lunes, agosto 22, 2016

Inter-Rail 2015 - Día 10 (3ª parte): Pristina (Kosovo)

Continuando con nuestra ruta por los Balcanes dentro del Inter-Rail, esta vez tocaba otro viaje complicado en cuanto al transporte, entre Skopie y Pristina, la capital de Kosovo. El trayecto es mucho más corto de los que hicimos en días anteriores o los que nos quedaban por hacer. En poco más de 2 horas, en autobús.

Cartel Republica de Kosovo
Cartel indicativo de la República de Kosovo
Así pues, después de haber visitado Skopie durante esa mañana, a las 15:00h salía nuestro autobús destino Kosovo. Kosovo es un caso peculiar, ya que es un país de facto desde 2008, año en el que se separaron de Serbia. Serbia no reconoce su independencia, aunque internacionalmente la inmensa mayoría de los países occidentales sí la reconocen. De hecho, en Europa, España es uno de los escasos países que no reconoce Kosovo como país. El hecho de entrar en Kosovo por parte de extranjeros que vayan de turismo, puede causar problemas (comprobado esto) a la hora de entrar posteriormente en Serbia, con sello kosovar en el pasaporte. Pero esto último lo contamos al final del artículo.

Autobus de Skopie a Pristina
Autobús de Skopie a Pristina
El trayecto en autobús de Skopie a Pristina se hizo corto, típica parada en la frontera para comprobar pasaportes y en poco más ya estábamos en la capital de Kosovo. Íbamos muy pocos pasajeros.

La ciudad tiene apariencia moderna y muy transformada en estos últimos años. Recibieron mucha inversión extranjera, de Estados Unidos especialmente, y eso se nota. En nuestro plan de viaje teníamos reservado alojamiento para pasar la noche y al día siguiente coger un autobús hasta Belgrado. Como ya nos pasó en trayectos anteriores por estos países, la información en Internet es prácticamente nula. Se suponía que había un autobús entre Pristina y Belgrado por la mañana, pero resultó que solamente había dos y ambos por la noche (22:00h y 23:00h). Por lo tanto había que cambiar de plan y buscar una alternativa: el tren.

Antes de ir al hostal fuimos directos a la estación de tren para comprobar si había tren o no. Al llegar vimos una estación con pinta de poca actividad. Entramos, vacía. Al poco llegó un hombre de dentro que nos vio por la ventana, y nos dijo que la ruta hasta Belgrado ya no existía, que solamente se podía ir hasta allí en autobús. Nuestra única opción.

Estacion de tren Pristina
Estación de tren de Pristina
Por tanto cambiamos de plan rápidamente y tocaba viajar esa misma noche hacia Belgrado, en un autobús nocturno, ya que teníamos que estar en Belgrado al día siguiente, sino se rompía la cadena para los posteriores trayectos.

Una vez teníamos asegurado viaje para Belgrado, dejamos allí el equipaje en la estación y nos pusimos a ver la ciudad. Por suerte teníamos toda la tarde por delante y la ciudad es pequeña. Cogimos un taxi, baratísimo en Pristina, que por cierto utilizan el Euro como moneda.

Calles de Pristina
Pristina, la capital de Kosovo
En el centro de Kosovo se concentra los principales atractivos turísticos. En una plaza está el monumento de Newborn, reflejando la nueva vida y el resurgir de Kosovo como país independiente. Junto a este sitio emblemático para los locales, donde se pueden ver pintadas donde muestran su esperanza después de una dura guerra vivida recientemente en su país, hay numerosos restaurantes, bares, centros comerciales, repletos todos de gente, más aun en verano, cuando fuimos nosotros.

Monumento Newborn en Pristina
Monumento Newborn, la nueva vida en Kosovo
Desde esta zona sale una bonita avenida donde se pueden ver varias estatuas de personajes importantes en la historia de esta ciudad y de Kosovo, llegando a la plaza Madre Teresa. Aquí al lado se encuentra la mezquita de Pristina, además del museo de la ciudad.

Mezquita de Pristina
Mezquita de Pristina
Callejeando un poco por zonas menos turísticas llegamos hasta un bonito parque bastante concurrido. Era el parque central de Pristina y muy cerca está la catedral y la biblioteca nacional, que ya vimos de noche. Por aquí había una zona con tiendas más para los habitantes de allí y entramos en una a comprar algo para beber. Todo realmente barato. Una cajetilla de tabaco allí sale por poco más de 1€, por ejemplo.

Biblioteca nacional de Kosovo
Biblioteca nacional de Kosovo (foto de Wikipedia)
Algunos aprovecharon la estancia en Kosovo para pelarse. El peluquero nos contó un poco su historia y cómo tuvo que dejar su país para irse a Alemania, mientras las cosas estaban mal. Aunque no lo dijo de forma clara, supimos que era debido a la guerra que se vivía allí. Costaba 2,50€ el pelarse, algo que según nos indicó, lógicamente no tenía nada que ver con lo que costaba en Alemania, donde también trabajó como peluquero.

Peluqueria en Kosovo
Peluquería en Pristina
Estuvimos cenando en la zona de Newborn, donde se concentran muchos sitios para comer. Había mucha variedad de comida y los precios, pese a ser lo que sospechamos era la zona más cara de la ciudad, muy baratos. Por unos 4€ cenamos.

Comida en Pristina
Plato de la cena en Kosovo
Poco después ya fuimos hacia la estación de autobuses, en taxi nuevamente. Esta vez nos llevó un taxista que nos preguntó de dónde éramos y comentó que le gusta mucho España. Conducía loquísimo y nada más que decía que eso era Kosovo y que él allí es el jefe. 2€ el trayecto del centro a la estación de buses. A las 23:00h salía el nuestro para Belgrado y llegamos con tiempo.

Mientras esperábamos el bus, que ya se retrasaba, llegó un hombre joven preguntándonos que dónde íbamos, y al decirle que a Serbia nos preguntó de dónde éramos y nos advirtió que podíamos tener problemas a la hora de entrar en Serbia si teníamos el sello de Kosovo en el pasaporte. Eso era algo que ya sabíamos, pero por suerte desde hace pocos años hay un acuerdo entre España y Serbia y los españoles podemos entrar mostrando simplemente el DNI.

Billete de autobus de Pristina a Belgrado
Billete de autobús de Pristina a Belgrado
El autobús de Pristina a Belgrado se retrasó bastante más y tuvimos tiempo de comprar bebida para el camino en una tiendilla que había justo allí. La gente en Kosovo nos dio la impresión de que se interesan mucho por los turistas extranjeros, les parece raro, eso sí, que vayamos allí, pero les gusta hablar e interesarse por el motivo de nuestro viaje y mostrar su país. Por fin llegó el bus y partimos para Belgrado.

Lo curioso de este trayecto y a la vez el “problema” con el pasaporte, llegó a la hora de entrar en Serbia. Fue curioso porque no hubo frontera de Kosovo, no hubo el típico control fronterizo a la salida de un país. Directamente llegamos al puesto fronterizo de Serbia, algo que en realidad no tiene mucho sentido, puesto que si Serbia no reconoce a Kosovo como país… ¿por qué pones allí una frontera con policías serbios?

Sello Kosovo en pasaporte
Sello de Kosovo en el pasaporte
Alguno de nosotros le entregó a la policía serbia el pasaporte, creyendo que debía de ser la policía de Kosovo, y el hombre al ojear el pasaporte y ver el sello de Kosovo ahí plasmado, enfadado dijo que con eso no se podía entrar. Pudimos comprobar, por tanto, lo que leímos previamente por Internet de que es bastante frecuente que la policía serbia no permita la entrada a su país a quienes porten el sello de Kosovo en su pasaporte. Algo que es injusto, porque el turista qué culpa tiene de los líos entre ambos países. Pero por suerte para nosotros, bastó con enseñarle el DNI español y nos dejaron entrar. Pero problema gordo para otra persona de otra nacionalidad con la que no haya convenio, que no pueda entrar en Serbia, al menos en la frontera entre Serbia y Kosovo que es donde dicen que hay estos problemas únicamente.

El resto del viaje, aún muchas horas por delante, lo echamos durmiendo, agotados siendo ésta la segunda noche seguida “durmiendo” en un autobús. Por la mañana, temprano, llegaríamos a Belgrado.

Recorrido Inter-Rail por Macedonia y Kosovo
Recorrido de los últimos días

Mapa de localización:

2 comentarios:

  1. Hola. Tengo pensado entrar a Kosovo desde Serbia el mes de octubre, y necesitaba saber si para entrar en Kosovo hace falta pasaporte o vale simplemente con el DNI. No sé si podéis ayudarme. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Para entrar en Kosovo hace falta el pasaporte. Sin embargo para entrar en Serbia basta con el DNI. De Serbia a Kosovo tienes que enseñar el pasaporte en la frontera kosovar.

      Un saludo.

      Eliminar