viernes, agosto 17, 2018

Esztergom y Gyor: visitas cercanas desde Budapest

En nuestro primer día por Hungría teníamos por delante varios trayectos en tren. Fuimos a visitar Esztergom y Gyor, dos ciudades relativamente cercanas a Budapest y muy interesantes para conocer. También hicimos una pequeña incursión a Eslovaquia, a través del puente que une Esztergom con Sturovo. Fue un día completo desde por la mañana temprano.

Vistas de Esztergom desde la cúpula de la Basílica
Vistas de Esztergom, al norte de Hungría, desde la cúpula

Tren de Budapest a Esztergom


Así pues, esa mañana madrugamos para aprovechar el día. Además, en verano conviene no pasar las horas centrales del día en la calle en Hungría. Pueden tocar días de bastante calor.

Nuestro tren salía de la estación Nyugati. No nos caía demasiado cerca del hostal, pero decidimos ir a pie y desayunar por el camino. Compramos el billete por Internet a través de la página oficial húngara. Es muy sencillo y económico. Además, no es necesario llevarlos impreso; basta con llevar el archivo en el móvil. 

Tren de Budapest a Esztergom
Tren de Budapest a Esztergom

Los trenes en Hungría funcionan bien. Es cierto que no son los más rápidos que podamos encontrarnos en Europa, pero son muy puntuales. Antes de montar en el tren aprovechamos para sacar dinero del cajero. En un artículo anterior ya expliqué cómo cambiar moneda en Budapest.

En poco más de una hora recorrimos el trayecto entre Budapest y Esztergom. Es una pequeña ciudad situada al norte del país y hace frontera con Eslovaquia. Es uno de los destinos más turísticos, especialmente por los locales. Su cercanía con la capital hacen que sea ideal una visita de un día o incluso de una mañana. 

Visita a Esztergom


Nuestra idea era visitar Esztergom por la mañana y comer aquí. Además queríamos ir a conocer Sturovo, un pequeño pueblo eslovaco que hay justo al lado y al que se puede llegar caminando a través de un puente.

La estación de tren está a unos 2km del centro. Tuvimos que andar un ratillo. De momento a esa hora había poco movimiento por las calles, pero ya vislumbramos que se trataba de una ciudad pequeña y tranquila, pero nos gustaba.

Llegamos hasta la Plaza Széchenyi, que es donde se encuentra el Ayuntamiento. Es una de las zonas más bonitas de la ciudad. Hay restaurantes y bares al lado y las calles que la rodean suelen tener mucho movimiento. Sin embargo no es lo que más destaca. 

Plaza Szécheny, en Esztergom
Plaza Széchenyi, en Esztergom

La zona más turística y a su vez interesante, está en la parte alta. Es donde se encuentra la Basílica de Esztergom. Es el templo religioso más grande de Hungría. Destaca su enorme cúpula, a la cual se puede subir. Dentro destaca el órgano más grande del país. Hay diferentes entradas. Nosotros compramos la que incluía subir a la cúpula. Cuesta 700 florines (500 con carnet e estudiantes) o lo que es lo mismo, menos de 2 euros. 

Basílica de Esztergom, la más grande de Hungría
Basílica de Esztergom, la más grande de Hungría

Sturovo, en Eslovaquia


Para llegar hasta aquí hay que subir bastante. Hay senderos bonitos y callejuelas empedradas donde ves casas curiosas. Desde aquí arriba hay unas vistas estupendas de todo Esztergom y Sturovo al fondo. No hay que perderse este lugar. En uno de los miradores hay una bonita estatua. 

Vistas de Esztergom y Sturovo
Vistas de Esztergom y Sturovo

Entre unas cosas y otras, la mañana pasaba y teníamos que ir pensando en comer. Teníamos un tren poco después de las 2 de la tarde hacia Gyor. Decidimos aprovechar y comer en Eslovaquia, ya que en Hungría pasaríamos varios días.

Fuimos hacia el puente internacional que une Esztergom y Sturovo y lo cruzamos hacia Eslovaquia. No hay ningún tipo de control fronterizo, ya que estamos en zona Schengen.

Sturovo es un pueblo que no tiene prácticamente nada. Bueno, solo una cosa: las vistas de Esztergom. Si queremos echar una foto perfecta de la ciudad húngara, lo mejor es ir hasta Eslovaquia. De hecho en productos de recuerdo como imanes o llaveros en este pueblo de Eslovaquia, lo que más se veía era la foto de Esztergom. 

Basílica de Esztergom desde Sturovo
Basílica de Esztergom desde Sturovo

Aun así, dimos una vuelta por Sturovo. Tenía una plaza con bastante movimiento, llena de tiendas para turistas, algunos restaurantes y bares. Me di cuenta de que es un pueblo muy orientado a los turistas húngaros que crucen la frontera en busca de algunos productos más baratos y temas de juego.

Comimos en un restaurante que nos encontramos por aquí cerca. Queríamos probar algo típico eslovaco, pero realmente casi todo era húngaro. Vendían los mismos productos que al otro lado de la frontera. Incluso pedimos cerveza eslovena y nos dijeron que solo tenían checa o húngara. Estaba claro que era un lugar para turistas húngaros.

Nos salió por 9,5€ la comida. No estuvo mal, pero el precio bastante caro para lo que es Eslovenia.

Y sin perder mucho tiempo, volvimos a Hungría. Teníamos que recorrer un buen tramo hasta llegar a la estación de trenes para ir de Esztergom a Gyor. Llegamos unos minutos antes de que saliera. 

Tren de Esztergom a Gyor


Hay bastantes trenes entre Esztergom y Gyor. El problema es que prácticamente todos ellos hacen un trasbordo de una hora en Almásfüzito, a mitad de camino. El nuestro, que por eso cogimos justo esa hora, apenas paraba 10 minutos.

Este primer tren que cogimos era súper pequeño y mucho más antiguo que el de por la mañana. Apenas eran 2 vagones y de otra época. De hecho, pensábamos que ese tren no era el nuestro. Menos mal que preguntamos a un trabajador.

Por cierto, especialmente para los que viajéis en verano, llevad agua. En estaciones de trenes como Esztergom o durante la parada en Almásfüzito no hay absolutamente nada. Ni una máquina.

Después de dos horas de viaje, con trasbordo incluido, llegamos a Gyor. Es una de las ciudades más pobladas del país. A mí personalmente me sorprendió para bien. Es una ciudad muy viva, con muchos restaurantes, plazas bonitas, iglesias… 

Visita a Gyor


Lo primero que vimos fue el Ayuntamiento y una plaza que hay al lado. Está justo al lado de la estación de tren, por lo que se ve nada más llegar. 

Ayuntamiento de Gyor, en Hungría
Ayuntamiento de Gyor

Lo mejor es perderse por las calles. En esta época de verano había mucha gente por todas partes, música en directo en una de las plazas principales y puestos callejeros de productos artesanales. 

Plaza céntrica en Gyor
Una plaza céntrica en Gyor

Uno de los lugares más visitados es la Basílica de Gyor. Está cerca del centro.

Tras pasar unas 4 horas por la ciudad, volvimos a Budapest. Esta vez volvimos a un tren más moderno y no tuvimos que hacer ningún trasbordo. Llegamos directamente a la estación de Kelenfold. Aquí cogimos un metro, el primero desde que llegamos a Budapest, para ir al centro. 

Karaván y Szimpla Kert


Moverse en metro por Budapest es bastante sencillo y económico. Recomiendo comprar los packs de 10 trayectos, ya que sale más barato. Un sencillo cuesta 350 florines, mientras que el pack de 10 cuesta 3.000, a 300 cada viaje. Hay varias líneas, aunque en muchas ocasiones hay que hacer trasbordo.

De aquí fuimos a la zona cercana al barrio judío. Queríamos comer en el Street Food Karaván. Es un sitio muy popular entre turistas y también locales. Son caravanas convertidas en restaurantes. Hay comida local, pero también restaurantes de otros países. Hay variedad, aunque tampoco excesiva. No es demasiado barato si lo comparamos con otros restaurantes húngaros, pero es un sitio diferente y está bastante bien. 

Street Food Karaván, en Budapest
Street Food Karaván, en Budapest

En mi caso comí una hamburguesa de arroz y me costó 1.200 florines, que son unos 4 euros, y un dulce Chimney, que es típico en Hungría, por 1.300 florines. 

Hamburguesa de arroz en Karaván
Hamburguesa de arroz en Karaván

Además, justo al lado de Karaván está uno de los bares ruina más conocidos de Budapest: el Szimpla Kert. Los bares ruina son edificios que han sido restaurados y convertidos en bares. Son muy populares tanto por locales como por turistas. Están frecuentados por gente muy diversa, de todas las edades. 

Bar ruina Szimpla Kert
Bar ruina Szimpla Kert

Merece la pena entrar en el Szimpla Kert aunque solo sea por ver la decoración interior y dar una vuelta.

No muy tarde nos fuimos de vuelta al hostal. Había sido un día bastante largo y más después de haber llegado de madrugada la noche anterior y dormir poco. Al día siguiente tocaba nuevamente levantarse temprano y visitar Szentendre.

Mapa de las visitas


No hay comentarios:

Publicar un comentario