martes, abril 12, 2016

Inter-Rail 2015 - día 7 y 8: Dubrovnik

Tras visitar Sarajevo y Mostar, en Bosnia-Herzegovina, y haber estado en la capital de Croacia (Zagreb) dos días atrás, pusimos rumbo de nuevo a Croacia pero esta vez para visitar una de sus ciudades más turísticas, debido a su bien conservada parte antigua y por situarse en la costa del Mar Adriático. Hablamos de Dubrovnik.

Calle principal old town Dubrovnik

Esta ciudad ha ganado mucha popularidad últimamente. Parte del rodaje de la exitosa serie Juego de Tronos se realizó allí y la llegada de los vuelos lowcost (por ej. con Norwegian desde España) llevan muchos turistas, especialmente en verano.

Billete de autobús Mostar - Dubrovnik

Llegamos a Dubrovnik el 7º día de Interrail, un martes de Julio. Partimos al mediodía desde Mostar en un autobús que no fue nada barato comparado con los precios de la zona (32€, de los cuales 2€ por meter la maleta en el autobús, que por esa zona lo cobran siempre de forma obligatoria).

El viaje fue bastante bonito, muchas zonas de naturaleza, pero tardó bastante tiempo sobre todo debido a la frontera de Doljani (entre Bosnia y Croacia) ya que en este punto se entra en territorio UE y tenían que comprobar todos los pasaportes, etc.

El trayecto hacia Dubrovnik es un tanto curioso en cuanto a las fronteras. Después de cruzar esta frontera de Doljani, donde se entra en territorio croata (y por tanto Unión Europea), se vuelve a entrar en territorio bosnio un poco más adelante, ya que hay una porción de Bosnia que toca el Mar, para posteriormente entrar por segunda vez en Croacia. En este pequeño tramo bosnio, no obstante, no paró el autobús. Suponemos que tendrán acuerdos para seguir hasta la siguiente frontera sin parar y no tener que hacer tres veces el papeleo.

Tres fronteras para llegar a Dubrovnik

Un poco antes de las 17:00 de la tarde llegamos a la estación de bus de Dubrovnik. Desde aquí fuimos andando hasta el hostal que habíamos reservado, lo cual fue un duro camino, llegamos chorreando de sudor debido a la altísima humedad y calor que hacía. La mujer responsable del alojamiento nos dio limonada al llegar y vernos tan exhaustos.

Era una habitación para tres en una casa grande, como un chalet, que parecía más un hotel que un hostal. Estaba todo muy nuevo y limpio. Al estar a bastante altura, se veía el mar desde la ventana.

Vistas desde el Hostal

Tras ducharnos y dejar las cosas, bajamos a la parte antigua de Dubrovnik. Muy bien conservada y llena de turistas. Sorprendía la gran cantidad de ellos que eran españoles o italianos. Atravesamos la old town sin pararnos mucho, ya que para ello tendríamos el día siguiente completo, y fuimos a la playa Banje, que es la más cercana. El agua estaba a una temperatura muy buena y muy cristalina. Desde allí se disfrutan muy buenas vistas, a la Isla de Lokrum y la parte este de la muralla.

Banje Beach y Lokrum Island
Banje Beach con las murallas al fondo, ya atardeciendo


Tras un baño tranquilo para descansar del ritmo del Interrail, fuimos para el hostal, parando de camino a comer en una pizzería (Pizzería Luna). El precio de las pizzas era asequible (unos 6-7€) para los precios de Dubrovnik (considerablemente más altos que en la capital Zagreb).

Algunos de los trayectos entre la ciudad antigua y el hostal los hicimos en bus, incluso taxi cuando no había horarios de buses, porque la distancia era considerable, pero sobre todo el desnivel hacía arriba, sumado al calor, era agotador.

Torre del Campanario, de noche, en Plaza de la Luza


Al día siguiente teníamos billete de autobús Dubrovnik - Podgorica por la tarde, sobre las 19:00, para llegar a medianoche a la capital de Montenegro. Dedicamos todo el día, antes de ir a la estación de autobuses, a ver bien la parte antigua de la ciudad, callejear arriba y abajo, y darnos algún baño en las zonas que nos íbamos encontrando por la parte amurallada.

Zona para bañarse justo detrás de la muralla. Parecía una piscina

La parte antigua se ve bien en un día, prueba de ello es que es una parada muy habitual en los cruceros mediterráneos.

Puerta de Pile: puerta de entrada a la parte medieval
Iglesia de San Blas, en la Plaza de la Luza
Catedral de Dubrovnik


Panorámica del puerto de Dubrovnik

Salen muchas calles estrechas transversales a la principal: Stradun
En definitiva, una ciudad muy completa, tanto para hacer turismo por un casco antiguo medieval único, como para darse un baño en las cálidas y transparentes aguas del Adriático.

Autobús de despedida, Dubrovnik - Podgorica

No hay comentarios:

Publicar un comentario