lunes, octubre 23, 2017

De Transnistria a Odesa, la ciudad turística del sur de Ucrania

Después de pasar unas horas por Transnistria, visitando su capital Tiráspol, pusimos rumbo a Ucrania. Este era uno de los trayectos que más dudas nos generó a la hora de preparar el viaje. El motivo es que por Internet prácticamente no hay información de horarios y la que hay es muy antigua y a veces difusa. Sabíamos que existían minibuses y algún tren para ir de Tiráspol a Odesa, pero no teníamos claro los horarios.

Llegada a Odesa, una turística ciudad al sur de Ucrania

De Transnistria a Odesa


Finalmente, como vimos en el artículo anterior, todo fue sencillo y nada más llegar a Tiráspol compramos el billete de minibús para Odesa. El paso fronterizo, aunque nos hicieron pasar un mal rato por el calor sofocante dentro del vehículo sin aire, fue sencillo.

El trayecto, eso sí, fue bastante movido: las carreteras ucranianas en esta zona están realmente mal. Tan mal que en ocasiones el bus iba por el lado izquierdo de la calzada y cuando se encontraba de frente con que venía un coche, se ponía a la derecha (que estaba peor el asfalto).

Minibús de Transnistria a Odesa

Después de unas dos horas y media de viaje, llegamos a la estación de autobuses de Odesa. Se trata de una ciudad muy turística del sur de Ucrania. Al tener playa, atrae muchos visitantes especialmente de otras zonas del país. Pero además cuenta con un patrimonio bastante interesante. A nosotros nos sorprendió, para bien. 

Zona céntrica


Nos hospedábamos en la zona céntrica de Odesa, donde están las principales calles. Sin embargo eso está algo alejado de la estación de autobuses y tuvimos que andar un buen trecho. Pero vino bien para ir conociendo un poco la ciudad.

En Ucrania, y en general en Europa del este, lo cierto es que muy poca gente sabe hablar inglés. El problema es cuando los propios trabajadores de un alojamiento turístico y donde se supone que van a ir muchos extranjeros, no tienen ni idea de hablarlo. No ya que lo hablen mal, lo cual se puede entender y es algo salvable. Sino que no sepan ni una sola palabra. Eso fue lo que nos pasó en el hostal de Odesa y la situación fue un poco cómica.

Aun así el hostal, para lo que nos costó, estaba bastante bien. Perfectamente situado en la zona céntrica (alejado de la estación, eso sí), habitación espaciosa y en general todo bien.

Después de dejar las cosas fuimos a conocer un poco la ciudad. Cerca teníamos algunos puntos interesantes como la propia calle Derybasivska y el teatro de ópera y ballet. Este último edificio es muy bonito, con una plaza con una fuente en el medio y un paseo.

Teatro de Ópera y Ballet de Odesa

Las escaleras más famosas de Ucrania


Este paseo se nota que es bastante nuevo, muestra de la reforma que ha sufrido Odesa en los últimos años. Esta zona une con las famosas escaleras Potemkin. Es sin duda uno de los símbolos de la ciudad. Sirve para conectar el casco antiguo de la ciudad con el puerto, con el mar Negro.

Las famosas escaleras Potemkin

En total cuenta con 192 escalones (contados uno a uno) y 10 zonas de descanso donde la gente no duda en pararse y echar fotografías. Se trata de uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

Pero si es famosa es sobre todo por el cine. Ha estado presente en varias películas desde que en 1925 apareciera en El Acorazado Potemkin y una de las escenas se rodó justo aquí y fue considerada una de las más relevantes de la historia del cine.

De aquí cruzamos a la zona del puerto. Casualmente ese día había un enorme acorazado de la OTAN y estaban haciendo una especie de ceremonia. Esto nos pareció curioso, ya que Ucrania no pertenece a esta organización y es bien sabido que hay división de opiniones en el país.

Ceremonia de la OTAN en el puerto de Odesa

Cena tradicional ucraniana


Esa noche queríamos probar comida ucraniana en un restaurante tradicional. La comida del este en general es muy variada y buena. Ucrania no es menos. Tras consultar por el móvil algunos restaurantes así con buenas reseñas, acabamos en uno que se llama Kumanets, en la calle Havanna y prácticamente al lado de donde nos alojábamos.

Cena tradicional ucraniana en el restaurante Kumanets

Era un restaurante completamente ucraniano. Decorado con motivos del país y toda la carta eran productos tradicionales. Comimos bastante bien y, como en casi cualquier sitio de Europa del este, a un muy buen precio.

Odesa lo utilizamos como punto intermedio en nuestro viaje a Kiev. En un principio la idea era ir de Chisinau hasta la capital ucraniana en tren o autobús. El viaje era un poco locura, ya que los trenes aquí son lentísimos y las carreteras ya pudimos comprobar cómo eran.

Finalmente optamos por ir hasta Odesa, que al final resultó ser una ciudad muy interesante, y de aquí coger un vuelo con Ukranian Airlines hacia Kiev y que fue bastante barato.

Así pues, en Odesa estuvimos esta única noche. Aun así, teníamos toda la mañana siguiente para conocer otros lugares de la ciudad destacados antes de coger el vuelo al siguiente destino.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario