jueves, febrero 08, 2018

De Kiev a Minsk: llegada a Bielorrusia

Continuamos nuestra aventura por Europa del Este dejando atrás Ucrania y entrando en uno de los países más desconocidos de Europa: Bielorrusia. Este día nos despertamos tranquilamente, sin madrugar, para dejar el hostal de Kiev, desayunar e ir hacia el Aeropuerto de Borispol para volar hacia la capital de Bielorrusia, Minsk.

Edificios simétricos, enfrente de la estación de tren de Minsk



Cómo llegar desde Kiev hasta el Aeropuerto de Borispol


Para llegar desde el centro de Kiev hasta el Aeropuerto de Borispol cogimos el autobús SkyBus, que sale desde la estación de tren Kyiv-Pasazhyrskyi. Tardamos unos minutos en encontrarlo porque la estación es bastante grande, con varias zonas donde paran autobuses. La parada del SkyBus está situada en la calle Polzunova, abajo el punto exacto en el mapa. Hay que cruzar la estación por una pasarela hacia el otro lado si llegamos a la estación por la parte Este (Vokzal'na Square).

El precio del SkyBus son 80 grivnas (unos 2.30€). Se compra el ticket directamente al conductor.

Punto donde para el SkyBus que va desde Kiev hasta el Aeropuerto de Borispol

En el Aeropuerto de Borispol pudimos comer algo, unos perritos calientes que preparaban de forma simpática, esperando a nuestro vuelo. El vuelo fue con Ukraine International Airlines (UIA) y nos costó meses atrás algo menos de 70€. Tuvimos un buen rato de retraso por una tormenta. De repente comenzó a llover con muchísima intensidad, inundando con charcos la zona del aeropuerto que podíamos ver desde la ventana, tanto que los conos iban flotando de un lado para otro.

Perrito caliente comprado en el Aeropuerto de Borispol
Vistas del aeropuerto desde el interior de la terminal, no pintaba nada bien. Salimos con retraso hacia Minsk

Durante el vuelo nos dieron las "Migration card" para rellenarlas con nuestros datos, pasaporte, nombre del alojamiento, duración de la estancia, etc. y así tenerlo todo listo a la hora de conseguir el visado una vez llegáramos al Aeropuerto de Minsk. Si llegamos por avión podemos obtener una visa gratis de 5 días en Bielorrusia.

Después de los contratiempos meteorológicos aterrizamos en Minsk sobre las 18:30 de la tarde.

Tarjeta de migración, parte de la documentación para entrar en Bielorrusia

Cómo ir del Aeropuerto de Minsk al centro de la ciudad


Para llegar desde el Aeropuerto de Minsk al centro de la capital de Bielorrusia cogimos el autobús A300 o 300Э. Hay una máquina donde se venden los billetes, pudiendo pagar con tarjeta, y nos muestra los horarios.

La parada está situada en el exterior del aeropuerto enfrente de las puertas 3-4, en llegadas. En Minsk llega a la estación central de trenes y autobuses (están pegadas una de la otra).

Parada del autobús (ese no era, era uno más grande). Se ve la máquina de compra de billetes.

Máquina de venta de billetes, acepta tarjeta.

Primeras impresiones de Minsk


Al ser un pais tan hermético, no sabíamos qué nos esperara en Bielorrusia, en su capital Minsk que fue lo que visitamos. Nada más llegar nos fuimos dando cuenta de lo verde y limpia que es la ciudad y que podríamos comprobar en toda nuestra estancia. Muchos parques y ningún papel en el suelo. Grandes avenidas, edificios de estilo soviético... fue lo que nos vimos desde el bus.

Nada más llegar cambiamos dinero en una casa de cambio de la estación de tren. No esperábamos ver muchas más por la ciudad al ser un destino poco turístico, y así teníamos dinero en efectivo. Al final lo gastamos, pero una cosa que nos sorprendió mucho fue ver que aceptaban tarjeta en prácticamente todos los sitios. Suponemos que con la esperanza de modernizarse rápido y poder abrirse al turismo con facilidad. En los bares pagábamos con tarjeta cada ronda como si estuviéramos en Alemania, incluso en un kiosko una botella de agua de 0.30€ al cambio, nos sacó el TPV para pagarla con total normalidad.

Parques verdes desde el autobús, en Minsk

Zonas peatonales sin un papel en el suelo, en Minsk

Estación de tren de Minsk

Para ir desde la estación central hasta el hostal donde habíamos reservado, cogimos el Metro en la propia estación de tren.

Metro de Minsk

Andenes del Metro de Minsk

Entrar en el metro de Minsk es como retroceder a la época de la Unión Soviética. Trenes antiquísimos, la hoz y el martillo, los suelos, paredes...

Montamos hasta la parada Pushkinskaya, que estaba cerca  de nuestro hostal a pie. Nada más salir había un McDonalds, alguna cadena de pizzas y sitios así muy occidentales.

El hostal era el Flatcom Hostel, no era el mejor sitio en el que hemos dormido pero no estaba mal. La cocina estaba bastante bien, el baño se inundaba un poco... pero el chico de recepción intentó resolvernos las dudas que tuvimos a pesar de no hablar muy bien inglés.

Avenida Kal'variyskaya. Grandes avenidas y muchas zonas verdes sería la tónica en Minsk

Cena en un restaurante de comida armenia


En Minsk no tuvimos tiempo para mucho más. Dimos un paseo buscando algo para cenar por la gran avenida Kal'variyskaya dirección centro. Era un poco tarde y estaba todo bastante cerrado / apagado. Al final acabamos en un restaurante llamado Yerevan, de comida de Armenia. Comimos bastante agusto en la terraza, hacía buena temperatura. Nos atendió una camarera que hablaba bastante bien inglés, algo no siempre fácil de encontrar en el Este de Europa.

Comida armenia

Después de la cena volvimos al hostal a descansar. Al día siguiente tocaba despertarse temprano para ver todas las cosas que teníamos apuntadas en nuestra guía de Minsk :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario