viernes, septiembre 29, 2017

Ruta de 3 días por Chipre: visitas y recomendaciones

Chipre es uno de los países más desconocidos dentro de la Unión Europea. El motivo, como es lógico, es que es la nación más extrema. Es, por tanto, algo complicado de visitar dependiendo del país de donde seamos. Para un español volar hasta esta isla del Mediterráneo suele ser costoso y lo normal es que haya que hacer escala. Aun así, es un destino realmente interesante y que merece la pena. Cuento mi experiencia personal de una ruta de 3 días por Chipre. 3 días completos por este pequeño país, además del día de llegada por la noche.

Playa Nissi
Playa Nissi, una de las más famosas y bonitas de Chipre

Día 1: Anfiteatro de Kourion, Pafos y más


El primer día lo dedicamos a visitar lugares costeros, principalmente. Llegamos la noche anterior a Lárnaca, una de las principales ciudades del país y una puerta de entrada muy popular. Teníamos alquilado un coche, algo que es muy, muy recomendable en Chipre.

Así pues, por la mañana y después de desayunar, nos pusimos rumbo a conocer lugares interesantes de la zona sur y oeste de la isla. Lo primero, y esto nos topamos casi de casualidad, fue conocer los restos de Amatunte, una de las ciudades más antiguas del país. 

Antigua ciudad Amatunte
Restos de la antigua ciudad de Amatunte

De aquí continuamos hacia el castillo de Kolossi, un lugar muy popular. Cerca de aquí se encuentra quizás una de las imágenes arqueológicas de Chipre: el anfiteatro de Kourion. Está dentro de la que fue una importante ciudad romana. Es Patrimonio de la Humanidad y su estampa, con el mar al fondo, es muy buscada por los visitantes.

Anfiteatro de Kourion
Anfiteatro de Kourion

A medio camino dirección a Pafos se encuentra la Roca de Afrodita. Es el sitio de nacimiento de esta diosa de la mitología griega. Más allá de esto, el lugar es muy bonito y, sobre todo, muy frecuentado. La playa es rocosa y cuenta con lugares muy vistosos alrededor. 

Roca de Afrodita
Roca de Afrodita, uno de los mitos que guarda Chipre

Ya a media jornada llegamos a Pafos. Casualmente durante nuestra visita (verano de 2017) coincidía con que tenía el título de Capital Europea de la Cultura. Sus orígenes son fenicios y cuenta con diferentes hallazgos arqueológicos a su alrededor.

La ciudad en sí es bonita, tiene varias plazas y calles que se ven que han sido recientemente reformadas a causa de su capitalidad. No es un lugar para echar demasiado tiempo, por lo que continuamos con nuestra ruta.

Plaza de Pafos
Plaza del Ayuntamiento de Pafos

La siguiente parada fue a los Baños de Afrodita. Otro lugar de leyenda y mitología que tanto les gusta a los griegos y países relacionados. Se encuentra en la parte más occidental de la isla, justo donde hace un “cuerno”. 

Baños de Afrodita
Baños de Afrodita, en el noroeste de la isla

El sitio en verdad no tiene mucho más que eso. Está rodeado de frondosa y bonita vegetación y el agua. Poco más.

Después de hacer una pequeña parada junto a la costa pusimos rumbo a la capital, Nicosia, donde pasamos las dos siguientes noches.

Día 2: Playa Nissi, Ayia Napa y más


Este fue un día un poco más improvisado, aunque teníamos más o menos una ruta establecida. En esta ocasión tiramos hacia el este, para visitar algunas de las mejores playas de Chipre, como son Nissi o Ayia Napa.

Primero fuimos a la de Nissi, que es famosa por el pequeño corredor de arena que une la costa con una pequeña isla (esto pasa a veces solamente). Era por la mañana temprano y a esa hora no tuvimos mucho problema para aparcar. La playa es realmente espectacular. No es que a mí las playas me gusten mucho, pero en esta ocasión tengo que decir que muy, muy bonita.

La plaza de Nissi y sus aguas cristalinas

De aquí fuimos hasta la parte más oriental, donde hay un cabo y zonas rocosas. Esta imagen dista mucho de lo visto en la otra zona de la isla. Era más seca y con menos turistas.

Lo que realmente fue una sorpresa fueron unas Sea Caves que encontramos volviendo dirección a Ayia Napa. Es una zona rocosa, con un color del agua que invita a bañarse a cualquiera que lo vea. Eso sí, para bajar hasta el agua hay que tener cuidado y tirar por piedras y hacer un poco de escalada. Merece la pena.

Sea Caves, cerca de Ayia Napa

Ya después de tomar un baño en esta zona partimos hacia Ayia Napa, que es una ciudad costera muy popular. De día, o al menos eso vimos, está muy vacía. Parece ser que por la noche se transforma y hay fiesta por todos lados. Aquí comimos en un restaurante de comida rápida griega y pusimos rumbo nuevamente a la playa de por la mañana, a Nissi.

La idea era ver el famoso camino de arena que une la costa con esa pequeña isla. Parece ser que ese no es el día y según pregunté a una muchacha en una tienda, eso sólo ocurre en días contados. Imagino que tendrá que ver con la marea y tal.

Tras pasar un rato por aquí, pusimos rumbo nuevamente a Nicosia.

Día 3: República Turca del Norte y Lárnaca


El tercer y último día por Chipre fue muy completo. Teníamos pendiente realizar una visita a la República Turca del Norte de Chipre. Un país que prácticamente nadie en el mundo lo reconoce. De esto hablaré más a fondo, como también de todo lo anterior, en otro artículo. 

República Turca del Norte de Chipre
Frontera para entrar en la República Turca del Norte de Chipre

El caso es que hay una frontera que divide Nicosia. Para cruzar a la zona norte hay que presentar pasaporte, utilizan su propia moneda y tienen leyes propias. Es una zona bastante más pobre y que resulta barata para los extranjeros.

Aquí, además de ver la mezquita y algunos lugares puntuales, lo mejor es perderse por las calles. Hay una zona donde está prohibido hacer fotos, que es la valla (a veces valla, otras pared…) que divide la República de Chipre y la República Turca del Norte de Chipre.

Mezquita de Nicosia

Tras comer en la parte turca, volvimos al coche, donde habíamos dejado el equipaje, y partimos dirección a Lárnaca. Esa noche teníamos el vuelo de vuelta a España, pero todavía quedaba por conocer algunos lugares.

En Lárnaca, que es una ciudad costera muy popular también, destaca la iglesia de San Lázaro. Está en la zona más céntrica, junto a la playa. Toda esta zona costera es muy bonita, hay una especie de pequeñas fortalezas y muchos restaurantes y bares. Eso sí, esta ciudad, al menos esta zona, es muchísimo más cara que la capital.

Iglesia de San Lázaro, en Lárnaca

Otro de los lugares interesantes y en Lárnaca es un lago de sal. Aquí hicimos una pequeña parada.

Lago de sal en Lárnaca
Lago de sal en Lárnaca

Después de dejar el coche de alquiler, entramos en el aeropuerto a esperar la salida del vuelo hacia Madrid, con escala en Atenas.

Recomendaciones para ir a Chipre


Lo primero, y diría que lo más importante, es ir en coche. Evidentemente a Chipre no podemos llegar en nuestro vehículo, pero tenemos un gran abanico de posibilidades para alquilar uno. Es barato, fácil y rápido. Eso sí, hay que tener en cuenta que allí se conduce por la izquierda. Basta con el carnet de conducir español.

También sería una recomendación interesante ir en verano. Está claro que el país ofrece muchas cosas y que cada época del año tiene lo suyo (en invierno nos evitamos tanto calor). Pero creo que como más se aprovecha es yendo en verano y disfrutar de las bonitas playas y calas que hay por todas partes.

No pasar demasiados días en la capital. Realmente Nicosia no tiene mucho, más allá de la anécdota de que está dividida en dos países y eso. Lo bonito realmente está fuera de la ciudad, en la costa y otras zonas del país. Un par de noches es más que suficiente. Incluso una si preferimos pasar más tiempo en la playa y vamos a hacer una ruta de 3 días únicamente.

Coste de ir a Chipre


Como indiqué al inicio del artículo, viajar hasta Chipre no es barato. Mirando vuelos desde España, solían sobre los 400€ ida y vuelta para verano, incluso más. En mi caso lo uní después de terminar un viaje por Europa del este y pillé una buena oferta desde Varsovia.

En general Chipre no es caro. Hay una gran diferencia entre las zonas turísticas y las no tanto. Comer en un restaurante en Pafos puede salir sobre los 10€. Si comemos en Nicossia algo menos. Si por el contrario queremos tomar un café en Lárnaca, junto al paseo marítimo, puede costar 3 ó 4 euros perfectamente. 

Comida tradicional en un restaurante de Pafos

Hay una gran diferencia respecto a la República Turca del Norte de Chipre. Aquí los precios bajan mucho. Utilizan la lira turca (en algunos sitios aceptan euros, aunque me extrañó que no demasiado).

Tiempo para visitar Chipre


Nosotros estuvimos 4 días, que en realidad fue una ruta de 3 días ya que el primero fue llegar por la noche, cenar y dormir. Si queremos ver bien la isla, no es suficiente. Hay que tener en cuenta que nosotros nos centramos en la República de Chipre y solamente visitamos la capital en la República Turca del Norte de Chipre. Hay más o menos un tercio de la isla que está en el territorio del norte y de ahí no vimos nada.

Si queremos ver los principales lugares turísticos, alguna que otra playa buena, la capital y algo más, pues puede valernos con 3-4 días. Todo ello siempre que tengamos coche, claro. El transporte público en este país prácticamente no existe. Todo el mundo va en su vehículo propio.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario