jueves, marzo 10, 2016

Interlaken, precioso pueblo suizo a los pies de los Alpes

Interlaken es un pequeño pueblo suizo, cercano a la capital Berna. Está en un enclave privilegiado, lo que le hace ser uno de los lugares más bonitos que podemos visitar en Suiza. Como su nombre indica, en español Entrelagos, está situado entre dos grandes lagos: Thun y Brienz, a los pies de los Alpes suizos.

Pese a ser un lugar muy turístico, la tranquilidad reina en sus calles y podemos pasear viendo viviendas y edificios de arquitectura típica de la zona. En sus calles principales hay numerosas tiendas de artículos de recuerdo de todo tipo. No son nada baratas, como todo en Suiza.

Lago Brienz en Interlaken
El mayor atractivo turístico de Interlaken es su naturaleza. Muchos visitantes vienen hasta aquí para visitar los Alpes y subir al famoso pico de Jungfrau a 4158 metros de altura. Hasta cerca de aquí (3454 metros de altura) se puede llegar en tren cremallera desde Interlaken, siendo Jungfraujoch la estación de tren más alta de Europa. No es barato, y aunque lo tuvimos en cuenta cuando planificamos nuestro viaje, no disponíamos de tiempo suficiente para ello. Así que en nuestra visita, además de ver la ciudad, vimos lo que realmente es indispensable y para lo que fuimos hasta allí: los lagos.

Los lagos, de unos 15km de largo cada uno, nos hace adentrarnos en unas vistas propias de los mejores salvapantallas de Windows. Los Alpes a un lado, el agua azul y el pueblo a otro. Nosotros fuimos al lago Brienz, el que está al este de Interlaken. Hasta aquí se puede ir andando echando un paseo, ya que la distancia es de poco más de 2km y hay senderos muy bonitos para llegar.

Interlaken y los Alpes detrás (Foto Google Street View)
En verano, y para los más valientes, es posible bañarse si el tiempo acompaña un poco… En nuestro caso tuvimos suerte, ya que ese día hacía sol y temperatura agradable y nos atrevimos a meternos en el agua. Estas aguas bajan directamente de los Alpes, súper cristalinas y muy, muy frías, lo que hacía difícil aguantar más de unos minutos seguidos dentro.  

Es sin lugar a dudas un muy buen destino para disfrutar de la naturaleza y a la vez conocer la parte más rural de Suiza, alejándonos un poco de las grandes ciudades.

Tren dirección a Interlaken
La mejor opción para llegar desde Berna es en tren. Existen numerosos trayectos diarios entre ambas ciudades. El viaje dura unos 50 minutos, estando a algo más de 50km de distancia. También hay conexiones con Zurich y con el norte de Italia. 

Mapa de localización:

No hay comentarios:

Publicar un comentario