martes, enero 10, 2017

El Bronx, el barrio más polémico de Nueva York

En nuestro viaje a Nueva York no podía faltar visitar el barrio de El Bronx. La Gran Manzana se divide en 5 grandes distritos o Boroughs, como son conocidos, y uno de ellos es El Bronx, el único, además, que está unido con el continente americano y no es una isla. Esta zona es una de las más polémicas de esta gran ciudad, ya que durante muchos años, especialmente en el siglo XX, fue sinónimo de crimen, , drogas, precariedad económica y problemas diversos. En los años 80 y 90 la media era de dos asesinatos por día. Pero antes de ir a este distrito neoyorquino hicimos una parada en Central Park.

Central Park Nueva York
Zona norte de Central Park en Nueva York

Desayuno en Central Park y rumbo a El Bronx


Lo primero que hicimos en el tercer día por Nueva York fue ir a desayunar a Central Park, que es conocido por todos como uno de los parques más famosos del mundo. Nos alojábamos a escasos 2 minutos andando de una de las muchísimas entradas que tiene. Hay que tener en cuenta que el parque mide más de 4km de largo y casi 1km de ancho, por lo que es enorme y se hace imposible poder recorrerlo entero a pie.

Desayuno Central Park
Empezando el día con un desayuno en Central Park

Mucha gente opta por alquilar una bicicleta y dar una vuelta por el parque. Aunque lo tuvimos en mente, tampoco lo vimos como una opción demasiado interesante. Además, el precio supera los 20€, por lo que no sale a cuenta usar la bici un rato y pagar ese dinero.

Al menos la zona norte, donde estuvimos, se veía muy tranquila. Gente corriendo, andando, sentados en el césped… Y también los famosos paseadores de perros. En Nueva York es muy común esta profesión. Según pudimos informarnos llegan a cobrar hasta más de 3500 dólares al mes simplemente por pasear perros unas horas al día. Incluso los paseadores llevan en su vestimenta su nombre, teléfono o logo de ellos mismos, para hacerse así publicidad.

Paseadores de perros Nueva York
Paseadores de perros, un clásico en Nueva York

Después de haber visitado los principales lugares de Manhattan y también algunos de Brooklyn, este día decidimos poner rumbo al norte e ir a El Bronx. Hasta aquí se llega muy fácilmente con las líneas B o D, de metro.

Adentrándonos en El Bronx


Paramos en una estación de metro aleatoria, ya que justamente lo que pretendíamos era ir a lugares para nada turísticos y poder ver la verdadera vida de la zona. Lo cierto es que el cambio es notable. Evidentemente respecto a Manhattan, donde todo son rascacielos, grandes avenidas, centros comerciales, turismo, el contraste es brutal. Pero también lo es, aunque en menor medida claro, con Brooklyn.

El Bronx es sobre todo lugar de residencia para muchos neoyorquinos. Aquí el prcio del alquiler es mucho más económico que en otras zonas de Nueva York. Pudimos ver especialmente muchas pequeñas tiendas de todo tipo. Pequeñas peluquerías, tiendas de ropa, muchas de alimentación, etc. Nada de turismo, evidentemente y en ningún caso inseguridad. Sí es cierto que se veía bastante pobreza por las calles. Vimos a varias personas sin techo llevando un carro de supermercado con sus pertenencias (ropas, etc).

Calles de El Bronx
Callejeando por El Bronx

En El Bronx hay varios lugares que sí son muy turísticos y visitados, como es el zoo, que es el más grande de Estados Unidos, el jardín botánico y el estadio de los Yankees. Esto último sí fuimos a verlo. Es el estadio de béisbol más importante del país. Fue construido en 1923 y reformado posteriormente en 1976.

Estadio Yankees Nueva York
Estadio de los Yankees de Nueva York

Buscando sin éxito comida polaca


Tras una breve incursión por El Bronx por la mañana, ya iba siendo hora de comer y después de pensar dónde hacerlo, decidimos ir al barrio polaco. Los primeros días comimos en Chinatown y también en Koreatown. Sin duda en ambas ocasiones fue un acierto y comimos bien y a buen precio. En esta ocasión leímos por Internet que había un barrio polaco en Brooklyn y decimos ir allí a probar suerte.

Para ir de El Bronx a Brooklyn el rodeo fue bastante grande. Tuvimos que hacer varios transbordos en metro hasta llegar a la parada de metro en Little Poland. Se puede llegar tanto a la estación Greenpoint Av como a la de Nassau Av. Ambas la línea G. En toda esta zona vemos tiendas polacas, iglesias, letreros en polaco, etc. Lo que buscábamos era un lugar para comer y fue precisamente lo que no encontramos al principio.

Little Poland Brooklyn
Barrio polaco, o Little Poland, en Brooklyn

Después de dar un paseo por las calles y ver si encontrábamos algún restaurante polaco, empezó a lloviznar y al final acabamos entrando en otro restaurante que vimos que no tenía pinta de polaco, eso sí. Muy mala opción, todo hay que decirlo. Fue posiblemente la peor opción de comida de todo el viaje. No porque estuviera mala, sino porque fue muy cara y era realmente poca cantidad. El precio fue de unos 15$.

Comida en un restaurante de Brooklyn (mala elección)

De vuelta a Manhattan


El resto del día lo echamos de vuelta en Manhattan. Todo lo que teníamos previsto visitar de la zona céntrica de Nueva York estaba prácticamente hecho. Esa tarde-noche fuimos de nuevo a la zona de Times Square y alrededores. Al día siguiente, domingo, visitamos una misa Gospel, todo un espectáculo que recomiendo ver si se viaja a Estados Unidos. Dejando a un lado las creencias religiosas y culturales que tenga cada uno, creo que es una buena opción de, precisamente eso, conocer parte de esta cultura.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario