jueves, junio 08, 2017

Recomendaciones para visitar Petra

Petra es, como todos sabemos, el lugar más visitado y todo un emblema para Jordania. La inmensa mayoría de los extranjeros que llegan a este país visitan este lugar. Es por ello que lo normal es que haya aglomeraciones a lo largo del día, especialmente en temporada alta. También hay que tener en cuenta la situación geográfica en la que se encuentra. Por eso aquí voy a intentar dar algunas recomendaciones para visitar Petra.

El tesoro de Petra
El Tesoro de Petra, a primera hora de la mañana


La hora de entrada


Una de las cosas más importantes es la hora a la que decidimos entrar a Petra. Abre desde las 6 de la mañana hasta las 16h en invierno y de 6 a 18h en verano. Por tanto tenemos 10 ó 12 horas para visitar un lugar en el que hay mucho para ver. Lo ideal es ir en las primeras horas, ya que a lo largo de la mañana empiezan a venir muchos turistas y claro, siempre gusta tener una fotografía tú solo en este emblemático lugar declarado como una de las Siete Maravillas del Mundo. También es importante por el tema del calor, especialmente en los meses de verano.

En nuestro caso entramos a las 6 de la mañana y fuimos los primeros en llegar al Tesoro. Al poco tiempo ya comenzaron a llegar algunos turistas salteados y al cabo de un rato ya bastantes más. No obstante, la mayor aglomeración ocurre a lo largo de la mañana, cuando llegan los autobuses desde Ammán o Aqaba cargados de turistas.

El mejor mirador de Petra
Vistas desde el mejor mirador de Petra

Sobre las 13h es cuando podemos encontrar mucha aglomeración. En verdad, si lo pensamos bien, Petra no es un lugar en el que el número de turistas importe en exceso, salvo por el tema de las fotografías. No es como visitar un museo o similar, como nos pasó en el Palacio de Peterhof en San Petersburgo, en el que estaba lleno de turistas y resultaba un poco incordio para poder disfrutar bien y caminar tranquilo.

Qué llevar


Petra está dentro de un desierto. Esto es algo que hay que tener muy en cuenta. En nuestro caso fuimos en marzo y ya el sol apretaba. No quiero imaginar cómo será en verano. Sea la época que sea, es conveniente llevar una botella grande de agua si se va a decidir caminar hasta el Monasterio o hacer alguna otra ruta a pie (nosotros caminamos 23 kilómetros en total).

El Siq, el famoso camino que llega a Petra

Muy importante también es llevar ropa cómoda y unas buenas zapatillas con las que andemos bien. Es un terreno pedregoso en muchos tramos, otros en los que hace falta un poquillo de agarre (esto en realidad es si decidimos ir a sitios un poco fuera de ruta).

Precios dentro


Como podemos imaginar, el precio de la comida y bebida dentro es bastante más caro que fuera. No llegamos a comer, pero según pudimos informarnos el precio rondaba los 20€ un buffet libre que hay en uno de los restaurantes. La bebida (agua y refrescos) se puede comprar en prácticamente cualquier parte del recorrido, por muy remoto que parezca. Es muy común encontrarse vendedores que ofrecen agua fresca. El precio de una botella pequeña de agua es de 1 libra y la grande 2 libras. Más de ese precio es caro.

Los objetos de recuerdo los hay muy diversos. Especialmente productos hechos a mano y elaborados. Tienen precio turista. Es decir, lo más barato puede ser un llavero o imán pequeño que cueste 1 dinar. Es posible el regateo, ya que personalmente pregunté el precio de un objeto e inicialmente me lo ofrecía por 7 dinares. Sin demasiado insistir ni regatear, finalmente lo compré por 2 dinares.

Vendedores


Relacionado con lo anterior, una cosa a tener en cuenta es el tema de los vendedores que hay por la mayoría de los recorridos por Petra. Todos te van a decir que te acerques a su puesto, pueden llegar a ofrecerte un té, etc. No son insistentes ni pesados, ni mucho menos te van a molestar. No va por ahí la cosa, pero es bueno tener en cuenta que no podemos hacer caso a todos estos vendedores, porque realmente no avanzaríamos en todo el día. Es su forma de vida, es su negocio y te intentarán vender sus productos. Lo mejor es dar las gracias de forma amable y continuar, a no ser que realmente queramos comprar algo.

Cuidado con los caballos y camellos


Nada más entrar en Petra vamos a ver numerosos camellos y caballos con carruajes que nos ofrecen la posibilidad de llevarnos hasta el Tesoro o incluso más allá, en el caso de burros o pequeños caballos que hasta nos suben a la parte más alta.

Lo primero que hay que tener cuidado es con el tema de los carruajes, ya que según pude informarme por Internet a través de otros viajeros, intentan engañar diciendo que es gratis para después pedir dinero: “Está incluido en el ticket, no tienes que pagar nada. Móntate y te llevamos hasta el Tesoro”.

Caballos y carruajes en Petra
Carruaje de caballo frente al Tesoro

Ojo que es verdad. Cuando fuimos, nada más entrar en Petra, un hombre nos ofreció montar en carruaje. Era algo que no teníamos intención y le dijimos amablemente que no estábamos interesados. Pues nos insistió diciendo que le enseñáramos el ticket, que estaba incluido y que era gratis. No montamos. No era cuestión de dinero, sino que no queríamos. Continuamos nuestro camino.

Después a lo largo del recorrido nos encontramos a muchos ofreciendo caballos o burros para llevarnos al Monasterio, que es la parte más alta y un lugar indispensable, así como asegurarnos ir a las mejores vistas. Personalmente no me gusta utilizar los animales para estos fines y más en las condiciones en las que pudimos ver a algunos, atados durante horas y a veces sin comida o agua al lado. Peor aún tener que ir cargados de turistas por las empinadas escaleras que hay por toda Petra.

Monasterio de Petra
El Monasterio, otra de las imágenes más buscadas

Hazte con un mapa

Petra es muy grande y hay multitud de caminos para ir a muchos lugares. Si no te sales de lo principal (Tesoro, Monasterio, Tumbas de los Reyes...) no hay problema, todo está muy bien señalizado y en el peor de los casos únicamente tienes que seguir a los turistas o preguntar a alguien. Si quieres ir a lugares más remotos y descubrir la ciudad más a fondo, conviene llevar un mapa para saber los caminos que hay y cómo volver de forma redonda, por ejemplo, sin tener que dar marcha atrás.

En el centro de visitantes es buena idea coger un mapa. También puede valer llevar alguna aplicación móvil con mapas gratuitos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario