Qué ver en Pamukkale y alrededores en un día

Pamukkale es seguramente uno de los lugares más fotografiados en Turquía. Esta llamativa montaña de color blanco impoluto, con lagunas de aguas termales de color turquesa, atrae a muchos visitantes a pesar de estar un poco alejada de otros lugares interesantes de Turquía. Sin embargo, Pamukkale no es solo la famosa montaña. En este artículo también te cuento qué ver cerca de Pamukkale, y la mejor forma de organizar la visita durante un día.

Pamukkale, una zona natural declarada Patrimonio Humanidad

Pamukkale, que significa «castillo de algodón» en turco, se formó por acumulación de minerales provenientes de las aguas termales que discurren por allí. Estas aguas son ricas en bicarbonatos y calcio, por lo que poco a poco van dejando sedimentos que se acumulan en capas de color blanco, dejando ese paisaje tan característico.

Pero Pamukkale no fue siempre como es ahora. Antes de ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1988, el lugar estaba muy descuidado y explotado sin control. Habían construido hoteles sobre la montaña, se hacía un sobreuso de las aguas termales, se dejaba acceder a los turistas a las piscinas naturales con jabones… en definitiva, un desastre natural.

Todo esto cambió. Se demolieron hoteles y carreteras de acceso, y realizaron distintas actuaciones para dejar que, de forma natural, se volvieran a cubrir con el paso del tiempo algunas de las piscinas artificiales construidas, hasta llegar a ser como es hoy en día. Esto valió para que finalmente se pudiera declarar Patrimonio de la Humanidad.

aguas termales en pamukkale
Las piscinas de Pamukkale no son muy profundas, cubren como mucho medio metro.

¿Merece la pena visitar Pamukkale?

Una pregunta que se hacen muchos cuando está preparando un viaje a Turquía es si merece la pena visitar Pamukkale. En mi opinión, es un sitio que superó mis expectativas. Eso sí, hay que ir mentalizado de que vas a encontrarte con mucha gente, porque es un lugar muy visitado, y también modular las expectativas respecto a las fotos que veas del lugar por Internet y su parecido con la realidad, ya que muchas de ellas están muy editadas.

Aparte de eso, me pareció un entorno natural muy curioso y único, nunca había visto nada parecido. Poder bañarte en las aguas termales es un plus y, por supuesto, la ciudad antigua de Hierápolis le da un valor añadido a la visita que mucha gente pasa un poco por alto. Sin olvidar otros lugares que ver cerca de Pamukkale de los que hablo más abajo en el artículo.

De todas formas, como cualquier lugar, es cuestión de valorar si te merece la pena o no. Si por ejemplo estás solo visitando Estambul y Capadocia, a lo mejor cae demasiado lejos Pamukkale como para estar un montón de horas de autobús o coger un vuelo para solo estar allí un día.

Qué ver en Pamukkale, travertinos e Hierápolis

Para entrar en Pamukkale tenemos que comprar un ticket que incluye la visita a los travertinos y a la parte de ruinas de Hierápolis. Se compra allí mismo en la taquilla de la entrada.

Si vas a visitar la antigua ciudad de Laodicea, merece la pena comprar el billete combinado que incluye los tres sitios. Abajo te cuento más sobre esto en el apartado de Laodicea.

Travertinos de Pamukkale, unas terrazas con aguas termales en una montaña completamente blanca

El principal atractivo de Pamukkale son los travertinos, que es la zona de terrazas llenas de aguas termales. Hay que tener en cuenta que, por motivos de conservación, no siempre están llenas de agua todas las terrazas. Van regulando su llenado y a veces te puedes encontrar solo 4 ó 5 llenas y, otras veces, muchas más.

Por los travertinos de Pamukkale discurren aguas termales que es la que llena las terrazas. En un lateral hay un canal que evita que el agua caiga por la montaña abajo, y por ahí es por donde va el agua más caliente ya que viene directa desde arriba.

terrazas de agua termal en pamukkale
Terrazas con aguas termales en Pamukkale

Para caminar por toda esta zona hay que ir descalzo, para no ensuciar ni erosionar la roca con nuestro calzado. A pesar de lo que pueda parecer, la superficie no resbala lo más mínimo. Es una roca que agarra mucho y por la que puedes caminar de forma segura incluso en pendiente. Aunque conviene ir con cuidado porque en alguna zona hay algún trozo de roca que sí resbala un poco.

En cuanto a bañarte en las piscinas, es totalmente seguro. Aunque no se vea el fondo por el color turquesa del agua, no tienen más de medio metro de profundidad.

paisaje pamukkale
El paisaje de Pamukkale es muy curioso y único, parece nieve.

Mejor hora para visitar Pamukkale: ¿por la mañana o por la tarde?

Muchos visitantes optan por entrar en Pamukkale bien temprano, en cuanto abren las puertas. De esta forma evitan las aglomeraciones, especialmente de los autobuses que llegan a media mañana llena de turistas desde otros lugares.

Si solo vas a visitar Pamukkale es una buena opción, además creo que es posible hacer varias entradas con el mismo ticket siempre que sea en el mismo día (confirma esto en taquilla por si acaso!). Eso te permitiría volver al pueblo a comer y descansar y luego entrar de nuevo para ver el atardecer.

En cambio, si tienes coche te recomiendo hacer lo siguiente, que fue nuestro plan y salió muy bien.

Por la mañana fuimos a visitar la ciudad antigua de Laodicea y luego a dar una vuelta por Denizli hasta la hora de comer (no te puedes perder el famoso kebap de Denizli). Te cuento más en detalle sobre esos lugares más abajo.

A la vuelta de Denizli fuimos a Pamukkale, a eso de las 2-3 de la tarde. Había gente a esa hora pero no algo exagerado, y fue el momento perfecto para disfrutar de los travertinos, visitar tranquilamente Hierápolis, y volver a los travertinos justo cuando se iba el sol, pudiendo disfrutar de una atardecer espectacular.

La antigua ciudad de Hierápolis

Una vez que llegas a la parte más alta de los travertinos de Pamukkale comienza la zona donde están las ruinas de Hierápolis, una antigua ciudad originalmente griega.

Museo arqueológico y piscina de Cleopatra

Lo primero que verás es un pequeño museo arqueológico con algunas piezas interesantes. Es rápido de visitar.

Un poco más adelante hay una especie de centro comercial repleto de sitios de comida y tiendas de souvenirs. En medio de las tiendas está la Piscina de Cleopatra, una piscina que la verdad es muy bonita, con columnas y otros restos de edificios en el fondo (no sé si serán verdaderos o réplicas). Eso sí, se hace un poco raro bañarse ahí en mitad rodeado de gente comiendo o paseando viendo las tiendas.

Para bañarte en la piscina de Cleopatra hay que comprar un ticket adicional que no es barato, pero puede merecer la pena si hace calor y no tienes prisa. Hay vestuarios para cambiarse, taquillas para dejar las cosas y todo un negocio alrededor como por ejemplo que te hagan fotografías mientras estás en el agua.

piscina de cleopatra
Piscina de Cleopatra, para darse un chapuzón en Pamukkale.

Qué ver en Hierápolis, sitios principales

Hierápolis es uno de esos lugares que te puedes pasar muchas horas visitando. No te puedes perder el teatro romano, realmente impresionante. Camino del teatro se encuentra el Plutonio, un lugar donde se cree que se hacían sacrificios en nombre de Plutón. También son interesantes las antiguas puertas de entrada a la ciudad, algunas bastante bien conservadas como la puerta de Domiciano.

Los sitios más remotos para visitar en Hierápolis, si tienes tiempo, es la Necrópolis y el Martirio de San Felipe, un monumento con forma octogonal construido en el siglo V.

En definitiva, Pamukkale no son solo los travertinos sino que seguramente te lleve más tiempo visitar Hierápolis. Una vez allí puedes ver señales con el mapa del lugar para hacerte una idea, o mirarlo tú mismo en el móvil en la app maps.me o Google Maps.

teatro romano hierapolis pamukkale
Teatro romano de Hierápolis. El lugar más impresionante de los restos arqueológicos de Pamukkale.
puerta entrada hierápolis pamukkale
Una de las puertas de Hierápolis

Dónde comer en Pamukkale

Durante nuestra estancia pudimos probar dos restaurantes en Pamukkale. Están situados justo uno al lado del otro, al lado de la calle de entrada a Pamukkale. Aunque en Pamukkale puedes encontrar restaurantes de distintos tipos, estos dos lugares son de comida local turca.

El primero fue el Gurme Restaurant Cafe, comida local a buen precio. El segundo se llama Hiera Coffee & Tea House, que queríamos probarlo porque vimos que era el número 1 de Tripadvisor. Es un lugar al que solo se puede ir con reserva. Es también comida local y los platos son bastante completos.

Lo que más destaca del Hiera Coffee & Tea House es el servicio, cuidado al detalle, y la cantidad de salsas distintas que ponen en cada mesa (no sabía que existían tantas!), siendo muy llamativo el tiempo que les lleva el proceso a los camareros.

Alojamiento en Pamukkale, con piscina y parking, a 5 minutos de la entrada

Nuestro alojamiento en Pamukkale fue el Hotel Pamukkale. Nos quedamos dos noches y estuvo genial, justo lo que buscábamos y por un precio muy bueno. Lo mejor de este hotel es que está a menos de 5 minutos caminando de la entrada de Pamukkale, solo es subir la calle, por lo que es muy conveniente para ir hasta allí sin tener que coger el coche u otro medio de transporte.

El Hotel Pamukkale tiene piscina, un plus si viajas en verano para refrescarte. Sirven desayuno, aunque hay que pagar un extra. Y tiene parking dentro del alojamiento, que viene bien para no tener que buscar un buen sitio en la calle.

Además, algo muy importante, los dueños fueron muy amables y nos ayudaron en todo lo que necesitamos en nuestra estancia.

atardecer pamukkale
Atardecer que tuvimos la suerte de disfrutar mientras bajábamos por los travertinos camino del pueblo de Pamukkale.

Sitios que ver cerca de Pamukkale

Lo más conocido de Pamukkale, con mucha diferencia, son los travertinos y la ciudad antigua de Hierápolis. Sin embargo, si viajas en coche, o buscas la forma de ir en transporte público o con algún tour, hay algunos lugares cercanos que merecen la pena.

Denizli, una ciudad con un bazar auténtico y un plato de kebap típico

Denizli es la ciudad más grande cerca de Pamukkale. Tiene una población de más de 1 millón de habitantes y es bastante extensa en tamaño aunque la parte más interesante es muy reducida y visitable a pie.

Si tienes tiempo, Denizli es un lugar interesante para visitar. Lo que más merece la pena es su bazar peatonal y cubierto, muy auténtico y nada turístico. Son un montón de callejuelas llenas de negocios de toda la vida. Al lado del bazar está la Plaza Bayramyeri, cuyo edificio más representativo es la mezquita con el mismo nombre.

Aparte del bazar, una de las mejores cosas que hacer en Denizli es probar el típico kebap de Denizli o Denizli kebabı en turco. Se cuentan por decenas los locales donde preparan este plato que consiste en cordero cocinado al horno a fuego lento acompañado de pan de pita. Suelen acompañarlo con un plato de ensalada (tomate, cebolla). Nosotros lo comimos en el restaurante Kebapçı Hacı y, aunque no somos muy fan del cordero, nos pareció un plato exquisito.

kebap de denizli
Kebap de Denizli, un plato típico que se come tradicionalmente con las manos, cogiendo la carne con el pan de pita.

Si vas en coche, un buen sitio donde aparcar en Denizli es en la zona justo al norte del bazar. Es una especie de polígono industrial lleno de talleres de coches. Dejo la localización en el mapa de abajo.

Antigua ciudad de Laodicea

La antigua ciudad de Laodicea, hoy convertida en ruinas, se encuentra a medio camino entre Pamukkale y Denizli. Es uno de los muchos yacimientos arqueológicos que hay en Turquía.

Laodicea fue una ciudad comercial rica en su época, importante por su venta de telas. Lo que más destaca para visitar entre sus ruinas es la Iglesia de Laodicea, que hoy en día permanece cubierta para proteger los múltiples mosaicos y piezas de mármol que contiene.

Aparte de la Iglesia, se puede ver el teatro, anfiteatro, los baños… En su conjunto es una visita que se puede hacer en 1-2 horas o dedicar más tiempo si te interesa mucho este tipo de lugares históricos.

Para entrar a Laodicea hay que comprar un ticket. Una buena idea para ahorrar dinero es comprar el ticket combinado para Pamukkale – Hierápolis – Laodicea, si tienes pensado visitar todos los sitios. El precio de ese ticket combinado es de 250 liras turcas, unos 14€ al cambio (septiembre 2022).

columnas en antigua ciudad de laodicea
Columnas en la antigua ciudad de Laodicea, cerca de Pamukkale.

Mapa de localización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.