lunes, noviembre 06, 2017

Ayutthaya, la antigua capital de Tailandia y un legado espectacular

El primer día completo por Tailandia lo aprovechamos muy bien desde por la mañana. Para esa jornada teníamos previsto visitar Ayutthaya, la antigua capital de Tailandia. Su parque histórico, donde se encuentran las ruinas de esta ciudad, es Patrimonio de la Humanidad. Sin duda es uno de los lugares que no pueden faltar en esta zona del sudeste asiático. Es una buena oportunidad para conocer un poco más sobre la historia del país. Además, se encuentra cerca de Bangkok y se puede ir y volver en el día sin problemas.

Ayutthaya, la antigua capital de Tailandia

Cómo ir de Bangkok a Ayutthaya


Las formas de ir de Bangkok a Ayutthaya son muy variadas. Existen tour guiados, furgonetas que parten frecuentemente y el tren. Estas son las principales opciones. También se puede ir en taxi, pero ya sería bastante más caro. Las mejores opciones, al menos para mí, es ir en alguna de estas furgonetas o minibuses y también la opción del tren.

En nuestro caso optamos por la opción de ir en tren. Es la más barata, pero lo cogimos también por comodidad y seguramente velocidad. El tren sale desde la estación principal de Bangkok, aunque realiza paradas en la estación del norte y alguna más. Se tarda algo menos de dos horas en llegar y es realmente económico y fácil.

Tren de Bangkok a Ayutthaya

Las furgonetas o minibuses salen desde la estación del norte, a donde se puede llegar en skytren y posteriormente andar un poco. Tardan menos que el tren, eso sí. El precio está sobre los 60 bahts.

Para llegar hasta la estación de tren desde Khao San Road también es sencillo. Hay muchas opciones, ya que en Bangkok los turistas se pueden mover de forma económica en taxi, tuk tuk, barco… Quienes se hospeden en la zona más moderna de la ciudad también tienen el skytren y el metro.

Nosotros cogimos el metro-barco, la embarcación que pasa por el río principal y va parando en diferentes puntos de la ciudad. Es una opción muy interesante para moverse, especialmente para ir a sitios lejanos y que se encuentren cerca del agua. A diferencia del día anterior, esta vez cogimos el barco para locales (no el turístico). Más barato, pero para más veces. Aun así tardamos unos 25 minutos desde Phra Arthit, la parada número 13 y la más cercana a Khao San Road, hasta la parada más cercana a la estación de tren.

Habíamos quedado a las 8 en la estación de tren con una amiga japonesa que se apuntaba a la visita a Ayutthaya. No sé si fue suerte, pero salía un tren a los 15 minutos. No tuvimos que esperar nada, ya que fue comprar el ticket e ir directos al tren.

Estación de tren de Bangkok

El precio del tren de Bangkok a Ayutthaya y viceversa es de 20 bahts (0,50€) en tercera clase. Está la segunda clase, la cual tiene aire acondicionado y asientos más cómodos. No sé cómo será la primera clase. El caso que la segunda clase cuesta más de 10 veces más: 255 bahts. No merece la pena pagar tanta diferencia, ya que en tercera clase, pese a no tener aire acondicionado (tiene ventiladores) se va bastante bien y es un trayecto ameno.

Billete de Bangkok a Ayutthaya por 20 bahts

El himno que para todo


Como curiosidad, cada día a las 8 de la mañana y a las 6 de la tarde suena el himno nacional en lugares públicos como estaciones, parques y demás. Resulta muy llamativo que toda la gente se pare, literalmente, y en silencio escuche el himno. Si están corriendo en un parque, dejan de correr y se paran. Si van a entrar a la estación para coger un tren que posiblemente esté a punto de salir, se paran. Nosotros no quisimos romper con el ambiente y nos paramos mientras sonaba el himno. Es más, según comentarios que leí por Internet, la policía puede llamar la atención si ve a gente hablando o andando mientras está el himno sonando. En fin, otra cultura, otras costumbres.

El trayecto hasta Ayutthaya en tren es bonito y se hace rápido. Al principio para muchas veces y parece que el viaje va a ser interminable. Una vez sale de Bangkok, todo es más rápido. En cuanto llegamos a Ayutthaya y bajamos, rápidamente vinieron a ofrecerse taxistas y conductores de tuk tuk para llevarnos al parque histórico y hacernos el recorrido.

Cómo moverse por Ayutthaya


Esto es algo muy importante y que hay que analizar bien. Recorrer Ayutthaya, el complejo histórico donde están las ruinas, no se puede hacer a pie. Vale, puede hacerse pero es recorrer distancias enormes, con mucho calor y seguramente no daría tiempo a ver todo.

Por ello las opciones más realistas son: alquilar una bici, contratar un conductor con un taxi o un conductor con un tuk tuk. El precio de la bici es lo más económico. Lo normal es que cueste unos 40 o 50 bahts (sobre 1€). También se puede alquilar una moto desde 150 bahts. Un taxi o tuk tuk es más caro. Ya depende de cada uno, del tiempo que tenga, el presupuesto, etc. También, y quizás lo más importante, dependerá de la climatología.

Opciones para moverse por Ayutthaya

En nuestro caso, y después de negociar con varios conductores de tuk tuk, hicimos una mezcla. Empezamos a ver los primeros templos andando y posteriormente contratamos un tuk tuk para un par de horas e ir a los más lejanos.

Los conductores de tuk tuk lo normal es que enseñen un papel donde dice que el precio oficial es de 300 bahts por hora. Pero eso no funciona así. Todo es regateo y a poco que hables con uno va a empezar a bajar el precio. En nuestro caso contratamos uno por dos horas por 400 bahts. Seguramente se podía haber sacado por menos, pero bueno tampoco queríamos perder mucho tiempo y al final estamos hablando de ahorrarnos 0,50-1€ si acaso.

Barca que cruza el río


Al salir de la estación veremos muchos tuk tuk, taxis y tiendas de alquiler de bici. Si andamos un poco nos encontramos con el río y, a no ser que hayamos contratado ya un taxi o tuk tuk, hay que cruzarlo en una barca. Esta pequeña embarcación cuesta 10 bahts. Hay gente que dice que una vez se cruza al otro lado del río los precios bajan. En cuanto a los tuk tuk no vi diferencia. Quizás en el tema de bicis podemos encontrar más tiendas y, por tanto, más ofertas.

Barca que cruza de un lado al otro

Los primeros templos los visitamos a pie. Por el camino fueron muchos los tuk tuk que paraban a ofrecernos llevar. Es un tramo de más o menos 1km. Como todavía era temprano, el calor no apretaba fuerte y así también aprovechamos para ver un poco la ciudad andando.

Cada templo cuesta 50 bahts. Hay alguno que es gratis la entrada. Existe la opción de comprar un bono por 200 bahts y que permite entrar a 6 templos. Sale rentable y sobre todo cómodo (no hay que comprar un ticket cada vez) si se van a visitar todos. En nuestro caso íbamos a visitar 5 y finalmente uno de ellos estaba en obras y no pudimos entrar, por lo que nos salió igual que si hubiéramos comprado uno a uno cada billete.


Wat Phara Mahathat y la famosa cabeza


El primero que visitamos fue Wat Phara Mahathat. Es sin duda uno de los más famosos de todos. Lo que es el templo es uno de los más derruidos y que pero se conserva. Sin embargo aquí se encuentra la famosa cabeza de buda en el árbol. Nadie sabe exactamente cómo llegó aquí, aunque lo más aceptado es que cuando llegaron los birmanos, que se dedicaron a cortar todas las cabezas de los budas que encontraban a su paso, una de estas cabezas quedó en la tierra donde luego creció un árbol y sus raíces la atraparon para siempre.

Cara de buda en el árbol, en Wat Phara Mahathat

Este lugar es muy sagrado e importante para los budistas. Tienen a un vigilante para que nada le ocurra a este árbol. De hecho como alguien quiera hacerse una foto, tiene que hacerlo poniéndose a la altura de la cabeza de buda (casi a la altura del suelo), sino empieza a dar voces.

Por lo demás, dentro del templo podemos ver restos de budas pequeños sin cabeza, así como algún otro buda de piedra bastante bien conservado. También hay algunas estupas, aunque no se conservan muy bien.

Wat Ratchaburana


El siguiente templo que visitamos fue el de Wat Ratchaburana. Está justo al lado, por lo que se puede ir andando sin problemas. Es uno de los que mejor se conservan. Lo mandó construir el rey Boromaraja II para que albergara las cenizas de sus hermanos.

Una de las partes que mejor se conserva es el Prang, la estructura principal. Es como una especie de pirámide redondeada, muy típica del estilo arquitectónico Khmer. En las paredes se pueden ver diferentes grabados de animales mitológicos y budas.

Parte principal de Wat Ratchaburana

A partir de aquí ya hubo un punto de inflexión. Los siguientes templos estaban bastante más alejados. Por ello, después de comprar algo para beber en un puesto a la salida del templo, negociamos con un conductor de tuk tuk. Nos pedía al principio 600 bahts por 2 horas. Bueno, él quería más horas, pero nosotros sabíamos que con 2 horas era suficiente para lo que nos quedaba por ver. Al final pagamos 400 bahts por esas 2 horas.

Wat Phra Si Sanphet


Los siguientes dos templos que visitamos, ya con el tuk tuk, fueron Wihan Phra Mongkol Bopith y Wat Phra Si Sanphet. El primero es el que estaba en obras y no pudimos verlo por dentro. El segundo es uno de los más famosos. Destacan las tres estupas donde enterraron las cenizas de tres reyes.

Las tres estupas de Wat Phra Si Sanphet

Para mí personalmente Wat Phra Si Sanphet es uno de los más bonitos. Las tres estupas se conservan muy bien. En su día fue el templo más sagrado y grande de Ayutthaya. A diferencia de otros templos, aquí no vivían monjes. Era exclusivo para la realeza y para organizar ceremonias.

El buda reclinado gigante


De aquí fuimos hasta el templo Wat Lokkayasutharam. Este es gratuito y se conserva muy poco de lo que fue. Lo que destaca realmente es su enorme buda reclinado de 42 metros. Por lo menos durante nuestra visita, apenas había gente aquí. Parece que mucha gente visita los más cercanos o bien que nosotros empezamos bastante temprano y todavía no había llegado la masa de gente.

El buda reclinado de 42 metros de Wat Lokkayasutharam

Este lugar es muy fotogénico. El enorme buda tiene una tela naranja típica con la que recubren estas figuras.

Wat Chaiwatthanaram


El último templo que visitamos fue el de Wat Chaiwatthanaram. Es sin duda el más espectacular de todos. A mí me encantó. Es el que se encuentras más alejado y es también el de más reciente construcción (1630). Es de estilo Khemer. Recuerda, aunque salvando las distancias, a Angkor Wat.

Wat Chaiwatthanaram, el más espectacular de todos

Está muy bien conservado y es un lugar estupendo para perderse un rato y no mirar el reloj.

Tras esta mañana intensa por Ayutthaya, el conductor del tuk tuk nos llevó a la estación de tren justo a las 14:00h, hora a la que acababan las 2 horas. Lo primero que hicimos fue entrar para ver horarios de trenes hasta Bangkok. El siguiente salía a las 15:35h, por lo que faltaba bastante tiempo todavía.

Comida y vuelta a Bangkok


Un local nos recomendó ir a comer a un restaurante que había junto a la estación. Comimos muy bien, aunque el sitio no era barato para lo que es Tailandia. Era un poco orientado a turistas. Probamos el típico coconut tailandés, algo que podemos ver por todas partes.

El popular coconut tailandés

Sin mucho más, esperamos en la estación a que llegara el tren de vuelta a Bangkok. Tengo que decir que, al menos esta ruta, fue bastante puntual tanto a la ida como a la vuelta. Una vez en la capital tailandesa fuimos a visitar algunos lugares interesantes y aprovechar el resto del día. De eso hablamos en el siguiente artículo.

Estación de tren de Ayutthaya

Vídeo resumen de la visita a Ayutthaya




Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario