lunes, agosto 06, 2018

Cómo pagar el peaje del Algarve de la autovía A-22 de Portugal

Una de las formas que más utilizamos los españoles para ir a Portugal es el coche particular. Es rápido y cómodo, especialmente si vivimos cerca de la frontera. El problema es que la gran mayoría de tramos de autovías y autopistas lusas son de pago. Desde hace unos años, en los peores momentos de la crisis, el Gobierno portugués, con la aceptación de Europa, decidió convertir muchas autovías de peaje para obtener ingresos. Esto puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza para los turistas, y lo digo por experiencia. Por eso voy a explicar cómo pagar el peaje de la autovía del Algarve, la A-22.

Cartel de entrada al Algarve
Cartel de entrada al Algarve


Peaje del Algarve: autovía A-22 del sur de Portugal


Pagar el peaje de la autovía A-22 que va al Algarve, en Portugal, no es tan fácil como podríamos imaginar. Por ejemplo la autovía que va a Lisboa, simplemente coges un ticket cuando entras en el primer tramo de pago y lo introduces a la salida. Te marca un importe y, o bien pagas en metálico en una ventanilla a una persona física, o introduces cualquier tarjeta ya sea de débito o de crédito.

Esto es muy diferente en el peaje hacia el Algarve. Llevo observando desde hace 6 años cómo la gente lo pasa mal para pagar, ya que no ponen las cosas fáciles a los turistas extranjeros, que no tienen que conocer las leyes locales.

Lo primero que hay que saber cuándo pagar. Al poco de entrar en Portugal, una vez vemos el cartel grande de “Bienvenidos al Algarve”, veremos un desvío a la derecha, en la autovía, que indica Turismo (estrangeiros, extranjeros, foreiners). Esto no se aplica a locales y todos los coches con matrícula de otro país tienen que ir aquí. 

Cartel de desvío para extranjeros para pagar el peaje en el Algarve

Hace unos años, los primeros después de implantar esto, había informadores que explicaban el proceso. Normalmente se forma una cola bastante considerable en fines de semana de verano y amablemente decían que había que pagar y cómo hacerlo. Sin embargo, al menos últimamente, no suelen estar. Por experiencia propia puedo decir que se genera mucha incertidumbre entre los turistas. Gente intentando pagar y no pueden y al final desisten.

Cómo pagar el peaje del Algarve


Pagar con tarjeta de crédito


Lo más fácil es pagar con tarjeta. Easy Toll es como se llama. Sin embargo no vale cualquiera. El problema es que solamente podemos pagar con tarjetas de crédito. No valen las de débito. Esto no lo pone por ningún lado. Entonces muchos españoles y ciudadanos de otros países que visitan Portugal, prueban a meter su tarjeta de débito, ya sea Visa o MasterCard, y les da error. Una tras otra. Y así se genera una cola de coches, gente desesperada sin saber qué hacer.

Esto, desde el punto de vista del turista, es algo negativo. De entrada estás dando problemas a los viajeros nada más llegar al país. No cuesta mucho, por ejemplo, poner un cartel explicando que solo se puede pagar con tarjeta de crédito o mejorando el sistema para que se pueda pagar en metálico o con tarjetas de débito.

Si tenemos una tarjeta de crédito y pagamos así, automáticamente registra la matrícula del coche. De esta manera podremos conducir por Portugal y, en cada peaje electrónico que pasemos, se va acumulando la suma de dinero que nos cobrarán a final de mes.

Solamente podemos pagar justo a la entrada, en Vila Real de Santo António. Esto es un problema para quienes llegan en avión al aeropuerto de Faro y alquilan un coche, aunque muchos traen un dispositivo ya prepagado, por lo que hay que tenerlo en cuenta.

Tarjetas en las gasolineras


Si no tenemos tarjeta de crédito, la opción más viable es comprar unas tarjetas que venden en las gasolineras. Se llaman Toll Card. Es un lío importante. Hay que parar en alguna gasolinera que veamos por la autovía (la primera está a unos 30km después de entrar en el país) y comprar estas tarjetas que vienen cargadas con 5, 10, 20 o 40 euros. Pero además cobran una pequeña comisión en la gasolinera, por lo que si por ejemplo compramos una de 10, al final pagamos 11 y algo. 

Toll Card peaje Portugal
Toll Card, las tarjetas para pagar el peaje en Portugal

El problema de esto es que hay que conocer de antemano el precio. Saber dónde vamos a ir y prever que no vamos a movernos de esa ruta. Por ejemplo si vamos a ir a Albufeira, podemos decir en la gasolinera que ese es nuestro destino y nos dirán que lo mejor es comprar una tarjeta de 5 y otra de 10€. Con esto da para ir y volver. El problema es si por ejemplo nos da por ir un día a Portimão o simplemente nos pasamos la salida de la autovía y entramos en otro tramo de peaje, ya no nos valdría con esa tarjeta.

Esta tarjeta, además, hay que activarla mediante un SMS que, en muchas ocasiones (probado de forma personal) no funciona. Bien por la operadora nuestra o por el motivo que sea, daba error de SMS. Un mensaje que, por supuesto, corre a cuenta del turista.

Si optamos por comprar esta tarjeta en la gasolinera del Algarve para pagar el peaje, en el SMS tenemos que incluir un código que viene en la propia tarjeta, así como el número de matrícula y ya asocian el coche.

En Correos y por Internet


Esas mismas tarjetas las venden en Correos de Portugal. El proceso es el mismo. Esto, en verdad, tiene poco sentido. Habría que comprarla ya en el destino o en la primera ciudad que pasemos. Lo normal es que ya hayamos tenido que cruzar algún peaje.

Mejor opción es comprar la Toll Card por Internet. Tenemos la posibilidad de comprar una tarjeta de 5, 10, 20 o 40 euros. Los problemas, los mismos: se paga una comisión al comprar y no nos devuelven el dinero no gastado. Pongamos que vamos a ir Portimão, un destino muy popular en el Algarve, y el coste de ir y volver es de 16€, por poner un ejemplo. Tenemos que comprar una tarjeta de 20 euros o dos de 10. Nos sobrarían 4€ que nadie nos va a devolver.

Varios días


En la opción de la tarjeta Toll Card hay una modalidad interesante y es adquirir una para 3 días. Se llama TollService. Cuesta algo más caro (20,74€ en estos momentos) pero nos permite movernos por el Algarve durante 3 días. Es ideal si vamos a ir por ejemplo un fin de semana y tenemos previsto realizar diferentes visitas a otros pueblos, playas y lugares que hay por la zona. De esta manera nos despreocupamos de tener que calcular cuántas tarjetas comprar, cuándo y además nos ahorramos dinero.

Dispositivo Vía Verde


Una opción más, aunque esta es la peor seguramente, es adquirir un dispositivo que colocamos en el coche y podemos pasar por el peaje electrónico. Esto va asociado a una cuenta bancaria y van cobrando conforme pasamos por los peajes.

Esto puede ser útil para quienes viajen muchísimo al Algarve o a otras zonas de Portugal que tengan peaje. No es ni mucho menos la opción para alguien que vaya de turismo unos días, ya que además este aparato tiene un coste mensual.

Multas por no pagar el peaje del Algarve


Como he explicado, no es fácil pagar el peaje en Portugal. En mi caso personal, en una ocasión no pagué el peaje simplemente porque no aceptaban pagar con tarjeta de débito y no tenía de crédito. Tengo que decir que de eso hace ya 5 años y jamás recibí una multa. Pero sí he podido conocer otros casos de personas a quienes les ha llegado la multa a casa e incluso amenazas de juicio en caso de no pagar. Utilizan incluso abogados españoles para tramitar los datos. Todo problemas que podían evitarse si ellos mismos hicieran mejor las cosas. Si facilitaran un poco la vida a los extranjeros que simplemente quieren pasar unos días en su país.

Sé que muchos turistas españoles intentan pagar con tarjeta, no saben que tiene que ser de crédito, no saben que pueden comprar tarjetas en la gasolinera, y directamente pasan sin pagar. Lo normal es que no les llegue multa, pero puede darse el caso de que sí.

La multa, sin contar recargos, suele ser 10 veces el valor del trayecto no pagado. Por ejemplo ir y volver de Albufeira cuesta unos 15€. Se podría ir la broma a más de 150€ de multa. Se han dado casos de gente que no han podido pagar y han ido varias veces y han tenido que pagar un verdadero pastizal de golpe, cuando los han cogido los recaudadores de peajes portugueses.

Conclusiones para pagar el peaje del Algarve


Entonces, después de todo esto, ¿cuál es la mejor opción para pagar el peaje del Algarve en la A-22? Lo ideal es llevar una tarjeta de crédito. Es lo más cómodo y rápido. Simplemente la metemos en la máquina y ya nos asocia el vehículo automáticamente.

Sin embargo no todo el mundo tiene tarjeta de crédito. En este caso lo que recomiendo es comprar las tarjetas por Internet previamente. Eso sí, va a ser más caro y no devuelven el dinero no gastado. Sería interesante calcular lo que vayamos a gastar para ajustar lo máximo posible.

Yo personalmente no critico que pongan peajes en las autovías. A fin de cuentas cada país sabrá cómo gestiona su economía. Sin embargo sí critico fuertemente los métodos que tienen para cobrar. Lo primero el hecho de que solamente los turistas extranjeros tengan que pasar por caja (imagino que los portugueses o no pagan o tendrán algo en plan anual). Lo segundo las dificultades que ponen para pagar. La falta de información y la escasez de opciones para pagar. Mucha gente simplemente quiere pagar el peaje, que tampoco es tan caro, pero no pueden.

Cómo evitar pagar peaje en el Algarve


Pero tenemos una última opción de no pagar peaje. Eso sí, no es lo más recomendable. Para ello tendríamos que utilizar la N-125. Una carretera que discurre por los pueblos de la costa del sur de Portugal. Es un trayecto no en demasiado buen estado, pasando por muchos municipios, tramos lentos y donde nos podemos encontrar con mucho tráfico en ocasiones.

Es una opción para evitar todos los problemas con el peaje, pero hay que añadir bastante más tiempo de conducción. Especialmente si vamos a ir a zonas alejadas de la frontera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario