miércoles, marzo 09, 2016

Viaje a Cantabria 2015: Introducción

En el puente del 12 de octubre del año pasado hicimos una escapada en coche para visitar Cantabria por unos días. Básicamente nos centramos en visitar los bonitos pueblos que hay por toda la costa, recorriendo de oeste a este casi en su totalidad, haciendo base en su capital, Santander.

Costa cantábrica en Comillas
En la fecha que fuimos había mucho turismo por la zona, y el clima, para ser Cantabria y la fecha, estuvo magnífico. Partimos desde Madrid en plena operación salida por el puente, lo que nos llevó estar parados y avanzar muy lentamente los primeros kilómetros de autovía dirección norte, por la A-1.

Palacio de la Magdalena, un emblema para Santander
Cantabria es una región que ofrece una mezcla de turismo de naturaleza, rural y urbano bastante interesante. Por ello planificamos la ruta de tal forma que en los días que estuvimos pudiésemos recorrer parte de la historia cántabra, conocer los bonitos pueblos de su costa, disfrutar de la naturaleza en forma de acantilados y enormes verdes por todos lados, y cómo no, visitar su capital, una ciudad moderna y muy bien cuidada que ofrece mucho al turista.

Bonita plaza en Santillana del Mar
Como fuimos de un viernes por la tarde a lunes por la tarde, los días los distribuimos de la siguiente forma:

Día 1: Viaje Madrid-Santander, llegando por la noche.

Día 2: vimos la parte más occidental de la costa de Cantabria. Empezamos nuestra ruta por el punto más lejano, San Vicente de la Barquera. Desde allí volvimos hasta Santander, parando a visitar Comillas, un pequeño pueblo pero muy interesante, con acantilados preciosos y famoso porque aquí está la obra de Gaudí “El Capricho”. Posteriormente fuimos a Santillana del Mar, que, aunque el pueblo es muy bonito y conocer y pasear por sus calles es una magnífica opción, para nosotros el principal reclamo era visitar las Neocuevas de Altamira.

Día 3: este día lo dedicamos íntegramente a conocer la ciudad de Santander. Aunque es una ciudad pequeña, tiene muchas cosas para hacer y ver. Una muy buena opción, si el tiempo acompaña, es alquilar una bicicleta, como hicimos nosotros, y recorrerla fácilmente por los estupendos carriles bici que hay, y así ahorrar tiempo en desplazamientos.

Día 4: nuestro último día por Cantabria visitamos la parte más oriental, hasta Santoña. Este día, a diferencia de los anteriores, el tiempo no acompañó ya que empezó a llover bastante y cambió radicalmente del sol radiante del día anterior.

En los siguientes artículos hablaremos más ampliamente de cada día y de los diferentes pueblos y destinos turísticos que visitamos por Cantabria.

Mapa de localización:


No hay comentarios:

Publicar un comentario