jueves, noviembre 17, 2016

Real Monasterio de Guadalupe, el tesoro de Extremadura

El Real Monasterio de Guadalupe es uno de los lugares más bonitos y más visitados que podemos encontrar en Extremadura. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993 y es uno de los templos de culto más importantes de nuestro país. Hasta aquí vienen en peregrinación muchos visitantes venidos de todas partes cada año, siendo el día más significativo el 8 de septiembre, día del a región extremeña, de la que es patrona la Virgen de Guadalupe.

Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe

Real Monasterio de Guadalupe: historia

Según se cuenta, en el siglo VIII durante la invasión árabe unos monjes escondieron la talla de la Virgen junto al río Guadalupe. Varios siglos después, en el XIII, y ya de nuevo siendo la zona reconquistada por los cristianos, un pastor llamado Gil Cordero encontró esta imagen. A partir de ahí la leyenda le otorga milagros ocurridos y se empieza a extender su fama.

Estos relatos de los milagros llegan hasta el rey Alfonso XI quien decide visitar el lugar. En ese momento había una pequeña ermita. El monarca decide financiar la construcción de una iglesia mayor.

Décadas después, ya a finales del XIV, otro monarca, esta vez Juan I, cede la iglesia a la Orden de los Jerónimos. A partir de aquí y durante los 3 siglos siguientes, se produce una continua ampliación de la iglesia hasta llegar al aspecto que recoge en la actualidad.

Esta iglesia ha sido de vital importancia para el pueblo de Guadalupe, que surgió a partir de ella. Este municipio tiene poco más de 2000 habitantes pero recibe muchos miles más a lo largo del año. No solamente de extremeños, sino de españoles e incluso de gente de fuera, ya que la Virgen de Guadalupe fue coronada en 1928 como Reina de las Españas y de todos los lugares donde se hable español, por el rey Alfonso XIII.

Visitantes ilustres

Hasta aquí han acudido todos los monarcas españoles a título de rey y en diferentes ocasiones a lo largo de su vida. De ahí la importancia que siempre ha tenido este santuario. Los Reyes Católicos vinieron en numerosas ocasiones, incluso tuvieron un encuentro aquí con Cristóbal Colón donde se firmaron las cartas para que los ayuntamientos de Palos de la Frontera y Moguer ayudaran en todo lo necesario a sus embarcaciones.

Otros muchos personajes de gran importancia para España y el mundo han acudido a Guadalupe durante su vida. Es el caso del escritor español más importantes de todos los tiempos: Miguel de Cervantes. Además también estuvieron Miguel de Unamuno, Rafael Alberti, Luis de Góngora, Hernán Cortés, Santa Teresa de Jesús, el Papa Juan Pablo II, etc.


Conociendo el monasterio por dentro

El edificio está construido en diferentes estilos, ya que está hecho en diferentes épocas. El recinto de fortaleza es mudéjar, además de tener elementos góticos, renacentistas y barrocos.

En el centro del monasterio podemos ver un templete de estilo mudéjar que data de 1405. Esta es una de las zonas más bonitas y la última a la que podemos hacer fotografías en nuestra visita. Está totalmente prohibido tomar vídeos o imágenes de cualquier sala dentro del monasterio.

Templete en el centro del monasterio

Este patio está rodeado por diferentes lienzos que representan milagros que cuenta la leyenda que ha realizado la Virgen de Guadalupe a lo largo de los siglos.

Pinturas que representan los milagros de Guadalupe

Dentro del monasterio podemos encontrar el Museo de Pintura y Escultura, con diferentes obras donadas por personas de todas partes. Entre estas obras podemos encontrar pinturas de Francisco de Zurbarán, El Greco o Goya, entre otros. Aquí podemos ver diferentes objetos pertenecientes a reyes, como el escritorio de Felipe II, donados todos al monasterio.

La sala capitular es donde se encuentran los enormes cantorales de los siglos XIV al XVIII. Esta sala se conoce como el Museo de los Libros Miniados. Estos enormes libros tienen ruedas para poder ser movidos. Su peso suele superar los 40kg. Es uno de los mejores y más importantes de todo el mundo.

También podemos visitar el Museo de los Bordados, que es una habitación de unos 240 metros cuadrados donde encontramos bordados fabricados en el propio monasterio por los monjes desde el siglo XIV. Están expuestos ornamentos sagrados y diferentes telas dedicadas al culto.

La sacristía es uno de los lugares más bonitos de todo el monasterio. La bóveda tiene pinturas dedicadas a San Jerónimos. Toda esta sala está rodeada de espejos, mármoles y un total de 8 cuadros de Francisco de Zurbarán.

Lo siguiente que podemos ver en la visita es el Tesoro de Guadalupe. Es una sala octogonal que guarda decenas de reliquias que han sido regaladas al monasterio. Entre estos tesoros está la corona de la Virgen de Guadalupe, así como diferentes cofres y joyas.

En la actualidad hay 9 monjes franciscanos viviendo en el monasterio. Siempre que no sean horas de rezo o cantos, durante la visita podemos subir a la parte alta de la basílica, al coro, donde se encuentran las más de 150 sillas donde se sientan los monjes a practicar cantos y rezos. Desde aquí podemos tener una vista más amplia de toda la nave de la iglesia.

Coro de la Basílica de Guadalupe

Al final de la visita, un monje franciscano nos da los últimos detalles de la Virgen de Guadalupe y nos invita a acceder justo a donde se encuentra la talla, en un trono que se gira hacia donde está el camarín de la Virgen.

La Basílica del Monasterio de Guadalupe

El acceso a la Basílica del Monasterio de Guadalupe es libre y gratuito. Está abierto desde por la mañana temprano hasta después de la misma de por la tarde. Está repleto de obras de arte. El retablo es de estilo barroco clasicista.

Interior de la Basílica de Guadalupe


Precios y horarios de visita al Monasterio de Guadalupe 

El precio para entrar al Monasterio de Guadalupe incluyendo la visita guiada es de 5€. Para grupos y mayores de 65 años el precio es de 4€ y para niños entre 6 y 13 años la entrada cuesta 2,5€ 

Los horarios son todos los días de 09:30 a 13:00h y de 15:30 a 18:00h.

Mapa de localización


No hay comentarios:

Publicar un comentario