miércoles, octubre 17, 2018

Mi top 7 de Tailandia: lugares y experiencias que más me gustaron

Buscar lo mejor de un país o destino es muy complicado. Al final cada uno tiene sus preferencias. Pero sobre todo, la experiencia. Puede que alguien tenga mala suerte y visite un lugar precioso en un día de lluvia o que le engañaran a la hora de contratar un tour, y opinara de manera condicionada sobre ese sitio. En este artículo voy a dar mi opinión sobre el top 7 de Tailandia. Voy a hablar de algunos lugares, experiencias o cosas que encontré más positivas y que más me gustaron.

Templo de Plata de Chiang Mai, en el top 7 de Tailandia
Templo de Plata en Chiang Mai, una ciudad en el top 7 de Tailandia

Mi top 7 de Tailandia: lo que más me gustó


Tengo que mencionar que esto es simplemente una lista que he querido hacer tocando varios aspectos. Algunos lugares imprescindibles para mí, algunas experiencias positivas y, en definitiva, lo que considero el top 7 de Tailandia respecto a mi visita durante una ruta de dos semanas por el sudeste asiático. Ni mucho menos conozco Tailandia. Únicamente tuve la oportunidad de recorrer lugares muy puntuales de esta preciosa nación.

Templo Azul de Chiang Rai


Tailandia está repleta de templos por todas partes. Es una de las cosas que más nos sorprenden a los occidentales. Es obvio: aquí en Europa no encontramos esa arquitectura en ningún lugar. Y como para gustos, colores; algo así podríamos decir en el caso de los templos tailandeses. Hay miles y diferentes unos de otros.

Al final quedarse con uno es complicado. Los templos es algo que me ha sorprendido cuando he ido a países como Japón o Camboya, donde son diferentes. Pero si tuviera que quedarme con uno en Tailandia es el Templo Azul de Chiang Rai.

No es el más famoso. Seguramente sea de los menos importantes, ya que es muy reciente. Sin embargo lo quiero destacar no sólo por su belleza, sino por lo que significa. Este templo es un poco la unión entre el turismo y Tailandia. Es, sin duda, uno de los países (quizás el que más) más abiertos al turismo que he visitado en mi vida. Y este es un ejemplo más. Es el saber aprovechar una ciudad como es Chiang Rai, que no cuenta (o contaba) con demasiados atractivos turísticos y saber construir algo que guste a los viajeros.

Para mí el Templo Azul de Chiang Rai es imprescindible. Una visita que recomiendo si estamos por el norte de Tailandia. Me gustó más que otros más populares y visitados. Por cierto, su nombre real es Wat Rong Suea

Templo Azul en Chiang Rai

Comida tailandesa


La comida tailandesa sin duda ha sido una de las que más he disfrutado en todos los viajes que he hecho. Es tremendamente variada, buena y es súper fácil de encontrar. Por cualquier lugar podemos ver restaurantes locales de todo tipo. Es un país donde bien merece la pena dedicar tiempo a cada comida.

Pero quiero recomendar especialmente los puestos callejeros e incluso las casas particulares. Tailandia es un país súper seguro en este aspecto. No hay ningún problema por comer en la calle, en puestos callejeros. Los propios locales lo tienen como algo muy normal. Ir a mercados callejeros en las principales ciudades es encontrarte con platos de comida únicos.

Respecto a las propias casas, es común encontrarte locales que en realidad son viviendas particulares que habilitan como sitios para comer. No hay mejor lugar que estos para probar productos tradicionales.

Y qué decir de los precios. El tópico de que en Tailandia es posible comer por 1€ se cumple. En cualquier puesto callejero podemos comer (y bien) pagando entre 1 y 2 euros. Y tengo que decir que se come mejor que pagando 3 o 4 veces más en un restaurante turístico (comprobado). 

Pad thai callejero, en Bangkok
Pad thai callejero, en Bangkok


Los mercados nocturnos de Tailandia


Esto es algo muy típico del sudeste asiático y que en Tailandia está muy extendido. Por la noche, en prácticamente todas las ciudades y pueblos, hay un mercado nocturno. En las más grandes podemos encontrar varios. Aquí veremos tiendas de todo tipo, sitios para comer, etc.

No hay que perdérselo. Recomiendo ir a los mercados nocturnos de Chiang Mai (Kalare Night Bazar) y el de Chiang Rai. En ambos cuentan con el típico food court para comer platos de todo tipo, postres tradicionales y muchas curiosidades. 

No podemos volver de Tailandia sin haber disfrutado de los mercados nocturnos. 

Zona de comida en el mercado nocturno de Chiang Rai

7-Eleven


Cualquiera que haya ido a Tailandia me entenderá. El 7-Eleven es la tienda más importante para los viajeros, con total seguridad. En Bangkok están por todas partes. Solo tenemos que salir a cualquier calle y caminar unos metros, que seguro que nos encontramos mínimo con uno.

Aquí podemos encontrar todo lo que nos haga falta. Desde comprar algo para desayunar cuando llevemos prisa para coger la furgoneta para ir a algún sitio, hasta comprar repelente de mosquitos o cualquier accesorio que nos haga falta.

Los precios, como podemos imaginar, son más que económicos. Esto también hace que sea perfecto para incluso reponer geles o cepillos de diente de viaje. Es tan popular que hasta en sitios como Khao San Road encontraremos camisetas de recuerdos de 7-Eleven. ¿Os imagináis que viene un tailandés a España y la camiseta de recuerdo que se lleva es una que ponga Mercadona?

La facilidad de ir de un sitio a otro


Esto sin duda es una de las cosas más positivas que noté en Tailandia. Es un país tremendamente adaptado a los visitantes. Cuando comencé a organizar el viaje, en un primer momento creía que iba a ser más difícil. Me esperaba que sería bastante más complicado moverse de un sitio a otro, especialmente para ir a otras ciudades o destinos fuera de la capital.

Sin embargo tengo que decir que todo lo contrario, especialmente una vez volví del viaje. Todo fue muy sencillo. Tailandia es un país muy adaptado para movernos de un lugar a otro. Existen muchas opciones de autobuses que conectan las principales ciudades de forma económica. También furgonetas para ir a sitios más cercanos. Incluso el tren es otra opción. Además, comprar un vuelo para ponerse de punta a punta (incluso comprándolo el mismo día) es muy barato. 

Camioneta roja para moverse por Chiang Mai
La típica camioneta roja para moverse por Chiang Mai

Y no hay nada más fácil que moverse por Bangkok, una ciudad enorme y caótica. Podemos movernos en taxi de manera súper barata (regateando, en casi todos los casos), tuk-tuk (esto solo lo recomiendo si queréis probar algo curioso una vez), tren (solo en la zona moderna, eso sí) e incluso barco. Es muy fácil coger un barco al lado de Khao San Road y ponernos casi en la otra punta.

Ayutthaya


Para mí uno de los destinos imprescindibles y que más me gustaron. Se puede ir y volver en el mismo día desde Bangkok. También está la opción de dormir allí o incluso utilizarlo de escala para continuar un recorrido por el país. Hay muchas opciones para ir, aunque recomiendo el tren por la experiencia y facilidad.

Ayutthaya es la historia de Tailandia. Es un lugar increíble que hay que conocer con calma. Cada rincón, cada una de las visitas que hagamos por la zona histórica merece la pena. Y si podéis alquilar una bici e ir a vuestro aire, sin tener que esperar a un tuk-tuk o taxi, mejor. 

Zona histórica de Ayutthaya
Zona histórica de Ayutthaya

La vida en Chiang Mai


Si tuviera que elegir una ciudad que me gustó de Tailandia diría Chiang Mai. Evidentemente Bangkok es la capital, lo tiene todo y es una auténtica maravilla. Pero la vida en Chiang Mai me encantó. Es una ciudad que recibe muchísimos viajeros cada día. Cuenta con varios centenares de templos, muchos de ellos de increíble belleza.

Pero además es una ciudad tranquila, muy acogedora, por la que puedes andar de punta a punta prácticamente y encontrarte callejuelas y rincones fantásticos. Es una ciudad para pasar días sin tener prisa, recorrer su mercado nocturno, realizar visitas a los alrededores y aprender mucho sobre la cultura y la vida en el norte de Tailandia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario