lunes, febrero 12, 2018

Llegada a Kuala Lumpur y primer contacto con Malasia

Llegamos a un nuevo país, Malasia, para pasar un par de días por su capital, Kuala Lumpur. Una estancia corta, muy corta, ya que este país tiene mucho para ofrecer a los viajeros. Pero al menos para poder ver su capital, que era nuestro objetivo, fue más que suficiente. Cuando llegamos desde Singapur ya era casi de noche y el aeropuerto internacional está bastante lejos de la ciudad.

Mercado nocturno Jalan Alor, en Kuala Lumpur

Tardamos un poco en salir del aeropuerto, ya que es algo lioso. Al final tuvimos que cambiar de terminal cogiendo un tren, para llegar a la zona de pasaportes. Aquí el proceso sí fue bastante rápido y sencillo.

Una vez fuera lo siguiente que hicimos fue sacar dinero del cajero. Utilizamos la tarjeta de Ferratum Bank y sin problemas. Cambio perfecto y ya teníamos ringgits para estos días. Llegamos a Kuala Lumpur International Airport 2, más conocido como KLIA 2. Hay que tener cuidado con esto sobre todo a la vuelta, ya que KLIA 1 no es lo mismo.

Cómo ir de KLIA 2 a Kuala Lumpur


Hay tres formas para ir al centro, al menos que sepamos y que sean viables: el tren, taxi o Uber. El tren cuesta 35 ringgits (7 euros), mientras que el taxi tiene una tarifa fija de 74,80 ringgits (precio de 2017). En nuestro caso usamos Uber y nos salió por 72,80 ringgits (unos 15€).

Para una persona que vaya sola lo que le sale mejor es el tren. Sin embargo solo con ir dos personas ya sale igual coger un taxi o Uber, y además dejan donde queramos. Descartamos el tren primero porque deja en la estación y de ahí hay que coger otro transporte hasta donde nos alojemos o andar un buen tramo. Segundo porque a fin de cuentas taxi o Uber es más barato y más rápido. El mismo conductor de Uber que nos llevó quedamos con él para el viaje de vuelta.

El trayecto dura aproximadamente una hora. La primera impresión de Malasia es que es un país con infraestructuras mucho mejores que Tailandia o Camboya. Era un poco continuar con lo que habíamos visto por Singapur. 

Llegada a la capital malaya 


Cuando llegamos a la calle del hostal donde nos hospedábamos, en una primera vuelta no vimos dónde estaba exactamente. El conductor amablemente volvió a dar una vuelta y ya nos bajamos y buscamos. Estaba algo entremetido en unos edificios. La verdad que no había cartel ni nada, por lo que no es fácil reconocerlo.

La calle del hostal era perfecta. Una zona con mucho movimiento, llena de bares, restaurantes y sobre todo muchos turistas extranjeros. Nos gustaba esa zona y además por allí cerca había también un mercado nocturno muy interesante que fuimos por la noche.

Lo que no nos gustó fue el hostal. Salió barato, 5€ por noche, pero la verdad que no era lo esperado. A diferencia de la mayoría de hostales durante el viaje, este tenía baño compartido. Algo que ni mucho menos es un inconveniente, al menos para nosotros, pero sí lo era que sólo hubiera un baño para todo el hostal. Y para ducharse había que esperar demasiado, además de que estaba bastante deteriorado todo.

Por eso decidimos pasar esa noche allí pero al día siguiente cambiar de sitio. Vimos un hotel bastante bueno y a un precio que estaba bien y nos cambiamos allí. Total íbamos a perder únicamente 5 euros y al menos no teníamos que esperar dos horas para ducharnos.

Mercado nocturno Jalan Alor  


Ya era hora de cenar y fuimos al mercado nocturno Jalan Alor. Zona típica del sudeste asiático, con muchos restaurantes por todas partes. Sobre todo había muchos sitios de comida tailandesa. Ya que estábamos en Malasia buscamos alguno más local.

Cena en un restaurante del mercado nocturno de Jalan Alor

Toda esta zona estaba llena de gente. Había movimiento por todas partes. Pero nos salimos a otras calles y el gentío continuaba. Se veía una ciudad bastante viva con algunas actuaciones callejeras y cosas así.

Actuación callejera en Kuala Lumpur

Esa noche no hicimos mucho más. Fuimos a un pub irlandés al lado del hostal y comprobamos que los precios en esta zona de la ciudad eran incluso abusivos. Pero claro, es la zona más turística y donde más extranjeros van.

Al día siguiente teníamos previsto ir a las Cuevas de Batu, uno de los lugares más bonitos de Kuala Lumpur y sus alrededores. Y también por supuesto ver las Torres Petronas tanto de día como de noche.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario