Visita de 3 días por Bucarest: qué ver, organización y consejos

Bucarest es uno de los destinos más de moda en el este de Europa en los últimos años. Son muchos los viajeros que llegan a la capital de Rumanía atraídos por los vuelos Low Cost con combinaciones desde muchos puntos. Es una ciudad perfecta para estar unos días y recorrerla bien. La gran parte de sus puntos de interés se pueden visitar a pie, aunque también cuenta con un transporte público diverso y que podemos utilizar. Vamos a hablar de qué ver en Bucarest en 3 días siguiendo una ruta por los lugares más interesantes.

Qué visitar en Bucarest en 3 días

Visitar Bucarest en 3 días nos permite ver los lugares más importantes sin problemas. Es una ciudad que se recorre muy bien. En nuestro caso viajamos en diciembre, justo en la época en la que hay menos horas de sol. Pero aun así si aprovechamos bien el tiempo podremos recorrer la capital rumana e incluso hacer alguna visita fuera.

Lo mejor para ver Bucarest en un fin de semana o 3 días es organizar una ruta. Así dividiremos la ciudad en varias zonas y aprovechamos mejor el tiempo. Podemos dejar para un día la zona centro y alrededores, otro día para visitar lugares del sur, entrar en algún monumento que nos interese más, y dejar el tercer día para ver la parte más al norte.

Día 1: centro de Bucarest

En nuestra ruta de 3 días por Bucarest dedicamos el primer día a conocer el centro de la ciudad. Es lo mejor si llegamos en avión por la mañana temprano y queremos aprovechar bien el tiempo. Todo está perfectamente accesible a pie y además lo normal es que nos hospedemos por esta zona.

Iglesia rusa de San Nicolás

Uno de los lugares que ver en el centro de Bucarest es la iglesia rusa de San Nicolás. Es conocida también como Biserica Rusa. Sus cúpulas, típicas de este tipo de templos rusos, hace que esta pequeña iglesia sea muy llamativa para los turistas. Es bonita por fuera, pese a que durante nuestra visita estaba en obras, pero también muy recomendable entrar en su interior. Podemos acceder de forma gratuita.

Fue construida entre el año 1905 y 1909 y en un principio era para que los trabajadores de la embajada rusa pudieran ir a rezar. Poco a poco se convirtió en el templo de referencia para los habitantes rusos que había en Rumanía en esa época.

Según pudimos informarnos, esta iglesia rusa de Bucarest es la única de este tipo que hay en todo el país. En Moldavia, por ejemplo, sí que encontramos más iglesias de este tipo de arquitectura al haber pertenecido a la Unión Soviética.

Interior de la iglesia rusa de San Nicolás, en Bucarest
Interior de la iglesia rusa de San Nicolás, en el centro de Bucarest

Plaza de la Universidad

Muy cerca de la iglesia rusa está la plaza de la Universidad. En Bucarest no hay un centro tan marcado como podemos encontrar en otras ciudades europeas. No hay una plaza de donde salgan las principales arterias o donde se concentren los principales edificios. Sin embargo podemos decir que la plaza de la Universidad y la plaza 21 de diciembre de 1989 actúan como el centro.

Aquí han tenido lugar algunas manifestaciones importantes a lo largo de la historia. De hecho fue uno de los sitios donde hubo mayor represión contra los jóvenes que salieron a luchar contra la dictadura en la década de 1980.

Algo que nos llamará la atención son las cuatro estatuas que hay en la plaza, que representan a personalidades importantes entre el siglo XIX y XX: Spiru Haret, Gheorghe Lazar, Heliade Radulescu y Miguel el Valiente. Enfrente de las estatuas está la Universidad de Bucarest.

Plaza de la Universidad
Plaza de la Universidad

Plaza 21 de diciembre de 1989

La plaza 21 de diciembre de 1989 simboliza la fecha en la que cayó el dictador de Rumanía. No es muy grande, pero aquí al lado están algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el teatro Nacional y el hotel Intercontinental.

El teatro Nacional de Bucarest fue inaugurado a finales de 1973 y puede albergar casi 3000 personas en su interior. El hotel Intercontinental mide 77 metros y es uno de los más altos del centro de la ciudad. Fue inaugurado durante la época comunista y fue algo revolucionario para esa fecha.

Plaza 21 de diciembre de 1989, con el hotel Intercontinental y el teatro Nacional

Plaza de la Revolución

La tercera plaza que visitar en el centro de Bucarest es la de la Revolución. Aquí destaca el palacio que su día fue presidencial y hoy alberga el Senado y algunos ministerios. Es un edificio de estilo totalmente comunista. Desde aquí es donde el dictador Ceaușescu daba sus discursos.

En otra parte está la biblioteca principal de la Universidad y el museo de Arte. En el centro de la plaza se encuentra el memorial del Renacimiento. Es un obelisco en memoria de los muertos durante la represión en la época de la dictadura.

Hay un edificio en una de las esquinas de la plaza que refleja claramente lo ocurrido en Bucarest en las últimas décadas. Es bastante llamativo, ya que en la parte de abajo conserva el edificio antiguo tal y como era, pero en la parte de arriba han construido un moderno edificio. En la parte antigua podemos ver aún los agujeros de los disparos.

Edificio con restos de guerra en Bucarest
Edificio antiguo con restos del conflicto y encima la modernidad

Iglesia kretzulescu

La iglesia Kretzulescu es un pequeño templo que hay enfrente de la plaza de la Revolución. Es una iglesia ortodoxa construida a principios del siglo XVIII y lo más interesante es que conserva los frescos originales en el porche. Si visitamos este lugar veremos que las pinturas están desgastadas y de apariencia deteriorada, pero hay que tener en cuenta que son originales.

Por fuera la iglesia es de ladrillo. Se salvó de ser derribada durante la época comunista y hoy la podemos visitar de forma gratuita.

Iglesia de Kretzulescu, en la capital de Rumanía
Iglesia de Kretzulescu, en la capital de Rumanía

Ateneo Rumano

El ateneo Rumano es uno de los edificios más importantes del centro de Bucarest. Aquí organizan conciertos y diferentes eventos. Es bastante llamativo. Fue construido a finales del siglo XIX, entre 1865 y 1888. Fue reconstruido en la década de los 90.

Es un importante edificio histórico, ya que aquí se han celebrado diferentes conferencias que han afectado al país, como fue la unificación de 1919 que dio lugar a la Gran Rumanía.

El Ateneo Rumano
El Ateneo Rumano

Calle de los paraguas de Bucarest

Mucho menos importante históricamente, pero sí muy popular en los últimos años, es la calle de los paraguas de Bucarest. Su nombre real es Pasajul Victoriei o Pasaje de la Victoria. Básicamente es una callejuela donde han colgado muchos paraguas de colores llamativos. Es un sitio bastante fotografiado.

Aquí hay algunos bares e incluso un local con actuaciones en directo. Es bastante frecuentado por turistas y si queremos ir sin encontrarnos a decenas de personas haciéndose fotos lo mejor es ir por la mañana a primera hora.

Calle de los paraguas de Bucarest
La famosa calle de los paraguas de Bucarest

Pasajul Macca-Vilacrosse

Otra calle que no hay que perderse en Bucarest es el Pasajul Macca-Vilacrosse. Es una unión de dos calles que están techadas y donde hay diferentes tiendas (especialmente joyerías) y algunos bares. Tiene forma de herradura. Es un lugar interesante si nos pilla un día de lluvia y queremos refugiarnos un rato. Este pasaje fue construido en el año 1891.

Pasajul Macca-Vilacrosse
Pasajul Macca-Vilacrosse

Iglesia de San Antonio

No debemos perdernos la iglesia de San Antonio o Biserica de Sfantul Anton. Es la iglesia más antigua de Bucarest y data de mediados del siglo XVI. Está en el lugar donde se encontraba la antigua corte. Fue un templo religioso muy importante para la monarquía rumana durante siglos.

Tiene una arquitectura peculiar si lo comparamos con otras iglesias del país. Es de estilo serbio, como muchas iglesias que podemos ver en otros países de los Balcanes.

Iglesia de San Antonio, la más antigua de Bucarest
Iglesia de San Antonio, la más antigua de Bucarest

Monasterio Stavropoleos

Otro templo religioso imprescindible que visitar en Bucarest es el monasterio Stavropoleos. Esta iglesia ortodoxa fue construida en 1724. Está situado en una esquina de una de las calles principales del centro de la capital de Rumanía.

Monasterio Stavropoleos
Monasterio Stavropoleos

Librería Carturesti Carusel

La librería Carturesti Carusel es otro de esos lugares que se han hecho famosos en los últimos años muy posiblemente por la influencia de las redes sociales. Es una de las librerías singulares del mundo, según una lista que hay por Internet. Al menos peculiar sí que es. Es bastante amplia con varias plantas.

Más allá de encontrarnos muchas estanterías repletas de libros en rumano y también en inglés, es un sitio donde podemos comprar productos muy variados incluso de alimentación y bebidas. En la parte de arriba hay una cafetería. Lo que más destaca de esta famosa librería de Bucarest es su color blanco.

Librería Carturesti Carusel
Librería Carturesti Carusel

Memorial del Holocausto

Algo más alejado del centro de Bucarest, aunque igualmente podemos ir caminando sin problemas, está el memorial del Holocausto. Es un lugar para la memoria de los rumanos judíos (se calcula que más de 300.000) que fueron asesinados en el Holocausto. Fue inaugurado hace poco más de una década.

En la parte exterior podemos ver un monolito de unos 20 metros de altura, una rueda roma para recordar a los romaníes (etnia gitana) asesinados y también una gran estrella de David.

Memorial del Holocausto, en Bucarest
Memorial del Holocausto, en Bucarest

Templo Coral

Un último lugar que no debemos perdernos en el centro de Bucarest es el templo Coral. Es la sinagoga más grande que hay en la capital rumana. Guarda una importante historia detrás y además su edificio es muy bonito para ver. En la parte frontal hay una estrella de David, así como diferentes placas que recuerdan a los miles de judíos asesinados en diferentes regiones de Rumanía y países limítrofes.

Fue una pena que no pudiéramos entrar, pero los horarios son bastante reducidos. El templo Coral solo abre de lunes a jueves de 09:00 a 15:00h y los viernes y sábados de 09:00 a 13:00h. Está cerrado los domingos.

Templo Coral, un lugar que ver en Bucarest en 3 días
Templo Coral, un lugar que ver en Bucarest en 3 días

Día 2: Parlamento de Bucarest y zona sur

Siguiendo con nuestra ruta de qué ver en Bucarest en 3 días algo que no puede faltar es el edificio del Parlamento. También hay diferentes lugares en la zona sur que no podemos perdernos.

Palacio del Parlamento Rumano

Sin duda es un emblema de Bucarest. El Palacio del Parlamento Rumano es un edificio que cualquier viajero que vaya a la capital de Rumanía va a visitar, ya sea por fuera o por dentro. Cuando fue construido le dieron el nombre de Casa del Pueblo y algunos lo siguen utilizando.

Este edificio, que es el segundo más grande del mundo detrás del Pentágono, estuvo lleno de polémica durante su construcción y los años posteriores. Fue un capricho del dictador rumano que quería dar un golpe de autoridad hacia el exterior del país. Sin embargo para construir esta locura tuvo que derribar más de 7.000 viviendas, así como numerosos templos religiosos.

El Palacio del Parlamento Rumano no es solo lo que vemos por fuera, sino que tiene muchas plantas también subterráneas. Para su construcción tuvieron que utilizar recursos de una gran parte del PIB del país. Esto empobreció aún más a Rumanía, que ya pasaba por años muy malos en lo económico y social. Lógicamente enfureció a la población y fue uno de los detonantes de la caída del comunismo en el país.

Palacio del Parlamento Rumano
Palacio del Parlamento Rumano

Comenzaron a construirlo en el año 1985 y trabajaron más de 20.000 personas en turnos de 24 horas para acelerar las obras. No hay datos oficiales, como podemos imaginar, pero hay muchos informes que dicen que murieron muchas personas durante la construcción. Tiene más de 1.000 habitaciones y en la actualidad más del 70% está totalmente vacío y no se le da ningún uso.

Cuando derrotaron al dictador no sabían qué hacer con este enorme edificio. Las obras se paralizaron y dudaban entre derribarlo por completo, construir encima un monumento que recordara a la dictadura para no volver a vivirla o simplemente darle algún uso. Finalmente terminaron de construir lo poco que quedaba y hoy en día alberga el Parlamento rumano y varios ministerios. Es posible visitarlo con guía a determinadas horas y es aconsejable reservarlo con antelación. Os dejamos el link para reservar entrada sin colas.

Plaza de la Constitución

La plaza de la Constitución es un espacio bastante grande que hay situado justo delante del Palacio del Parlamento Rumano. Aquí es donde en la actualidad tienen lugar las multitudinarias manifestaciones que hay en la capital de Rumanía. Es también el espacio donde tienen lugar diferentes eventos y actuaciones.

Durante nuestra visita estaba montado el mercado navideño que es considerado como uno de los más importantes del este de Europa. Aquí podemos ver muchos puestos de comida y productos tradicionales, escenarios con actuaciones y mucho movimiento especialmente por las tardes y noches. Si nos preguntamos qué ver en Bucarest en diciembre, sin duda este lugar es imprescindible.

Mercado navideño de Bucarest en la plaza de la Constitución
Mercado navideño de Bucarest en la plaza de la Constitución

Plaza y Bulevar de la Unificación

El Bulevar de la Unificación es también conocido como los Campos Elíseos de Bucarest. Es una avenida de 3,5km que va desde la plaza Alba Lulia hasta el Palacio del Parlamento Rumano. Fue construido a partir de 1984 después de que años atrás hubiera un fuerte terremoto que dejó derruidos muchos edificios.

La parte principal es la que atraviesa la plaza de la Unificación, muy famosa por sus fuentes. La pena es que en los meses de invierno no están encendidas y no pudimos ver el espectáculo con luces que hacen.

Calle Xenofon

La calle Xenofon de Bucarest es en realidad una callejuela con escaleras que se hizo muy popular después de que comenzaran a pintar un mosaico en los escalones. Ha cambiado en varias ocasiones el dibujo, siempre con colores y figuras muy llamativas.

Sin embargo cuando fuimos nosotros lo vimos bastante deteriorado, el color muy desgastado y las escaleras bastante dañadas. Es como si recientemente hubieran decidido convertir eso en una calle normal por algún motivo, aunque entendemos que puede tratarse de algún tipo de restauración para pintar otro mosaico nuevo.

Parque Carol

Justo enfrente de la calle Xenofon está el parque Carol. Es uno de los principales parques de Bucarest y merece la pena una visita. Es bastante amplio y en él podemos ver mucha gente haciendo deporte y paseando. También se le conoce como parque de la Libertad y fue inaugurado a principios del siglo XX.

Hay que destacar un bonito lago en su interior, varios museos y sobre todo el monumento de los Héroes, que sirve para rendir memoria a los caídos en guerras, principalmente en la II Guerra Mundial.

Parque Carol
Parque Carol, con el monumento a los Héroes al fondo

Día 3: Arco del Triunfo de Bucarest y museo Satului

Nuestra ruta de 3 días por Bucarest finalizó con una visita a la parte norte de la ciudad. Allí es donde se encuentra el arco del Triunfo, que es otro de los símbolos de la capital de Rumanía, así como el museo Satului, entre otros lugares.

Hay que mencionar que todo lo que hemos visto hasta ahora lo recorrimos a pie. No es necesario utilizar ningún tipo de transporte si nos hospedamos por la zona centro. Sin embargo para ir hasta los lugares de este día sí es necesario coger metro o autobús urbano, ya que están bastante más alejados.

Arco del Triunfo de Bucarest

El arco del Triunfo de Bucarest no ha sido siempre igual. Si nos remontamos al primero que hubo fue construido de madera en 1878 para conmemorar la independencia del país. Posteriormente fue construido otro en el año 1922 para recordar la victoria en la I Guerra Mundial, aunque fue destruido 13 años después para construir en 1936 el actual que podemos ver.

Este arco del Triunfo de Rumanía se asemeja ligeramente al de París, aunque lógicamente es más pequeño. La principal diferencia es que únicamente tiene dos arcos. Mide 27 metros de altura. Para llegar en metro hasta aquí lo mejor es coger la línea M2 hasta Aviatorilor.

Arco del Triunfo de Bucarest
Arco del Triunfo de Bucarest

Museo Satului

Una visita muy recomendable que hacer en Bucarest es ir a visitar el museo Satului. Está al norte del arco del Triunfo y se puede ir caminando perfectamente. Se trata de un museo etnográfico al aire libre muy interesante para conocer. Fue construido en la década de 1930 y es bastante amplio.

En el museo Satului podemos ver numerosas viviendas y algunos templos religiosos de diferentes épocas y lugares del país. En total cuenta con 272 edificios y en algunos de ellos podemos entrar. Una manera de ver cómo era una vivienda rumana en otras épocas.

Información del museo Satului

⏰ Abre de martes a domingo (los lunes cierra) de 09:00 a 17:00h

💶 15 leis la entrada para adulto, 8 leis para menores de 26 años o jubilados y 4 leis para estudiantes

🚌 Metro hasta Aviatorilor. También se puede ir en bus urbano con varias líneas

Parque Herastrau

El museo Satului está dentro del parque Herastrau, aunque en un terreno acotado. Se trata de un gran parque que hay en el norte de Bucarest. En verano el parque tiene mucho movimiento de gente, ya que hay varias terrazas y locales. En invierno, aunque había gente, se nota que está más apagado.

Entre otros lugares podemos ver la plaza de la Unión Europea, que está en una pequeña isla desde donde hay una panorámica muy bonita del lago.

Casa de la Prensa Libre

El último punto que visitamos en la zona norte de Bucarest fue la Casa de la Prensa Libre. Es un edificio de aspecto soviético. Fue construido entre 1952 y 1956 y mide 104 metros de altura (sin contar la antena son 91).

Casa de la Prensa Libre
Casa de la Prensa Libre

Consejos para visitar Bucarest

Hemos hablado de qué ver en Bucarest en 3 días, pero también queremos dar una serie de consejos para que la visita sea lo mejor posible. La capital de Rumanía es una ciudad bastante sencilla para moverse, alojarse y encontrar lugares donde comer y salir. Vamos a mostrar algunos bajo nuestra experiencia.

Cómo moverse por Bucarest

Para moverse por Bucarest tenemos bastantes líneas de autobuses que comunican perfectamente los diferentes puntos de la ciudad. Es muy económico y cada trayecto cuesta unos 0,40€. Eso sí, hay que tener en cuenta que tenemos que comprar mínimo dos trayectos en una tarjeta recargable que podemos adquirir en las máquinas cerca de algunas paradas importantes (por ejemplo en el aeropuerto) o en las casetas habilitadas. No podemos comprar billetes sencillos al subir al autobús, ya que al entrar hay que validar la tarjeta recargable que ya previamente hemos tenido que comprar.

Hay algunas líneas que tienen un coste superior, aunque son muy escasas. Por ejemplo la línea 783 que va del aeropuerto a la plaza de la Unificación. En este caso cuesta más o menos 0,90€ el trayecto e igualmente el mínimo es comprar dos viajes (ida y vuelta). El funcionamiento es el mismo.

También hay algunos tranvías para moverse por Bucarest. Sin embargo en este caso no compramos ningún billete. Principalmente recorren parte de la zona centro. Siendo turistas sería muy raro que tuviéramos que coger alguno, salvo que fuéramos a algún punto muy concreto.

Por otra parte, el metro de Bucarest es bastante amplio en cuanto a distancias. No es el mejor metro del mundo en cuanto a paradas y sitios donde llega, pero sí puede ser interesante en determinadas ocasiones. Una vez más el precio del billete es bastante económico, ronda los 0,50€ y es necesario comprar al menos dos trayectos.

Para todo esto que hemos mencionado podemos coger bonos de 1 o 2 días, así como de toda la semana. Quizás pueda ser interesante para alguien que vaya a pasar más tiempo, pero para una ruta de 4 días por Bucarest en principio no sería necesario.

Otra opción es hacer uso de taxi, donde hay que asegurarse de que ponen taxímetro y que el coche es oficial. Hay que mirar que aparece el precio por kilómetro fuera, que lleva tarjeta identificativa y que no nos van a cobrar más de lo que debe marcar el taxímetro. Hay varios coches, pero los que más vimos cuestan 1,99 leis el kilómetro. También se puede utilizar Uber, algo más aconsejable si no queremos problemas.

Dónde alojarse en Bucarest

El lugar donde alojarse en Bucarest puede marcar un poco nuestro viaje. Como recomendación, al menos bajo nuestra experiencia, podemos decir que lo ideal es hospedarse entre la plaza de la Unificación y la plaza de la Universidad. En cualquier lugar entre estos dos puntos estaría muy bien.

Si nos hospedamos en esa zona estaríamos muy cerca de los principales lugares turísticos del centro, así como las calles más importantes donde hay restaurantes, bares para salir, etc. Si nos quedamos en zonas más alejadas tendríamos que coger algún medio de transporte varias veces al día y perder más tiempo.

En definitiva, nuestro consejo es alojarse en Bucarest en la zona que hay entre la plaza de la Unificación y la plaza de la Universidad o plaza 21 de diciembre de 1989, ya sea a un lado o al otro de la avenida principal. Nosotros nos hospedamos en el hostal Sleep Inn. Está muy bien situado, es económico y una buena opción si vamos en grupo.

Dónde comer en Bucarest

En Bucarest tenemos una gran variedad de sitios para comer. La comida local es muy buena y variada y además los precios son muy económicos si lo comparamos con otras capitales europeas. También hay una gran selección de restaurantes internacionales de muchas nacionalidades.

En general podemos encontrar muchos restaurantes en la zona del casco antiguo, cerca de la iglesia de San Antonio, el monasterio Stavropoleos y alrededores. Nosotros, en los 3 días por Bucarest, probamos algunos restaurantes que vamos a mencionar.

La Placinte

La Placinte es una franquicia de comida moldava y rumana bastante popular. Tuvimos la oportunidad de comer en un restaurante de esta cadena en Chisinau, durante nuestro viaje por Moldavia, y esta vez entramos en otro local en la capital de Rumanía.

Los precios en La Placinte son económicos, el menú es bastante variado y todos los productos son típicos de esta zona de Europa. Hay varios en Bucarest, pero en nuestro caso fuimos al que está en el casco antiguo, junto a la avenida principal.

Comida en La Placinte de Bucarest
Comida en La Placinte de Bucarest

Bucatarasul cel Dibaci

El restaurante Bucatarasul cel Dibaci fue uno de los mejores que probamos. Es de comida tradicional rumana y tiene un menú bastante amplio. Es incluso más económico y podemos probar productos de la zona, así como cervezas típicas.

Apuntamos este sitio porque tenía buenas referencias en Internet y además estaba muy cerca de donde nos hospedábamos. Fue un acierto y lo recomendamos. Está cerca del templo Coral, aunque debajo del artículo pondremos todos los puntos en el mapa.

Bucatarasul cel Dibaci, lugar donde comer en Bucarest
Bucatarasul cel Dibaci, un lugar donde comer en Bucarest

Oktoberfest Pub

Es un restaurante ambientado en los típicos alemanes. La verdad que fuimos aquí por información que vimos en Internet donde hablaban muy bien de las cervezas que vendían, que tienen una gran variedad, y también porque se podía comer aquí. Lo cierto es que para ir a beber cerveza es muy buen sitio, pero para comer deja un poco que desear. Probamos lo que parecía ser salchichas típicas alemanas pero para nada era así. No está mal, pero hay mejores sitios en Bucarest.

Finikia (restaurante libanés)

Aunque estábamos en Rumanía, otro de los lugares donde comimos fue en el Finikia, que es libanés. La comida muy buena, variada y económica. Está muy cerca de la iglesia de San Antonio, en una de las calles principales.

Para quien pase 3 días en Bucarest y quiera probar también alguna comida internacional más allá de la rumana, sin duda recomendamos el restaurante Finikia.

Restaurante libanés Fikinia, en el centro de Bucarest
Restaurante libanés Fikinia, en el centro de Bucarest

Caru’cu Bere

Sin duda el Caru’cu Bere es el restaurante más famoso de Bucarest. Está en un edificio muy bonito y por eso se ha hecho tan famoso. Es complicado comer aquí en determinados días y nosotros no pudimos. Nos confiamos en que podríamos sin muchos problemas y no reservamos mesa, pero claro al llegar allí nos dijeron que imposible.

No podemos opinar de la comida, aunque por la información que tenemos es que se come bien y es barato. Sí podemos opinar del local, ya que al menos pudimos entrar dentro. Más allá de si vamos a comer o no, por lo menos merece la pena verlo por dentro. Para reservar mesa simplemente hay que entrar en su página web y rellenar los datos con al menos un día de antelación.

Interior del restaurante Caru'cu bere
Interior del restaurante Caru’cu bere

Bares y vida nocturna en Bucarest

Bucarest es una ciudad con bastante ambiente y vida nocturna. De hecho es considerada como una de las ciudades de moda en el este de Europa. Hay muchos bares, pubs y discotecas por la zona centro. Nosotros fuimos a varios bares que teníamos apuntados, así como otros improvisados que nos encontramos. Hay una gran variedad y los precios son económicos.

Beer O’Clock

El bar Beer O’Clock es una cervecería bastante interesante. Es un bar más tranquilo, donde podemos probar diferentes tipos de cerveza que ellos mismos producen, así como otras de importación. No es muy barato si lo comparamos con otros, pero no está mal. Además es cerveza que nada tiene que ver con la típica que bebemos en otros sitios.

Beer O'Clock, un sitio donde beber cerveza en Bucarest
Beer O’Clock, un sitio donde beber cerveza en Bucarest

La 100 de Beri

La 100 de Beri es un bar básicamente de cerveza, aunque también tiene menú de comida y otras bebidas. Beri en rumano significa cerveza, por lo que ya nos podemos imaginar qué significa el nombre. Tienen una gran variedad de cervezas, tanto de barril como de botellín. Hay de muchos tipos y lo más difícil será elegir la que queremos.

Kilkenny

El Kilkenny es el típico pub irlandés que podemos encontrar en muchas partes del mundo. Tienen cervezas irlandesas, pero también hay variedades de Rumanía. Aquí también tienen comida y los precios son bastante asequibles para el tipo de bar que es.

Estos son solo algunos bares en los que estuvimos y que podemos recomendar, pero lo cierto es que hay una gran variedad. Simplemente hay que caminar por las calles del casco antiguo de Bucarest y dejarnos llevar. Hay muchos sitios que nos iremos encontrando.

Dinero y coste de viajar a Bucarest

Bucarest es un destino barato y con bastante probabilidad gran parte del presupuesto si vamos a viajar solo unos días va a ser el vuelo. En nuestro caso volamos con Ryanair, pero hay otras compañías que operan desde España con precios competentes como WizzAir. En general el alojamiento es muy barato y la calidad, al menos bajo nuestra experiencia, es bastante buena. Lo mismo en relación al transporte, entradas a sitios de interés o comida.

Como sabemos en Rumanía utilizan el Leu como moneda (leis en plural). Allí nuestros euros no sirven para comprar, más allá de en determinados sitios donde lo acepten a cambio de un precio algo superior. Por tanto vamos a tener que cambiar moneda allí. Nuestra recomendación, que fue lo que hicimos nosotros, es utilizar la tarjeta Bnext. Es perfecta para sacar del cajero sin ningún tipo de comisión, así como obtener el cambio oficial del momento. Además podemos pagar sin comisiones a la hora de comprar cosas, pagar alojamiento, comida…

Os dejamos un mapa con todos los puntos marcados para cada día, restaurantes y bares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está protegida con reCAPTCHA. Aplican la Política de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Javier Jiménez García como responsable de este blog. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de webempresa.com. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a mediopeniqueblog@gmail.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.