martes, marzo 15, 2016

Ruta por Cantabría - Día 1: San Vicente de la Barquera, Comillas y Santillana del Mar

La primera ruta que hicimos por Cantabria durante nuestro viaje, fue por la parte occidental, visitando varios pueblos de la costa. Partiendo desde Santander, el primer destino al que fuimos por la mañana fue a San Vicente de la Barquera, que era el punto más lejano que visitaríamos y desde allí volvimos para Santander, recorriendo varios puntos interesantes.

Ría de San Vicente de la Barquera 
San Vicente de la Barquera es un pequeño pueblo, cercano a Asturias, con costumbres y tradiciones muy ligadas al mar. Visitamos la parte alta de esta localidad, donde se encuentra el Castillo de San Vicente, que también se conoce como el Castillo del Rey. Está en la parte más antigua de la ciudad, por donde discurre una muralla hasta aquí y se considera un castillo de importancia histórica, puesto que parece ser fue de los primeros castillos que se construyeron durante la repoblación del rey Alfonso I de Asturias.

Castillo de san Vicente
Este castillo, reconstruido hace un par de décadas, actualmente se usa como museo y exposiciones. Tiene una bonita torre muy bien conservada.

Al lado del castillo está la iglesia de Santa María de los Ángeles, de estilo gótico, y gracias a su situación geográfica en lo alto del casco antiguo, tenemos unas vistas magníficas de San Vicente y de sus alrededores.

Iglesia de Santa María de los Ángeles
Hay una muralla alrededor de esta iglesia y aquí está la denominada “puerta de los peregrinos”. Por aquí discurre el Camino del Norte hasta Santiago.  

Señal del Camino de Santiago en Cantabria
Después de visitar las bonitas calles empedradas del casco antiguo de San Vicente de la Barquera, nos pusimos a buscar algo para comer, que ya era hora. Acabamos cerca del puerto en un restaurante donde servían todo tipo de comidas típicas de la zona. Marisco, como es evidente, era el plato principal.

Marisco cántabro para comer en San Vicente de la Barquera
Dejamos atrás San Vicente de la Barquera y continuamos nuestra ruta dirección este, parando en Comillas, que está a unos 15km.

Este bonito pueblo cántabro es principalmente conocido por dos motivos: aquí está “El Capricho”, obra de Antoni Gaudí, siendo además uno de los pocos municipios donde tiene obra este arquitecto modernista fuera de Cataluña. El segundo motivo es porque aquí estuvo originalmente la famosa Universidad Pontificia de Comillas, que en la actualidad se encuentra en Madrid. Pero además de esto, Comillas ofrece mucho más al turista.

Comillas tiene una bonita playa rodeada de acantilados. Especialmente bonitos los de su parte occidental.

Playa de Comillas, a mediados de octubre
El día estaba muy bueno y había gente que hasta se atrevía a bañarse, pese a ser mediados de octubre. Nosotros fuimos rodeando por un paseo hasta una zona más elevada desde donde teníamos unas magníficas vistas de acantilados y rocas donde rompía la fuerza del agua, llegando a saltar incluso un pequeño puente.

Mar cerca de Comillas
De vuelta al pueblo desde la costa, pasamos por el cementerio modernista de Comillas, que destaca por su arquitectura llena de figuras muy bonitas.

Cementerio Modernista de Comillas
El centro de Comillas es muy bonito, lleno de callejuelas y de aspecto Medieval. Edificaciones de arquitectura montañesa.

Paseando por el centro de Comillas
Entre el centro del municipio y la playa, hay una gran zona verde donde podemos ver una preciosa casa de estilo neogótico. En la parte más norte del parque y mirando hacia el mar, hay una estatua del Marqués de Comillas.

Un poco a las afueras de Comillas está la casa obra de Gaudí “El Capricho”. La entrada cuesta 5€.

El Capricho de Gaudí
Volvimos con nuestra ruta y nuestra siguiente parada fue Santilla del Mar. Aquí queríamos ver las Neocuevas de Altamira, que es una reproducción de las cuevas reales que se encuentran en el mismo municipio, pero que por motivos de control y seguridad su visita está muy, muy restringida a sólo 5 personas cada día. Por ello es prácticamente imposible visitarlas y nos conformamos con ver la réplica, que hay que decir que está muy bien y es una interesante visita.

Plaza céntrica en Santillana del Mar
Para entrar hay que adquirir previamente entrada en taquilla y normalmente tienes que esperar a la hora de la entrada. El precio es de 3€ (1,50€ entrada reducida) pero los sábados desde las 14:00h y los domingos, es gratuita. En nuestro caso, que fuimos un sábado por la tarde, no tuvimos que pagar por la entrada. Nos dieron pase para una hora después, por lo que en ese tiempo nos fuimos a visitar Santillana del Mar.

Santillana es un pueblo realmente bonito, con muchos puntos interesantes como la iglesia de la Colegiata de Santillana, la plaza mayor donde está el ayuntamiento y rodeada de edificios de arquitectura típica y balcones muy bonitos, varios museos (curioso el museo de la Tortura), etc.
Pero sin duda lo mejor del pueblo es andar por sus calles encontrándose rincones interesantes y casas tradicionales.

Iglesia de la Colegiata en Santillana del Mar
Curioso museo de la Tortura en Santillana
Las Neocuevas de Altamira están a unos 2km del municipio y es un gran reclamo turístico. En la visita se comienza viendo un vídeo de la historia de las cuevas de Altamira, donde muestran desde sus inicios hasta nuestros días, pasando por cómo se descubrieron y por los momentos difíciles que han pasado debido al gran flujo de turistas que provocó el cierre de la cueva hasta que volvió a abrirse, pudiéndose visitar pero de forma muy, muy limitada.

Pinturas en las Neocuevas de Altamira
Tras ver el vídeo se pasa a unas pasarelas donde podemos ver una réplica de las cuevas. Las pinturas del techo son simulaciones de las que podemos ver en las cuevas originales, pero está muy bien hecho en realidad.

Toda la visita dura unos 20 minutos y acaba en una zona de paneles interactivos donde podemos conocer más a fondo todo lo relacionado con las cuevas y su entorno.

Con esto pusimos punto y final a nuestra primera ruta por Cantabria. Desde Santillana del Mar volvimos a Santander, que es donde teníamos el alojamiento para todos los días. Al día siguiente veríamos la capital a fondo.

Mapa de localización:


No hay comentarios:

Publicar un comentario