lunes, febrero 29, 2016

Viaje a Malta 2016 - Introducción

Decidimos visitar Malta en febrero de 2016, después de mirar vuelos y destinos para hacer de pocos días, y este era un viaje que estaba pendiente de realizar. Aunque Malta recibe miles de turistas en verano, siendo un destino muy estacional, por el clima y el turismo de sol y playa, es un viaje que puede resultar interesante durante todo el año.

Precisamente en la fecha que fuimos, en temporada baja, los precios de alojamiento y transporte bajan considerablemente. Pese a ser invierno, la temperatura fue realmente buena. No llovió ningún día y podíamos estar en mangas cortas sin problemas. Eso sí, por la noche ya refrescaba algo, pero ni mucho menos frío.

Pantalla del vuelo Madrid-Malta
Malta ha sido un país que a mí personalmente me ha sorprendido mucho, quizás el que más de todos los países visitados. Cuando uno va a países como Turquía, Reino Unido, Polonia… Sabe lo que se va a encontrar y no sorprende tanto una vez se visita. Pero el caso de Malta, ofrece mucho más de lo que conocía de antemano, para ser un país tan pequeño, por lo que me sorprendió gratamente desde que aterricé en el aeropuerto y empecé a ver los pueblecillos por donde pasaba el autobús de camino a la capital.

Es el país más pequeño de la Unión Europea y su superficie es por ejemplo la mitad de la ciudad de Madrid. Además su capital, La Valeta, es la que menos población tiene de Europa. Es por ello que las infraestructuras del país son muy diferentes a cualquier otro de Europa. No hay vías de tren, mucho menos metro, autovías o grandes carreteras (el límite en todo el país es de 60km/h, excepto algunos tramos que se puede ir a 80km/h). No lo necesitan. Aquí el transporte público que hay por vía terrestre es el autobús, que casualmente pertenece a una empresa española, y los ferrys para moverse entre islas y entre algunas ciudades.

Cúpula de St. Paul en La Valeta
Las distancias entre los puntos turísticos son muy pequeñas y todo está muy bien conectado. A cualquier punto dentro de la isla de Malta y de la otra isla principal, Gozo, puedes llegar en autobús. El problema es la frecuencia. Más aún en la fecha de nuestro viaje, en invierno, que las frecuencias entre un autobús y otro pueden llegar a una hora, dependiendo del destino, y también tardar bastante en llegar, por las numerosas paradas.

Nos alojamos en el British Hotel, que realmente estuvo muy, muy bien. Salió sorprendentemente barato (21,66€ la noche), ya que es un hotel bastante bueno y muy bien situado con unas magníficas vistas desde la terraza de nuestra habitación a las “Tres Ciudades” (ya hablaremos de éstas en los siguientes artículos).

Vistas desde nuestro balcón en el British Hotel
Teníamos pocos días para visitar Malta, únicamente 3, por lo que había que preparar bien el itinerario para aprovechar al máximo nuestra estancia.

Isla de Malta: visitas obligadas, además de la capital La Valeta que es una ciudad preciosa, las “Tres Ciudades” de Senglea, Vittoriosa y Cospicua, cerca de la capital. En el sur de la isla, los templos Megalíticos de Mnajdra y Hagar Qin y en el centro de la isla, las ciudades de Rabat y Mdina.

Vittoriosa desde el ferry a las "Tres Ciudades"
Isla de Gozo: imprescindible visita es la isla de Gozo, con su capital Victoria, los templos prehistóricos de Ggantija y por supuesto, en el oeste de la isla, la Ventana Azul y el mar interior de Dwejra.

Isla de Gozo al fondo
En los siguientes artículos, como hacemos siempre, hablaremos más a fondo de cada día en Malta, con los lugares más interesantes visitados en este país que nos sorprendió mucho para bien, recomendaciones y anécdotas.

Itinerario:

Día 1: Vuelo Madrid-Malta. La Valeta y “Las Tres Ciudades”
Día 2: Isla de Gozo. Victoria, templos de Ggantija, Ventana Azul y mar interior de Dwejra
Día 3: Templos de Mnajdra y Hagar Qin, las ciudades de Rabat y Mdina y La Valeta
Día 4: Vuelo Malta-Madrid


No hay comentarios:

Publicar un comentario