jueves, mayo 19, 2016

Cambio de divisa: dónde, cómo y cuándo cambiar moneda extranjera

Cuando viajamos al extranjero, fuera de la zona Euro en el caso de los españoles, una de las cosas más importantes y vitales en un viaje es el de disponer de moneda del sitio de destino para poder comprar y pagar todo lo necesario, ya que lo lógico es que no en todas partes acepten el pago con tarjeta, además de que en este caso también es muy probable que tengamos que pagar comisión a nuestro banco.

Por tanto, antes de viajar a un país que no use nuestra moneda, tenemos que tener muy presente el cambio actual al que cotiza esa moneda, pongamos como ejemplo frente al Euro, y averiguar la manera de que al cambiar moneda nos sea más favorable. Siempre al cambiar vamos a perder un poco de valor de nuestro dinero, ya sea cambiando en bancos, casas de cambio, sacar dinero del cajero en el país de destino, etc. Aquí vamos a presentar las diferentes formas que hay y qué es lo mejor para cambiar divisa, bajo nuestra experiencia.

billetes rublos rusos
Algunos billetes de Rublos rusos
Lo que suele hacer mucha gente (nuestro caso, en los primeros viajes) es cambiar Euros a, pongamos como ejemplo Libras de Reino Unido, en el banco, en España. Esta es una mala opción. Posiblemente la peor.
El banco siempre va a cobrar comisión, al igual que las casas de cambio, etc. Pero especialmente en los bancos la comisión es mayor. Normalmente, además, te exigen cambiar una cantidad mínima de dinero (250-300€) y algunos te garantizan que si te sobra dinero te lo cambian nuevamente a Euros al mismo tipo de cambio… Pero sólo los billetes. Entre un banco y otro puede existir bastante diferencia.

Sacar dinero del cajero en el extranjero

Otra opción que se está poniendo de moda últimamente, y relacionada también con los bancos, es sacar dinero directamente de un cajero en el extranjero. Aquí el riesgo es muy grande y hay que estar muy seguros de las comisiones que nos pueden cobrar. Hay bancos, generalmente virtuales o no convencional, que te permite sacar dinero en el extranjero a un cambio realmente bueno y sin comisiones. Por ejemplo Evo Banco, en el viaje a Japón pudimos comprobar que sacando dinero en un cajero (cuidado que no en todos los cajeros se podía sacar) el cambio lo daban muy bueno, incluso mejor que en las casas de cambio del país.

En casos generales, la comisión que cobra el banco suele ser 3-4€ fijos por sacar dinero y el cambio que te den, que suele ser medio aceptable, por lo que para sacar grandes cantidades puede ser una buena opción. Cuidado que a veces esa comisión puede ser mucho mayor, de ahí que debemos informarnos de antemano con nuestro banco.

Monedas de nuestro Inter-Rail 2015
Tarjetas de crédito/débito

Tirar de tarjetas conlleva un riesgo en cierto modo. Si todos los lugares aceptaran tarjeta de crédito/débito, podría ser lo más cómodo si nuestro banco no nos cobrase comisión o fuera muy pequeña. Lo primero que hay que tener en cuenta es que puede existir una duplicidad de comisiones, esto es, que la tarjeta (Visa, Mastercard, etc) nos cobre comisión (generalmente suele ser un porcentaje muy pequeño, un 1 ó 2%) y a la vez que nuestro banco nos cobre también comisión. Eso ya depende del banco y el tipo de tarjeta, por lo que es bueno informarse.

Es un riesgo intentar depende de pagar con tarjeta porque, siendo coherentes, cuando viajamos solemos gastar en muchas pequeñas cosas, que la inmensa mayoría no se puede pagar con tarjetas: comida callejera, bebidas, objetos de recuerdo que compramos en pequeñas tiendas o puestos callejeros, entradas a sitios como pequeños museos que a veces no aceptan tarjeta, alojamientos, etc. También es muy probable que, aunque acepten tarjeta en ese sitio, la nuestra no sea compatible con su sistema. Por ello, al menos es importante tener dinero en efectivo y no fiarnos de pagar todo con tarjeta, pues al final casi al 100% que habrá algún momento, sino muchos, en los que no podremos hacer uso de nuestra tarjeta para pagar.


Cambiar en casas de cambio en el destino
Coronas danesas que cambiamos en Copenhague

La opción que puede resultar más cómoda y también la que hemos hecho en casi todos nuestros viajes
, es la de cambiar moneda en el país de destino, en casas de cambio. Aquí la diferencia puede ser abismal entre una y otra. Un caso particular vimos en el viaje a Polonia, en la Plaza del Mercado de Cracovia, que es uno de los puntos más turísticos del país. Había una tienda de cambio que ofrecía algo más de 3 Zlotys por Euro, mientras que al lado había un Kantory, que por cierto es el mejor sitio para cambiar en Polonia y son reconocibles por tener el letrero y carteles en amarillo con la palabra Kantor o Kantory, a poco más de 4 Zlotys por Euro, casi como estaba el cambio oficial.

La recomendación para cambiar moneda en el extranjero en el destino es evitar a toda costa, siempre que sea posible, aeropuertos (especialmente) y estaciones de tren. Lugares muy turísticos no tiene porqué ser un mal sitio para cambiar, aunque por regla general si nos alejamos un poco de estas zonas encontraremos mejores cosas. Si llegamos de vacío a un país y necesitamos un poco de dinero para coger un tren o un autobús, por ejemplo, desde el aeropuerto, siempre podemos cambiar una pequeña cantidad y después cuando veamos mejor cambio aprovechar y cambiar más. Unas décimas en el cambio, aunque parezca poco, puede ser un pico considerable de dinero que haga que nuestro presupuesto se reduzca. Por ejemplo en Polonia, podíamos ver casas de cambio ofreciendo entre 4,05 y 4,20, aproximadamente (febrero de 2015). Eso significa que cambiando 100€, la diferencia entre una casa y otra está en “perder” 15€.


Cuidado con sacar dinero de más y con pagar en Euros si así nos ofrecen

Una cosa importante también es calcular cuánto dinero vamos a necesitar. Es preferible cambiar de menos y tener que volver a cambiar, que cambiar dinero para que después nos sobre y esa cantidad tener que volver a cambiarla a Euros, por lo que perdemos doblemente con el cambio. 

Algunos billetes de recuerdo de viajes
Si vamos a viajar a varios países, por ejemplo haciendo un Inter-Rail, puede ser una buena idea el dinero sobrante, cambiarlo a moneda de otro país. Por ejemplo si estamos en Croacia, nos ha sobrado una cantidad de Kunas croatas y al día siguiente vamos a visitar Bosnia-Herzegovina, pues en vez de cambiar Kunas a Euros y, sabiendo que vas a cambiar al día siguiente Marcos bosnios y que en ambos cambios vas a perder algo de dinero... pues cambiar directamente de Kunas a Marcos y así al menos pierdes menos. Aunque esto es muy relativo y depende también como esté el tipo de cambio y demás, pero es bueno tener esta opción presente. Nosotros lo hemos hecho.

A la hora de viajar a países donde no tienen el Euro como moneda oficial pero que en muchos lugares turísticos pueden aceptarlo, hay que evitar hacerlo. El redondeo siempre va a ser favorable al local que te ofrece pagar en Euros, y no suele ser pequeño. Lo típico que el cambio de una moneda extranjera está a 12 frente al Euro, vas a comprar una cosa que vale 10 de la moneda local y te ofrecen pagar 1€, pagando en este caso un 20% más.


En resumen, nuestras recomendaciones y consejos son:

-Si se dispone de tarjeta de crédito/débito que nos permite sacar dinero de forma gratuita en el extranjero, sin comisiones, es en casi todos los casos la mejor opción.

-Si queremos ir a lo más sencillo, sin preocuparnos de cajeros (no todos sirven en muchas ocasiones), lo mejor es cambiar en casas de cambio, siempre en el país de destino, nunca antes de salir de España. En este caso, evitar aeropuertos y estaciones de tren y tener siempre presente el cambio oficial para comparar. Si no hay más remedio y tenemos que sacar en el aeropuerto para ir al centro, pues sacar una pequeña cantidad y luego el resto.

-Dónde no cambiar: en los bancos de España. Prácticamente siempre (por no decir siempre) el cambio va a ser bastante peor que el que encontraremos en cualquier casa de cambio o incluso sacando dinero del cajero, aun teniendo que pagar comisión por ello.

-No pagar en Euros cuando nos dan la posibilidad en un país de pagar tanto con su moneda como en Euros, pues el cambio que hacen siempre va a ser muy desfavorable para el turista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario