martes, mayo 08, 2018

Qué ver y hacer en un día en Évora

Portugal cuenta con muchos lugares muy diversos por descubrir. Una mezcla de cultura, naturaleza e historia. Uno de esos ejemplos es Évora, una de las ciudades más importantes del Alentejo. Su catedral, templo romano o la famosa capilla de los Huesos, son solo algunos ejemplos de todo lo que podemos encontrar. En este artículo vamos a hacer un recorrido por los principales lugares. Vamos a hablar de qué ver y hacer en Évora en un día.

Templo Romano, una de las cosas que ver en Évora


Qué ver en Évora en un día


Si queremos ver una ciudad típica alentejana, uno de los mejores ejemplos es este lugar. Pero además podemos combinarlo con restos de la época romana y la importancia que tuvo para Lusitania. También incluso irnos más atrás en el tiempo y ver, en las cercanías de Évora, el crómlech de los Almendros, del Neolítico.

Évora es una ciudad pequeña, muy similar en población y tamaño a Mérida, por ejemplo. Es por ello que es ideal para pasar un día y conocer los principales lugares. Además, su cercanía a España hace que sea posible ir y volver en una única jornada. Está justo a medio camino entre Badajoz y Lisboa.

Antes de nada, antes de empezar a explicar los principales lugares que hay que ver en Évora, quiero dar una recomendación importante. Lo más normal es que se llegue en coche desde Lisboa o España. Por tanto un consejo importante en este sentido, es no entrar con el coche dentro del centro de la ciudad. Es complicado encontrar aparcamiento y no merece la pena.

Mi recomendación es dejar el vehículo aparcado en una zona gratuita junto al acueducto, que veremos al llegar desde la autovía. Hay otros aparcamientos similares alrededor de la ciudad. De aquí al centro apenas hay 600 metros. 

Plaza del Giraldo


Ahora sí, una de las primeras cosas que ver en Évora es la Plaza del Giraldo (Praça do Giraldo). Es el centro de la ciudad. La plaza más importante y muy cerca de otros lugares de interés. A su alrededor hay restaurantes y algunos bares. Aquí está la oficina de turismo. Es un espacio peatonal casi en su totalidad y es donde suelen hacer las actividades los locales.

A uno de los lados está la iglesia de Santo Antão. Su fachada es típica de estos templos religiosos que podemos ver en otras zonas del Alentejo. Cerca de la iglesia está la fuente Henriquinha, que data del siglo XVI y servía para recibir el agua llegada desde el acueducto Agua de la Plata (Aqueduto Água da Prata).

Plaza del Giraldo, con la iglesia de Santo Antão al fondo

La capilla de los Huesos


Si bajamos por la calle que hay justo al lado opuesto de la iglesia de Santo Antão, junto a la Agencia del Banco de Portugal, llegamos a la iglesia de San Francisco. Justo aquí se encuentra uno de los lugares más turísticos y curiosos que ver en Évora: la capilla de los Huesos (A Capela dos Ossos).

La capilla de los Huesos es una pequeña capilla recubierta de esqueletos humanos. Se calcula que utilizaron unos 5.000 cadáveres que procedían de diferentes iglesias de los alrededores. Fue una idea que tuvieron unos monjes franciscanos en el siglo XVI. Pretendían transmitir como mensaje la fragilidad y transitoriedad de la vida. Hoy es todo un reclamo turístico.

La entrada cuesta 4 euros para adultos y 2 euros para estudiantes (hasta 25 años) y jubilados. Incluye también la visita a un pequeño museo donde podemos ver diferentes belenes. También podemos subir a la parte de arriba, donde hay una terraza y se pueden ver buenas vistas de la ciudad.

La capilla de los Huesos de Évora

Mercado y ermita de San Blas


Justo enfrente de la capilla de los Huesos hay un mercado de productos locales. Es interesante si queremos probar queso o vino, algunos de los productos más típicos del Alentejo. Hay bares para degustar y también tiendas para comprar y llevar para casa.

Fuera del casco antiguo, aunque a escasos minutos caminando, encontramos la ermita de San Blas (ermida de São Brás). Lo que destaca es su exterior. Por dentro es muy pequeña y realmente no tiene nada reseñable. 

La catedral de Évora


Otros de los lugares más importantes que visitar en Évora es su catedral. Está a unos 200 metros de la Plaza del Giraldo. La catedral de Santa María es el templo más importante de la ciudad. Data del siglo XIV. Es, en general, de estilo gótico, pero tiene también estilo románico, ya que se construyó en un periodo de transición. Los que hayáis visitado la catedral de Lisboa o la de Salamanca, veréis ciertas similitudes en la fachada exterior.

Podemos subir arriba de la catedral de Évora, desde donde hay unas estupendas vistas. Las escaleras de acceso recuerdan un poco a la Basílica de San Pedro de Roma, aunque mucho más cortas, claro.

La catedral de Santa María de Évora

El claustro, de estilo gótico, es algo que no podemos perdernos. En cada esquina hay una estatua de un evangelista.

Claustro gótico de la iglesia de Santa María

La entrada a la catedral es de 2 euros. Si optamos por catedral + claustro 2,5€. Catedral + claustro + subida a la parte de arriba 3,5€. También hay un museo, aunque en nuestro caso no entramos, y la entrada conjunta con todo sería de 4,5€. Hay descuento para estudiantes. Abre todos los días de 9 a 17:00h (última entrada a la parte de arriba a las 16:30h). El museo cierra los lunes. 

El templo romano de Évora


Quizás el icono más representativo de Évora sea el Templo Romano. Se le conoce también como el Templo de Diana. Es sin duda uno de los iconos romanos de Portugal. Está en el centro de una bonita plaza, donde además hay otros lugares interesantes como la biblioteca pública.

Este templo fue construido en el siglo I antes de Cristo. De noche podemos verlo iluminado parcialmente y es una vista distinta a como se ve de día.

Templo de Diana de Évora, de noche

En esta misma plaza está la biblioteca pública. Es una de las bibliotecas más importantes de todo Portugal. El edificio data del siglo XVII y podemos entrar en alguna de sus salas de lectura y observar la cantidad de libros históricos que guarda. Se calcula que hay unos 6.000 ejemplares del siglo XVI.

Patio de San Miguel y Palacio de los Condes de Basto


Es un lugar mucho menos turístico y conocido. Está detrás de la catedral. Por lo que pude informarme, lo han restaurado recientemente. De hecho no lo recuerdo de mi primera visita a Évora hace ya 7 años. Es una bonita zona para dar un paseo.

Se trata de un lugar muy importante en la historia de Évora. Sirvió de escenario para importantes acontecimientos militares. El Palacio de San Miguel fue declarado Monumento Nacional. Se puede entrar al palacio y cuesta 2 euros la entrada normal. Pasea por fuera es totalmente gratuito.

Acueducto Agua de Plata


Este imponente acueducto es otro de los símbolos de Évora. Lo vemos a lo lejos, nada más llegar a la ciudad. Es curioso cómo en algunas zonas incluso llega a formar parte de la arquitectura de las casas.

El acueducto Agua de Plata también fue considerado Monumento Nacional. En total son 18 kilómetros de recorrido y fue construido en el siglo XVI. Si queremos llegar al centro de la ciudad, simplemente tenemos que seguir el recorrido del acueducto.

Acueducto Agua de Plata


Las murallas y la Universidad de Évora


Por supuesto no pueden faltar las murallas de Évora. Rodean la ciudad y están realmente bien conservadas. Merece la pena dar un paseo y visitarlas.

Si se tiene tiempo, merece la pena entrar en la Universidad de Évora. Es una de las más importantes de Portugal. Dentro podemos ver un bonito patio, así como el estilo de las aulas, bastante clásico.

Dónde comer en Évora


Voy a dar algunas recomendaciones de lugares que probé personalmente y que están bien. Lo primero para desayunar, un buen lugar es el Café Arcada. Está en la Plaza del Giraldo, cerca de la iglesia y en la zona porticada. Es un sitio antiguo donde podemos probar diferentes tipos de dulces típicos alentejanos.

Para comer, recomiendo la Tasquinha do Zé. Hay sitios más baratos en Évora, eso es cierto, pero aquí se come bien. Hay muchos platos típicos del Alentejo y el camarero explica cada uno de ellos con detalle antes de pedir. Está a unos 200 metros de la Plaza del Giraldo.

En general, en las calles cercanas a la Plaza del Giraldo, hay bastantes sitios. No justo en la plaza, sino en las calles de alrededor.

Básicamente esto es lo que podemos ver en Évora en un día. Es una ciudad pequeña, muy accesible a pie. Si tenemos más tiempo o incluso si apuramos ese día, podemos visitar otras zonas cercanas como el crómlech de los Almendros, considerado uno de los monumentos megalíticos más importantes de toda la Península Ibérica y de Europa.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario