Qué ver en Herceg Novi, una bonita ciudad costera de Montenegro

Esta fue la primera ciudad que visité en Montenegro. Es para muchos la puerta de entrada al país. Son muchos los lugares que ver en Herceg Novi, una bonita localidad costera que cuenta con lugares con mucha historia, tanto más reciente como más lejana, además de zonas naturales que aconsejo conocer. También daremos algunos consejos para aprovechar al máximo la visita.

Qué visitar en Herceg Novi

Si te preguntas qué sitios turísticos hay en Herceg Novi, lo cierto es que cuenta con un abanico de opciones bastante amplio. Aunque es una ciudad muy habitual para el turismo de playa en verano, igualmente puedes visitarla durante todo el año y encontrarte muchos lugares bonitos para conocer. Recorrer su casco histórico, sus plazas, fortalezas

Plaza de Nikola Djurkovic

Uno de los lugares imprescindibles de Herceg Novi es la plaza de Nikola Djurkovic. Es la principal de la ciudad y allí verás diferentes restaurantes y tiendas. Está en pleno corazón del casco antiguo o Stari Grad y podemos decir que es donde se cruzan varias vías principales y es punto de paso para ir tanto a la zona más elevada como dirección al mar.

En este sitio es habitual que haya conciertos y diferentes festejos a lo largo del año. Suele ser espacio de reunión para los locales, especialmente en los meses en los que hace buena temperatura y las terrazas se llenan. Si buscas comprar una tarjeta SIM para Montenegro, en esta plaza y en la calle principal encontrarás varias tiendas de las principales operadoras.

La plaza recibe este nombre en honor a Nikola Djurkovic, un abogado que llegó a ser alcalde de Risan, una localidad cercana, y una persona importante en la liberación de Yugoslavia durante la II Guerra Mundial. Es considerado un héroe nacional.

Plaza de Nikola Djurkovic, en el centro de Herceg Novi
Plaza de Nikola Djurkovic, en el Stari Grad

Torre del Reloj

Sin salir de la plaza de Nikola Djurkovic está un icono del Stari Grad que ver en Herceg Novi: la torre del Reloj. Su nombre en montenegrino es Sahat Kula y sin duda es algo que llama la atención al destacar por encima de otros edificios que hay alrededor. Es de origen otomano y data del siglo XVII. Concretamente fue construida en el año 1667 por orden del sultán turco Mahmud, cuando el imperio otomano ocupaba estas tierras.

En sus orígenes servía para mostrar las horas de rezo musulmán. Sin embargo, a largo de los siglos ha servido también como puerta principal de la villa. De hecho hoy en día podemos pasar justo por debajo de la torre del Reloj. Es todo un símbolo para Herceg Novi, con la bandera del municipio arriba.

Hasta hace relativamente pocos años siguió funcionando el antiguo reloj mecánico. No fue hasta 1995 cuando fue sustituido por uno eléctrico, que es el que vemos hoy en día en Sahat Kula. En su interior conservan algunos documentos históricos de la ciudad, desde incluso el siglo XVII.

Torre del Reloj de Herceg Novi
La torre del Reloj, en el centro de Herceg Novi

ℹ️ Es posible subir a la torre del Reloj de Herceg Novi. Hay una escalera de espiral y permite llegar a la cima. A día de hoy se puede subir gratis.

Plaza Belavista e iglesia de San Miguel Arcángel

Una vez cruzas la torre del Reloj y accedes al otro lado del casco antiguo, llegas rápidamente a la plaza Belavista. Es otro de los lugares que visitar en Herceg Novi y es muy bonita. Allí también hay algunos restaurantes, edificios bonitos y es donde se encuentra la iglesia ortodoxa de San Miguel Arcángel, además de una bonita fuente en medio de la plaza.

La iglesia de San Miguel Arcángel es relativamente nueva. Empezaron a construirla a finales del siglo XIX, aunque no fue inaugurada hasta el año 1911. Tiene diferentes estilos arquitectónicos que han ido adquiriendo también de las diferentes épocas de la historia montenegrina. Cuenta con detalles góticos, románicos o bizantinos. Por supuesto, en la fachada verás la bandera de la iglesia ortodoxa serbia.

Plaza Belavista, con la iglesia de San Miguel Arcángel
Iglesia de San Miguel Arcángel, en la plaza Belavista

Puedes entrar en la iglesia gratis y el horario es amplio, por lo que no vas a tener problemas para encontrarla abierta. Es un templo muy frecuentado por los locales y siempre verás entrar y salir gente.

Iglesia de San Jerónimo

Sin alejarte mucho, si bajas la calle que sale de la plaza Belavista hacia el mar te toparás con la plaza e iglesia de San Jerónimo. Es un templo que data del siglo XIX, inaugurado en 1856, y fue construido sobre otra iglesia católica anterior, del siglo XVII. Es la principal iglesia católica de Herceg Novi y más allá del edificio en sí, esta plaza ofrece vistas muy bonitas desde lo alto.

A diferencia de la iglesia ortodoxa de San Miguel Arcángel, esta no está abierta siempre. De hecho lo normal es que la veas cerrada y únicamente podrás entrar cuando hay misa. En la puerta hay un cartel y generalmente solo se puede acceder cada día a las 18:00h y los domingos también a las 10:00h.

Iglesia de San Jerónimo, un lugar que ver en Herceg Novi
La iglesia de San Jerónimo, uno de los sitios que ver en Herceg Novi

Justo enfrente de la iglesia de San Jerónimo está uno de los mejores puntos para ver Herceg Novi. Este viewpoint permite ver parte de la bahía desde esta zona del casco antiguo.

Si bajas las escaleras que salen de la plaza de San Jerónimo, vas a poder encontrar dos puntos interesantes: un monumento a los héroes de las batallas navales en el mar Adriático y la pequeña iglesia católica de San Leopoldo, que data del siglo XVII.

Forte Mare

Continuando con los principales lugares que visitar en Herceg Novi, siguiendo el camino en dirección al mar te toparás con la fortaleza del Mar o Forte Mare. Es un fuerte que se conserva bastante bien y fue levantado a finales del siglo XIV. Concretamente se cree que empezó a construirse en el año 1382 por parte del rey Tvrtko I. Su situación, junto al mar, permitía proteger a la ciudad de atacantes que entraran por el Adriático.

No obstante, lo que vemos en la actualidad dista mucho de la fortaleza original. Ha sido reconstruida en numerosas ocasiones, ya sea por parte del imperio otomano o veneciano. El nombre actual se lo pusieron estos últimos en el siglo XVII, aunque el aspecto actual se lo dio el imperio otomano a mediados del siglo XIX.

Forte Mare por fuera
El forte Mare

Hoy en día este castillo fortaleza es otro de los símbolos de esta ciudad de Montenegro. Se utiliza desde mediados del siglo XX para diferentes eventos, ya que suelen colocar sillas y una pantalla y, principalmente en los meses de verano, ponen películas. Se puede visitar por 2€ y desde ahí hay unas vistas muy bonitas de esta zona de la ciudad. Eso sí, en los meses de invierno, por lo menos actualmente, no está abierto. A partir de mayo es visitable.

A unos 100 metros del Forte Mare están las ruinas del fuerte de la ciudadela. Es más pequeño y peor conservado, pero también es una bonita zona para ver el mar, con muy buenas vistas. En este caso es de acceso totalmente libre, ya que simplemente tienes que subir unas escaleras y entras a este recinto histórico.

💶La entrada cuesta 2€

⏰Solo abre en los meses de mayo a octubre

Monumento al rey Tvrtku I

Un lugar que no puedes perderte en Herceg Novi es el monumento al rey Esteban Tvrtku I. Se trata de una estatua que hay junto al puerto en honor al primer rey bosnio y fue una persona clave en la expansión del Reino durante el siglo XIV. Fue además el rey que declaró esta ciudad como una fortaleza. También, junto a esta estatua verás las letras con el nombre de la ciudad y una bandera de Montenegro.

Pero más allá del monumento al Rey Tvrtku I, este lugar es muy bonito. Ofrece una buena panorámica, con la bahía. Es un rincón interesante para hacer una parada y aprender también un poco más sobre la historia que ha ido forjando esta nación europea con el paso de los siglos.

Monumento al rey Tvrtku I, en Montenegro
Monumento del rey Turtku I junto al mar

Paseo marítimo y playa de Herceg Novi

Por supuesto, otro lugar que ver en Herceg Novi es su paseo marítimo. No puedes irte de esta ciudad sin pasear por aquí. Es bastante largo, ya que tiene unos 6 kilómetros de longitud. Empieza en Igalo, un municipio cercano que es visitado especialmente en verano al tener numerosas opciones para alojarse, hasta Melijne, al otro lado.

Principalmente la zona que va desde el monumento al rey Tvrtku I y sus alrededores hasta el fuerte de la Ciudadela es donde vas a encontrarte más restaurantes, bares y, en general, mucho movimiento siempre. Los locales aprovechan siempre que hace buen tiempo y vienen aquí a pasear, ya que el resto de la ciudad está llena de cuestas y realmente no hay espacios amplios para andar sin tener que subir escaleras constantemente.

Por aquí vas a ver también varias playas, como la de Boka, que es una de las más cercanas al casco histórico, así como la playa de Herceg Novi, que está justo donde se encuentra la estatua al rey Tvrtku I.

Torre Kanli Kula

Otro lugar turístico imprescindible que visitar en Herceg Novi es la torre fortaleza Kanli Kula, que en español lo podemos traducir como torre Sangrienta. Es una fortaleza de origen otomano y fue construida en el año 1539. Posteriormente los venecianos hicieron una reforma. En el interior del castillo había una cisterna de agua y también llegó a ser una prisión.

Torre Kanli Kula por fuera
La fortaleza Kanli Kula

Pero hoy en día se trata de un anfiteatro al aire libre. En el año 1966 decidieron darle ese uso y permite albergar más de 1000 personas y aquí se hacen diferentes eventos culturales y festivales, especialmente en los meses de verano con el buen tiempo. Pero sin duda algo a destacar es la vista panorámica que ofrece desde allí.

Interior de Kanli Kula
Interior de la torre Kanli Kula

💶La entrada cuesta 2€ y es gratuita para menores de 12 años

⏰Solo abre de mayo a octubre. El horario es de 09:00 a 19:00h (en octubre hasta las 17h)

Qué hacer en Herceg Novi con más tiempo

Hemos mostrado un recorrido con los principales lugares que visitar en Herceg Novi. Eso es base para una visita aunque solo sea de un día. Sin embargo esta ciudad costera de Montenegro tiene mucho más que ofrecer a los turistas. Tiene otros lugares que ver algo más alejados del centro. Si tienes tiempo y quieres conocerla más a fondo, sigue leyendo porque verás que tiene sitios con mucha historia y muy bonitos.

Cementerio de las tres religiones y memorial

Un lugar que me sorprendió de Herceg Novi es el cementerio que hay en la parte más alta de la ciudad. Yo personalmente no lo había visto en ninguna guía de viaje, ya que es menos turístico, pero me pareció muy interesante. Es el mejor ejemplo de las tres culturas principales que conviven en Montenegro: católicos, ortodoxos y musulmanes.

Para llegar hasta aquí hay que alejarse del casco histórico y subir escleras serpenteantes. Está en una zona más elevada, en un bosque. Se conoce como Gradsko Groblje o cementerio de la ciudad. Allí vas a ver un cementerio ortodoxo, otro católico y otro musulmán. Pero además verás diferentes templos de las diferentes religiones. Es una de mis recomendaciones de qué hacer en Herceg Novi si tienes tiempo.

También hay un cementerio ruso en Herceg Novi, que es donde se encuentra la iglesia de San Teodoro Ushakov o Feodor Ushakov. Es un pequeño templo ortodoxo muy llamativo, con una pequeña cúpula azul y un campanario al lado.

Iglesia ortodoxa de San Teodoro, en el cementerio
Iglesia ortodoxa de San Teodoro

Junto al cementerio católico está la iglesia de Santa Ana, que es del siglo XVI. Es también pequeñita. En la zona donde está hay unas bonitas vistas, tanto a un lado como a otro. Construida en piedra, es considerada como una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

Iglesia católica de Santa Ana
Iglesia de Santa Ana

Muy cerca de ahí está otro de los lugares interesantes en la zona del cementerio: el memorial a los partisanos que combatieron durante la II Guerra Mundial. Verás una inscripción con las fechas 1941-1945, así como un pequeño texto escrito en serbio. En la parte de arriba aparece un partisano.

Monumento a los partisanos, un lugar para visitar en Herceg Novi
Monumento a los partisanos de la II Guerra Mundial

Monasterio de Savina

Aunque alejado del casco antiguo a unos 2 kilómetros, el monasterio de Savina es un imprescindible que visitar en Herceg Novi. Es el complejo religioso de mayor relevancia en esta localidad de Montenegro. En total está compuesto por tres iglesias: dos de ellas están dedicadas a la Asunción de la Virgen, que son la más grande y otra pequeña justo al lado, y luego hay otra dedicada a San Sava, fundador de la iglesia serbia ortodoxa, que está separada y subiendo un poco por la colina.

Si accedes desde la entrada principal, donde está el parking junto a la carretera, te encontrarás con la iglesia más grande y otra más pequeña justo al lado. Son dos templos dedicados a la Asunción de la Virgen. El más pequeño y antiguo se cree que pudo ser construido en el siglo XI, aunque no hay registros hasta varios siglos después, del año 1648. La más grande, la catedral de la Asunción, data de finales del XVIII y fue construida entre 1777 y 1799.

Interior del monasterio de Savina
Monasterio de Savina

En su interior guarda importantes reliquias del periodo de Nemanjic y objetos que se creen que pertenecieron a San Sava. Puedes entrar de forma gratuita y está abierto durante todo el día, aunque solo la principal y más grande. La pequeña, al menos durante mi visita estaba cerrada y no parece que la abran más allá de horarios de misa o días concretos.

Pero sin duda te recomiendo subir parte de la colina y no quedarte solo en la parte de abajo. En la entrada, enfrente del templo principal, verás unas escaleras que suben hacia el bosque. Desde allí arriba, a poco que subas durante dos o tres minutos, llegarás a un mirador muy bonito desde donde verás la catedral de la Asunción, además de gran parte del complejo del monasterio de Savina, la bahía y las montañas al fondo.

Vistas del monasterio de Savina desde arriba
Vistas del monasterio de Savina y la bahía

Allí arriba se encuentra la iglesia de San Sava. Es un templo pequeño y la leyenda dice que fue construida por San Sava, de ahí que reciba su nombre. Se cree que pudo ser construida originalmente en el siglo XIII, aunque posteriormente en el XV recibió una importante reforma. De hecho, en el cartel que verás allí pone que es del siglo XV.

Bosque de Savina

Un lugar que fue todo un descubrimiento para mí, y que sin duda recomiendo visitar en Herceg Novi, fue el bosque de Savina. Es un área natural protegida, con características especiales que hacen que sea un entorno muy interesante para visitar. Va desde la zona donde está el cementerio de las tres culturas hasta el monasterio de Savina.

Hay un sendero principal, pero cuenta con diferentes ramificaciones. Todo está bastante bien indicado y no tiene pérdida. Si no tienes tiempo de hacerlo entero puedes simplemente seguir subiendo cuando visites el monasterio de Savina, más allá de la iglesia de San Sava, y bien tirar dirección Meljine (el tramo más corto) o bien en dirección a Herceg Novi.

Recorrido por el bosque de Savina, algo que hacer en Herceg Novi
Recorrer el bosque de Savina es una buena actividad que hacer en Herceg Novi

Esta zona natural protegida cuenta con más de 150 plantas distintas, 5 de las cuales están incluidas en la lista roja de hongos en peligro de Europa. Tiene también 9 especies distintas de libélulas, de las cuales 1 de ellas está en la lista roja como especie vulnerable en el Mediterráneo, así como 13 especies distintas de pájaros, 8 especies de caracoles, 12 especies de mamíferos, 3 especies de anfibios o 12 especies de reptiles. Si te preguntas qué hacer en Herceg Novi y tienes tiempo, aconsejo recorrer este bosque.

Fortaleza española

También alejado del centro está la fortaleza española de Herceg Novi. Y sí, los españoles estuvieron también en Montenegro y de ahí el nombre de este lugar. Pero, ¿cuándo y por qué estuvieron los españoles en Montenegro? Tenemos que remontarnos al siglo XVI, cuando Castelnuovo, como se conocía entonces a esta ciudad, pertenecía al Imperio otomano. Los tercios del ejército español, en la campaña que se conocía como la Liga Santa, tomaron este territorio en lo que era entonces una luchar de religiones. Eso fue en 1538, pero un año después el Imperio otomano llevó a cabo un asedio y se hizo con el control nuevamente, además de causar la muerte a los españoles durante las tres semanas que duró.

Por tanto, básicamente podemos decir que los españoles tuvieron el control de esta fortaleza durante un año, aunque realmente había una fortificación otomana previamente, quizás de madera según algunos historiadores, y posteriormente volvió a manos otomanas. Aun así se le conoce como la fortaleza española y es uno de los lugares históricos que ver en Herceg Novi. Situada a unos 160 metros sobre el nivel del mar (vas a tener que subir bastante para llegar aquí), ofrece unas vistas muy buenas de todo lo que hay alrededor.

Fortaleza española en Herceg Novi, Montenegro
Una de las zonas de la fortaleza española de Montenegro

Algo que hace muy peculiar a este lugar es que se ha conservado prácticamente intacto después de casi 500 años. Se cree que con la conquista veneciana un siglo después, este lugar prácticamente no sufrió ningún daño e incluso durante la II Guerra Mundial fue utilizada esta fortaleza sin sufrir alteraciones, más allá de pequeños cambios defensivos metálicos, de artillería, etc. Fue usada también como prisión durante esos años.

La entrada a esta fortaleza española de Montenegro es gratuita. Ahora bien, no esperes ver algo que esté preparado para recibir visitas. Realmente es un lugar prácticamente abandonado, donde solo verás un cartel informativo fuera. La entrada, aunque abierta para que cualquiera entre sin ningún tipo de restricción, no tiene indicaciones ni nada así. No obstante, hay zonas de escaleras a través de las cuales puedes acceder a la parte de arriba. En general se conserva realmente bien los muros principales, aunque la parte de dentro está comida por la naturaleza.

Interior de la fortaleza española
La fortaleza española de Herceg Novi por dentro

💶Entrada gratuita

⏰Abierto sin restricción horaria

Playa Melijne y puerto

Si vas en verano y quieres darte un baño, la playa Melijne es una de las mejores por esta zona. Está bastante alejada del centro de Herceg Novi, pero puedes ir caminando por el paseo marítimo. Precisamente termina ahí. Es una zona bonita, con un puerto y bastantes edificios nuevos que se ve que han construido recientemente para alojamientos turísticos.

Esta es una playa pequeñita, pero está muy accesible. Eso hace que en verano sea muy popular. Si quieres otra más tranquila, puedes caminar un poco más y llegas a la playa Lalovina. También es pequeña, pero es menos frecuente que encuentres turistas. Dentro de los lugares que ver en Herceg Novi aunque no sea un imprescindible, si tienes tiempo está bien para pasar un rato y pasear por aquí.

Puerto de Meljine
El puerto de Meljine, con el paseo marítimo

Puedes ver un mapa con todos los puntos turísticos que visitar en Herceg Novi:

Consejos para viajar a Herceg Novi, Montenegro

Sin duda Herceg Novi es una ciudad que recomiendo visitar en una ruta por Montenegro. Tiene historia, lugares culturales de importancia, espacios naturales, un bonito paseo marítimo… Voy a dar algunos consejos interesantes para que puedas aprovechar mejor tu visita. Algunos tips sobre dónde aparcar, la mejor ubicación para alojarte o cuánto tiempo al menos es recomendable estar.

Cómo llegar

Puede que la primera pregunta que te hagas es cómo llegar a Herceg Novi. Esto dependerá de si ya estás en Montenegro o vas a llegar directamente desde España u otro país. En mi caso fue la primera localidad montenegrina que visité y lo cierto es que está muy bien comunicada, por lo que no vas a tener muchos problemas.

Si llegas en avión, lo normal es que tengas tres opciones: Dubrovnik (en Croacia), Tivat y Podgorica. Si viajas a Dubrovnik y de ahí quieres visitar Herceg Novi, vas a poder hacerlo tanto en autobús como en taxi. Además, lo normal es que el alojamiento donde te hospedes te pueda organizar un transporte privado y además suele salir muy bien de precio. En caso de que llegues desde otra ciudad de Montenegro, también tendrás varias opciones.

Desde Dubrovnik

Puedes coger un bus de Dubrovnik a Herceg Novi desde 15-18€. Lo puedes encontrar con Flixbus, que es una compañía que ofrece rutas por Europa y suele tener buenos precios. También puedes usar la página de BusTicket4, que utilicé para algunos trayectos en Montenegro y te busca rutas con compañías más locales. Verás que hay bastantes horarios, aunque lo malo es que no paran en el aeropuerto de Dubrovnik, por lo que primero tendrás que ir al centro.

También puedes ir en taxi o contratar traslado privado con el alojamiento. El taxi, por lo que pude ver, suele costar a partir de 50-55€. Hay algunas empresas que se ofertan también por Internet y a veces incluso por 45€ se puede encontrar. En mi caso, después de ver varias opciones, al final contacté con el alojamiento donde me hospedaba y me consiguieron un conductor por 40€ y me esperaba en el aeropuerto. Más o menos por ahí va a rondar el precio. El trayecto dura una media hora.

Desde Podgorica, Tivat o Kotor

Si ya estás en Montenegro lo normal es que llegues desde alguna de estas tres ciudades. Básicamente hay una lista que va por toda la costa, por localidades como Kotor, Budva o Bar. En este caso lo mejor es coger un autobús. Son económicos y hay bastantes a lo largo del día. Puedes ir a la estación y comprarlo allí o utilizar la página de BusTicket4. Si vienes desde Podgorica, la capital, es similar.

Bus de Podgorica a Herceg Novi

El aeropuerto de Tivat es uno de los dos internacionales (junto al de Podgorica) que hay en Montenegro. Si llegas ahí en avión, las opciones son similares a las de Dubrovnik: puedes coger un autobús desde Tivat, buscar un taxi o contratar traslado privado. En ese caso, al ser menos distancia, el precio es ligeramente inferior.

Dónde dormir

¿Dónde dormir en Herceg Novi? Es una localidad bastante turística, especialmente en verano, y cuenta con hoteles, alojamientos y casas donde podrás hospedarte. Principalmente vas a encontrar esto último, algo que es muy habitual en la costa montenegrina y croata. Son apartamentos y verás por todas partes el cartel de “apartmani”.

Si vas a estar varios días aquí, una buena opción es hospedarte en un apartamento. Eso es lo que hice yo. En mi caso me hospedé en Location Apartments. Aunque no está justo en el centro, está bien situado y apenas se tarda 8 o 10 minutos caminando. Es un lugar tranquilo y los dueños tienen varios apartamentos en ese lugar.

Mi consejo es que te hospedes en cualquier lugar entre el monasterio de Savina y el casco histórico. Desde esa zona podrás ir caminando a los principales lugares sin problemas. Hay otra zona muy popular para hospedarse que es Igalo, pero está a unos 5 kilómetros de Herceg Novi. Salvo que tengas coche o simplemente quieras estar de vacaciones en la playa, no lo aconsejaría.

También hay que nombrar el Iberostar Herceg Novi. Es un hotel familiar, con todas las comodidades que ofrece esta cadena y recientemente inaugurado. Muchos turistas que van a esta zona se hospedan en este Iberostar de Montenegro, ya sea Herceg Novi su visita principal o van a moverse por otros sitios. Lo puedes ver en Booking.

Dónde comer en Herceg Novi

En Herceg Novi vas a encontrarte con bastantes opciones de restaurantes, ya que es una localidad turística. Principalmente alrededor de la plaza de Nikola Djurkovic vas a encontrarte muchos lugares. Verás que hay mucha comida italiana, y es que en Montenegro la cocina local toma muchos platos de su vecino del Adriático.

También, a lo largo del paseo marítimo encontrarás muchos restaurantes. Los hay tanto en la zona más cercana al monumento al rey Tvrtku I como más alejado de allí, en dirección a Meljine. Ahora bien, especialmente en esta zona debes tener en cuenta que si vas en temporada baja (fuera de los meses de mayo a octubre), muchos restaurantes aquí cierran y algunos abren pero con un menú limitado.

Algunos restaurantes donde comí:

  • Pic Nic: es un restaurante bastante local, donde puedes probar el tradicional cevapi, pizzas y hamburguesas. Es bastante económico y está a tres minutos andando de la torre del Reloj.
  • Splendido: este restaurante está en el paseo marítimo, más alejado del centro (a medio camino en dirección a Meljine). Está especializado en comida italiana. Es algo más caro.

Dónde aparcar

¿Vas a llegar a Herceg Novi en coche? Sin duda un punto clave es dónde aparcar. Especialmente debes mirar esto bien si vas a ir en temporada alta, como son los meses de verano. Es ahí cuando la población de esta localidad aumenta notablemente por el turismo extranjero y se hace más difícil aparcar.

En general, todas las calles de Herceg Novi son de pago. Verás carteles donde te indican que tienes que enviar un SMS con un pago para poder aparcar y que estás entrando en una zona de pago. No obstante, hay varios lugares donde puedes aparcar sin pagar. Eso sí, no hay tampoco muchas plazas disponibles. En la carretera principal que pasa por el monasterio de Savina, a 200 metros tanto en dirección Meljine como Herceg Novi hay una zona de aparcamiento donde no tendrás que pagar. En el mapa de arriba de los lugares para visitar he marcado los puntos de los aparcamientos también.

Otra opción es en el propio alojamiento. Es común encontrarte apartamentos que tienen una zona reservada para los clientes. Esto viene muy bien, ya que en los meses de verano como digo escasean. También encontrarás varios aparcamientos más amplios y de pago, como el parking Dubrava.

Cuánto tiempo dedicar

Respecto a cuánto tiempo pasar en Herceg Novi, recomiendo al menos un par de días. Dos noches sería lo ideal, pero también con un día completo y al menos medio más podría valer. Lo que es la zona centro, donde están los principales lugares turísticos, lo puedes ver en una mañana o una tarde. Todo está bastante concentrado y no tienes que andar mucho.

Sin embargo, para poder ver los puntos turísticos que hay más a las afueras vas a tener que echar un poco más de tiempo. Por ejemplo el cementerio de las tres culturas, la fortaleza española de Montenegro, el monasterio de Savina o recorrer el bosque de Savina. Por eso, dedicar un par de días sería lo ideal. Si tienes más tiempo incluso puedes hacer escapadas a zonas de los alrededores.

En definitiva, como ves hay mucho que ver en Herceg Novi. Es una localidad muy bonita en la costa de Montenegro y sin duda debes incluirla en tu itinerario por este país. Más allá de ser un destino de costa en verano, puedes ir en cualquier época del año y disfrutar de sus monumentos, edificios históricos y también recorrer el paseo marítimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.