miércoles, diciembre 27, 2017

Recomendaciones y consejos para visitar Tailandia

Tailandia es un destino que se ha puesto muy de moda en los últimos años. No es excesivamente complicado moverse, reservar alojamiento, hacer excusiones o encontrar información en general. Sin embargo es conveniente llevar presentes una serie de recomendaciones. En este artículo vamos a dar algunos consejos para visitar Tailandia.

Consejos para visitar Tailandia

Qué ropa llevar a Tailandia


Una de las cosas más importantes que debemos de tener en cuenta a la hora de viajar a Tailandia es qué llevar. Si vamos a cualquier lugar de Europa, ya sea en verano o invierno, sabemos más o menos el clima que va a hacer. Estamos más familiarizados y no hay tanta diferencia con lo que podamos tener en España en esa misma fecha. Sin embargo el sudeste asiático es muy diferente.

Por ello hay que llevar ropa adecuada para Tailandia. Es un clima en el que prácticamente siempre va a hacer calor. Da igual si vamos en su verano o en su invierno. Entre marzo y octubre la temperatura suele estar entre 25 y 35 grados. De noviembre a febrero, la temporada más fresca, puede hacer algo menos y rondar los 18 grados por la noche y 28 durante el día. La humedad está muy presente y durante las noches el termómetro casi no baja (puede notarse algo más en el norte del país, eso sí).

La recomendación es llevar ropa fresca. Muy recomendable es llevar camisetas transpirables, de estas típicas llamadas técnicas que suelen utilizar los corredores. De verdad esto es importante. En mi caso llevé todas las que tenía por casa de carreras populares que me han ido regalando y vinieron muy bien. Se nota mucho andar por este país con una camiseta normal y hacerlo con una transpirable.

Zapatillas cómodas. Lo normal es que haya días que andemos muchos kilómetros. Por ejemplo recorriendo los templos de Chiang Mai, que se puede hacer a pie casi todo. Es importante que llevemos un calzado que no sea nuevo para nosotros, que estemos bien adaptados y que no nos cause ninguna molestia.

Las lluvias, algo que está muy presente en Tailandia. En mi caso fui en la época en la que finalizan los monzones, pero que todavía suele haber mucha lluvia. Tuve suerte y prácticamente no llovió durante el viaje. Pero si lo hace, a no ser que te pille comiendo o bien resguardado, puede ser un problema. No llueve como suele pasar en España, sino que cae una tromba de agua brutal en cuestión de minutos. Por ello es muy importante llevar un chubasquero fino, que tampoco nos meta excesivo calor si nos lo ponemos, pero que nos cubra en caso de lluvia.

He dicho que en Tailandia hace mucho calor siempre y que hay que llevar ropa fresca. Sin embargo hay que contar también con el frío de los autobuses. En serio, puede llegar a ser realmente excesivo. Ponen el aire acondicionado a tope. Por ello hay que llevar alguna camisa larga o chaqueta que nos permita aguantar los 15 ó 16 grados a los que ponen los autobuses en los largos trayectos. Más aún si vamos a pasar la noche y queremos dormir.

Ropa para visitar los templos


En numerosos templos prohíben entrar con los hombros descubiertos, chanclas o incluso pantalones cortos. Hay algunos más estrictos que otros. En mi caso personal tengo que decir que en todos entré con pantalón corto y camiseta corta. En ninguno me pusieron problema. Únicamente en el Wat Pho de Bangkok, al entrar, me dijo un hombre que no se podía ir en pantalones cortos. Preguntó que de dónde era, se rió un poco y nada, me dijo que pasara. Eso sí, en la mochila pequeña siempre llevaba un pantalón largo de chándal fino, que apenas ocupaba, por si acaso en alguno se ponían más serios y no me dejaban entrar.

Templo de Plata de Chiang Mai

Sí son bastante más estrictos respecto a las mujeres. En muchos casos se veían mujeres a las que obligaban a ponerse una tela que al menos le cubriera por debajo de las rodillas, mientras que había hombres en pantalón corto e incluso mangas de tirantes.

Por ello mi recomendación, para evitar problemas y pérdida de tiempo, es llevar siempre algún pantalón fino encima en la mochila. Al menos para prevenir. Hay templos que incluso hacen negocio con esto y alquilan ropa adecuada para entrar.

Equipaje para Tailandia


En este aspecto tengo que decir que lo mejor es llevar lo mínimo posible. Da igual si vamos una semana o un mes. Existen múltiples lugares donde podemos lavar la ropa por un precio muy bajo. En mi caso apenas llevé camisetas, por ejemplo, más allá de las técnicas transpirables que he mencionado. El motivo es que allí las camisetas son muy baratas, por lo que compré varias a precio económico y además de buena calidad y que me sirvieran como un recuerdo.

No es necesario ir cargados de productos de higiene personal. En los 7-Eleven venden todo lo necesario a precio baratísimo, además de que en los hoteles normalmente dan todo, incluso cepillo y pasta de dientes en ocasiones. 

También es importante no llevar mucho equipaje por el tema de los vuelos internos. Prácticamente todas las compañías permiten un máximo de 7kg en el sudeste asiático para el equipaje de mano. Por ello cualquier cosa innecesaria, sobra. 

En mi caso llevé una mochila amplia donde iba todo mi equipaje. Lo recomiendo por encima de una maleta de ruedas. Creo que es lo más recomendable para movernos por el país. Es más fácil de llevar en autobuses, vuelos y, en caso de que tengamos que hacerlo, caminar por una ciudad. 

En definitiva no hay que preocuparse por cosas que se nos olviden en casa. Allí encontraremos todo y a precio muy barato.


Mosquitos en Tailandia


Esta es una duda que surge a muchos viajeros. De hecho he visto casos de gente que lo ha pasado realmente mal y han tenido que acabar incluso en el hospital. No hay que tener miedo a esto, ni mucho menos. Pero sí conviene tomar ciertas precauciones. En este caso cada persona es un mundo. Hay a quienes le puede afectar más las picaduras, a otras personas que no le pican y a gente que por alergias o lo que sea, pueden pasarlo realmente mal.

En mi caso personal opté por comprar una crema antimosquitos bastante eficiente en un 7-Eleven en Bangkok. Leí por Internet y mucha gente coincidía en que podía ser incluso absurdo llevar un antimosquitos desde España, como el Relec. El motivo es que los productos de aquí están hechos lógicamente para mosquitos españoles o europeos. Y no son iguales, ni mucho menos. Además de que en España nos cuesta 10 veces más caro.

Crema antimosquitos Soffell

Mi consejo es comprar uno que se llama Soffell. Es un pequeño bote, que incluso podemos meterlo en el equipaje de mano si nos vamos a mover a otros sitios, y los hay creo que de tres colores: verde, naranja y rosa. En mi caso cogí el naranja, pero realmente da igual uno que otro. Una vez lo echas en el cuerpo la crema es transparente y no mancha. También lo venden en versión spray líquido.

A mí me fue muy bien. Algunos días no me lo echaba, pero es muy recomendable sobre todo para las ciudades del norte como Chiang Mai o Chiang Rai y siempre que salgamos de noche o a primera hora por la mañana. En Bangkok por ejemplo y a pleno sol no suele haber problemas.

También es recomendable, especialmente para quienes sean muy sensibles a las picaduras, andar por la noche con una manga larga fina y al menos calcetines altos. Intentar evitar las chanclas para andar por la calle.

El sol


Esto también es muy importante. En Tailandia hace mucho calor y el sol calienta mucho. Pero además por la latitud en donde se encuentra el país, los rayos pueden llegar a incidir mucho más que en España. Es muy recomendable llevar una buena crema solar.

Se puede comprar en cualquier tienda y a precios muy económicos. Además son marcas que podemos encontrar en cualquier sitio en España. En este caso podemos optar por llevarla en la maleta o comprarla allí. No hay que preocuparse si se nos olvida en casa. En mi caso llevé una de factor 50 (algo recomendable) que compré en la farmacia de 50ml, ideal para llevarla en el equipaje de mano.

Quiero añadir un tema relacionado con la crema para antimosquitos y la crema solar. Hay gente que no lo hace bien o duda sobre su eficacia. Lo mejor, y lo que yo al menos hacía, es echarse crema solar y esperar al menos 30 minutos. Así nos aseguramos de que el cuerpo la absorbe bien y haga efecto. Posteriormente nos echamos la crema antimosquitos y listo, sin problemas.

Enchufes


Los enchufes en este país son un poco peculiares, ya que utilizan tanto los de clavijas planas como las redondas que tenemos en Europa continental. Lo cierto es que casi todos son del tipo nuestro, aunque en algunos lugares remotos podemos encontrarnos solamente con las clavijas planas.

En mi caso personal no tuve ningún problema y todos los hoteles tenían o bien ambas modalidades o solamente la europea. Pero no está de más llevar un transformador por si acaso.

Cambio de divisa y pago con tarjeta


En el tema del pago con tarjeta este país no está demasiado avanzado. Podemos pagar en muchos restaurantes, hoteles, etc. Sin embargo lo normal es que tengamos que realizar los pagos siempre en metálico. Incluso en muchos hoteles o restaurantes te aplican un 3 ó 4% más si pagamos con tarjeta.

Por ello es conveniente tener siempre dinero en efectivo. En mi caso saqué dinero del cajero con la tarjeta de Ferratum Bank. Creo que es lo mejor, aunque en el caso de Tailandia todos los cajeros cobran una comisión de unos 200-220 bahts (sobre 5 euros). Lo mejor es sacar una gran cantidad de dinero de una vez y así amortizar esa comisión.

Si optamos por cambiar divisa, lo recomendable es no hacerlo en el aeropuerto. Si no tenemos más remedio, cambiar aquí lo mínimo posible y esperarnos luego a cambiar el resto en el centro de la ciudad. En el caso de Bangkok, en Khao San Road y alrededores podemos encontrar varias casas de cambio. No es complicado encontrar una.

Internet en el móvil


A mí personalmente siempre me gusta tener Internet en el móvil cuando viajo. Es cierto que en muchos países no ha quedado más remedio que estar sin conexión. En el caso de Tailandia lo recomiendo bastante. Es barato, la cobertura es realmente excelente (al menos por las zonas donde me moví) y nos permite buscar información en un momento dado, pedir Uber, etc. Hay varias opciones, yo compré una Sim para 15 días con la compañía True. En el mismo aeropuerto la podemos encontrar. La recomiendo porque tuve prácticamente siempre cobertura 4G+ sin problemas.

Sanidad y vacunas


Este es un tema que suele interesar mucho a quien viaja por primera vez a Tailandia. Es un país seguro en cuanto a temas sanitarios y no hay obligación de ponerse ninguna vacuna. Si entramos en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores, en recomendaciones de viajes, nos indican que son recomendadas las vacunas de la Hepatitis A, B, encefalitis japonesa, tétanos y tuberculosis. Además indican que es obligatorio estar vacunado contra la fiebre amarilla en caso de que vengamos de un país donde afecte esta enfermedad.

En mi caso no me puse ninguna vacuna. En general las condiciones alimenticias y de higiene son buenas. Es muy seguro comer en los restaurantes, incluso puestos callejeros. Realmente no hay que preocuparse por ello. Eso sí, siempre hay que tener sentido común. Pero eso puede pasar en Tailandia o en cualquier país que visitemos.


Visado y documentación


Los españoles, como todos los miembros de la Unión Europea, estamos exentos de visado para una visita turística de hasta 30 días. Lo normal es que los viajeros no pasen más de un mes y no requieran ningún tipo de visado. Eso sí, cuidado a quien entre por tierra y quiera estar más de 15 días. Si por ejemplo llegamos a Kuala Lumpur, en Malasia, que tiene vuelos económicos con España y decidimos entrar por tierra a Tailandia, no hay ningún problema pero tenemos que saber que en este caso únicamente nos permiten estar 15 días.

Conviene llevar documentación encima por si nos la requieren en algún momento. Al menos llevar una fotocopia del pasaporte. Pero lo normal es que no nos haga falta en ningún caso. Únicamente nos piden el pasaporte al cambiar divisa o registrarnos en un hotel.


La sociedad tailandesa


La gente en Tailandia es muy amable. Le llaman el país de la sonrisa permanente. Lo normal es encontrarnos con personas muy amigables, que estén dispuestas a ayudar al turista. Es una cultura muy diferente y nosotros allí somos extraños. Por ello no debemos juzgar ni molestar a la gente. Si actuamos así no tendremos ningún tipo de problema.

Aquí, como en otros muchos países del mundo, existe el regateo. Siempre nos van a querer colar algo más caro de la cuenta. No debemos tomárnoslo como que se están riendo de nosotros o que nos quieren estafar. Simplemente es su cultura, su forma de vender. En casi todos sitios hay que regatear y sin problemas van a bajar el precio. Pero siempre debemos de tener en cuenta que es su forma de vida. No queramos comprar una camiseta por 1 euro cuando nos la están ofreciendo por 1,5€, por poner un ejemplo. Tampoco vamos a ser nosotros quien intente aprovecharse.

Pero como en todos sitios, siempre podemos encontrarnos con alguien que realmente sí quiera engañarnos. No es muy frecuente, pero por ejemplo, y esto lo han dicho muchos viajeros, puede que nos encontremos con alguien cerca del Gran Palacio y nos diga que está cerrado y nos ofrezca llevarnos en su tuk tuk a otro templo o algo. Su triquiñuela consiste en hacernos creer que está cerrado y cobrarnos el viaje a otro lugar. Cosas así es lo peor que nos podemos encontrar.

Eso sí, quiero añadir que a veces llegan a ser algo molestos en las zonas turísticas como Khao San Road los típicos vendedores. Son muy persistentes y te ofrecen cosas como trajes y aunque digas que no quieres un traje para nada, te siguen insistiendo. Siempre debemos de tener presente que es su forma de ganarse la vida y están haciendo su trabajo.

La seguridad en Tailandia


En general Tailandia es un país muy seguro. La verdad es que no hay muchos sitios que haya visitado en los que me haya encontrado tan seguro. No tuve la sensación de que allí hubiera problemas reales de robos y mucho menos atracos. Tampoco hay peligro por andar de noche por zonas vacías.

Quizás lo más peligroso de este país sea el tráfico. Hay que tener ciertas precauciones como peatones a la hora de cruzar, pero poco más.

Vuelos y transporte interno


El tema de vuelos es muy sencillo y económico. Es fácil moverse por el país con compañías muy variadas y a precios más que competitivos. Además, y al menos en la fecha en la que fui yo, no hay problemas por comprar el vuelo días antes o incluso el mismo día. El precio sigue siendo barato.

En cuanto a trenes y autobuses también son buenos y baratos. Existen rutas que conectan las principales ciudades. Normalmente podemos comprar los billetes por Internet de antemano. 

Tren para ir de Bangkok a Ayutthaya

En la propia ciudad es muy barato moverse también. En el caso de Bangkok las opciones son múltiples. Recomiendo bastante utilizar Uber, pero también usar los taxis convencionales. Eso sí, debemos asegurarnos de que ponen el taxímetro. También es muy barato el skytren o el metro-barco que recorre el río.

Pasos de peatones


No esperemos que los coches se paren en los pasos de peatones. El único consejo es pasar y ya. Siempre teniendo cabeza, claro. Pero debemos de cruzar para se paren los coches. No nos preocupemos porque funciona así. Los peatones cruzan y los coches pasan o incluso nos sortean. Si estamos de pie esperando que se paren, igual nos tiramos toda la tarde ahí quietos.


Alojamiento


El alojamiento en Tailandia es muy variado. Podemos encontrar sitios donde podemos dormir por 2 euros hasta otros muy caros. La verdad es que si buscamos algo económico pero que esté bien, tenemos muchas opciones. Por 10€ podemos dormir en sitios bastante buenos, con habitación y baño privado, aire acondicionado y muy bien situados.

Si buscamos habitaciones compartidas, podemos encontrar opciones por 5 euros o incluso menos. En mi caso en Tailandia no tuve ningún problema con el alojamiento. Todo realmente limpio, bien situado, aire acondicionado y bastante bien preparados para el turismo. En general todos son así. Es un país acostumbrado a recibir visitas y están muy preparados. 

Comida en Tailandia

Sólo una advertencia: cuidado con el picante para quien no le guste. En este país la comida es muy picante. En general les encanta la comida picante. El problema es que hay platos que son excesivos. Yo por ejemplo no he probado comida más picante que una ensalada de papaya en un restaurante en Bangkok. Buena comida, eso sí.

Por lo demás, sin problemas. No hay que tener miedo a comer en puestos callejeros ni restaurantes locales y tradicionales. La comida es muy variada. El pad thai es el plato más típico y en puestos callejeros lo encontramos por 30 ó 40 bahts (sobre 1 euro).

Comida callejera en Bangkok: pad thai

Tengo que añadir el tema de bichos. La gente piensa que los tailandeses están todos los días comiendo cucarachas o gusanos. Pero para nada. En ningún restaurante me encontré en el menú nada relacionado con bichos. Más bien es algo orientado a los turistas. A la novedad de encontrarse algo así. Vemos puestos callejeros que venden bichos en Khao San Road y lugares muy puntuales, pero nada más.

Respecto al agua sí hay que tener cuidado. Hay máquinas en muchas calles con agua potable para los locales. Ellos cogen de ahí el agua para cocinar y tal. Nunca hay que beber del grifo. Ni siquiera ellos lo hacen. Hay que comprar agua embotellada sí o sí. 

El mejor consejo


Lo mejor es disfrutar del país. Sumergirse en su cultura y forma de vida. Tailandia es realmente un destino fascinante. Un lugar donde debemos de ir al menos una vez en la vida. Mi consejo es comer en puestos callejeros, entrar en restaurantes súper locales, conocer de primera mano la forma de vida de la gente, intentar hablar y conocer a los propios locales.

También recomiendo no tener miedo en ningún momento. El choque cultural es evidente, sobre todo para los viajeros que vayan por primera vez a un país tan distinto. Pese al caos inicial que podemos encontrarnos nada más llegar al aeropuerto de Bangkok, no debemos tener nunca miedo. Aunque la capital es enorme, es mucho más sencillo moverse de lo que imaginamos al principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario