martes, enero 03, 2017

Cómo y dónde comer barato en Nueva York

Lo primero que tenemos que tener claro cuando viajamos a Nueva York es que lo normal es que no comamos bien. Por más que lo intentemos, es así. Estados Unidos en general y la ciudad de la Estatua de la Libertad, de los rascacielos, de Central Park, en particular, no es un buen destino gastronómico.

Cuando pensamos en Nueva York y comida, seguramente se nos venga a la cabeza hamburguesas, perritos calientes y comida rápida en general. La realidad es mucho más que eso, está claro, tienes opciones muy variadas, pero tienes que saber dónde están. Para un turista que visita unos días la ciudad, lo normal es que acabe comiendo lo primero que encuentre.

Puesto de perritos calientes en Nueva York
Puesto de perritos calientes en Nueva York
El precio de casi todo en Nueva York es elevado. Hablemos de alojamiento (sin duda lo más caro), comida, bebida, entradas a museos o festivales, etc. Hay que tener en cuenta que casi todo lleva tasas, algo que aquí en Europa lo tenemos con el IVA, pero que en Estados Unidos lo normal es que los precios que ves antes de pagar, están sin impuestos. Luego también muchos restaurantes cobran servicio de mesa, además de los llamados “tips” o propinas, que si bien en algunos es opcional, en otros te lo meten también de forma obligatoria.

Estos “tips” lo normal es que sea 1-3$, mientras que el servicio de mesa puede llegar a superar los 3$. Por lo que puedes ver en la carta del restaurante en la calle (algo que es muy habitual) que un plato cuesta 8$ y al final acabas pagando 12$ sin problemas.

Primero voy a empezar con una recomendación para comer perritos calientes de forma barata. Vamos a poner primero un poco de comida rápida y no tan buena. Sin duda una de las cosas más conocidas de Nueva York son los perritos calientes callejeros que encuentras por todas partes. Aquí hay que tener cuidado y no pecar del típico turista que quiere probarlo por hacer la gracia y le clavan 5 ó 6 veces su precio, sin exagerar.

Elegir bien para comprar un perrito caliente en Nueva York


Os pongo una experiencia personal que tuve en Nueva York, uno de los últimos días por allí, cuando no quería irme sin probar los clásicos perritos calientes callejeros. Fui a un vendedor cualquiera de los muchos que hay por Manhattan y le pregunté cuánto costaba el perrito. Hay que decir que muchos puestos no ponen el precio; otros sí. Pues el hombre intentó colarme lo que parecía ser una salchicha más grande que otra (discutible eso, al menos en mi opinión). Me respondió a mi pregunta diciendo que si quería ese tamaño, al tiempo que ya estaba abriendo el pan para meter la salchicha. Yo, que solamente quería saber cuánto me iba a cobrar, volví a formular la pregunta a lo que por fin me respondió que costaba 6$ y el tamaño pequeño (que no me lo llegó a enseñar en ningún momento) 4$.

Al escuchar el precio cogí y me fui, evidentemente. Mientras me iba empezó a gritarme que me lo dejaba en 3$, y ni caso hice. Ni aun dejándomelo en 2$ lo iba a comprar. No cuando su primera intención era intentar colarme un perrito caliente por 6$.

Perrito caliente en Nueva York
Perrito caliente clásico por 1$ en Nueva York
Continué andando por la misma calle y muy próximo había otros puestos iguales donde esta vez sí, ponían el precio en el cartel. Un perrito caliente clásico y normal con kétchup o mostaza, 1$. Otra versión de perrito caliente con salsa picante o algo así, que no sé muy bien qué era, 2$. Compré un perrito normal, el clásico, pagando 1$. 5 dólares menos de lo que unos minutos antes me pedía otro vendedor por algo idéntico.

Por eso, la recomendación para comer un perrito caliente en Nueva York no es otra que hacerlo en puestos donde tengan el precio marcado, porque los hay por 1$ y no es que sea casualidad, es que hay muchos. Es cierto que lo normal es comprarlo por 2$, que suele ser el precio estándar. Pero andando un poco acabarás teniéndolo a 1$. Luego, para los que quieran comprar en algún puesto que no tenga los precios marcados, la recomendación es clara: preguntar antes el precio y asegurarse bien, porque no tardan en prepararte el perrito y dártelo para luego sin ningún tipo de problemas pedirte 6$.

Pizzas desde 99 centavos 


Siguiendo con un poco más de comida rápida, otra muy típica en Nueva York son las pizzas. Encontrarás por todas partes y de precios muy dispares. Hay algunas que son especie de franquicias como “99 Cents Fresh Pizza” y otros nombres que no recuerdo, donde puedes encontrar trozos de pizza por 1$ o 0,99$. Suele ser eso, una porción de pizza pero que es considerable.

La tienda ofrece mucha variedad, algunas hasta 4 o 5 veces el precio de la de 1$, con otro tipo de ingredientes más elaborados. Pero para comer rápido y barato, con un par de porciones de 1$ puede ser una opción. Se encuentran por muchos sitios y lo podrás reconocer por el típico cartel grande anunciando con “1$ pizza slice”.

Pequeñas tiendas de alimentación y cafés 


Otra opción bastante económica dentro de lo que es Nueva York para comer es hacerlo en pequeñas tiendas de alimentación y cafés. En realidad no sé cómo llamarlas. Son una mezcla entre cafetería rápida para llevar y un pequeño supermercado donde puedes comprar refrescos, comida en plan galletas y poco más, pero que además ofrecen diferentes comidas tanto para desayunar como para comer el resto del día. Son precios bastante más baratos que los que puedes encontrar en un restaurante normal y en muchas ocasiones comes hasta más cantidad y mejor calidad.

En estos sitios no esperes comida sana, eso sí. En general todo se basa en hamburguesas y similares, bocadillos de queso con huevo y poco más. En general pan con carne y los complementos que le quieras añadir.

Además aquí podrás echarte tu propio café, té o chocolate y el precio lo normal es que empiece por 1$ y suele estar realmente bien. Lo que pagas en realidad es el vaso, el tamaño, y da igual lo que te eches. El vaso más pequeño desde mi punto de vista ya es bastante y el precio que tiene es más que aceptable.
Desayuno en Nueva York
Pan con queso fundido y huevos para desayunar por 1,99$
Estos establecimientos están por muchas zonas. En nuestro caso teníamos uno muy cerca de donde nos alojábamos, en la parte norte de Central Park, pero los veíamos por todas partes incluyendo zonas muy céntricas y turísticas. En definitiva, otra opción económica y que puede servir para comer en alguna ocasión. Los precios son variados y van desde 1,99$ una especie de bocadillo de pan blando con queso fundido y huevos, que aquí lo desayunan muchsísimo, hasta unos 6 o 7$ un menú ya más consistente con una hamburguesa y patatas fritas.

Restaurantes de comida rápida que ofrecen 'combos'


Otra opción más para comer barato, y seguimos con comida poco saludable, son restaurantes de comida rápida donde sueles tener como opciones hamburguesas, pizzas y similares, sándwiches, patatas fritas… Son identificables rápidamente por tener el típico cartel dentro con los menús, similares a un McDonald o Burger King. Aquí son muy populares los llamados ‘combos’, que no es más que una comida principal (hamburguesa, sándwich, pizza…) junto con bebida y algo más que puede ser patatas, algunos dulces, galletas… Ya depende del establecimiento y del combo que elijamos. Hay que añadir que la bebida te la sirves tú en la máquina y puedes rellenar el vaso cuantas veces quieras.

Combo comida rápida Nueva York
Especie de pizza doble en un restaurante de comida rápida americano
El precio de la comida (hamburguesa, pizza…) suele ser 6-8$, mientras que el convertirlo en ‘combo’ suele ser un incremento de unos 2$, a veces incluso menos, por lo que por 8-10$ podemos tener una hamburguesa o pizza, por ejemplo, que suele ser bastante abundante, además de patatas fritas o dulces, entre otras opciones, y un vaso de bebida para rellenar libremente entre los tipos de refrescos que tiene la máquina.

Chinatown, Koreatown y similares


La última opción, para mí la mejor, para comer barato en Nueva York y a la vez comer más sano, es visitar alguno de los barrios de “países” que hay en la ciudad. Es decir, visitar lugares como Chinatown o Koreatown es una estupenda opción para salirnos de la dieta americana, probar buena comida y además hacerlo a buen precio.

Comida Chinatown de Nueva York
Comida china en el Chinatown de Nueva York por unos 8$
En Chinatown, quizás algo excesivamente turístico, podemos encontrar numerosos restaurantes de todo tipo. No sólo restaurantes chinos, sino también de Vietnam, Tailandia, Indonesia y diversos países asiáticos. La comida, en general, suele ser bastante abundante y económica. Los platos empiezan desde los 6-7$. Eso sí, hay que tener cuidado nuevamente con las tasas. En algunos restaurantes cuando ves el menú en la puerta, te indican que las tasas están incluidas, pero en otros no.

Comida asiática en Chinatown
Probando comida asiática en Chinatown
En cualquier caso, aun sumando tasas y posibles “tips” que tengas que dar sí o sí, puedes comer bastante bien por no más de 8-9$.

Por otro lado, en Koreatown, que se encuentra justo al lado del Empire State, encontramos muchos restaurantes coreanos y algún japonés también. La comida coreana es bastante variada y, aunque los precios en general son más caro que cualquier restaurante chino en Nueva York, hay opciones donde por unos 10$ podemos probar mucha variedad de comida típica coreana. Recomendable los buffet libre, donde pagas por peso. Suele ser unos 7,5$ la libra de peso, pagando a parte la bebida y otras cosas que quieras añadir.

buffet coreano en koreatown Nueva York
Buffet coreano en el Koreatown de Nueva York

Opción extra


Un sitio barato, que a mí personalmente me pareció curioso, es una cervecería bastante buena que hay muy próxima a Time Square, Rudy's Bar&Grill. Este sitio tiene la peculiaridad de, posiblemente, vender las cervezas más baratas de Nueva York. Tienen mucha variedad, algunas de fabricación propia. Los precios empiezan desde 3$ la pinta, un precio más que razonable. 

Lista de precios Rudy's bar&grill
Lista de cervezas y sus precios en el Rudy's Bar$Grill
Pero lo sorprendente no es esto, sino que regalan perritos calientes. Sí, de forma totalmente gratuita para sus clientes y tantos como quieras. Sólo tienes que pedírselo a alguno de los camareros. Así que si quieres tomarte una pinta de cerveza estadounidense y además comer un perrito caliente por 3$ todo, éste es el sitio. Para quien quiera saber dónde está este bar, se encuentra a la altura del número 622 de la 9th Avenue. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario