martes, julio 25, 2017

Chefchaouen, la ciudad de casas y calles azules de Marruecos

Chefchaouen, el bonito pueblo del norte de Marruecos famoso por sus casas y calles azules, es una de las visitas obligadas si viajamos a esta zona del país. En los últimos años se ha convertido en un destino muy popular entre los viajeros que llegan atraídos por sus rincones azules y por su situación geográfica, en un lugar perfecto para acudir desde otras ciudades marroquíes.

Chefchaouen, la ciudad de las casas azules de Marruecos

Chefchaouen y el Azul


Hay algunos que le llaman la Perla Azul de Marruecos. Chefchaouen, también conocido como Chauen o Xauen, no deja indiferente a nadie que lo visita, ya sea unas horas, un día o semanas. Es una pequeña ciudad muy accesible y que podemos recorrer fácilmente a pie. Un destino fijo en un itinerario por el norte.

El paisaje que rodea a la ciudad es tanto o más bonita, ya que se trata del Rif, las montañas más famosas del país. Si caminamos por sus calles nos damos cuenta rápidamente de su parecido con Andalucía. La razón es que, como en otros muchos lugares del norte de Marruecos, sus primeros pobladores fueron exiliados de al-Ándalus, principalmente judíos y musulmanes.

Aunque es cierto que muchas viviendas son completamente azules, así como el suelo de las calles, en un principio esto no era así. Las casas se pintaban de azul hasta cierta altura y el resto eran blancas. Lo que nadie sabe a ciencia cierta es la razón por la que comenzaron a pintar así las casas.

Las macetas, adornos típicos en Chefchaouen

Lo más extendido es que este color ayuda a ahuyentar los mosquitos y moscas, mientras que otros creen que fueron los judíos que vivían en esta localidad quienes comenzaron a principios del siglo XX a pintar las fachadas de azul para borrar el verde típico del Islam.

La ciudad azul de Marruecos se encuentra en un valle a los pies de las montañas, pero parte de esta localidad crece hacia las afueras elevándose en altura. Es por ello que si venimos desde la estación de autobuses tendremos que subir cuestas bastante pronunciadas. Recuerda, en cierta medida, a la ciudad de Júzcar, también con casas azules

Qué visitar


En cuanto a la zona turística, lo más visitado es la Plaza Outa el Hamman. Aquí nos encontraremos con multitud de turistas, españoles principalmente, que pasean sorprendidos por la belleza del lugar. En este punto es donde se encuentran varios restaurantes y muchas, muchas tiendas con objetos para turistas y muchos vendedores ofreciendo cosas (especialmente a los españoles).

Una de las muchas calles de tiendas

Dicen de esta ciudad, o pueblo como lo llaman algunos, que es un remanso de paz y tranquilidad. Lo cierto es que Chefchaouen es tranquilo, hay zonas donde prácticamente parece una aldea pequeña y aislada, pero para nada la zona céntrica que respira una vida y bullicio mayor que otras ciudades de más tamaño.

La recomendación es que nos alejemos un poco de la zona principal. Basta con bajar alguna calle que veamos curiosa o girar una esquina, y podremos obtener fotografías muy bonitas y completamente solos. Parece que los turistas van en masa por la misma calle principal sin darse cuenta de que los mejores lugares para ver se encuentran a unos metros.

Lo mejor es buscar rincones en calles secundarias

Cascadas


Si subimos hacia arriba, hacia las afueras de la ciudad, llegamos hasta la zona de cascadas. En nuestro caso fuimos en pleno verano, por lo que había poca agua. Eso sí, los habitantes no dudaban en bañarse, algo que es ideal para la temperatura que hacía.

Zona de cascadas y baño, en verano con poca agua

También cuenta con una pequeña, pero bonita, alcazaba. Está casi al lado de la plaza principal.

Cómo llegar a Chefchaouen


Llegar hasta aquí es sencillo en autobús tanto si venimos desde Tánger como desde Tetuán. El tiempo desde la primera es de unas 2 horas y desde la segunda más o menos 1 hora y media. Por Internet podemos consultar los horarios de la compañía CTM, aunque existen muchas otras. Basta con ir a la estación de autobuses y preguntar.

En nuestro caso de Chefchaouen hasta Tánger fuimos con la compañía Nejme Chamal. No hizo ninguna parada intermedia.

Autobús de Chefchaouen a Tánger

El precio suele ser de 20 Dirhams cada trayecto. En CTM por lo que pude ver cuesta 50. Las compañías públicas son más baratas. Eso sí, no tienen aire acondicionado y son autobuses que, sin llegar a estar mal, no son nuevos. 1€ es más o menos 11 Dirhams ahora mismo.

Otra opción es venir en taxi o en taxi compartido. Los taxis compartidos no son caros, aunque más que el autobús. Aquí la clave es regatear y no aceptar nunca el primer precio que nos digan.

Recomendaciones para comer


En la plaza principal los de los restaurantes abordan a todos los turistas que pasan. Especialmente si son españoles, ya que todos hablan nuestro idioma. Los menús y precios son prácticamente iguales en todos los establecimientos de esa plaza. Comida completa (plato principal, ensalada, postre y agua) no debe de costar más de 45 Dirhams, incluso 40. Lo normal es que enseñen la carta con precios muy elevados y digan que hay una oferta de que por 45 Dirhams entra todo el menú. No es que sea una oferta, es que vale eso.

Se come bien. Hay comida muy variada, tanto marroquí como más internacional.

Algunos apuntes para visitar Chefchaouen

Es una ciudad pequeña que podemos visitar en unas horas. Hay gente que decide pasar aquí una noche, algo que no es mala opción si queremos disfrutar de un ambiente mucho más tranquilo y vacío de turistas que vienen a pasar el día y se van. Pero si estamos de paso, si no tenemos mucho tiempo y estamos haciendo una ruta por Marruecos, basta con unas horas

Lo mejor y más barato es llegar en autobús. Como he indicado, desde Tánger y Tetuán hay muchas compañías y la frecuencia es bastante amplia, cosa que me sorprendió. Hay muchos turistas que llegan desde Fez. Desconozco si habrá tantos horarios y tanta facilidad, pero me atrevo a decir que sí.

Vídeo



Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario