lunes, noviembre 13, 2017

El buda de oro macizo y MBK Center, la modernidad de Bangkok

En Bangkok conviven perfectamente la tradición y la modernidad. Podemos decir que hay dos ciudades, pero sin estar separadas. Después de haber pasado gran parte del día visitando Ayutthaya, dedicamos la tarde a ver algunos lugares interesantes y que se encontraban cerca de la estación de tren: el buda de oro macizo (Wat Traimit) y el centro comercial MBK Center, considerado el más grande de Asia.

El buda de oro macizo, un lugar muy popular en Bangkok

El buda de oro macizo


Desde la estación de tren al templo donde se encuentra el buda de oro macizo hay apenas 400 metros, por lo que se puede ir caminando sin problemas. Es uno de los lugares más visitados e interesantes de Bangkok. Este buda tiene una historia muy curiosa detrás. Se le considera el buda de oro más importante del mundo.

Según cuenta la historia, a principios del siglo XX este buda se encontraba en un templo ya en desuso. Decidieron trasladarlo a una pagoda sin mayor importancia. Una más de las muchas que hay por la ciudad. Sin embargo este buda era demasiado grande y no entraba por la puerta de la pagoda, por lo que lo dejaron en la puerta.

Templo Wat Traimit, donde se encuentra el buda de oro macizo

Allí pasó unos 20 años hasta que, un día mientras hacían una obra en el templo, una grúa con un cable mal tensado golpeó el buda y se resquebrajó. Este buda era de yeso, al menos su exterior. Por eso nadie le dio mucha importancia hasta que ese yeso se abrió, por un simple accidente, y quedó al descubierto el verdadero buda de oro que había en su interior.

Por pura casualidad, ese buda hoy en día es uno de los más visitados del mundo. Tiene un peso de unas 5 toneladas de oro puro.

Aunque nadie sabe con seguridad la razón por la que lo recubrieron de yeso, lo más extendido y lógico es que lo hicieran para protegerlo de la invasión birmana. Para, de algún modo, que pasara desapercibido y que no lo fundieran por el incalculable valor de su oro. 

Horarios y entradas


El templo de Wat Traimit, donde se encuentra este buda de oro macizo en Bangkok, abre de 8:00 a 17:30h y la entrada cuesta 20 bahts (0,50€). Sin embargo en nuestro caso llegamos pasadas las 18:00h y por un momento temimos que no pudiéramos entrar. Pero al preguntar al guardia de la entrada, nos dijo que podíamos subir e incluso no pagamos entrada.

Merece la pena visitar este lugar. Desde aquí arriba, además, hay unas bonitas vistas. Puede ser una visita de un rato cuando se vaya o se vuelva de la estación de tren, ya que queda algo alejado del resto de las zonas de interés de Bangkok.

El taxi, muy barato en Bangkok


De aquí fuimos a visitar el centro comercial MBK Center, aprovechando que caía relativamente cerca. Estaba a unos 2,5km y había dos opciones: ir andando o buscar un taxi o tuk tuk. Después de todo el día caminando por Ayutthaya y sobre todo para ahorrar tiempo, fuimos en taxi. En este momento nos dimos cuenta de lo barato y recomendable que supone moverse en taxi por Bangkok.

Este trayecto de entre 2,5 y 3km nos salió por 50 bahts, que al cambio es muy poco más de 1€. Estamos hablando de que para una sola persona ya sale bastante barato, más aún si van 2, 3 o 4 en el taxi. Eso sí, hay que dejar claro antes de montarse que pongan taxímetro, ya que en muchos casos intentarán pedir un precio fijo que puede ser 3 veces o más del precio real. 

Centro comercial MBK Center


El MBK Center es el ejemplo de la modernidad de Bangkok. Es lo opuesto a lo que encontramos por la zona de Khao San Road y por la zona antigua, en general. Aquí todo es orden. Podemos encontrar tiendas de todo tipo. Existen falsificaciones, algo muy típico en Tailandia. Imaginemos ir al centro comercial más lujoso de Madrid, por ejemplo, y encontrarnos al lado de la tienda de relojes más caros, una donde venden falsificaciones. Esto es Bangkok.

MBK, el exponente de la modernidad de Bangkok

Este centro comercial es infinito. Aquí se pueden pasar horas y horas y días y días sin problemas. Es enorme. Tiene absolutamente de todo y son varios edificios. Hay también muchas zonas para comer tanto muy barato como muy caro. Los dos extremos.

Zona muy fotografiada del interior de MBK Center

Aquí no escatiman en letreros luminosos, fuentes y adornos de todo tipo. Pudimos ver una enorme variedad de tiendas. Algunas con tecnología muy curiosa y moderna, más propia del barrio de Akihabara en Tokio. Así como otras más en plan mercadillo, como podemos encontrar en cualquier pueblo de España en el típico mercado de los sábados por la mañana, con camisetas a 99 bahts (2,5€) muy interesantes. No dudamos en comprar más de una.

Una de las partes del centro comercial MBK Center, por dentro

Se calcula que en este lugar hay más de 2500 tiendas y más de 150 restaurantes. Una auténtica barbaridad. Imposible recorrerlo entero.


Soi Cowboy en busca de un cajero


Después de comprar varias camisetas, pese a ser baratas, se nos acabaron los bahts. El día anterior cambiamos una pequeña cantidad, ya que la idea era sacar del cajero. Encontrar de alguna manera esos supuestos cajeros, muy escasos, donde no cobraban comisión. Uno de ellos era CitiBank y vimos por Internet que había uno en la zona de Soi Cowboy, una zona nocturna con muchos bares y restaurantes.

Cogimos un taxi, nuevamente barato, que nos llevó hasta aquí, ya que estaba a unos 5km. No tardamos en encontrar el deseado cajero de CitiBank para poder sacar dinero. Tenía comisión. Pese a que por Internet muchos viajeros decían que este, junto a AEON ATM, era el único sin comisiones. Parece ser que desde hace muy poco tiempo también cobran por retirar dinero de sus cajeros. Ya no existe un solo cajero en Tailandia que no cobre comisión.

Eso sí, al menos en CitiBank cobraban algo menos que todos los cajeros que habíamos probado: 180 bahts, frente a los 220-240 que suelen cobrar los demás. Aun así, aprovechamos para sacar bastante dinero y no tener que cambiar. Incluso pagando esa comisión, puede salir más a cuenta que cambiar divisa si se hace de golpe una cantidad grande.

Aprovechamos para cenar por esta zona. Por aquí hay muchos bares y muchos restaurantes. Es como Khao San Road, en cierta medida, pero otro tipo de ambiente. 

Lluvia y vuelta a KSR


Cuando viajamos al sudeste asiático durante dos semanas uno de los temores que teníamos era la lluvia. Era época de monzones y sabíamos que nos podía arruinar más de un día de viaje. Sin embargo tuvimos una suerte muy grande. No nos llovió en ninguna visita, ningún día tuvimos que hacer uso del chubasquero y no nos perjudicó en nada. Pero hubo dos momentos en los que vimos lluvia, y uno de esos fue esa noche.

Después de cenar vimos cómo el cielo empezaba a ponerse feo, relámpago tras relámpago y sabíamos que iba a empezar a caer una buena. Por eso no tardamos en coger un taxi y volver a Khao San Road, que estaba en la otra punta de la ciudad, a unos 10km. Esta vez no hubo manera de que el taxista pusiera el taxímetro. Nos decía que era de noche, que estaba muy lejos… Bueno, había que regatear y lo sacamos por 300 bahts de los 500 que pedía al principio. La cosa era montarnos antes de que empezara a llover fuerte. Y así fue: por el camino comenzó a llover mucho.

Al día siguiente teníamos por delante uno de los días más completos por Tailandia. Íbamos a visitar, por la mañana, el mercado de la vía del tren de Maeklong y el mercado flotante de Damnoen Saduak. De eso hablaremos en el siguiente artículo.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario