jueves, agosto 31, 2017

Fly One: la peor compañía aérea con la que he volado

En los últimos años he tenido la oportunidad de volar en numerosas ocasiones a muchos lugares de medio mundo. Echando un cálculo mental rápido puedo decir que más de 65 vuelos. Hasta ahora he utilizado compañías muy diversas. Algunas denominadas Low Cost, como Ryanair, Easy Jet o Wizz Air y otras más tradicionales como Iberia o Turkish Airlines. Habré volado en total con unas 15 ó 20 empresas distintas y ya puedo afirmar cuál es la peor compañía aérea con la que he volado: Fly One.

Fly One, la peor compañía aérea
Fly One, la peor compañía aérea con la que he volado

Fly One, la peor


Cuando uno compra un vuelo barato, como puede ser algún trayecto con Ryanair que me ha costado menos de 8€, es imposible esperar que pongan comida, que los asientos sean súper cómodos, etc. Pero sí esperamos que la compañía sea seria y no juegue con los clientes. Que sea puntual, que dé facilidades para facturar por Internet, etc. Lo peor que podamos imaginarnos cómo sería una compañía, así es Fly One.

Compramos un vuelo de Milán a Chisinau con esta compañía ya que era la opción, en principio, más económica y viable para viajar de España a Moldavia (con escala en Milán, a donde llegamos con otra compañía) e iniciar el viaje por el este de Europa. Hasta aquí bien, un vuelo no demasiado barato, pero aceptable. Nos cuadraba el horario.

Pero, ¿por qué es Fly One la peor compañía aérea con la que he volado? Si el avión fuera pequeño, asientos incómodos o no diera ni siquiera un vaso de agua, me da igual. No soy de quejarme por las comodidades en los vuelos, más aún cuando he pagado poco por el trayecto. El problema, y grave además, vino cuando la compañía decidió cambiar el horario del vuelo.

Horario en la pantalla del aeropuerto de Milán

Vale, esto es una práctica más habitual de lo que pensamos y un vuelo puede adelantarse o retrasarse unos minutos, media hora, pongamos una hora… Lo normal es que la compañía avise un día o incluso varios días antes para decir que un vuelo sale antes o después, para que lo tengamos en cuenta. Lo grave del asunto es que Fly One no nos cambió el vuelo unos minutos, ni siquiera una o dos horas… Lo hizo a lo grande: más de 6 horas.


Cambio de hora sin avisar


En un primer momento el vuelo lo teníamos a las 17:50h, una hora que nos permitía estar en Chisinau para cenar tranquilamente y llegar al hostal… y lo cambiaron a las 23:40h de la noche, por lo que llegábamos muy de madrugada a la capital moldava (sobre las 4).

Lo que más nos enfadó de todo esto, más incluso que el hecho de que retrasaran 6 horas el vuelo, es que ni siquiera se dignaron a avisarnos. Es decir, nosotros teníamos el vuelo a una hora y nadie nos avisó de que iba a ser 6 horas después, por lo que tendríamos que estar 8 horas (6 horas de retraso y sobre 2 horas para hacer facturación, etc) muertas en el aeropuerto.

Me enteré del cambio de hora de casualidad y a través de una página externa. Por simple curiosidad, me dio por mirar el precio del vuelo en Skyscanner, una Web recomendable para esta función, y vi que el vuelo no existía y el que había era muy tarde por la noche. Rápidamente me di cuenta de que habían cambiado el horario sin avisar.

Este hecho provocó que les mandáramos e-mails de quejas, especialmente por no dignarse en avisarnos de este enorme cambio de hora. Desde la compañía, eso sí, nos llamaron por teléfono para pedirnos disculpa por los cambios, tal y tal… Nada que nos solucionara el problema. En fin, es lo que tocaba y ya está. 

Nuevo retraso


Pero si tener que coger un avión 6 horas más tarde de lo que habíamos comprado y llegar de madrugada a una ciudad como es Chisinau, con las dificultades que hay de transporte hasta el centro, no fuera suficiente, lo peor estaba por llegar. En el aeropuerto de Milán, donde volamos hacia Chisinau, tuvimos que esperar en la cola una hora más de lo que marcaba el horario de salida.

Luego en el avión, otro buen rato de espera hasta que ya por fin se dignaron a despegar. Al final, entre unas cosas y otras, llegamos tardísimo a Moldavia. Compañía pésima, que más allá de que sufran algún problema y tengan que retrasar el vuelo, por lo menos avisar a los clientes.

No es un caso aislado


Seguramente alguien lea esto y piense: “Ha sido mala suerte, no serán así siempre”. Resulta que en el hostal de Chisinau, al día siguiente, una canadiense había hecho un trayecto similar a nosotros unos días antes con la misma compañía, Fly One, y había llegado a la hora a la que tenía comprado el vuelo y… ¡Sorpresa! Más de siete horas de espera en el aeropuerto porque nadie desde la compañía se dignó a avisar.

Mirando por Internet, así como algún comentario del dueño del hostal (la compañía Fly One es moldava), pudimos ver que no se trata de casos puntuales, sino que es la práctica habitual de esta compañía. Organización nula en todos los sentidos y, lo que es peor, un trato pésimo al cliente ya que no cuesta nada enviar un e-mail y decir que el vuelo se retrasa 6 ó 7 horas… y no tener esperando a la gente en el aeropuerto.

Caso aparte es el tema de facturar por Internet. Información prácticamente nula en su Web y solamente para vuelos muy puntuales se puede hacer, el resto hay que hacerlo en el propio aeropuerto. Pero bueno, esto no es algo vital.

Interior de un avión de Fly One

En cuanto al avión de la compañía, no hay demasiadas quejas que hacer, la verdad. He montado en aviones de Iberia que eran peores. Eso sí, yo al menos no volveré a volar más con Fly One. Compras un vuelo, pero no sabes cuándo volarás y los problemas y cambios que surgirán por el camino…

No hay comentarios:

Publicar un comentario