Qué ver en Tallin en un día, una capital con encanto en el Báltico

Tallin es una de esas joyas escondidas por Europa. Esta ciudad recibe bastante turismo de países cercanos pero quizá no es tan conocida por los españoles, por su lejanía respecto a la Península Ibérica. Sin embargo, es una de las capitales más bonitas de Europa, cuya parte más destacada es su impresionante casco antiguo medieval reconocido como Patrimonio de la Humanidad. Te contamos qué ver en Tallin en un día, tiempo suficiente para ver lo más importante de la capital de Estonia.

Tallin es una ciudad costera, situada enfrente de Helsinki y separada de la capital finlandesa por las frías aguas del Mar Báltico. Es un lugar de visita habitual para los finlandeses o turistas que están por Helsinki, ya que se puede llegar en ferry en apenas 2 horas. Pero también la llegada a su aeropuerto de aerolíneas como Ryanair, entre otras, ha hecho que sea más fácil llegar a esta joya del Báltico.

Qué ver en Tallin en un día

La capital estonia es una ciudad pequeña con los principales atractivos turísticos muy concentrados. Ideal para verla en un fin de semana, o si estamos haciendo una ruta por más lugares, podemos apurar más el tiempo. Hay gente que incluso la visita con ida y vuelta en el día desde Helsinki.

Si hablamos de la mejor época para visitar Tallin, cambia mucho la primavera-verano al invierno. En invierno suele nevar y ver el casco antiguo nevado es precioso, eso sí, hay que ir preparado para el frío y tener en cuenta que los días son muy cortos en esta época del año. Por otro lado, en verano hay mucho ambiente por las calles y podemos disfrutar de otra forma la ciudad.

Es una ciudad para perderse por su casco antiguo, sin rumbo, e ir descubriendo edificios y atractivos nuevos tras cada esquina.

casas de colores en tallin
Casas de colores en la Plaza del Ayuntamiento de Tallin

En cuanto a los precios en Tallin, es una ciudad considerablemente más barata que Helsinki pero más cara que el resto de capitales de las Repúblicas Bálticas (Riga y Vilna). Esto se debe a que recibe mucho más turismo que las otras dos. De todas formas, si nos alejamos un poco del centro histórico los precios bajan ligeramente.

A continuación una lista con los sitios imprescindibles que ver en Tallin y otros no tan conocidos pero que, si tienes tiempo, merecen la pena. Abajo del todo dejo un mapa con la localización de cada uno de los lugares.

1. Plaza del Ayuntamiento

Comenzamos por el corazón de Tallin. La Plaza del Ayuntamiento es el punto central del casco antiguo y uno de los mejores lugares para empezar a ver la ciudad.

Lo principal de la plaza, como su nombre indica, es el ayuntamiento. Ahí donde lo ves, es el único edificio gótico del norte de Europa y el edificio más antiguo de las Repúblicas Bálticas y Escandinavia. Fue construido entre el siglo XIII y XIV y parece más una iglesia, con su torre incluida.

Alrededor de la plaza podemos ver bonitas casas de colores y muchos restaurantes, algunos con terraza para tomar algo.

Los restaurantes de esta zona de la ciudad, como es de esperar, tienen precios más elevados que en otras zonas. De todas formas, hay algunos como el mítico Olde Hansa donde podréis comer platos contundentes con una ambientación medieval muy chula y con precios similares a Europa Occidental. Otro muy curioso es el III Draakon, en el mismo edificio del ayuntamiento y de tamaño minúsculo. Merece la pena entrar a preguntar si hay sitio solo por verlo por dentro, es una auténtica taberna medieval.

También en esta plaza, en el otro extremo enfrente del del ayuntamiento, podéis ver la Farmacia Raeapteek. Se trata de la farmacia más antigua de Europa que ha estado funcionando en el mismo edificio. La fecha de apertura no se conoce exactamente, pero sí se sabe seguro que en 1422 estaba en funcionamiento.

ayuntamiento de tallin
Ayuntamiento de Tallin, en el centro de la ciudad

2. Murallas de Tallin

Tallin tiene uno de los cascos medievales mejor conservados de Europa. Esta zona antigua estaba rodeada por unas murallas de las que hoy aún se conservan bastante bien algunos fragmentos con muchas de las torres originales.

Lo mejor es ir recorriendo toda la parte vieja de la ciudad hasta llegar a las murallas e ir rodeándolas. Podemos ver lugares interesantes como la Torre de Margarita la Gorda, la Puerta Viru, el fragmento con pasarelas de madera en la calle Müürivahe

Aunque nuestra parte favorita son las vistas que hay desde Tower’s Square (ver localización en el mapa abajo). Es un parque desde el que vemos casi medio kilómetro de muralla con una sucesión de torres preciosa.

murallas de tallin
Vista de una de las partes de la Muralla de Tallin

3. Puerta Viru

La Puerta Viru forma parte de la muralla que rodea la ciudad. Aunque ya la he mencionado en el apartado anterior, se merece un punto para ella sola ya que, a mi gusto, es uno de los lugares más bonitos de Tallin.

Esta puerta está delimitada por dos simétricas torres y es la principal entrada por el Este al casco antiguo. Es una zona de contrastes. Si miramos en dirección al centro vemos como destaca la torre del ayuntamiento, a donde podemos llegar siguiendo la calle Viru unos pocos minutos mientras disfrutamos de sus coloridas casas. En cambio, si miramos hacia el Oeste, veremos una parte totalmente distinta de Tallin: edificios altos que pareciese trasladarnos de lugar y época.

puerta viru tallin
Puerta Viru, una de las entradas más bonitas a la parte antigua de Tallin

4. Catedral Alexander Nevsky

La Catedral Alexander Nevsky es uno de los edificios más interesantes de Tallin. Es una catedral ortodoxa con las características cúpulas de este tipo de construcciones que resultan tan llamativas para quienes estamos acostumbrados a ver iglesias católicas.

Se construyó durante el Imperio ruso, entre el año 1894 y 1900. Por ello, se debatió hace años si demolerla al considerarse un símbolo de dominación rusa sobre el pueblo estonio. Finalmente en 1997 se incribió como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tras la restauración que Estonia hizo a partir de su independencia en 1991.

catedral ortodoxa Alexander Nevsky tallin
Catedral ortodoxa Alexander Nevsky, uno de los principales lugares que ver en Tallin

5. Pasaje de Santa Catalina

Paralelo a la calle Viru se encuentra el Pasaje de Santa Catalina. Esta estrecha calle seguramente sea la más pintoresca que podemos encontrar en el centro de Tallin. Conecta las calles Vene y Müürivahe.

Aquí podemos encontrar diferentes establecimientos de artesanía que son tradicionales de esta calle desde hace siglos. Se puede ver la labor que siguen haciendo con vidrio, joyas o cerámica.

Muy cerca del pasaje de Santa Catalina podemos aprovechar para visitar el Patio de los Maestros (Meistrite Hoov o Masters’ Courtyard). Se accede desde la calle Vene y es una pequeña plaza que puede pasar desapercibida si no conoces su existencia pero, sin duda, es de los rincones más bonitos de Tallin.

pasaje de santa catalina en tallin
Pasaje de Santa Catalina, en el casco histórico de Tallin

6. Miradores de Tallin

En la parte antigua de Tallin hay una zona que destaca sobre el resto por estar a más altitud. Es un barrio llamado Toompea y en él hay varios miradores con bonitas vistas del resto de la ciudad. Los dos más conocidos son Patkuli y Kohtuotsa. En el mapa de abajo está marcada su localización.

Podemos aprovechar la visita a la Catedral Alexander Nevsky, que se encuentra también en este barrio de Tallin, para acercarnos hasta los miradores. Ambos son gratuitos.

vistas mirador Patkuli
Vistas desde el mirador Patkuli, en el barrio de Toompea de Tallin

7. La calle Pikk y sus históricos edificios

La calle Pikk se podría decir que es la columna vertebral del casco antiguo de Tallin. En ella hay distintos edificios históricos que podemos ir visitando mientras paseamos por ella.

La calle Pikk comienza al Norte en la muralla de la ciudad, justo donde se encuentra la Torre de Margarita la Gorda, que hoy en día funciona como Museo Marítimo. Un poco más abajo, en el número 71 están las «Tres Hermanas». Se trata de un conjunto de tres edificios medievales, parecidos a los «Tres Hermanos» de Riga (Letonia).

Si avanzamos unos metros toparemos con la Iglesia de San Olaf. Esta iglesia se cree que fue construida en el siglo XII y destaca por su torre de 124 metros de altura. Esta altura ha sido variable a lo largo de los años por varios incendios y reconstrucciones. Como curiosidad, fue el edificio más alto del mundo entre 1549 y 1625 con 159 metros de altura. Podemos divisarla desde los miradores de los que hablo en el punto anterior.

Pegada a San Olaf se encuentra la sede del Ministerio del Interior estonio y justo el siguiente edificio es la antigua sede de la KGB.

Continuando hasta la Plaza del Ayuntamiento, destacan también la Hermandad de los Cabezas Negras y el edificio del Gran Gremio, que hoy en día es el Museo de Historia de Estonia.

calle pikk tallin
Vistas de la Calle Pikk de Tallin (foto de Diego Delso – CC)

8. La Plaza de la Libertad

La Plaza de la Libertad no es el lugar más bonito de la capital estonia pero es otro de los lugares que ver en Tallin si tenemos tiempo. Es un espacio diáfano que contrasta con las calles medievales empedradas que tiene a pocos metros.

En esta plaza se encuentra la columna de la victoria, una cruz que simboliza la Guerra de la Independencia de Estonia entre 1918 y 1920. Enfrente de ella, la iglesia de San Juan.

plaza de la libertad tallin
Plaza de la Libertad de Tallin, al fondo la iglesia de San Juan

9. Linnahall de Tallin, restos de la época soviética

Si te gustan las construcciones de la época soviética o la arquitectura brutalista no te puedes perder este edificio.

El Linnahall es un pabellón multiusos situado cerca del puerto y junto al mar, en Tallin. Su construcción finalizó en el año 1980. Cuando Moscú albergó las Olimpiadas de Verano de ese año, algunas competiciones marítimas fueron disputadas en la, por aquel entonces, República Socialista Soviética de Estonia. Linnahall, en esos años se llamó Palacio de la Cultura y el Deporte V. I. Lenin, y fue escenario de este evento deportivo.

Es un edificio enorme de hormigón, en cuyo interior tuvo una pista de hielo y un anfiteatro para 5000 personas. También en el exterior hay un helipuerto y un pequeño puerto marítimo.

Hoy en día está abandonado y ruinoso, lo cual le da un punto decadente que hace interesante el paseo por allí si te gustan este tipo de lugares. Además las vistas del mar son muy bonitas.

En 2019 el ayuntamiento de Tallin anunció que quería transformarlo en un centro de conferencias, incluyendo una ópera y sala de conciertos. No sabemos cuándo se llevarán acabo esas actuaciones que, sin duda, proporcionarán a la ciudad de unas instalaciones en un entorno privilegiado.

Linnahall
Linnahall de Tallin en el año 2017. Un lugar alternativo que ver en Tallin.

Prisión de Patarei

Si visitas Linnahall, puedes seguir caminando junto al mar hacia el Oeste hasta llegar a la antigua prisión y fortaleza de Patarei. Hoy en día alberga un museo contra la oscura época comunista sobre Estonia. Aparte, puedes pasear por los exteriores y ver la prisión desde fuera justo al lado del mar.

Sin duda, tanto la prisión como Linnahall, dos lugares alternativos y diferentes que ver en Tallin.

prisión patarei tallin
Fachada exterior de la prisión de Patarei. Podemos dar un paseo junto al mar y ver esta antigua fortaleza por fuera o visitar el museo interior.

10. Parque y Palacio Kadriorg

Si te sobra tiempo o pasas más de un día en la capital estonia, el parque y palacio Kadriorg es otro de los lugares que ver en Tallin. En menos de 15 minutos en el tranvía 3 puedes ir desde la Puerta Viru hasta la parada Kadriorg para visitar esta zona de la ciudad menos conocida.

Aquí puedes visitar el Museo de Arte Kadriorg, que está dentro del palacio. O simplemente verlo por fuera y disfrutar del enorme parque y bonitos jardines. Cerca del Palacio Kadriorg se sitúa también el Palacio Presidencial, residencia del presidente de Estonia.

palacio kadriorg
Palacio Kadriorg, a las afueras de Tallin (foto de Anosmia – CC)

Mapa de localización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.