lunes, diciembre 04, 2017

Día de templos en Chiang Mai, una ciudad imprescindible

Chiang Mai es sin duda una de las ciudades que hay que visitar en un viaje a Tailandia. Se la considera como la capital del norte. También la ciudad de los templos, ya que hay más de 300. Es muy accesible a pie, aunque hay algunos puntos de interés que están bastante alejados y hay que usar algún tipo de transporte. Pero resulta muy sencillo moverse y, en un día bien aprovechado, podemos ver toda la ciudad. Estos son los templos más importantes en Chiang Mai que visitamos.

Wat Phra Singh, uno de los muchos templos en Chiang Mai

Templos en Chiang Mai


Ese fue nuestro caso. Después de llegar desde Bangkok el día anterior, el objetivo para ese día era visitar al menos los templos más interesantes que teníamos apuntados. Por la tarde subir hasta Doi Suthep, la estrella de Chiang Mai.

Lo recomendable para visitar Chiang Mai es tener más o menos programada la ruta. Elegir qué templos, de los muchísimos que hay, queremos visitar. Yo los dividí por zonas, para así facilitar la visita y ahorrar tiempo. Centro, norte y sur. Así se consigue realizar una ruta a pie, salvo para ir del norte al sur que ahí sí hay que coger algún medio de transporte para no perder mucho tiempo.

Así pues, por la mañana temprano salimos a conocer la ciudad. Lo primero fue ir a desayunar. Si en Bangkok nos encontramos un 7-Eleven a cada paso, aquí es mucho más complicado. Aun así, de camino al primer templo nos topamos con uno. La primera visita fue Wat Chedi Luang.

Wat Chedi Luang


El templo Wat Chedi Luang es uno de los más importantes de Chiang Mai. Es visita obligada. Se encuentra en la parte centro, dentro de lo que se conoce como la muralla. Es muy accesible a pie desde cualquier punto de esta zona. Lo que más destaca es su pagoda, de la que se conserva gran parte de lo que un día fue (sufrió un terremoto en el siglo XVI). Es hoy en día un importante lugar para el culto budista.

Uno de los edificios de Wat Chedi Luang

La pagoda empezaron a construirla en 1391, aunque no la terminaron hasta casi 100 años después. Aquí es donde se encontraba el famoso buda de esmeralda. Este buda, por diferentes motivos, estuvo de un lugar a otro durante siglos. Ahora mismo se encuentra en el templo Wat Phrae Kaew, en Bangkok, al lado del Gran Palacio.

Pagoda central en el Wat Chedi Luang

El interior de Wat Chedi Luang es muy bonito. Merece la pena pasear un rato por los alrededores. El complejo está compuesto por varios edificios y uno de ellos, uno pequeño que queda justo a la izquierda conforme entramos, tiene prohibido el acceso a las mujeres. Esto es algo que, aunque no es muy común, lo podemos ver en algunos templos de Tailandia. Algo incomprensible.

Una de las zonas que podemos visitar en Wat Chedi Luang

Wat Phan Tao


Justo al lado se encuentra el templo Wat Phan Tao. No es tan importante, pero merece la pena visitarlo. Además no perdemos tiempo. Por fuera es bonito, aunque no es tan colorido como otros que podemos ver en la ciudad.

Parte exterior de Wat Phan Tao

Wat Inthakhin Sadue


De camino, y a unas decenas de metros, está el templo Wat Inthakhin Sadue. Es pequeño, aunque con un interior llamativo. Ya que hay que pasar por aquí, hay que entrar.

Interior de Wat Inthakhin Sadue

Monumento a los Tres Reyes


Enfrente de este templo está la plaza donde podemos ver el Monumento a los Tres Reyes. Está delante de una biblioteca. No es un lugar que impresione, la verdad. Más aún con todo lo que tenemos a nuestro alrededor. Pero es algo simbólico y de importancia para los locales. Según la leyenda, estos tres reyes fueron quienes trabajaron para crear Chiang Mai.

Monumento a los Tres Reyes de Chiang Mai

De aquí continuamos nuestro recorrido por el centro de la ciudad. En esta ocasión nos alejamos un poco, unos 600 metros hacia el este, para visitar el templo Wat Phra Singh. Por cierto, los templos visitados casi todos son gratuitos. Costó 40 bahts (1€) el de Wat Chedi Luang. Este tuvimos que pagar entrada y el precio fue de 20 bahts. En general todos los templos de Chiang Mai son gratis, abren muy temprano (algunos desde las 6 de la mañana) y cierran sobre las 18:00h. 

Wat Phra Singh


El Wat Phra Singh es un templo muy importante y visitado. Está compuesto por varios edificios realmente bonitos. Los detalles de la fachada, con dragones dorados, son espectaculares. En la parte central del complejo destaca su enorme pagoda dorada.

Uno de los edificios del complejo de Wat Phra Singh

Delante de los edificios podemos ver leones de piedra. Podemos apreciar que rompen un poco con todo lo demás. Se nota que no fueron puestos ahí desde el principio. El motivo es que fueron los birmanos quienes, tras conquistar la ciudad, los templos, añadían estos leones de piedra delante de los edificios como muestra de que ahora les pertenecen.

Pagoda dorada de Wat Phra Singh

Pero si por algo destaca Wat Phra Singh es por sus estatuas de monjes budistas súper realistas. Lo normal es que si alguien entra y no sabe que son estatuas, al principio piensen que de verdad son personas. Se trata de importantes monjes a los que le rinden un homenaje de alguna manera.

Las estatuas realistas de monjes budistas

Wat Chiang Man


Seguimos con nuestra ruta de templos y el siguiente en visitar fue Wat Chiang Man. Este se encuentra más al norte, por lo que tuvimos que caminar sobre 1 kilómetro. Ya nos acercábamos a los templos que se localizan en la parte de fuera de la muralla.

Este es el templo más antiguo de Chiang Mai. De hecho, como podemos sospechar por el nombre, de ahí lo cogieron para nombrar a la ciudad. Destaca especialmente su chedi y los elefantes de alrededor.

Chedi rodeado de elefantes, en Wat Chiang Man

Cuenta con varios edificios y sus interiores son, nuevamente, espectaculares. Uno de ellos, el que está a la derecha conforme se entra, tiene en su interior pinturas muy bonitas.

Interior de Wat Chiang Man

Con este templo pusimos punto y final a lo que yo denominé como parte centro. Ahora quedaban ver los templos de la zona norte. Seguramente son mucho menos visitados por los turistas, pero para mí muy recomendables. Dicen que “visto un templo, vistos todos”, pero en mi opinión para nada es verdad.

Wat Chiang Yeun


El primero que vimos en la parte norte fue el Wat Chiang Yeun. Es muy fotogénico, con un enorme buda y una estupa muy bonita. Por lo menos durante nuestra visita estaba completamente vacío. Un lugar muy tranquilo.

Buda y estupa en Wat Chiang Yeun

Wat Lok Molee


Seguimos la ruta por el norte y la siguiente parada fue Wat Lok Molee. Otro de estos templos tranquilos que podemos ver en esta zona de Chiang Mai. Tiene esculturas muy bonitas. En ese momento estaba en obras la entrada, en lo que parece ser que están construyendo unas esculturas que van a dar un aspecto aún más bonito.

Wat Lok Molee, al norte de la zona antigua

Este templo fue construido en el siglo XIV y es uno de los más antiguos. Está justo al lado del canal que rodea toda la ciudad antigua. Dentro destacan las diferentes ornamentaciones en el techo, paredes, columnas… En una de las entradas hay dos grandes elefantes blancos muy llamativos.

Detrás hay un chedi muy antiguo y bastante bien conservado (aunque ha sido restaurado alguna vez). Aquí se encuentra un pequeño buda en la parte alta y, como curiosidad, la gente puede ofrecerle agua. Hay un dragón en la parte de abajo y cuelga una especie de vaso alargado de madera donde la gente mete agua, tira de la cuerda un rato hasta que el dragón llega arriba. Cuando llega al límite, vierte el vaso.



También hay un pequeño edificio muy bonito y en la entrada podemos ver varias ganeshas, una de ellas bastante grande y vistosa. Se trata de una deidad hinduista, mitad persona y mitad elefante, con varios brazos.

Ganesha en Wat Lok Molee

Wat Rajamontean


Desde aquí volvimos a cruzar el canal por un bonito puente, para ir a visitar un par de templos que estaban allí al lado, pero en la otra parte del agua. Uno de ellos es el templo Wat Rajamontean. A mí personalmente este templo me gustó mucho. Destaca sobre todo su parte exterior, con un gran buda blanco y dorado. El interior es bastante más simple que los anteriores.

Portada principal de Wat Rajamontean

Los dragones de la escalera son muy llamativos. Por cierto, lo que también resalta es el primer escalón. El arquitecto no tuvo que calcular muy bien y el primer paso no es muy apto para cualquiera, ya que es súper alto. 

Wat Khuan Khama


El último templo en la zona norte de Chiang Mai fue el de Wat Khuan Khama. Está al lado del anterior. A este no pudimos entrar porque estaba cerrado. Parece ser que lo normal es que no esté abierto, por lo que leí a otros viajeros. Aun así, ya que estamos al lado merece la pena acercarse y verlo por fuera. No tiene nada que resalte, pero bueno.

Templo Wat Khuan Khama

Para que os hagáis una idea los que tengáis previsto una visita a esta ciudad del norte de Tailandia y queráis calcular el tiempo, hasta este momento eran las 11:15h. Es decir, empezamos nuestra ruta saliendo del hostal justamente a las 8 de la mañana y en tres horas pudimos ver los principales templos de la zona centro y de la zona norte de Chiang Mai. Todo a pie.

Ahora la siguiente visita que teníamos en el plan era el famoso templo de plata, Wat Srisuphan. Este se encuentra en la zona sur, por lo que nos quedaba algo lejos. En realidad eran 2 kilómetros que perfectamente se pueden andar. Pero para no perder tiempo y también porque hacía ya calor a esa hora, optamos por coger un tuk tuk que nos cobró 150 bahts (casi 4 euros). Esta no es la mejor forma de moverse por Chiang Mai. Existen unas camionetas rojas mucho más baratas y que hay por todas partes. Pero en ese momento todavía no sabíamos exactamente cómo funcionaban. 

Wat Srisuphan, el templo de plata


El templo de plata Wat Srisuphan es realmente espectacular. Impresiona a cualquiera que vaya a verlo. No tiene nada que ver por fuera con cualquier otro templo de la ciudad. No es demasiado conocido parece ser y no son muchos los turistas que van a verlo. Yo personalmente se lo recomiendo a cualquiera.

El templo de plata de Chiang Mai

Fue construido en el 1502 y ha sufrido algunas reformas. Lo recubrieron completamente de plata. Este templo es gratuito. A la entrada puede que salga algún hombre para “registrar al visitante” y pedir 50 bahts (1,25€). No es que esté engañando a nadie, simplemente que es una especie de limosna que pide para el templo y la escuela de plateros que hay allí. Pero no es obligatorio, podemos entrar sin pagar nada.

Primero, antes de entrar en el de plata, visitamos un poco los alrededores, con un edificio menos importante pero que alberga algún buda curioso, como uno verde esmeralda.

El templo de plata es tan bonito por fuera como por dentro. Hay que añadir que, una vez más, las mujeres no pueden entrar dentro.

Parte interior de Wat Srisuphan

Prácticamente de lo poco que no es plateado en este lugar es la escalera de entrada, que es azul. Dentro también tiene algún adorno y un buda que son dorados. Por lo demás todo es plateado. 

Wat Suan Dok


Si antes cogimos un tuk tuk para ahorrarnos 2 kilómetros, en esta ocasión hicimos la “locura” del día y fuimos caminando hasta el siguiente lugar que íbamos a visitar y que estaba a casi 3 kilómetros. El objetivo era ver Wat Suan Dok, que está al oeste de la ciudad, bastante alejado de todo.

Es un lugar muy importante para los budistas, puesto que su leyenda está unida a la de Doi Suthep, el templo de la montaña que íbamos a visitar por la tarde. Según cuenta esta leyenda, un monje encontró una reliquia de buda y tenía que llevarla a Chiang Mai. Cuando llegó, esta reliquia se duplicó y una parte se quedó en este templo y la otra la llevó un elefante blanco hasta Doi Suthep.

Wat Suan Dok

Si hay algo que destaca en este complejo es su enorme chedi de 48 metros de alto. Aquí dentro es donde la leyenda dice que se encuentra esa reliquia de buda.

Al lado, y lo primero que llama la atención a los visitantes cuando llegan, está el cementerio real. Son pequeños chedis de color blanco. Aquí se encuentran las cenizas de numerosos reyes y gobernantes de la ciudad. 

Tras una mañana realmente completa donde cumplimos el objetivo marcado de todos los templos que teníamos en la guía personal, ya era hora de comer. En Tailandia comer es realmente barato si queremos. El tópico de que es posible comer por 1€, es real. En la zona de Wat Suan Dok no es para nada turística. No había demasiadas opciones.

Comida barata en Chiang Mai, en un restaurante local

Entramos en un restaurante bastante local que vimos, un poco a probar a ver qué tal. Fue un acierto. Comimos por 40 bahts por cabeza, que viene a ser 1€. En mi caso arroz, carne de cerdo y un huevo frito. Nada extraordinario, eso sí, pero realmente barato. 

Wat Umong  


Ya con el estómago lleno, la siguiente visita era Wat Umong, un templo en mitad de la naturaleza, muy alejado de la ciudad. Ir andando hasta aquí es un poco locura, puesto que hay que saber llegar y son caminos de tierra, algunos cortados y demás. Por ello optamos por coger una de estas camionetas rojas que hay por la ciudad. 40 bahts.

Camionetas rojas para moverse por Chiang Mai

Este templo es más desconocido y pocos turistas optan por venir hasta aquí. Más aún si sólo se va a estar 1 ó 2 días. Pero nosotros la verdad es que planificamos estupendamente la visita y nos dio tiempo a ir. Está dentro de una zona boscosa muy frondosa y bonita. Si por algo es importante este lugar, es por sus túneles.

Lo primero que hicimos fue visitar la zona del lago. Como podemos imaginar, esto está en plena naturaleza, hay mucha humedad y los mosquitos están muy presentes. Especialmente por la mañana temprano y por la tarde hay que tener cuidado si somos propensos a las picaduras.

En la parte de arriba hay una pagoda muy bonita. Desde aquí, además, las vistas son espectaculares.

Pagoda de Wat Umong

Por último entramos en los famosos túneles que dan nombre al templo (Umong significa túnel, en tailandés). Dentro de ellos hay algunos budas y es una zona de oración. Fuera había un terreno que parecía como una especie de cementerio de budas. No sé exactamente qué significado tendrá, pero había muchos budas de todos los tamaños, la mayoría de ellos sin cabeza o rotos de alguna manera.

Túneles de Wat Umong

El día estaba siendo más que completo y todavía eran las 15:30h. Quedaban horas de luz por delante y la última visita del día iba a ser el templo Wat Phrat Doi Suthep, el más popular y espectacular de Chiang Mai. Se encuentra en la montaña y hay que subir en algún medio de transporte. Hay gente que hace una ruta senderista andando, pero la verdad es que tiene que ser muy, muy duro.

De este templo, para no alargar en exceso el artículo, hablaremos en el siguiente.

Vídeo resumen del día


Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario