martes, febrero 07, 2017

Vuelo de Madrid a Shanghai, inicio del viaje a China

El día 2 de septiembre llegamos temprano al aeropuerto con las mochilas preparadas para recorrer China por libre durante las siguientes dos semanas.

El vuelo desde Madrid hacia Shanghai salía a las 12:50, así que tuvimos tiempo de desayunar algo y recorrer el Duty Free mientras esperábamos a la hora de embarque desde la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas. Encontrar la puerta del vuelo fue sencillo por la cantidad de chinos que estaban esperando alrededor. Comenzaba la inmersión asiática.

vuelo madrid shanghai barajas iberia
Vuelo Madrid - Shanghai desde la T4 de Barajas


Esperamos hasta embarcar, sobre las 12:30. El avión es un Airbus A330-300, con 8 asientos en cada fila, dispuestos en 2-4-2. Tuvimos suerte de tener un grupo de 2 asientos sueltos, siendo uno ventana y otro pasillo.

ruta aérea madrid shanghai directo
Ruta aérea Madrid - Shanghai, aunque parezca una curva, es una línea recta, la Tierra es redonda :)
ruta aérea madrid shanghai pantalla individual avión iberia
Ruta aérea en la pantalla individual del avión

Durante el vuelo nos dieron una comida en horario de España, más tarde un sandwich sobre la hora de cenar y por último un desayuno 3 horas más tarde (sobre las 5 de la mañana hora China). Supusimos que para ir acostumbrándose al horario chino.

comida madrid shanghai iberia
Comida en la ruta Madrid - Shanghai, raviolis con queso, ensalada de judías verdes con patata y un dulce

comida madrid shanghai iberia
Merienda durante el vuelo Madrid Shanghai

Justo detrás de nosotros viajaba un empresario del Norte de la provincia de Cáceres, que iba hablando de negocios con un chino que se sentaba a su lado. Se dedicaba a la exportación cerezas a China e iba comentando la problemática de exportar tan lejos para el mantenimiento de la fruta, cosas a tener en cuenta... fue una conversación interesante para curiosear.

A pesar de ser un vuelo de más de 12 horas, no se hizo muy pesado al principio, el tiempo pasaba relativamente rápido con los juegos de la pantalla individual de cada asiento, viendo varias películas, etc. Pero las últimas 3-4 horas sí fueron bastante duras, teniendo que dar paseos por la cabina para estirar las piernas. Llegamos a pensar que podría haber merecido pagar para elegir asiento y coger uno en el que poder estirar las piernas, o incluso clase Business si la diferencia de precio no fuese muy grande.

skyline shanghai vista aérea contaminación
Skyline de Shanghai desde el avión, se aprecia la Shanghai Tower, 2º rascacielos más alto del mundo por detrás del Burj Khalifa de Dubai. Se aprecia la contaminación.

Sobre las 6 de la mañana horario chino encendieron las luces y poco rato después aterrizamos en el Aeropuerto Internacional de Shanghai-Pudong. Lo primero que vimos de la ciudad desde el aire, fueron los famosos rascacielos y mucha contaminación o niebla, o más bien una mezcla de ambos.

Durante el vuelo nos dieron el formulario de entrada/salida del país, donde teníamos que rellenar nuestros datos para entregarlo en el control de pasaportes y visados justo al aterrizar y luego a la vuelta al salir de China.

formulario entrada salida en china
Formulario entrada/salida en China

Una vez en tierra, tras pasar el control de entrada en China, fuimos a coger el famoso Maglev, un tren magnético que comunica con Shanghai en 7 minutos. Concretamente llega a la estación de Longyang Road, donde se puede hacer transbordo a otras líneas de metro. En realidad se puede llegar en metro al mismo sitio, pero es más lento y teníamos la curiosidad de usar este tren magnético, único en el mundo.

tren maglev shanghai
Tren MagLev Shanghai, el más rápido del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario