.

Día 1: Pamplona

El punto base de este viaje fue Pamplona. Desde la capital navarra partimos a las rutas de cada día. Por ello, la primera visita fue a esta bonita ciudad. Es un imprescindible y, al menos, recomendamos pasar un día completo por aquí. Se recorre perfectamente a pie, por lo que podrás olvidarte del coche.

Uno de los lugares más interesantes es su ciudadela. De hecho, es una de las mejor conservadas de toda Europa. Esta fortaleza fue construida entre los siglos XVI y XVII. No ha sufrido grandes asedios a lo largo de los siglos, de ahí su buen estado. En la actualidad está rodeada por un bonito parque, donde se puede pasear tranquilamente. Además, Pamplona tiene unas murallas de más de cinco kilómetros.

Pero la mayoría de lugares y atractivos turísticos se encuentran en los alrededores del Ayuntamiento. Allí podemos ver la plaza del castillo, la catedral, las iglesias de Saturnino o San Nicolás, así como callejear por el casco antiguo. Es realmente bonita esta zona.

Ayuntamiento de Pamplona
Ayuntamiento de Pamplona, una de las visitas imprescindibles

Si hay algo que caracteriza a Pamplona son los Sanfermines. Es sin duda una de las fiestas más conocidas de toda España y cada año atrae a miles de turistas llegados de todas partes del mundo. Y sí, sin importar la fecha en la que viajemos, vamos a ver cosas como el monumento al Encierro, que nos recordará dónde estamos.

Otro lugar muy bonito que ver en Pamplona son los jardines de la Taconera. Fueron diseñados en 1830 y son los más antiguos de la ciudad. Aquí se encuentra también el baluarte de la Taconera, del siglo XVII. Podemos ver árboles de todo tipo, incluyendo una secuoya de 40 metros de altura.

Estos serían los principales lugares que puedes ver en Pamplona, en un recorrido caminando, dentro de una ruta de cinco días por Navarra:

  • Plaza del Castillo: está situada en la zona sur de lo que sería el casco antiguo. Es un buen lugar para empezar una visita por la ciudad. Se trata de una plaza porticada, llena de restaurantes a sus alrededores y con mucho movimiento siempre. Es totalmente peatonal y en el centro hay un quiosco de música.
  • Ayuntamiento de Pamplona: uno de los lugares más icónicos de Pamplona es el edificio de su Ayuntamiento. Está en la plaza Consistorial, muy cerca de la plaza del Castillo. Empezó a construirse en el año 1753 sobre los restos del edificio antiguo. Su fachada es de estilo rococó, aunque tiene también detalles del barroco.
  • Catedral: en una visita a Pamplona no puede faltar la catedral Metropolitana de Santa María de la Asunción. Se considera como una de los complejos catedralicios más completos de España en la actualidad, ya que conserva espacios como la cillería, refectorio o sala capitular, que en otras se han ido eliminando. Es de estilo gótico, aunque con fachada neoclásica.
  • Iglesia de Saturnino: también se conoce como iglesia de San Cernin. Es un templo gótico que data de finales del siglo XIII. Fue construido en el mismo lugar donde ya había una iglesia anteriormente pero quedó destruida.
  • Iglesia de San Nicolás: otra de las iglesias históricas de Pamplona es la de San Nicolás. También fue construida en el siglo XIII, pero unas décadas antes. Concretamente en el año 1231, sobre las ruinas de otra iglesia anterior, de estilo gótico. Se encuentra en el Paseo de Pablo Saraste.
  • Archivo Real y General de Navarra: se encuentra en el palacio de los Reyes de Navarra. Este edificio comenzó a construirse en el siglo XII y varios siglos después llegó a ser la residencia de los Virreyes. Además de Palacio Real, llegó a ser Palacio de Capitanía y Gobierno Militar hasta que, a principios del siglo XXI, se convirtió en la sede del Archivo Real y General de Navarra.
  • Jardines de la Taconera: es una zona ideal para pasear en los meses de verano y resguardarse de las horas de más calor. Tiene una gran cantidad de árboles y vegetación variada. Además, aquí se encuentra el baluarte de la Taconera, del siglo XVII. Un puente une este parque con la plaza de la Virgen de la O (con unas bonitas vistas) y de ahí conecta con el casco histórico.
  • La Ciudadela: no muy lejos de aquí está la Ciudadela de Pamplona. Se conserva muy bien y también es hoy en día una zona verde donde los locales vienen a pasear o hacer deporte.
  • Monumento al Encierro: este recorrido a pie de un día por Pamplona lo podemos terminar en la zona donde se encuentra el monumento al Encierro. Se encuentra al sur de la plaza del Castillo, en la unión entre las avenidas de Roncesvalles y Carlos III.

📝Una opción interesante es realizar un free tour por Pamplona y visitar lo más importante.

Día 2: PN Señorío de Bértiz, Selva de Irati y valle de Roncal

El viaje de cinco días por Navarra continuó por una de las zonas más bonitas como son el Parque Natural Señorío de Bértiz y el entorno del embalse de Irabia. Son dos parajes naturales del norte de la región que sin duda merecen mucho la pena visitar. Aunque no están cerca ambos lugares entre sí, no hay problema para combinarlos en una misma jornada.

También recorrimos algunos pueblos que caen de camino, como Roncesvalles y Ochagavía, así como el valle de Roncal. Esta zona está compuesta por varios municipios muy bonitos y que podemos ir viendo mientras volvemos por la carretera NA-137 dirección sur y de ahí hacia Pamplona.

Parque Natural Señorío de Bértiz

El Parque Natural Señorío de Bértiz está al norte de Navarra, muy cerca de donde se juntan la frontera del País Vasco y Francia. Su nombre viene de la familia a la que pertenecían estos terrenos desde el siglo XIV. Es un paraje natural de gran belleza, donde podemos realizar muchas rutas senderistas.

Su último propietario donó estos terrenos al gobierno navarro a mediados del siglo XX. Esto fue lo que impulsó a ser declarado como Parque Natural. Aunque sus bosques ofrecen una gran cantidad de rutas donde podemos pasar todo el día, hay algunos tramos más cortos para, por ejemplo, dedicar media mañana. Una de las rutas más cortas es de 1,5km y, además, no tiene ninguna dificultad.

Aquí hay una gran cantidad de especies de aves, ciervos, jabalíes, corzos… Entre sus árboles podemos ver hayas, robles o alisedas. En total tiene unas 2.000 hectáreas de bosque y zonas naturales que lo convierten en uno de los pulmones de Navarra.

Pero sin duda uno de los atractivos más importantes del Parque Natural Señorío de Bértiz es su jardín botánico. Tiene más de un siglo de antigüedad y es realmente bonito. Tiene especies de muchos lugares del mundo. Por ejemplo podemos ver árboles de bambú verde, que son originarios de China y Japón. También cedro del Himalaya, cedro del Líbano y otras 120 especies.

Jardín botánico en el Parque Natural Señorío de Bértiz
Parque Natural Señorío de Bértiz

Roncesvalles

Una visita cultural y un lugar con mucha historia, dentro de este viaje de cinco días por Navarra, es Roncesvalles. Punto de partida típico para muchos que inician el Camino de Santiago Francés, este municipio de unos 20 habitantes censados cuenta con un lugar de gran importancia como es la iglesia de la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles.

Este conjunto monumental es uno de los mejores ejemplos del gótico navarro. Comenzó a ser construida en el siglo XIII, aunque ha tenido importantes reformas en los siglos posteriores.

Más allá de la iglesia y el ser considerado como un verdadero icono para los amantes del Camino de Santiago, no hay mucho más que hacer en esta pequeña localidad. No obstante, está a medio camino entre el Parque Natural del Señorío de Bértiz y el siguiente destino: el embalse de Irabia, en la selva de Irati.

Embalse de Irabia

Otra de las cosas que hacer en Navarra en cinco día es una visita a la selva de Irati. Dentro de esta zona boscosa, un punto imprescindible es el embalse de Irabia. Este bosque es conocido por ser el segundo hayedo más grande de Europa. Además, podemos encontrar ciervos, corzos o jabalíes.

Por aquí podemos hacer diferentes rutas senderistas. Una de las más populares es una ruta circular por el embalse de Irabia de unos 10km. Es sencilla e ideal para quienes vayan con tiempo y puedan dedicar unas 3 horas para ver con tranquilidad esta zona tan bonita del norte de España.

Embalse de Irabia, en la selva de Irati
Embalse de Irabia, al norte de Navarra

Esta área es muy extensa y podemos ver algunas cascadas y zonas muy bonitas. Hay diferentes accesos a la selva de Irati. En nuestro caso entramos desde Orbaiceta, en la zona occidental, hasta llegar al embalse de Irabia. Es posible hacer este tramo en bici, pero también poder entrar en coche. En el caso de acceder en vehículo propio hay que pagar una tasa de 5€ que se paga en el punto de información.

Ochagavía

Si seguimos la ruta hacia el este, después de haber visitado el embalse de Irabia, llegamos hasta Ochagavía. En mi opinión es uno de los pueblos más bonitos del norte de Navarra y recomiendo visitarlo. Al menos es interesante hacer una parada rápida y ver lo principal de camino al siguiente destino.

Este bonito municipio se encuentra en el valle de Salazar. Lo mejor es perderte por sus calles y adentrarte en busca de rincones muy bonitos. Pero si hay un lugar icónico de Ochagavía es su puente medieval de piedra junto al río Anduña. Aquí tendremos una imagen muy bonita del municipio, con sus casas de arquitectura típica.

Ochagavia, un pueblo que visitar en Navarra
Ochagavia, un bonito pueblo que ver en Navarra

Otro lugar interesante es la iglesia de San Juan Evangelista. Aunque ha sido reformada con el paso de los siglos, conserva restos del templo construido en el siglo XI. Muy bonita su torre, en forma de cono, similar a los tejados que por aquí tienen las casas.

Valle de Roncal

Una zona menos conocida es el valle de Roncal. La selva de Irati o el Parque Natural Señorío de Bértiz atraen muchos turistas y son zonas más conocidas, pero no es el caso de este lugar. Está compuesto por un total de siete municipios. En mi caso no visité todos ellos, pero sí Uztárroz, Isaba, Urzainqui, Roncal y Burgui.

Uno de los que personalmente me gustó más fue Isaba. Tiene un casco histórico de gran belleza, con construcciones perfectamente adaptadas al entorno. Dos edificios destacan por encima de los demás: el Ayuntamiento y la iglesia de San Cipriano.

Isaba, en el valle de Roncal
Isaba, uno de los pueblos en el valle de Roncal

Día 3: Foz de Arbayún, Foz de Lumbier y Vía Verde del Irati

Siguiendo con la ruta de cinco días por Navarra, en esta jornada tocó visitar la Foz de Arbayún, la Foz de Lumbier y la Vía Verde del Irati, además de otras visitas en los alrededores como el castillo de Javier y algunos pueblos interesantes. Esta vez viajamos hasta la zona más al este.

Foz de Arbayún

En mi opinión, la Foz de Arbayún debe estar sí o sí en un viaje a Navarra si buscas naturaleza. Mide más o menos 6km de largo y tiene tramos de hasta 400 metros de altura. Una pared vertical espectacular que podemos contemplar desde el mirador de Iso, perfectamente accesible en coche.

Esta cerca de la Foz de Lumbier y eso hace que sea menos conocida, ya que muchos viajeros la dejan a un lado. Mi consejo es ver las dos. Podemos decir que hay dos formas de visitar el cañón de Arbayún: una de ellas es simplemente ir al mirador y ver todo su esplendor desde arriba y la otra, para quienes tengan más tiempo, es hacer alguna de las rutas senderistas que hay.

Foz de Arbayún, en Navarra
Foz de Arbayún, desde el mirador de Iso

Foz de Lumbier y VV del Irati

Otro destino de naturaleza para este día fue la Foz de Lumbier, donde discurre la Vía Verde del Irati. Está cerca de otros destinos turísticos muy visitados, por lo que es un lugar bastante popular. Podemos dejar el coche en el aparcamiento habilitado y desde allí comenzar la ruta caminando o en bici.

La ruta Vía Verde del Irati completa son unos 11km. No es necesario hacerla entera, ya que lo más impactante es el paso por el cañón de Lumbier y por el túnel (imprescindible llevar luces si vas en bici). Si la acortas puedes echar más o menos una hora. En este espectacular desfiladero podemos ver fauna como el buitre leonado. Este paseo es una de las cosas que hacer en Navarra que recomiendo.

Foz de Lumbier, un destino en una ruta por Navarra
Foz de Lumbier y Vía Verde del Irati

Monasterio de Leyre

Sin alejarnos mucho, otro punto interesante para visitar es el monasterio de San Salvador de Leyre. Es considerado como uno de los más importantes de España y además se encuentra en un espacio natural muy bonito, donde hay diferentes rutas senderistas. Os recomiendo que cuando vayáis por la carretera hacia el monasterio, os desviéis un poquito en alguno de los miradores desde donde se ve el embalse de Yesa, por donde pasa el río Aragón, para tener unas vistas muy bonitas.

Este monasterio comenzó a construirse en el siglo IX. Ha tenido altibajos a lo largo de la historia y lógicamente ha sufrido reformas importantes hasta llegar a nuestros días. Es bonito y además por su historia merece la pena una visita.

Castillo de Javier

Volviendo dirección sur, el castillo de Javier es otro punto que podemos incluir en la ruta. Está muy cerca de la localidad de Sangüesa, aunque pertenece la pequeña población de Javier. Este castillo tiene mucha historia detrás. Data del siglo XI, cuando era una torre defensiva que se situaba entre el Reino de Navarra y el de Aragón. Poco a poco fue ampliándose, con diferentes murallas.

Aquí, en el siglo XVI, fue donde nació y vivió San Francisco Javier, hijo de los dueños de este lugar en ese momento, y que posteriormente fue misionero. Con el paso de los siglos, el castillo ha ido cambiando de dueños. Es posible visitarlo y actualmente la tarifa para adultos es de 3,50€.

Castillo de Javier, en Navarra
Castillo de Javier

Sangüesa

Este municipio navarro es punto de paso de uno de los tramos del Camino de Santiago. Esto ha hecho que a lo largo de los siglos haya adquirido importancia histórica y lo podemos ver reflejado en su bonita iglesia de Santa María la Real, que es uno de los atractivos turísticos. Este templo religioso es de estilo románico.

Iglesia de Santa María, en Sangüesa
Iglesia principal de Sangüesa

También podemos ver otros lugares muy interesantes, como la casa consistorial, la iglesia de Santiago el Mayor (donde destaca su torre) o recorrer la calle Mayor. Veremos muchos palacios y rincones bonitos en Sangüesa. Merece la pena una parada si hacemos una ruta por Navarra visitando esta zona.

Gallipienzo Antiguo

En la cima de una colina, no muy lejos de Sangüesa, está Gallipienzo Antiguo. Fue un lugar que tuvo una gran importancia histórica para el Reino de Navarra, ya que era municipio fronterizo. Pero antes de eso, aquí ya hubo un asentamiento romano. Su posición geográfica hace que haya sido un lugar estratégico durante siglos.

Caminar por sus calles nos traslada a otra época. En la parte más alta podemos ver la iglesia de San Salvador. Comenzó a ser construida en el siglo XII, aunque lo que vemos hoy en día en su mayoría fue construido a partir del XIV. También podemos ver la iglesia de San Pedro o detenernos en alguno de los miradores para contemplar todo el entorno.

Gallipienzo Antiguo, uno de los pueblos que ver en Navarra
Calle en Gallipienzo Antiguo

Ujué

El tercer día terminó con la visita a Ujué, otro bonito pueblo que se encuentra en esta zona. Forma parte de la Red de Pueblos más bonitos de España y no es para menos. Es un pueblo medieval, que cuenta con una iglesia fortaleza de Santa María, que fue construida entre los siglos XII y XIV.

Pero sin duda lo mejor que hacer en Ujué es recorrer sus calles. Podemos encontrar rincones muy bonitos, como la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento. También podemos ver su castillo, desde donde además tendremos unas vistas muy bonitas y en días claros se pueden ver al fondo los Pirineos.

Iglesia de Santa María de Ujué
Iglesia de Santa María, en Ujué

Día 4: Bardenas Reales, cuevas de Arguedas, Tudela y Olite

Para este día hicimos un recorrido por la zona más al sur de Navarra. Visitamos lugares como las Bardenas Reales y las cuevas de Arguedas, además de pueblos de gran interés turístico como Tudela y Olite. Estos destinos están cerca entre sí y lo podemos hacer perfectamente en un día con tranquilidad.

Bardenas Reales

Algo imprescindible que ver en cinco días en Navarra son las Bardenas Reales. Es un paraje natural de gran valor, que contrasta con lo que podemos encontrar a pocos kilómetros. Se trata de un paisaje semidesértico, declarado reserva natural y reserva de la biosfera, donde podemos ver diferentes relieves que se han ido formando con la erosión y el paso del tiempo.

Uno de los lugares más reconocibles es el cabezo de Castildetierra. Es el mejor ejemplo de lo que la naturaleza ha ido “edificando” en este lugar. Podemos encontrar diferentes puntos que actúan como observatorios para tener una panorámica de esta parte y otras muchas que iremos encontrando.

Cabezo de Castildetierra, en las Bardenas Reales
Bardenas Reales, un imprescindible que visitar en Navarra

Para recorrer las Bardenas Reales se hace casi imprescindible ir en vehículo. Es bastante extenso y si queremos ver todo son bastantes kilómetros de recorrido. Podemos entrar con nuestro coche o ir en bici. Eso sí, son caminos y pistas, no hay prácticamente nada asfaltado.

Cuevas de Arguedas

A unos 10km de este singular espacio natural se encuentran las cuevas de Arguedas. Es otra visita que recomiendo hacer, ya que se trata de algo bastante peculiar. Son antiguas viviendas que, hasta el siglo XIX, servían para los habitantes con menos recursos.

Es posible visitar las cuevas de Arguedas de forma libre y gratuita. Incluso podemos entrar en algunas de las viviendas y ver cómo se conserva su interior y poder imaginar cómo vivía la gente que habitaba esta zona. El terreno, de materiales relativamente blandos, permitía crear este tipo de cuevas.

Cuevas de Arguedas, en Navarra
Antiguas viviendas en cuevas en Navarra

Tudela

Si seguimos dirección sur, a unos 15km, llegamos hasta uno de los pueblos que visitar en Navarra: Tudela. Es la segunda localidad más poblada de la región y cuenta con lugares turísticos interesantes. Uno de ellos es la plaza de los Fueros, que es donde se encuentra la casa del Reloj.

Plaza de los Fueros, en Tudela
Plaza de los Fueros, con la casa del Reloj, en Tudela

También podemos visitar su catedral, ver el Ayuntamiento o subir hasta la zona donde está la torre Monreal. En este lugar, en la torre Monreal, podemos ver una de las cámaras oscuras que hay en España. Si no habéis estado nunca en alguna, os lo recomiendo. Es una manera diferente de ver los lugares más interesantes de una ciudad desde las alturas.

Olite

Terminamos la ruta de este día con la visita a Olite. Sin duda el lugar más visitado de este pueblo navarro es el Palacio Real de los Reyes de Navarra. Esta fortaleza comenzó a construirse en el siglo XIII. En el siglo XVI comenzó a devaluarse hasta que, ya en el siglo XX, fue restaurado.

Palacio Real de Olite
Palacio Real de los Reyes de Navarra, en Olite

Otros lugares interesantes son la plaza de Carlos III el Noble, la iglesia de Santa María la Real, el palacio viejo o la muralla. Es un municipio pequeño, pero concentra bastantes atractivos turísticos. Realmente merece la pena recorrer sus calles y conocer más sobre su historia, la cual ha tenido relevancia en la región.

Día 5: Nacedero del Urederra, balcón de Pilatos y Puente la Reina

Finalizamos este recorrido sobre qué visitar en cinco días en Navarra con un lugar natural muy bonito como es el nacedero del Urederra, así como el balcón de Pilatos o los pueblos de Puente la Reina y Artajona. En esta jornada viajamos a la zona más occidental de la región y completar así el viaje.

Nacedero del Urederra

A mí personalmente fue uno de los lugares naturales más bonitos que visité en Navarra. Hay que ir hasta el municipio de Baquedano y allí, desde la zona de recepción de visitantes y donde se encuentra el parking, comenzar una ruta que discurre por pleno bosque hasta llegar al nacedero del Urederra.

Los paisajes son muy bonitos en cualquier época del año, aunque cada una de ellas tiene su encanto propio. La ruta es apta para todas las edades, ya que es sencilla, sin ningún tipo de dificultad. Pasamos por pozas de agua cristalina y frondosa vegetación a cada paso que damos.

Nacedero del Urederra
Una de las zonas de pozas de agua en el nacedero del Urederra

Hay que tener en cuenta que es un espacio protegido y por ello se evitan las aglomeraciones. Únicamente pueden acceder 500 personas cada día, por lo que recomiendo reservar la entrada con antelación. Especialmente si vas en temporada alta, como puede ser en verano, es mejor que te asegures el acceso.

Balcón de Pilatos

En la parte de arriba del nacedero del Urederra está el balcón de Pilatos. Eso sí, aunque en distancia en línea recta esté cerca, tenemos que hacer un rodeo en coche hasta llegar allí arriba. Forma parte del Parque Natural Urbasa y Andía. Este espectacular lugar se conoce también como el mirador de Ubaba.

Hay diferentes rutas senderistas para hacer por esta zona. No obstante, el parking para ir directos al balcón de Pilatos está a unos 150 metros. Si no tienes mucho tiempo, siempre puedes aparcar e directamente a contemplar las magníficas vistas que hay desde aquí arriba.

Balcón de Pilatos
Mirador desde el Balcón de Pilatos

Puente la Reina

De vuelta hacia el interior de Navarra, una visita aconsejable es al municipio de Puente la Reina. Su nombre no es casualidad, y es que cuenta con un bonito puente románico por el que pasa el Camino de Santiago. Fue construido en el siglo XI y tiene algo más de 100 metros de longitud.

Puente la Reina
Puente románico en Puente la Reina

Pero más allá de su puente, tiene atractivos turísticos como son la iglesia de Santiago, que fue construida pocas décadas después de la fundación de la villa, o la iglesia del Crucifijo. También podemos recorrer sus calles, especialmente la calle Mayor, que atraviesa todo el casco histórico hasta la puerta de la Carnicería, donde empieza el puente.

Artajona

No muy lejos está el pueblo de Artajona, que fue la última visita. Es otro pueblo medieval, donde podemos ver la iglesia fortaleza de San Saturnino. Justo al lado está el cerco o fortaleza, considerado como uno de las más importantes del medievo navarro. La iglesia de San Pedro es otro de los puntos de interés y se encuentra al lado del Ayuntamiento, en el centro del municipio.

Iglesia fortaleza de Artajona
Iglesia de San Saturnino, en Artajona

El pueblo es pequeño, por lo que podemos recorrerlo sin problemas. Además, los puntos turísticos más importantes rodean la iglesia de San Saturnino y se concentran por esa parte de la localidad. Allí, además, hay un par de aparcamientos donde poder dejar el coche sin problemas.

Consejos para viajar a Navarra en coche

Después de haber explicado el itinerario de una ruta por Navarra, vamos a dar algunos consejos. Este viaje está hecho en coche, algo que considero imprescindible para poder moverse con facilidad y llegar a algunos lugares que de otra forma sería imposible. Vamos a dar algunas recomendaciones interesantes.

Cuántos días pasar

Lo primero es cuántos días estar. En este artículo nos hemos centrado en una ruta de 5 días por Navarra según la experiencia propia. Pero claro, no todos los viajeros van a disponer del mismo tiempo. Puede que queráis pasar más de una semana o no poder ir más que un fin de semana o un puente.

Mi consejo, para poder ver bien lo principal que ofrece esta región, es al menos pasar estos cinco días. Si solo tuviera 2-3 días, lo dedicaría solo a una zona y Pamplona. Es decir, vería la capital y dedicaría el resto a lo que más me interesara. Por ejemplo visitar las Bardenas Reales y la zona sur o elegir la zona norte, con la selva de Irati y el Parque Natural Señorío de Bértiz.

Si tuvieras más de esos cinco días, pues perfecto. Puedes ver también más en profundidad la zona del oeste de la región, que es lo que en mi caso quedó algo más pendiente. También dedicar más tiempo a ver con más tranquilidad Pamplona o alguna de las zonas.

Dónde alojarse

En mi caso elegí Pamplona para dormir cada día y creo que fue una decisión más que acertada. La ciudad está justo en el centro de Navarra y desde aquí es muy fácil moverse. Todo está relativamente cerca. Hay muchas opciones de alojamiento y, en caso de que llegues en transporte público, podrás alquilar un coche si así lo deseas.

Me hospedé en el hotel Alda Centro, en Pamplona. Lo recomiendo, ya que está bien situado, cerca de lo principal de la ciudad y además en una zona tranquila junto a la plaza Virgen de la O. Además, ha sido reformado recientemente.

Aunque hay muchas opciones para alojarse en otros pueblos e incluso hospedarse en varios sitios diferentes, creo que para un viaje así lo mejor es un sitio fijo. Esto evitará que perdamos tiempo en tener que cambiar de hotel varias veces y poder centrarnos en la ruta turística y disfrutar de más tiempo.

Organizar el recorrido en coche por Navarra

¿Cómo optimizar la ruta en coche por Navarra para aprovechar mejor el tiempo? Sin duda lo mejor es repartirlo por zonas. Dedicar cada día a una zona evitará que tengamos que hacer largas distancias. Realmente desde Pamplona tenemos todo relativamente cerca, pero si hacemos visitas salteadas perderemos tiempo.

Dentro de cada día, sí que puedes tener en cuenta cuáles son los lugares más turísticos que vas a ver y quizás sea mejor empezar por ahí. Por ejemplo, si viajas en temporada alta y vas a visitar un punto turístico que suele estar masificado, tal vez lo mejor sea ir allí lo más temprano posible y dedicar el resto del día a zonas menos turísticas.

También tendrás que calcular el tiempo que vayas a dedicar cada día. No es lo mismo visitar algunos pueblos como Puente de Reina, donde no vas a pasar demasiado tiempo, que hacer por ejemplo la ruta Vía Verde del Irati, donde sí que necesitarás más tiempo.

Nacedero del Urederra, una parada en la ruta por Navarra
Nacedero del Urederra, una vista en el viaje por Navarra de cinco días

Mejor época para visitar Navarra

¿Cuál es la mejor época para hacer un viaje por Navarra? Esa sin duda es una de las preguntas que más nos hacemos cuando vamos a visitar por primera vez un nuevo lugar. Lo cierto es que aquí no hay nada fijo, ya que dependerá de qué tipo de viaje vayamos a hacer (si buscamos más naturaleza, rutas senderistas, visitar pueblos…).

En mi caso fui en septiembre, cuando el verano llegaba a su fin. La temperatura en ese mes es más agradable que en julio y agosto, así como en los meses de invierno. No obstante, paisajes como la selva de Irati o el nacedero del Urederra son mucho más espectaculares en pleno otoño, en los meses de octubre y noviembre.

En general cualquier época es buena para viajar y más a un destino tan variado como Navarra. No obstante, yo optaría por los meses de mayo, junio o septiembre. Julio y agosto también son buenas opciones, aunque pueden tocar días de bastante calor, ya que es cuando menos probabilidad de lluvia habrá.

En definitiva, esta ruta de cinco días por Navarra fue la que hicimos para conocer lo máximo posible de esta bonita región. Os dejamos a continuación un mapa donde detallamos, por medio de colores, cada uno de los días y los puntos visitados para que os hagáis una idea visual de qué visitar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.