miércoles, noviembre 22, 2017

Monsanto, la aldea más portuguesa de Portugal hecha en piedra

Monsanto es uno de los municipios portugueses más interesantes que podemos visitar cerca de la frontera. Se encuentra a unos kilómetros de Extremadura y es considerado como la “Aldea más portuguesa de Portugal”, título que le concedieron en 1938, y el de “Aldea Histórica”, en 1995. Esta pequeña localidad tiene un encanto singular. Aquí ha habido presencia humana desde el Paleolítico. Es un lugar escarpado, con una elevación desde donde se puede controlar todo su alrededor.

Monsanto Aldea mas portuguesa de Portugal
Monsanto, la aldea más portuguesa de Portugal

Monsanto, la aldea más portuguesa


Tenía en la lista de “lugares para visitar” este pequeño pueblo portugués y por fin pude ir. Sin duda es una visita que merece mucho la pena. Destacan las calles repletas de casas de granitos, enormes piedras que hacen de muros e incluso de techos.

Una de las calles a la entrada del pueblo

Si hablamos un poco de historia, este lugar fue habitado por romanos, visigodos y árabes, entre otras civilizaciones. Tuvo una gran importancia como mecanismo de defensa contra el Reino de León, en el siglo XII. De este periodo destacan su castillo y murallas.

Lo mejor de Monsanto es pasear por sus calles. Encontrarse con viviendas con una enorme roca de granito encima. Iglesias muy antiguas que se conservan perfectamente. Esa imagen de “todo de piedra” que podemos ver. Es un pueblo muy pequeño, por lo que es perfecto para combinar con una visita que hagamos por la zona.

La Torre del Reloj y el Gallo de Plata  


Después de ganar el título como “Aldea más portuguesa de Portugal”, en la Torre de Lucano, o más conocida como Torre del Reloj (Torre do Relógio), se encuentra el trofeo del Gallo de Plata. Fue creado para la ocasión. El Gallo de Portugal, como sabemos es un símbolo del país vecino. Detrás de sí hay una leyenda. Es por eso que el municipio más portugués, como así fue galardonado, tenía que tener un símbolo representativo.

Torre del reloj
La Torre del Reloj y el Gallo de Plata arriba

La Torre del Reloj es uno de los lugares que hay que visitar. Este campanario fue construido a inicios del siglo XV. Desde este lugar podemos tener unas vistas muy bonitas de todo lo que rodea a Monsanto. Incluso se puede ver España si miramos hacia el este. Una de las cosas que más destacan es el Gallo de Plata, en la parte de arriba.

Un pueblo hecho de piedra


Si damos una vuelta por los alrededores podemos ver las típicas calles de este bonito pueblo, repletas de granito. Las casas tienen una singularidad que atrae a turistas de muchos lugares. A mí personalmente me sorprendió la cantidad de viajeros que había ese día. Muchos españoles, claro, y portugueses, pero también había franceses, británicos o incluso rusos.

Se puede ver una casa perfectamente integrada en enormes rocas de granito. Está en la calle del Reloj (rua do Relógio). En un principio pensaba que era un lugar que se podía visitar por dentro, pero parece ser que no.

A la derecha, una casa perfectamente integrada en la roca de granito

Sí se puede entrar en una cavidad dentro de enormes rocas que hay allí muy cerca. Es un perfecto ejemplo de la arquitectura popular de Monsanto y de cómo aprovechan el abrigo del granito para integrarlo en las construcciones. Podemos entrar y ver cómo es entrar dentro de un edificio de piedras naturales.

Interior de una antigua vivienda completamente de piedra

Le dan el nombre de “casa de una sola teja” y ya podemos imaginar el motivo. Sin duda la irregularidad de las viviendas, por la forma de las propias piedras, es muy curioso.

Caminando podemos ver algunas casas muy interesantes. Siempre todo en piedra granítica. Incluso se puede observar una cruz tallada en piedra. 

El castillo de Monsanto


Pero si hay un lugar que no nos podemos perder en Monsanto, es su castillo. Cuando pensamos en una fortaleza de este tipo, como podemos ver en Trujillo por ejemplo, nada tiene que ver con el de esta pequeña localidad portuguesa.

Castillo de Monsanto
Interior del castillo de Monsanto

En esta ocasión el castillo está rodeado por una fortaleza de piedra. Está situado a unos 700 metros de altura. Sin duda resulta llamativa la gran cantidad de enormes rocas graníticas que utilizaron para darle forma a este complejo.

Desde aquí tenemos unas estupendas vistas del pueblo y de todo lo que lo rodea.

Dentro del propio castillo se encuentra la capilla de Santa María del Castillo. También, fuera de él, está la de San Miguel del Castillo. Fue construido entre los siglos XII y XIII.

Capilla de Santa María del Castillo

La principal iglesia de Monsanto es la iglesia Matriz, que data de 1768. Está justo a la entrada al pueblo, cerca de donde la gente suele dejar los coches aparcados.

Iglesia Matriz, a la entrada del pueblo

Cómo llegar a Monsanto


Lo normal es que quien lea este artículo, en español, vengan de España. En este caso lo mejor es llegar hasta la localidad cacereña de Coria. Para ello hay que tomar la autovía EX-A1 desde Plasencia, si venimos por la A-66 desde Castilla y León, o desde Navalmoral de la Mata, si venimos por la A-5 desde Madrid. Si venimos desde el sur, desde Mérida o Cáceres, tenemos la opción de llegar por la autovía A-66 hasta Plasencia o coger la EX-109 cerca de Cañaveral.

Una vez estamos en Coria, hay que coger la EX-108 dirección Portugal. Posteriormente hay que coger la N-239 portuguesa y seguir las indicaciones hasta Monsanto, que no se encuentra lejos (unos 20km).

Consejos para visitar Monsanto


Lo mejor es no entrar en coche. Hay aparcamiento a la entrada y es un pueblo muy pequeño que se visita perfectamente a pie. La mayoría son calles muy estrechas, algunas donde no es posible entrar en vehículo. Por ello lo más recomendable es hacer todo el recorrido a pie.

Es bueno llevar calzado cómodo, ya que hay que andar por algunas zonas rocosas, especialmente para subir al castillo. No son grandes distancias y ninguna complicación importante.

Para comer hay que tener en cuenta que apenas hay tres restaurantes en todo el pueblo. Si por ejemplo vamos un domingo o algún día de fiesta, lo normal es que haya mucho turismo y se llenen rápido. Es recomendable comer un poco antes de lo que comeríamos normalmente para evitar problemas.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario