viernes, agosto 03, 2018

Ruta de 10 días por el Cáucaso: Azerbaiyán, Georgia y Armenia

El Cáucaso es posiblemente uno de los destinos turísticos que más va a crecer en los próximos años. Muy poco visitado por los europeos occidentales, ofrece lugares muy bonitos para explorar. Nosotros hicimos una ruta de 10 días por el Cáucaso conociendo Azerbaiyán, Georgia y Armenia. Son países relativamente pequeños, aunque es cierto que el tiempo se queda escaso. Pudimos tener una toma de contacto general, conocer la cultura diversa y los paisajes que ofrecen.

Iglesia de Guergueti, uno de los destinos en la ruta de 10 días por el Cáucaso

10 días visitando el Cáucaso


La ruta de 10 días por el Cáucaso la iniciamos en Azerbaiyán. A día de hoy no es fácil ni barato volar desde España. No hay muchas aerolíneas que operen y prácticamente en todos los casos hay que hacer alguna escala. Aun así, buscando dimos con vuelos que se adaptaban a nuestro tiempo y presupuesto.

También visitamos Georgia y Armenia. Completamos así los tres países ex soviéticos que conforman el Cáucaso. Lugares muy interesantes, con paisajes naturales muy diversos y bonitos. Una cultura muy rica y con mucho patrimonio para mostrar al turista. Todavía muy por explotar, en general. Mucho potencial.

Ruta por Azerbaiyán


Día 1: Bakú y alrededores


Nuestra primera parada fue Azerbaiyán. Hasta aquí llegamos en un vuelo desde Madrid con escala en Budapest. La compañía Wizz Air une la capital húngara con Bakú y los precios son económicos. Previamente para poder entrar tuvimos que obtener visado para Azerbaiyán. Un trámite que fue sencillo, a través de Internet.

En este primer país durante el viaje por el Cáucaso de 10 días pasamos dos noches y tuvimos la capital como base. En Bakú dormimos y desde allí nos movimos para conocer algunos lugares cercanos.

El primer día lo dedicamos a conocer Bakú. Es una ciudad que mira al futuro y que ha crecido mucho en los últimos años. Cuenta con un casco antiguo muy bonito y también una zona moderna, de grandes y llamativos edificios. Es un ejemplo de la prosperidad del país, principalmente por las reservas de gas y petróleo.

Dentro del casco antiguo visitamos el Palacio de los Shirvanshah o la Torre de la Doncella. En los alrededores fuimos a ver la Plaza de las Fuentes, donde se concentran muchos restaurantes, la mezquita Teze Pir o las famosas Flame Towers, todo un emblema de la modernidad de Bakú.

Palacio de los Shirvanshah con las Flame Towers detrás
Palacio de los Shirvanshah y las Flame Towers al fondo

Hasta este último lugar subimos a través de un teleférico. Está en una zona bastante elevada y si queremos ahorrar tiempo y no sufrir el fuerte calor que suele hacer en verano, es una buena opción. Aquí cerca está también el Callejón de los Mártires y un memorial a los caídos en la guerra.

Ese mismo día por la tarde, después de comer, nos trasladamos hacia algunos lugares más alejados del centro. En Bakú hay metro y autobuses urbanos. Sin embargo Uber funciona bastante bien y también hay muchos taxis. Es una manera bastante recomendable de moverse, sobre todo si vamos varios.

Utilizando Uber llegamos hasta el Templo del Fuego de Atashgah. Es un lugar bastante llamativo. Aquí adoran al fuego como dios. Es lo conocido como zoroastrismo. Es considerada la religión monoteísta más antigua del mundo. Debido a la gran cantidad de gas natural que hay en este país, en algunos lugares emana fuego directamente de la tierra.

Templo del Fuego de Atashgah
Templo del Fuego de Atashgah

En otros tiempos eran miles los religiosos que llegaban hasta este lugar a adorar al fuego. Hoy podemos ver diferentes espacios que nos recrean cómo vivía la gente en la época, los utensilios que tenían, ropas, etc. Podemos ver también información sobre esta religión.

De aquí, previa parada corta en la mezquita de Juma, continuamos hacia uno de los lugares más fascinantes que hay en los alrededores de Bakú: Yanar Dag. Hasta aquí se puede llegar en transporte público en bus, pero la frecuencia no es muy amplia y puede resultar bastante complicado. Nosotros fuimos en taxi. Es lo mejor. Se pacta un precio y listo. Está a una media hora del centro de la ciudad.

Yanar Dag, la Montaña de Fuego
Yanar Dag, la Montaña de Fuego

Yanar Dag es otro ejemplo más de lo que hay en el suelo de Azerbaiyán: gas. Es una montaña de la que literalmente sale fuego. Es conocida como la Montaña de Fuego. Nadie sabe con exactitud desde cuando arde esta colina, pero se cree que puede llevar siglos. La realidad es que hoy en día sigue ahí, emanando gas de forma ilimitada.

De vuelta a la ciudad hicimos una parada en la mezquita Heydar. Para mí, la más bonita de Bakú. No hay que perdérsela. Está en una bonita plaza y suele haber bastante movimiento de gente.

Mezquita Heydar, en Bakú
Mezquita Heydar, una de las más bonitas de Bakú

Para cerrar el día fuimos al parque del paseo marítimo. Desde aquí, de noche, hay unas bonitas vistas de las famosas Flame Towers iluminadas.

Día 2: Parque Nacional de Gobustán


El segundo día de nuestra ruta por el Cáucaso visitamos uno de los lugares más conocidos cerca de Bakú. Se trata del Parque Nacional de Gobustán. Está a unos 60km al sur de la capital. Aquí destacan los monumentos arqueológicos y pintadas. Pero también se encuentran los famosos volcanes de lodo y un paisaje muy bonito para contemplar.

Parque Nacional de Gobustán
Parque Nacional de Gobustán

Hasta aquí se puede llegar en bus y posteriormente subir en taxi. Nosotros fuimos directamente en taxi desde Bakú.

Tras una visita por la mañana a este lugar, volvimos a la capital. Hicimos una parada en la mezquita Bibi Heybat, la única del país a la que pueden personas que no sean musulmanas.

Cerramos nuestra corta estancia en Azerbaiyán para visitar algunos lugares que el día anterior no nos dio tiempo de Bakú. Uno de ellos es el Centro Heydar Aliyev, otro ejemplo más del modernismo de esta ciudad.

Centro Heydar Aliyev
Centro Heydar Aliyev

Ruta por Georgia


Día 3: Tiflis


Volamos por la mañana temprano de Bakú a Tiflis. Continuamos nuestra ruta de 10 días por el Cáucaso y comenzamos la primera etapa en Georgia. Seguramente el país más completo e interesante que visitamos de los tres. Una belleza natural increíble.

El primer día lo dedicamos a conocer la capital, Tiflis. Es una ciudad con mucho para ver. Es pequeña, pero diría que no es posible verla bien en un día completo.

Visitamos la Plaza de la Libertad, uno de los espacios con más movimiento. De aquí partimos a otros lugares cercanos como el Puente de la Paz, la Basílica Anchiskhati o la Torre del Teatro de las Marionetas. Esta es una zona muy fotogénica, con callejuelas llenas de restaurantes y sitios bonitos.

Torre del Teatro de las Marionetas
Torre del Teatro de las Marionetas, en el centro de Tiflis

Cruzando el río a través del Puente Nikoloz llegamos hasta el Nuevo Teatro y Centro de Exposiciones y, detrás, el Palacio Presidencial. A unos cientos de metros está la catedral de la Santísima Trinidad, el templo más bonito de la ciudad. Un lugar muy visitado por los turistas.

En la otra parte de la ciudad hay zonas muy interesantes para visitar como la iglesia Metekhi, la estatua del rey Vakhtang Gorgasali y la plaza Vakhtang Gorasali. En esta zona hay muchos restaurantes, bares y zonas de movimiento.

Para movernos por Georgia utilizamos un coche de alquiler, que recogimos esa tarde.

Día 4: Mtshketa, Uplistsikhe y Kutaisi


En el segundo día de ruta por Georgia salimos de la capital rumbo a Kutaisi. Por el camino paramos en diferentes lugares de interés turístico como Mtshketa, uno de los pueblos más visitados del país. Está muy cerca de Tiflis. Es un pueblo-museo y podemos visitar el bonito monasterio de Jvari, en una colina, así como el monasterio de Samtavro y la catedral de Svetiskhoveli.

Mtskheta, en Georgia
Mtskheta, uno de los lugares más turísticos de Georgia

Posteriormente continuamos hacia el oeste, hacia Uplistsikhe. Es otra de las paradas obligadas en esta zona de Georgia. Se trata de una antigua ciudad excavada en la roca. Es muy interesante realizar aquí una visita, muy cerca de Gori.

La siguiente visita fue la Columna de Katskhi. Es un pequeño monasterio construido encima de una enorme roca. Tiene varios siglos y sorprende el lugar donde lo construyeron, con un acceso casi imposible. Hoy en día hay una escalera para que el monje que vive arriba pueda salir.

Y llegamos a la ciudad donde hicimos noche: Kutaisi. No tiene demasiados atractivos turísticos, pero está en un lugar estratégico. De hecho cuenta con vuelos directos a algunas ciudades europeas de importancia. Aquí visitamos el monasterio de Gelati, en una montaña, así como zonas de la ciudad como la catedral de Bagrati o la fuente Colchis.

Catedral de Bagrati, en Kutaisi
Catedral de Bagrati, en Kutaisi

Día 5: Ajaltsije, Vardzia y Gori


Iniciamos el tercer día de ruta por Georgia temprano, saliendo dirección Ajaltsije. Es una ciudad histórica georgiana. Destaca su fortaleza y castillo Rabati. Aquí podemos ver una mezquita en su interior, las murallas, jardines y otros edificios que han sido reconstruidos dando un aspecto realmente bonito en la actualidad.

Fortaleza de Ajaltsije, en Georgia
Fortaleza de Ajaltsije, en Georgia

Seguimos hacia el sur, hacia Vardzia, con una corta parada en la fortaleza de Khertvisi. Está bastante deteriorada, aunque es interesante subir y ver las vistas. Una parada de turistas que van hacia la famosa Vardzia.

Y siguiendo por el camino no dejamos de ver paisajes increíbles. Muchas montañas, vegetación y zonas muy fotogénicas.

La visita estrella del día y lugar imprescindible en Georgia, fue Vardzia. Está al sur del país. Es un antiguo monasterio medieval construido en la roca. Cuenta con pasadizos, cuevas y muchos túneles dentro de la montaña. Es realmente increíble. En la actualidad este lugar, junto a la fortaleza de Khertvisi, son candidatos a formar parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Vardzia, el monasterio en la roca en Georgia
Vardzia, el antiguo monasterio excavado en la roca

Esta noche la pasamos en Gori, ciudad por la que pasamos el día anterior.

Día 6: fortaleza de Ananuri e iglesia de Guergueti


Pusimos rumbo hacia el norte de Georgia. Esta fue una de las etapas más bonitas de toda la ruta por el Cáucaso. La primera parada fue la fortaleza de Ananuri. Está sobre el río Aragvi. Es un lugar muy fotogénico. Son dos castillos unidos por una muralla.

Fortaleza de Ananuri
La fortaleza de Ananuri

De aquí partimos más hacia el norte, ganando altura hasta superar los 2.500 metros. La temperatura en esta zona baja notablemente. Si vamos en verano es todo un alivio; si vamos en invierno puede es imprescindible llevar ropa adecuada.

En Stepandtsminda, en la cima de una montaña, está la iglesia de Guergueti o iglesia de la Trinidad de Guergueti. Para llegar hasta aquí hay que hacer una ruta a pie por las montañas. Es realmente bonito el paisaje, aunque conviene hacerlo con calma.

Esa noche la pasamos en un pequeño municipio cercano llamado Arsha.

Día 7: Monasterio de David Gareji, Tiflis y rumbo a Armenia


El último día por Georgia fuimos a visitar el monasterio de David Gareji. Es una de las zonas más remotas del país, ya que está al sur, justo haciendo frontera con Armenia. El lugar merece la pena. Las carreteras, en algunos tramos, no son las mejores. Incluso hay que atravesar algunas zonas de caminos. Sin embargo es una zona muy bonita.

Monasterio de David Gareji, al sur de Georgia
Monasterio de David Gareji, al sur de Georgia

Aquí realizamos una ruta senderista que, de forma anecdótica, nos hacía serpentear entre Armenia y Georgia.

De aquí volvimos hacia Tiflis, donde pasamos el resto del día una vez entregado el coche de alquiler. Aprovechamos para subir a la estatua de la Madre Georgia, desde donde se tienen unas estupendas vistas de Tiflis.

Esa noche cogimos un tren nocturno dirección Ereván, la capital de Armenia. Continuaba una nueva etapa de nuestra ruta de 10 días por el Cáucaso.

Ruta por Armenia


Día 8: Ereván


Como hicimos con las dos capitales anteriores el primer día, esa jornada la dedicamos exclusivamente a Ereván. Visitamos algunos de los lugares más turísticos e importantes, como la Plaza de la República, la mezquita Azul, la Ópera, la biblioteca o el complejo Cascada.

Complejo Cascada de Ereván
Complejo Cascada, en Ereván

Es una ciudad bastante accesible a pie, aunque hay algunas zonas que, especialmente por su altitud, se hace un poco complicado llegar.

Día 9: Echmiadzin, monasterio Khor Virap y monasterio Noravank


El segundo día de nuestra ruta por Armenia visitamos muchas iglesias y monasterios. Todo ello en coche de alquiler. Lo primero que hicimos fue ir hacia tres templos que distan muy poco entre ellos: iglesia Karmravor, monasterio de Hovhannavank y monasterio de los Salmos.

A continuación fuimos hacia Echmiadzin. Es uno de los pueblos más turísticos de Armenia. Es un lugar muy importante para los religiosos armenios. Es la sede de la Iglesia apostólica armenia. Tiene varias iglesias y catedrales Patrimonio de la Humanidad: catedral de Echmiadzin, iglesia de Santa Gayane, iglesia de Santa Hrisimé y la iglesia de Shoghakat.

Fuera de la ciudad están las ruinas del templo de Zvartnots, también Patrimonio de la Humanidad. Es una catedral circular, aunque hoy en día solo quedan restos de lo que fue.

Templo de Zvartnots
Templo de Zvartnots

La siguiente visita se aleja bastante de la capital. Fuimos hasta el monasterio Khor Virap. Es un lugar muy importante para Armenia. Desde aquí, en los días claros, hay unas vistas inmejorables del monte Ararat, en territorio turco pero reclamado por los armenios.

Continuamos hacia el monasterio Noravank. Hasta aquí hay un tramo bastante largo de carretera. Está muy cerca de la frontera con la región autónoma azerí de Najicheván. Fue una de las sorpresas del día. Es un lugar muy bonito, con unos paisajes dignos de ver.

Monasterio de Noravank
Monasterio de Noravank

Esa noche la pasamos en Ereván nuevamente.

Día 10: Museo del Genocidio y lago Sevan


La última mañana de los 10 días por el Cáucaso lo dedicamos a visitar el Museo del Genocidio armenio, un lugar muy interesante para conocer la historia reciente del país, ver algunos templos cercanos e ir hacia el norte, hacia el lago Sevan. Esta es la zona de veraneo y baño de los habitantes de este país que no tiene salida al mar. Es un lago situado a 1.900 metros de altitud.

Lo primero que hicimos fue ir hacia el templo de Garni. Un buen ejemplo de la Armenia antes de Cristo. Un lugar muy turístico. De aquí continuamos hacia el monasterio de Geghard, uno de los más famosos del país.

Monasterio de Geghard
Monasterio de Geghard, cerca de Ereván

Antes de ir hacia el norte, volvimos a Ereván para conocer el Museo del Genocidio. Es un lugar muy interesante para conocer la historia más reciente y triste del pueblo armenio. Podemos ver el memorial.

Para poner punto y final a todo el viaje por el Cáucaso, fuimos hacia el lago Sevan, hacia el lugar donde está el monasterio Sevanavank. Un lugar con unas vistas muy bonitas.

Esa misma noche, de madrugada, cogimos el vuelo rumbo a España con escala en Varsovia.

Recomendaciones para viajar al Cáucaso


Consejos para visitar el Cáucaso


La principal recomendación es alquilar un coche. Es cierto que hay muchos taxis y tours privados que se pueden realizar. Sin embargo el tener un vehículo propio da mucha libertad. No es caro. Eso sí, hay que tener cuidado siempre con las carreteras y evitar conducir de noche. Hay algunos tramos en los tres países que pueden ser muy malos. Hay que tener paciencia y siempre mucho ojo.

Aunque en nuestro caso fuimos en pleno mes de julio, la verdad es que es una zona donde hace mucho calor. Quizás lo ideal sería ir en mayo u octubre. Meses en los que ya no hace calor, pero tampoco ha llegado el invierno. Creo que es la mejor época para disfrutar sin sufrir una climatología adversa.

También es recomendable alejarse de las capitales. En nuestro caso es cierto que hicimos noche en Bakú y Ereván, pero en el caso de Georgia dormimos en otros pueblos más pequeños y aislados. Es una buena idea para conocer mejor el país, la cultura y ver lugares más remotos.

No viene mal saber palabras básicas en sus idiomas. La verdad es que es muy común encontrarse en situaciones en las que cuesta comunicarse. En general la gente no habla inglés. Incluso para comprar una simple botella de agua puede haber dificultades. Eso sí, la gente es muy amable y siempre intentan ayudar y hacerse entender. Pero es interesante saber cómo se dice agua, café, comida…

Coste de una ruta por el Cáucaso


Azerbaiyán, Georgia y Armenia son países muy baratos para los estándares de España. Comer es realmente económico, utilizar transporte público también y alojarse lo mismo. El coste una vez llegado al destino es apto para presupuestos bajos.

Khachapuri, comida georgiana
Khachapuri, comida típica georgiana

Sin embargo el problema es el cómo llegar hasta allí. De momento desde España hay muy pocos vuelos y la gran mayoría son con escala. Lo normal es que más o menos el 50% del presupuesto se vaya solo en los vuelos para llegar y volver. Hay que romperse un poco la cabeza y buscar combinaciones de vuelos que salgan lo más económico posible y que se adapten a nuestra ruta.

Cuánto tiempo dedicar


Este es el problema que surge en cada viaje. Nosotros hicimos una ruta de 10 días visitando Azerbaiyán, Georgia y Armenia. La realidad es que ese tiempo se queda escaso para ver solo uno de esos tres países. Pero el tiempo es el que es.

Para ver lo básico de Georgia, los lugares más interesantes, hacen falta mínimo 4-5 días. Eso yendo ajustado. Si queremos ir a la zona del oeste, visitar todos los monasterios que hay en el este, ver los cañones cerca de Kutaisi… Habría que echar al menos 10-12 días.

Algo similar ocurre con Armenia. Es un país más pequeño, pero igualmente tiene mucho por ofrecer en la zona norte y más alejada de la capital. Al menos 8-10 días serían necesarios para recorrer bien el país con calma.

Azerbaiyán es un caso distinto. Es un país muy diverso y más grande. Nosotros, precisamente por ese motivo, decidimos visitar únicamente la capital y pasar dos días. Hablando por nuestra experiencia, para ver Bakú sobra con ese tiempo. Sin embargo para recorrer el país hace falta mucho más.

Cómo moverse entre los países


Ir de Azerbaiyán a Georgia y de Georgia a Armenia es fácil. Existen tanto trenes como vuelos entre estos países. Nosotros optamos por un vuelo de Bakú a Tiflis y por un tren de Tiflis a Ereván. Sin embargo es imposible a día de hoy ir de Armenia a Azerbaiyán o viceversa. Las disputas territoriales entre ambos países hacen que las fronteras estén cerradas.

Por tanto para organizar una ruta por los tres países hay que tener en cuenta que no podremos cruzar la frontera entre Armenia y Azerbaiyán. En caso de querer ir de Bakú a Ereván, por ejemplo, tendríamos que hacer una escala en otro país. Una ruta lógica, por tanto, sería la que hicimos nosotros o al revés, usando Georgia como país intermedio.

Lugares para visitar en el Cáucaso


No hay comentarios:

Publicar un comentario