lunes, enero 08, 2018

Robledillo de Gata, el mejor ejemplo arquitectónico de Sierra de Gata

Si visitamos Sierra de Gata, no podemos dejar de ir a Robledillo de Gata. Arquitectónicamente, es probable que sea el municipio más representativo de la comarca. Su situación geográfica, encajonado al final de un valle, le ha ayudado a preservar el estilo durante años. Fue declarada Bien de Interés Cultural, como Conjunto Histórico, y no es para menos. Este pequeño pueblo del norte de Extremadura tiene mucho para ofrecer a los turistas.

Arquitectura tradicional en Robledillo de Gata

Robledillo de Gata y su casco histórico


Iniciamos la visita después de haber recorrido algunos municipios de Sierra de Gata. Robledillo de Gata fue uno de esos lugares que te llevas para el recuerdo pero que sabes que tarde o temprano volverás.

Su arquitectura es fiel reflejo de cómo se ha aprovechado el espacio en esta comarca durante siglos. Un paseo por lo que fue hace décadas, pero que por suerte podemos observarlo hoy en día. Un verdadero regalo para los amantes del turismo rural y de naturaleza.

Sus callejuelas nos invitan a descubrir rincones realmente maravillosos. Podemos ver los típicos edificios construidos con materiales variados, como la pizarra, el barro o, lo que al menos a mí más me gusta, madera de castaño y roble. Una singular arquitectura digna de conocer.

Una calle peculiar en Robledillo

El casco histórico es de lo mejor de Robledillo de Gata. Podemos andar y andar por sus calles que siempre veremos algo que nos llame la atención. Entre los edificios destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que data del siglo XVI. Resalta su pórtico y dónde se encuentra construida, ya que sobresale claramente de las casas cercanas.

Podemos encontrarnos con callejuelas donde los edificios de ambos lados casi llegan a tocarse en la parte alta. Algo característico de esta zona.

Una calle típica de Sierra de Gata donde los edificios casi se tocan

Maravillas naturales


Este tesoro extremeño también guarda maravillas naturales. Por aquí pasa el río Arrago, que le otorga más belleza si cabe a la zona lindante. Un refugio que también es bien recibido en los meses de verano. Eso sí, como bien nos explicó una lugareña, en Robledillo de Gata tienen un microclima y tanto en invierno como en verano, siempre hay esos 4-5 grados más y menos, respectivamente, que suaviza la temperatura. Esto se debe a su situación geográfica.

En mitad del pueblo, cuando menos te lo esperas, te encuentras con una cascada. Una de las cosas que más me gustan de la naturaleza es ver cómo cae el agua de forma natural formando estos saltos. Una maravilla vivir en un sitio así donde abres la ventana y puedas escuchar y ver el agua.

Zona donde cae la cascada, seca en esa época

En nuestro caso no pudimos disfrutar de la cascada en todo su esplendor. Todos sabemos la gran sequía que azotó gran parte de España durante 2017 y, en otoño, caía poca agua. Sin duda que volveremos en otra ocasión.

Estupenda comida


No nos podíamos ir de aquí sin entrar a comer en algún restaurante de comida tradicional. Hay varios por Robledillo de Gata. La mayoría están rondando la plaza principal. Sin embargo nosotros topamos con uno cerca del río, en la calle que sube hacia una de las cascadas. Comimos realmente bien. La mujer que regenta el local nos informó sobre los diferentes platos, cómo los hacía y nos dio su recomendación. Además nos habló de cosas interesantes del municipio que desconocíamos.

Plaza de Francisco Pizarro, en el centro del municipio

Comimos de maravilla, probando productos locales. Ya con el estómago lleno pudimos reanudar la marcha y seguir visitando otros lugares de Sierra de Gata. Una comarca a la que podemos dedicar días y días y siempre quedará algo nuevo por conocer. Lugar imprescindible en el norte de Extremadura.

Cómo llegar a Robledillo de Gata


-Si venimos desde el sur, Badajoz, Mérida o Cáceres, lo mejor es continuar dirección norte por la autovía A-66 hasta Cañaveral. Una vez pasado este pueblo cacereño hay que tomar la salida 505 en dirección Coria por la EX-109. Continuamos por esta carretera autonómica y atravesamos Moraleja, siempre dirección Ciudad Rodrigo. Poco después de pasar Perales del Puerto, llegamos al cruce con la EX -205 y tiramos dirección Portugal, Valverde del Fresno y Hervás, para posteriormente, en la rotonda, continuar dirección Hervás. Por último, después de continuar 15 ó 20 km por aquí, llegamos a la rotonda en la que vemos Robledillo de Gata a 15km, por la CC-6.3.

-Si venimos por la A-5 desde Madrid, hay que continuar hasta Navalmoral de la Mata y aquí coger la autovía EX–A1 hasta la altura de Alagón del Río. Aquí cogemos la salida 66 dirección Montehermoso por la EX-108. Continuamos hasta Montehermoso y seguimos por la EX-204 hasta que, pasando Pozuelo de Zarzón, vemos el desvío a la izquierda dirección Robledillo de Gata y Descargamaría, por la CC-115. Continuamos por aquí hasta la rotonda que nos indicará nuevamente Robledillo de Gata y seguimos por la CC-5.1.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario