martes, octubre 31, 2017

Lárnaca: zona costera y lago de sal

Después de haber pasado la mañana visitando la República Turca del Norte de Chipre, por la tarde pusimos rumbo hacia Lárnaca. Fue la ciudad donde aterrizamos unos días atrás y donde poníamos el punto y final al viaje por Chipre. Esa misma noche teníamos que coger el vuelo de vuelta a España. Antes de eso, faltaba visitar algunos lugares de la ciudad como la iglesia de San Lázaro o el lago de sal de Lárnaca.

Iglesia de San Lázaro, en Lárnaca

De Nicosia a Lárnaca


El trayecto entre Nicosia y Lárnaca es corto. Fue lo mismo que hicimos la mañana anterior, solo que en esa ocasión nos desviamos más hacia el este para visitar la playa de Nissi y demás. Esta vez continuamos hacia la ciudad y la idea era aparcar cerca de la costa y de la iglesia de San Lázaro.

No nos costó demasiado encontrar aparcamiento y dimos con uno bastante bueno a las primeras de cambio, muy próximo a la iglesia. Toda esta zona está muy concurrida de restaurantes, heladerías y bares orientados a los turistas. Como cualquier zona costera.

Fuimos a ver la iglesia de San Lázaro, que caía de paso. Se trata de un templo ortodoxo, ya que la religión cristiana ortodoxa es la que está presente en Chipre. Pero por fuera nada tiene que ver con las iglesias ortodoxas de países como Rusia y en general el este de Europa. Fue construida sobre el año 900 y es una de las más importantes del país.

Está a unos pasos de la playa y el castillo-fortaleza de Lárnaca.

Playa de Lárnaca y el castillo al fondo

Zona muy turística


Todo este paseo marítimo es muy bonito y está repleto de bares para extranjeros. La playa en sí, no es nada del otro mundo. Son mucho mejores las que hay en la zona de Ayia Napa.

Lo que sí hay que hacer mención es a los precios. Esta zona es extremadamente cara para lo que es el país. Se nota que está lleno de británicos y centroeuropeos. Podemos encontrar perfectamente un café por 4 euros y comer de 15 euros para arriba. Lo mismo en Nicosia podía valer la mitad o menos.

Como curiosidad, el aeropuerto de Lárnaca es famoso por los despegues y aterrizajes de aviones. Vamos, es como cualquier aeropuerto cercano al mar, pero al haber aquí una playa muy frecuentada queda una foto muy llamativa con los aviones pasando a muy poca altura.

Avión volando bajo sobre la playa de Lárnaca

Lago de sal


Todavía faltaban muchas horas para que saliera el avión, por lo que teníamos tiempo de sobra. Fuimos a visitar el lago de sal de Lárnaca. Es un espacio enorme de varios kilómetros tanto de largo como de ancho. Está totalmente cubierto de sal y por aquí es posible caminar incluso.

Lago de sal de Lárnaca

Lo que faltaba menos tiempo era para dejar el coche, ya que el límite era las 21:00h. Tuvimos que ir a echar combustible para entregar el depósito lleno.

Una vez entregamos el coche de alquiler en Hertz, ya solamente faltaba esperar en el aeropuerto a la hora del vuelo de regreso a España. Tuvimos una corta escala en Atenas. Así pusimos punto y final a una ruta de 4 días, que en realidad fueron 3 completos, por Chipre.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario