miércoles, julio 18, 2018

Fortaleza de Sacsayhuamán, en Cuzco, y rumbo a Aguascalientes

Este día tocaba ir de Cuzco a Aguascalientes, nuestra parada hacia Machu Picchu. Pero todavía nos quedaba una mañana por la antigua capital inca. Unas horas para ir a visitar uno de los lugares con más historia y más importantes: Sacsayhuamán, la antigua fortaleza ceremonial que se encuentra en un cerro desde donde hay unas espectaculares vistas de la ciudad. Además, hubo algunas anécdotas durante el día.

Vistas de Cuzco desde la fortaleza de Sacsayhuamán
Vistas de Cuzco desde la fortaleza de Sacsayhuamán


Fortaleza de Sacsayhuamán


El día anterior fue bastante completo con la visita al Valle Sagrado de los Incas. Esta vez nos volvimos a levantar temprano para que nos diera tiempo a todo antes de partir hacia Ollantaytambo, donde teníamos el tren para Aguascalientes. Así pues, tras desayunar en el hostal salimos a la calle dirección Sacsayhuamán.

Nos hospedábamos relativamente cerca de Sacsayhuamán, ya que estaba a 1,5km más o menos. Eso sí, está bastante más elevado que la ciudad y, a 3.500 metros de altitud, cualquier subida se hace un mundo. Se notaba bastante la falta de oxígeno a la hora de llegar hasta aquí, pese a que ya más o menos el cuerpo se iba adaptando. 

Subida hacia la fortaleza de Sacsayhuamán
Parte de la subida hacia la fortaleza de Sacsayhuamán

La entrada a la fortaleza de Sacsayhuamán está incluida en el boleto turístico de Cuzco, por lo que no tuvimos que pagar nada. Abre todos los días de 7 de la mañana a 6 de la tarde. Según pudimos informarnos, el primer domingo de mes es gratuito para los locales. Es por ello que, según creímos, había más turistas ese día de lo normal.

La fortaleza de Sacsayhuamán fue un importante centro ceremonial que empezaron a construir en el siglo XIV. Se cree que trabajaron unas 20.000 personas en su construcción, que tardó varias décadas en finalizar. Es considerada como la mayor obra arquitectónica que realizaron los incas.

Destaca la espectacularidad de las construcciones, con rocas perfectamente talladas que encajan unas con otras. Muchas de ellas son piedras muy grandes, de hasta 9 metros de alto. Podemos ver diferentes templos, edificios e incluso canales por donde recogían el agua de la lluvia. 

Parte de la fortaleza de Sacsayhuamán
Una de las partes de la fortaleza de Sacsayhuamán

Si se visita este lugar no hay que perderse la zona de fuera que da hacia la ciudad de Cuzco. Desde aquí arriba hay unas vistas impresionantes de todas las montañas que rodean a la antigua capital inca. Desde allí arriba vimos que en la Plaza de Armas había mucho movimiento, como una especie de desfile que después corroboramos. 

Mañana por Cuzco


Después de visitar este lugar bajamos hacia la ciudad. Fuimos a la Plaza de Armas y vimos que había una especie de desfile militar. Había muchísima gente, muchos miembros del ejército y lo que parecía gente del Gobierno. Es algo que nos encontramos en varias ocasiones durante nuestra ruta de 15 días por Perú: muchos desfiles y actuaciones en las plazas principales de las ciudades. 

Desfile en la Plaza de Armas de Cuzco
Desfile en la Plaza de Armas de Cuzco

Posteriormente, para aprovechar la mañana antes de comer, fuimos a la iglesia de Santo Domingo y entramos en un museo que hay al lado de historia inca. Aquí podemos ver diferentes objetos de esta cultura. La entrada también está incluida en el boleto turístico.

La mañana poco a poco iba llegando a su fin y no queríamos problemas con el tiempo, ya que no teníamos asegurada la manera de ir hasta Ollantaytambo, donde teníamos comprado billete de tren hacia Aguascalientes por la tarde. Por tanto volvimos a la zona del hostal y comimos en el mismo restaurante que llevaban unos venezolanos donde comimos días atrás.

Cómo ir de Cuzco a Ollantaytambo


En esa época del año, debido a las lluvias, el tren de Cuzco a Aguascalientes no opera. El trayecto tiene que hacerse por carretera hasta Ollantaytambo y posteriormente en tren. Nosotros vimos que había colectivos, pequeñas furgonetas, que nos llevaban hasta Ollantaytambo por un precio económico. El problema es que no había horarios y tampoco nos aseguraban una hora concreta de llegada.

Por tanto, para poder aprovechar mejor la mañana y realizar algunas visitas y no tener problemas con el tiempo, decidimos ir en Uber. Habíamos visto que salía económico, bastante de hecho. El problema llegó cuando nos montamos en el coche y el conductor dijo que no nos llevaba por ese precio, que en realidad Uber pone un precio que no se corresponde. Nos dio uno bastante más elevado y rechazamos.

Estuvimos consultando Uber y parecía que todos los conductores rechazaban el viaje. Parece que tenía razón el hombre y la aplicación ponía un precio que no se correspondía y no les salía a cuenta.

No nos quedó más remedio que ir en taxi. Paramos a uno y le preguntamos precio. Teníamos más o menos en mente lo que podía costar. Nos ofreció llevarnos de Cuzco a Ollantaytambo en taxi por 100 soles (25€) y aceptamos. Creímos que era un precio justo y tampoco teníamos muchas más opciones.

El trayecto duró aproximadamente una hora. Pasamos por carreteras con vistas espectaculares, como el día anterior. El hombre nos contó algunas anécdotas de su vida y se interesó por nuestro viaje. Un trayecto entretenido hasta que llegamos a Ollantaytambo. 

Trayecto de Cuzco a Ollantaytambo
Trayecto de Cuzco a Ollantaytambo por carretera

Tren de Ollantaytambo a Aguascalientes


Llegamos con unas 3 horas de antelación. Era completamente de día y el tren hacia Aguascalientes salía ya de noche. Hicimos tiempo en un bar cercano a la estación. Constantemente vimos llegar y salir gente, todos turistas que iban o venían de conocer Machu Picchu.

Y ya por fin llegó la hora de entrar al tren. Enseñamos nuestro billete e hicimos cola para entrar. En tren no es para nada barato. Nos costó unos 150€ ida y vuelta. El problema es que no hay muchas opciones para poder llegar a Aguascalientes. Esta es la más cara, aunque cogimos el billete con mucha antelación y nos salió más barato de lo que era. 

Tren de Ollantaytambo a Aguascalientes
Tren de Ollantaytambo a Aguascalientes

Todo un sueño estar montado en ese tren que tanto había visto en blogs de viajes. Dirección a uno de los sitios más espectaculares del mundo como es Machu Picchu.

El trayecto duró algo menos de 2 horas. Antes de las 9 de la noche ya estábamos en Aguascalientes. Nuestro objetivo era comprar el ticket para el bus que subía a la mañana siguiente hacia Machu Picchu, que precisamente cerraba a las 21:00h. Hicimos una pequeña cola y lo compramos. No es barato, ya que costó unos 10€ al cambio (12 dólares es el precio de un sencillo y 24 ida y vuelta). 

Precio del bus de subida a Machu Picchu
Cartel con el precio del bus de subida a Machu Picchu

De aquí fuimos directamente al hotel a dejar las cosas. Fue uno de los mejores alojamientos en los que estuvimos en Perú, aunque prácticamente no lo pisamos más que unas pocas horas. Al día siguiente teníamos en mente coger el primer bus de subida, ya que de lo contrario podíamos tener bastantes problemas para llegar con largas colas.

Amablemente en el hotel nos dijeron que no había problemas con el desayuno y que nos prepararían una bolsa para que nos la lleváramos. Salíamos antes de las 4 de la mañana.

Así pues, esa noche íbamos a dormir muy poco. Salimos un poco a conocer Aguascalientes y buscar algo para cenar. Es una ciudad evidentemente turística. Todo está lleno de tiendas, hoteles, restaurantes… Me parece curioso que normalmente en esta ciudad ponen un precio en el menú en la calle, pero luego siempre pagas menos. Esa noche comimos una pizza y en el menú estaban todas por encima de 20 soles. La mujer salió a la puerta y nos dijo que entráramos y que por 15 soles podíamos comer la que quisiéramos.

Después de cenar no tardamos mucho en ir al hotel y preparar las cosas para el día siguiente. Íbamos a dormir escasas horas, ya que a las 3:30h sonaba el despertador para ir hacia donde salía el autobús, dos horas después, para Machu Picchu. Un esfuerzo que bien merecía la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario