miércoles, agosto 16, 2017

10 cosas que hay que saber antes de visitar Kosovo

Kosovo es un territorio, ampliamente considerado como un país, que se encuentra mucho más cerca geográficamente y económicamente de lo que podamos pensar. En pleno corazón de los Balcanes, es un lugar ideal para visitar si viajamos a Serbia, Montenegro o Macedonia, países que están creciendo mucho en los últimos años a nivel turístico. Sin embargo hay muchos mitos y dudas referentes a este lugar, sobre su visita, peligrosidad, etc. En este artículo vamos a explicar 10 cosas que hay que saber antes de visitar Kosovo.

Cartel que hace mención a la República de Kosovo, en Pristina

1 No está reconocido por todos


Lo primero es que no está reconocido internacionalmente por todos los países. No obstante, el peso en importancia de los estados que sí lo reconocen es mayor. Por ejemplo Estados Unidos, Canadá y la mayoría de países miembros de la Unión Europea reconocen a Kosovo como un estado soberano e independiente de Serbia.

Hay que destacar que España es uno de los pocos países de Europa que no reconocen a Kosovo.

2 Es necesario entrar con pasaporte


Los españoles podemos entrar en Serbia simplemente enseñando el DNI, pero no así para cruzar al territorio kosovar. Aquí deberemos de mostrar el pasaporte, que tendrá que ser sellado.

Con esto hay que tener cuidado, pues se han visto casos en los que un turista ha intentado entrar desde Kosovo a Serbia con el pasaporte y le han puesto problemas los policías serbios por tener el sello kosovar. Nosotros lo pudimos comprobar, como explicamos en el artículo de nuestra visita.

Sello de Kosovo en el pasaporte

3 Utilizan el euro como moneda


Desde que declararon su independencia de Serbia en 2008, Kosovo utiliza el euro como divisa. Claro que no emite sus propios billetes, simplemente pasa algo similar a Montenegro.

Por tanto si vamos a viajar a este territorio y nuestra moneda es el euro, no debemos de preocuparnos por cambiar divisa. Hay que añadir que no son muchos los establecimientos que aceptan tarjeta de crédito. Realmente no vimos ninguno.

4 Muy barato 


En general la zona de los Balcanes es muy económica para un viajero que venga de Europa occidental. Pero el caso de Kosovo es bastante significativo. Por poner algunos ejemplos, una cajetilla de tabaco la encontramos desde 1€, un viaje en taxi de 15-20 minutos de trayecto no es más que 2€, un corte de pelo apenas son 2€ y comer en un restaurante céntrico y de cierto nivel no pasa de los 4-6€. 

Cena por 4 euros en el centro de Pristina


5 Seguridad


De Kosovo, como de cualquier territorio en disputa por todo el mundo, se cuentan muchas leyendas e historias que poco tienen que ver con la realidad. Nosotros en ningún momento vimos inseguridad. Es cierto que es un país muy pobre y que está comenzando a levantarse, pero un turista no debe de tener ningún miedo. Al contrario: se muestran muy contentos de recibir extranjeros.

La estabilidad es evidente y en su capital, Pristina, existen facilidades como puede haber en cualquier capital europea: centros comerciales, largas avenidas llenas de comercios, plazas y parques muy cuidados, etc.


6 Oferta hotelera 


Existen tanto hostales como hoteles repartidos por la capital, Pristina, por lo que no hay problema en este sentido. Quizás en ciudades como Minsk este problema es mayor. Aquí podemos encontrar los típicos hostales de mochileros que vemos por toda Europa por 8-12€, otros de presupuesto algo más alto sobre 25-30€ y también hoteles de más lujo. Como en cualquier ciudad.

7 Transporte 


Muchos viajeros llegan a Kosovo desde Macedonia, Serbia o Albania. Algunos como paso intermedio hacia otros destinos. En nuestro caso viajamos desde Skopie, la capital de Macedonia en un bus cómodo, relativamente económico y de unas 2 horas.

Desconocemos cómo está el tema para moverse de Kosovo a Albania o Montenegro, por ejemplo, aunque más o menos pudimos ver que para ambos países existen rutas de autobús. Sin embargo para ir a Belgrado, como fue nuestro caso, tuvimos algún percance. Según vimos por Internet había una ruta de tren que conectaba Pristina con Belgrado, pero eso a día de hoy no existe. Únicamente teníamos la posibilidad de ir en autobús nocturno, que eran dos cada día (en 2015). 

Estación de tren de Pristina

Por tanto, el transporte existe para conectar con los países vecinos, al menos con sus capitales, pero no es muy abundante. Conviene informarse previamente si es posible para tener controlados el tema de horarios.

8 Mucha relación con Albania 


Resulta llamativo pasear por Pristina y ver muchas banderas de la Unión Europea y de Albania. Los kosovares tienen un gran sentimiento albano e incluso suspiran por llegar a unirse algún día a este país. Comparten religión (son musulmanes), idioma, cultura, etc.

9 No hay diplomacia española


España no reconoce a Kosovo como nación. Por tanto no existe embajada o consulado español en este territorio. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y Viajes, en su Web, podemos ver que recomiendan no visitar esta zona.

En cualquier caso, como hemos indicado, Kosovo es reconocido por la gran mayoría de países de la UE. Francia, Alemania, Portugal, Italia… Para un español, cualquiera de estas embajadas y según las leyes ciudadanas europeas, otorga la misma capacidad en caso de emergencia que nuestra propia embajada. Por tanto, si alguien visita Kosovo y tiene algún tipo de problema en el que necesite ir a la embajada española a solucionar el trámite que sea, no hay que preocuparse ya que podemos acudir a la embajada francesa en Pristina, por poner un ejemplo.

Una plaza céntrica de Pristina

10 El segundo país más nuevo


Es el segundo país más nuevo del mundo tras Sudán del Sur. Esto ya es apreciación personal: Kosovo, pese a que muchos países todavía no lo reconocen como una nación independiente, realmente lo es. Su sociedad hoy en día tiene poco que ver con Serbia y miran directamente a Europa. Es uno de los países con la edad media más jóvenes del Viejo Continente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario