Visita al pueblo abandonado de Belchite tras la Guerra Civil

Si te gusta la historia y quieres ver uno de esos lugares que han tenido una gran repercusión en España, sin duda tienes que visitar el pueblo abandonado de Belchite. Este pueblo fantasma de Aragón dejó de ver pasar a su gente por las calles hace décadas y se paró en el tiempo. Un museo al aire libre para aprender, pero sobre todo para no olvidar lo que nunca debe volver a pasar.

Belchite, el pueblo abandonado de Zaragoza

Cuando visitamos un lugar lo hacemos porque tiene algo interesante que ofrecer: un paisaje natural de gran belleza, un monumento histórico, un edificio bonito… En el caso de Belchite se trata de historia. Pero una historia de la mala, de la que no debería de haberse escrito. Fue un escenario de la Guerra Civil, uno más de los muchos que hubo por toda España, que se mantuvo tal cual.

Pasó varias veces de bando, con los enfrentamientos que eso supuso. Se calcula que hubo unos 3.000 muertos en total, aunque algunas fuentes incluso dan una cifra por encima de los 5.000. Nadie lo sabe con exactitud. Lo que sí sabemos es la atrocidad que ocurrió en este pueblo abandonado cerca de Zaragoza.

El 24 de agosto de 1937 dio inicio a la Batalla de Belchite que duró 13 días, hasta el 6 de septiembre. Pero habría más enfrentamientos durante los meses siguientes. En total fue tomado el pueblo en tres ocasiones y hubo ejecuciones indiscriminadas por parte de todos. Sus habitantes se tenían que esconder en las bodegas de las casas, ya que entraban en las calles y mataban a cualquiera que vieran.

Pero, ¿por qué quedó abandonado Belchite? Mucha gente cree que el pueblo quedó destruido tal y como lo vemos hoy en día, pero para nada fue así. Tuvo huellas de la guerra, lógicamente; aquí hubo grandes batallas y muchos edificios quedaron dañados en mayor o menor medida. Sin embargo, hicieron de este lugar una especie de municipio para recordar el daño de la Guerra Civil y, a diferencia del resto del país, decidieron dejarlo tal cual.

Pueblo abandonado de Belchite, cerca de Zaragoza
Pueblo abandonado de Belchite, con la iglesia principal

Pasaron los años y aquí seguía viviendo gente. Cada vez menos, ya que después de la guerra empezaron a construir el nuevo Belchite y las familias poco a poco fueron trasladándose allí. Llegó un momento en el que ya prácticamente no quedaba nadie, las viviendas estaban muy deterioradas y se abandonó por completo.

Pero en realidad el pueblo estaba en mejores condiciones. Fue el abandono, el vandalismo y también los curiosos que llegaban a este lugar y se llevaban piedras, lo que realmente hizo que llegara al punto que vemos hoy en día. Sin embargo, en el año 2013 lo vallaron y ya no es posible visitarlo por libre y tiene que ser con guía.

Cómo visitar el pueblo viejo de Belchite

Si te preguntas cómo visitar el pueblo abandonado de Aragón, tienes que hacerlo en visita guiada. Para preservarlo, para evitar el vandalismo y los problemas que había antes de 2013, decidieron que fuera así. Y, en mi opinión personal, fue todo un acierto. Lo primero porque es la mejor forma de mantener un lugar así, pero también porque sin duda la visita guiada es muy interesante.

La visita dura aproximadamente hora y media y hacen un recorrido completo por los principales lugares y las calles más importantes. Además, en cada uno de estos espacios realizan paradas donde nos explican la historia, eventos que tuvieron lugar en esa zona o nos hablan de particularidades del propio pueblo.

Empieza y termina en el Arco de la Villa. Es la puerta de acceso y donde la persona que nos guía estará esperando a la hora de inicio. La entrada se puede comprar a través de Internet o también en la Oficina de Turismo, que está en la calle Becú, en Belchite. Hay varios turnos cada día.

Durante el recorrido únicamente se puede entrar en los sitios habilitados y siempre según las indicaciones. No podemos movernos libremente por donde queramos. Hay edificios que están en mal estado y hay que evitar exponernos a nosotros mismos y también poder perjudicar a todo el entorno.

Horario: de lunes a viernes a las 12:00 y 16:00h; sábado a las 11:00, 12:00, 13:00, 16:00 y 17:00h; domingo a las 11:00, 12:00, 13:00 y 16:00h. Hay que estar 10 minutos antes en el Arco de la Villa.

💶 Precio: la entrada general es de 8€ por persona. No obstante, para grupos de 10 a 19 personas cuesta 6€ y para grupos de 20 o más personas cuesta 4€ la entrada. Los menores de 14 años pueden entrar de forma gratuita

Visitar Belchite de noche

También es posible conocer el pueblo abandonado de Zaragoza por la noche. Es una visita totalmente diferente, ya que en esta ocasión no se centran en los hechos históricos, sino en leyendas, historias de los habitantes, misterios y también hechos trágicos que ocurrieron en este lugar.

La entrada la puedes comprar también desde la página web o en la Oficina de Turismo. También tiene hora y media de duración, pero en este caso únicamente se realiza los viernes y sábados a las 20:00h y el precio es de 12€ por persona (gratuito para los menores de 14 años, siempre acompañados de un adulto).

Qué ver en la visita guiada por Belchite

Durante la visita vas a poder conocer algunos de los lugares más importantes que ver en Belchite. La guía fue explicando en todo momento qué era cada edificio, si tenían alguna función administrativa, por ejemplo. Se trata básicamente de un recorrido que va desde el Arco de la Villa hasta la iglesia de San Martín a través de la calle Mayor, parando en la plaza principal y algunos puntos más.

Arco de la Villa

La primera visita es el Arco o Portal de la Villa. Es allí donde hay que estar antes de la visita y donde recibimos la primera explicación por parte de la guía. Este arco estaba dedicado a la Virgen de los Remedios. La ciudad tenía diferentes puertas de acceso y esta era una de ellas y hoy en día es la única habilitada para entrar.

Fue aquí donde se instaló un francotirador durante la primera batalla y tenía órdenes de disparar a cualquiera que estuviera en la calle. Desde aquí arriba tenía una vista perfecta de toda la calle Mayor. Se trata de una edificación barroca del siglo XVIII, peor con influencia mudéjar, como podemos ver también en otros edificios de este pueblo abandonado de Zaragoza.

Arco de la Villa
Arco de la Villa, la entrada al pueblo viejo de Belchite

Calle Mayor

La calle Mayor es la principal del pueblo viejo de Belchite. Es donde pasaremos la mayor parte de la visita. Nos hablarán de los diferentes edificios que aquí se encuentran, así como una visión general de las batallas que tuvieron lugar en esta zona. Algunos de ellos, sobre todo los que están a la izquierda conforme entramos, están mejor conservados y se pueden ver detalles arquitectónicos muy bonitos.

Conforme vamos avanzando y adentrándonos por la calle Mayor veremos más edificios muy deteriorados, especialmente cuando nos acercamos a la plaza principal y en la margen izquierda. Prácticamente veremos ruinas, pero también alguno que mantiene en pie su fachada de varias plantas. También veremos la reproducción de un cañón.

Calle Mayor de Belchite, con la reproducción del cañón
Calle Mayor de Belchite, la principal

Plaza Vieja y Torre del Reloj

Siguiendo por la calle Mayor llegamos hasta la Plaza Vieja, donde se encuentra también la Torre del Reloj. Es uno de los iconos que visitar en Belchite. Aunque bastante deteriorada, podemos ver su arquitectura mudéjar. Realmente este pueblo era una auténtica joya de arte mudéjar y es una pena que solo podamos ver parcialmente estas construcciones. Esta torre data de finales del siglo XV y el reloj fue colocado en el siglo XVIII.

Aquí, en la Plaza Vieja, podemos ver también la Cruz de los Caídos. Un monumento levantado en la memoria de todos los que murieron en las cruentas batallas que tuvieron lugar en este pueblo durante la Guerra Civil española.

Torre del Reloj en la Plaza Vieja
Plaza Vieja, con la Torre del Reloj y la Cruz de los Caídos

Iglesia de San Martín

Uno de los lugares más importantes de la visita a Belchite es la iglesia de San Martín y San Rafael. También se conoce como iglesia de San Martín de Tours. Fue construida a principios del siglo XV, aunque en el siglo XVIII fue ampliada. Es de arquitectura mudéjar y quedó realmente muy dañada durante la Guerra Civil.

Iglesia del pueblo abandonado de Zaragoza
Restos de la iglesia de San Martín, en el pueblo abandonado cerca de Zaragoza

Durante el conflicto bélico fue usada como hospital y fue testigo de uno de los peores momentos. Aquí cayó un proyectil y el techo se derrumbó y muchas personas quedaron sepultadas. Además, fueron muchos los que acudieron aquí para refugiarse. Fue una auténtica masacre.

Podemos ver el techo derruido casi en su totalidad, salvo algún arco. Además, esta zona tiene cierto peligro. De hecho la guía nos dijo en todo momento dónde podíamos entrar y dónde no, ya que existe riesgo de pequeños desprendimientos. De hecho, según pudimos informarnos, no es posible acceder a esta iglesia cuando hace viento o lluvia.

Interior de la iglesia de Belchite
Interior de la iglesia, donde se pueden ver algunos detalles arquitectónicos

Monumento a los Caídos (El Trujal)

Otro lugar que nos muestran durante la visita es el Monumento a los Caídos. Está en la zona que se conoce como El Trujal. Era un depósito que se utilizaba para fabricar aceite. Sin embargo, durante el asedio fue utilizado como fosa común. Durante la primera gran batalla era verano y hacía calor, por lo que para evitar enfermedades era necesario enterrar lo antes posible los cadáveres y usaron este lugar.

En lo que denominan como Monumento a los Caídos hay combatientes de ambos bandos, además de población civil. Es uno de los últimos puntos que visitamos durante la visita, después de la iglesia de San Martín.

Monumento a los Caídos, donde está la fosa común
Monumento a los Caídos y lugar de la fosa común

Iglesia de San Agustín

El último lugar que muestran durante la visita guiada por Belchite es la iglesia de San Agustín. Aquí hoy en día, en la plaza del Convento, incluso hacen diferentes ceremonias cuando son las fiestas locales. De hecho durante mi visita había sillas y un escenario, ya que recientemente había habido algo ese fin de semana.

Plaza del Convento e iglesia de San Agustín
Iglesia de San Agustín, en la plaza del Convento

La iglesia de San Agustín está también muy deteriorada. No se puede entrar dentro, ya que hay riesgo de que en cualquier momento caída una piedra. No obstante, sí que podemos asomarnos a la puerta y ver su interior. Arriba de la torre colocaron una ametralladora antiaérea, por lo que fue otro lugar importante para la batalla de Belchite.

Interior de la iglesia de San Agustín
Restos de la iglesia de San Agustín

En la torre de la iglesia de San Agustín se puede ver hoy en día un proyectil clavado. Ese proyectil nunca llegó a explotar y ahí sigue después de casi un siglo. Parece una botella incrustada en los ladrillos.

Proyectil sin explotar en la iglesia del pueblo abandonado de Belchite
Proyectil sin explotar en la torre de la iglesia de Belchite

Cómo llegar al pueblo abandonado de la Guerra Civil

Para ir de Zaragoza a Belchite más o menos vas a tardar 40 minutos y está a unos 50km. Tienes que tomar la A-68, posteriormente la carretera N-232 y coger el desvío por la A-222 hacia Belchite. En el caso de que llegues desde el sur, por ejemplo desde Teruel, tendrás que coger la N-420 para, posteriormente, tomar la A-222.

Una vez en Belchite debes dirigirte al pueblo viejo. Realmente no está lejos, ya que desde la Oficina de Turismo a la puerta de entrada, por ejemplo, apenas hay 500 metros. Están separados por la carretera A-222 que tendrás que coger para poder llegar hasta aquí tanto desde el norte como desde el sur.

Para aparcar el coche no deberías tener ningún problema. Justo en el Arco de la Villa hay una pequeña plaza y hay espacio para aparcar coches. No obstante, puedes dejarlo también en el parking que hay junto al campo de fútbol, al lado de la carretera, y simplemente caminar un par de minutos.

Consejos para la visita al pueblo fantasma de Aragón

Quiero dar algunos consejos que pueden ser útiles para visitar el pueblo fantasma de Belchite. El primero es reservar la entrada con tiempo, al menos en temporada alta y fines de semana. Mejor no esperes al último día y mucho menos no esperes a llegar allí a la hora y unirte a la visita, ya que es muy probable que ya no haya hueco.

También es importante que tengas en cuenta que la visita dura más o menos hora y media y vas a estar al aire libre en todo momento. Esto significa que en verano, en los meses de más calor, puedes estar debajo del sol a altas temperaturas. Ten esto en cuenta para llevar gorra, echarte crema solar o llevar agua.

Si viajas con mascotas es posible meter perros durante la visita. En la propia página web así lo indican y no hay problemas en ese sentido siempre y cuando vayan con correa en todo momento.

Un detalle importante es que durante la visita siempre vas a tener que estar junto al grupo. Además, no puedes salir antes de que finalice la visita y tampoco hay baños dentro durante el recorrido. Si vas con niños pequeños, tenlo en cuenta por si no van a aguantar tanto tiempo y van a querer salir. La puerta la cierran y no la abren hasta que termina la visita.

Si vas a hacer la visita nocturna, conviene llevar una linterna. No hay luces lógicamente, más allá de lo que lleve la guía. Aunque no es un recorrido complicado y está todo muy bien delimitado, viene bien para ir mejor preparados y aprovechar al máximo la visita y poder ver más.

En definitiva, si estás por Aragón una visita muy interesante es la del pueblo abandonado de Belchite. Podrás recorrer sus calles, entrar en la iglesia principal y aprender más sobre este triste momento de la historia de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.