lunes, febrero 26, 2018

De Kuala Lumpur a Bangkok y fin del viaje por el sudeste asiático

Último día por Malasia y también casi del viaje. Pusimos fin a la estancia en Kuala Lumpur y volvíamos a Tailandia para pasar la última noche antes de poner rumbo a España. La capital de Malasia fue nuestro destino durante los últimos días de un viaje que iniciamos en Bangkok dos semanas antes y desde donde volvimos de nuevo dirección Madrid, con escala en Doha.

Avión de Air Asia, compañía con la que volamos de Kuala Lumpur a Bangkok

De Kuala Lumpur a Bangkok


El trayecto de ida del aeropuerto hasta Kuala Lumpur lo hicimos en Uber. El mismo conductor que nos llevó quedó con nosotros para la vuelta.

Así pues, nos levantamos a buena hora para desayunar. El hotel donde nos alojábamos tenía un completo desayuno y aprovechamos para comer bien, ya que la siguiente comida sería ya en Tailandia, en bastantes horas. 

Desayuno en el hotel de Kuala Lumpur

Esperamos fuera del hotel al conductor y llegó muy puntual y nos llevó al aeropuerto.

Fuimos con bastante tiempo de antelación. Tanto que incluso el conductor se sorprendió y dijo que no hacía falta tanto. Pero nunca se sabe lo que puede pasar y siempre es bueno ir con tiempo al aeropuerto, más aún cuando vas a coger un vuelo entre dos países extranjeros y no sabes muy bien cómo va a ir. 

Esperando en el aeropuerto de Kuala Lumpur

Volamos con la compañía Air Asia, la misma que habíamos utilizado antes. La verdad que las compañías Low Cost asiáticas fueron bastante correctas. Ningún retraso grave ni problema importante.

El vuelo llegaba al aeropuerto de Don Muang, al norte de Bangkok. Es aquí donde llegan los vuelos nacionales y muchas compañías Low Cost asiáticas. 

De nuevo en Bangkok


Cambiamos un poco de bahts tailandeses para tener algo para comer ese día y poco más. Mejor llevar un poco más de efectivo sobre todo mirando a alguna emergencia del día siguiente para ir al aeropuerto (pagar un taxi, por ejemplo). Hicimos el control de inmigración, bastante rápido, y salimos.

Del aeropuerto a Bangkok volvimos a utilizar Uber. Días atrás, cuando llegamos a este aeropuerto para poner rumbo al norte de Tailandia, fuimos en taxi. En Uber, además de más cómodo para no tener que andar negociando precios, buscando… Es algo más barato.

Esta vez nos hospedamos en Makkasan, cerca de donde pasa el tren que conecta la ciudad con el aeropuerto Suvarnabhumi, donde cogíamos el vuelo al día siguiente. La idea era dormir aquí cerca y así no tardar tanto en ir al aeropuerto o incluso poder ir en tren. Nuestro vuelo salía muy temprano.

Cuando llegamos a Bangkok ya era de noche completamente. Ese día teníamos poco que hacer, ya que casi todo nos quedaba lejos y por esa zona no había nada interesante. Fuimos a cenar y de vuelta comprar algo en un 7-Eleven para desayunar al día siguiente. 

Fin al viaje por el sudeste asiático


Al día siguiente nos levantamos sobre las 5 de la mañana, ya que a las 7 teníamos que estar en el aeropuerto. Optamos por ir en Uber porque nos salía bastante económico y además llegábamos en poco tiempo al aeropuerto desde allí. No costó mucho, pese a la hora que era, encontrar un conductor.

Llegamos con tiempo al aeropuerto, hicimos el check-in con Qatar Airways y fuimos al control de inmigración. Ya dentro fuimos a buscar la puerta de embarque, aunque todavía quedaba sobre una hora para que saliera el vuelo. 

Dentro del aeropuerto de Suvarnabhumi, en Bangkok

El vuelo salió puntual. Esperaban muchas horas, aunque con escala en Doha. Personalmente esto me gusta. Es decir, es un inconveniente hacer un vuelo tan largo y que además tenga una escala de muchas horas. Pero me gusta que, por ejemplo en este caso, haya una escala de un par de horas. Por lo menos poder salir del avión un rato.

Sin mucho más pusimos punto y final a este viaje por el sudeste asiático de dos semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario